Por qué utilizar un sérum con Vit C

Si hablamos del campo de la medicina estética, nos encontramos con una de las áreas más extensas de la salud, con multitud de productos y funciones, diseñados no solo para mejorar nuestra imagen y belleza estéticamente, sino para combatir los efectos de diversas imperfecciones, ya sea aquellas que aparecen por la edad o deficiencias en la piel, como arrugas, manchas y líneas de expresión, como cicatrices y marcas de lesiones y dermatitis.

Por qué utilizar un sérum con Vit C

Entre tantos artículos para escoger, los especialistas incluyen entre sus recomendaciones, un elemento llamado sérum como uno de los más eficaces y diversificados, ya que cuenta con una gran variedad de fórmulas distintas, cuyas propiedades y componentes individuales poseen características que ayudan a la salud de la piel, disminuye, reducen y hasta eliminan las imperfecciones, mientras aumentan la belleza, firmeza, tonicidad y elasticidad del tejido.

Si pensamos en este producto, nos daremos cuenta que, gracias a su gran variedad, es posible encontrar alguno que funcione específicamente para tratar el problema que queremos solucionar, dando como resultado una gran herramienta estética. Sin embargo, también están aquellos más enfocados a la salud en general, como el famoso sérum formulado con vitamina C de ingrediente base, del cual hablaremos y conoceremos a continuación.

Antes que nada, aprende lo que necesitas saber en general sobre sérum en el siguiente artículo: Qué es y para qué sirve el sérum

Conociendo sobre el sérum

Conociendo sobre el sérum

Este producto debe su nombre al latín sérum, que se puede traducir como suero en los idiomas modernos, lo cual describe perfectamente las características base de la textura del mismo, ya que se trata de un suero casi líquido, aunque existen nuevas presentaciones en gamas oleosas y cremosos. En principio, su textura ligera permite una mejor absorción en la piel, de forma inmediata y mucho más profundas que otros artículos cosméticos.

Originalmente, fue diseñado como un suplemento tópico para las rutinas de belleza ya que su fórmula y aplicación estaban pensadas como un eficiente potenciados antiedad; sin embargo, la eficacia mostrada durante los estudios, las investigaciones en laboratorios y por último, el uso popular del suplemento, demostraron que su formulación podía tener un papel protagónico gracias a su potencia y finalidad estética.

Se trata de una sustancia con una increíble concentración de componentes y activos, con propiedades que van desde las reafirmantes, tonificantes, regeneradora, rejuvenecedoras, hidratantes, antioxidantes e incluso estimulantes, lo que ayuda a la piel a recuperar la capacidad de producir moléculas proteicas a nivel celular, como el colágeno y la elastina, mientras a su vez, reducen la acción de otras adversas como los radicales libres, estrógeno y melanina.

Gracias a tal cantidad de propiedades en casa composición, de las que hablaremos en detalle más adelante, es posible encontrar, según la combinación de activos y los añadidos a la fórmula, una gran variedad de sérum diferentes, que van desde antiarrugas, alisadores de la piel, rejuvenecedores del tejido, despigmentantes, estimulantes y reparadores, entre muchas otras funciones que podríamos mencionar y describir.

Está fabricado a partir de métodos como hidrólisis o maceración química, aunque se puede reposar y macerar en casa, si lo que deseamos es elaborar un sérum casero con combinaciones de ingredientes naturales. El principio de esta fabricación, al menos en el caso de los elementos comerciales, diseñados en laboratorios, es reducir el peso atómico de la sustancia, lo que aumenta todavía más su capacidad de ser absorbida de forma rápida y profunda.

Aunque en principio se trata de un producto facial, recientemente se ha hecho popular una nueva fórmula de sérum capilar, que presenta activos parecidos al primero, con añadidos cuya finalidad es actuar en la raíz del cabello, al ser absorbido por el núcleo del folículo piloso, para tratar así los problemas de caída, resequedad, falta de densidad y pérdida de la resistencia y fuerza de cada pelo.

Por último, pero no menos importante, aunque los ingredientes de estos sueros varías de acuerdo a su formulación, podemos encontrar y destacar que la mayoría contienen elementos y nutrientes propios y necesarios de la piel, demostrados vitales para su salud, como es el caso de las vitaminas (por ejemplo, de las clases A, B, C, E y K), ácidos grasos, minerales, ácido hialurónico, colágeno queratina, y otros más con sus propias funciones.

Importancia de la vitamina C para la piel

Importancia de la vitamina C para la piel

Si encontramos cualquier componente, sea nutriente, químico, proteico o elemento de origen natural, como ingrediente en nuestros artículos de belleza, debe haber alguna razón para que los fabricantes lo agreguen a la fórmula, los expertos lo recomienden y los naturistas lo utilicen en sus recetas caseras. Por ello, si vamos a hablar de por qué elegir el sérum con vitamina C, debemos describir las ventajas de esta como ingrediente.

Sin embargo, cabe destacar que esta no se agrega por tener una finalidad cosmética, ya que la vitamina C no va a rejuvenecer nuestra piel por sí misma, eliminar las arrugas, reparar las células o reducir las imperfecciones, sino que potencia todas las propiedades del compuesto del suero, gracias a la combinación de sus activos con la composición final, los cuales describiremos ahora.

Estimulación de la acción del colágeno

En principio, es posible suponer que este es uno de los puntos más importantes del uso del sérum con vitamina C, ya que es bien conocido que el colágeno, como proteína propia del cuerpo, producido por las células de los tejidos conjuntivo, es un factor vital en cuanto a la salud de la piel; por ello, cualquier suplemento o apoyo que le otorguemos al organismo, capaz de aumentar la producción y acción de esta molécula proteica, es recibido de maravilla.

La acción del colágeno en el tejido superficial, se ejecuta a través de la producción y elaboración de elastina, una sub molécula creada de manera natural por esta proteína, encargada de brindar a la piel la estructura correcta, aportando a su Red las características de firmeza, tonicidad y elasticidad; tensando, reduciendo arrugas y marcas, eliminando la flacidez y dando una apariencia más suave y uniforme.

Aquí, la acción realizada por nuestra vitamina como protagonista, ha sido estudiada y comprobada por los especialistas de la medicina estética a lo largo de los años. Se presenta, por decirlo de alguna manera, como el alimento esencial de las células del tejido conjuntivo, que lo absorben, procesan y convierten luego en el colágeno, por lo que es imposible mantener la cantidad y calidad apropiada de esta proteína sin el nutriente en cuestión.

Si te ha llamado la atención este tema y quieres una fórmula para probar en casa, puedes encontrarla en Como hacer un serum con Vit. C casero

Reducción del fotoenvejecimiento y el eritema

Cuando hablamos de fotoenvejecimiento, nos referimos a la pérdida prematura de la salud, estabilidad y juventud de las células que conforman el órgano más grande y superficial de nuestro cuerpo, es decir, es decir, el envejecimiento de la piel. Sin embargo, para que entre dentro de este concepto, debe ser causado por los factores externos, como la radiación de los rayos UV, o internos, como el estrógeno y los radicales libres.

Para combatir esto, la vitamina C recurre a la propiedad que los especialistas llaman fotoprotectora, es decir, que cubre y protege el tejido, de forma única y directa, de la acción de los variados elementos que causan este tipo específico de envejecimiento. Con ello, es posible recuperar la salud de las células, lo que ayuda a combatir y prevenir las arrugas, falta de luminosidad, manchas, quemaduras solares y otras marcas.

Ocurre lo mismo en el caso del eritema, esas imperfecciones características de la acción de la radiación de los rayos ultravioleta, ya sea de la luz solar, las cámaras de bronceado, los procedimientos láser u otros tratamientos estéticos. La fotoprotección de este nutriente actúa sobre las micro quemaduras y la oxidación de las células causadas por la eritema, reduciendo así sus consecuencias de forma positiva.

Aclarado y aumento de luminosidad

Una de las peores cosas que nos puede ocurrir, si deseamos mantener la belleza e imagen sana de la piel, es que surjan manchas oscuras y marcas de hendiduras de tonos bajos en el tejido, reduciendo la uniformidad en su tono y haciendo que esta luzca apagada y sin vida. Para evitar esto, en necesario recurrir a ingredientes despigmentantes, que reducen el tono de dichas manchas mientras aclaran el tejido más superficial de forma general.

La vitamina C posee un componente único llamado hidroxiácido, que posee la s funciones despigmentantes que hemos mencionado, normalizando los niveles de melanina que saturan el tono de la piel. Además, este compuesto no solo nivela el color y reduce la visibilidad de las manchas, sino que posee propiedades exfoliantes y renovadoras, que otorgan brillo natural y luminosidad de forma homogénea, dando así una imagen más linda y saludable.

Combate de los radicales libres

Cuando hablamos de radicales libres, tratamos con diversas moléculas y elementos propios del organismo, producidos debido a la interacción con factores tanto internos como externos, por ejemplo, a causa del sol, las impurezas y la falta de nutrición cutánea. Estos radicales presentan siempre efectos adversos a nuestro cuerpo, siendo los principales precursores de la aparición de imperfecciones, así como del aumento del estrógeno.

Este nutriente estrella posee propiedades químicas, entre sus ácidos y compuestos moleculares, capaces de combatir y eliminar los radicales libres, en especial los llamados súper óxidos, que son los que se encuentran en la piel de forma mayoritaria. La disminución de estos, no solo ocasiona que se reduzca su acción en la formación de imperfecciones, sino que ayuda a aumentar la eficacia de los tratamientos de belleza en general.

Los distintos tipos de este producto

Los distintos tipos de este producto

Hemos hablado mucho sobre la gran cantidad de presentaciones de sérum que existe, de acuerdo a la funcionalidad, compuesto, ingredientes y características, pero antes de imaginarnos que podemos encontrar miles de formulaciones distintas, es necesario aprender a diferenciar, al menos, entre las grandes clasificaciones que tiene este artículo, encontrando que se pueden separar en 6 distintas variantes de acuerdo a su función sobre el tejido.

Sin embargo, antes de pasar a ello, es menester recalcar que no solo existen estos 6 tipos de productos, ya que por ejemplo, se pueden diferencias también por el tipo de piel que se ofrece a tratar, dependiendo de si es piel seca, grasa, normal o mixta, por lo que con esto se entiende ya que es posible encontrar 4 productos de la misma clasificación. Además de ello, estos varían en concentraciones, aumentando así la diversidad de presentaciones en el mercado.

Fórmula antienvejecimiento

Este es el que contiene la mayor cantidad de elementos naturales del organismo, como ácido hialurónico, colágeno, y vitaminas, así como otros nutrientes cutáneos de origen externo, como es el caso de la vitamina C, por lo que es más común que, si buscamos sobre esta combinación milagrosa de concentraciones, de la que hemos venido a hablar hoy, sea el tipo de sérum que se lleva gran parte del protagonismo.

Sin embargo, no debemos pensar que es el único que vamos a encontrar en el mercado, que combina sus propios y variados ingredientes, con esta vitamina estrella, de forma eficaz para la salud de nuestra piel. Aun así, como se trata de una mezcla diseñada para combatir las imperfecciones y los signos de la edad, es comprensible notar la importancia de este ingrediente para la estimulación de la producción y acción del colágeno y la elastina.

Como eficaz contra el envejecimiento cutáneo, ya sea que ocurra de forma prematura o debido a la edad, nos encontramos con un suero capaz de reducir y eliminar arrugas, manchas, líneas de expresión y flacidez, no mediante la acción de rellenado del tejido, sino otorgando salud, elasticidad, tonicidad y firmeza a la piel, actuando a través del ya mencionado colágeno y las propiedades adicionales de su composición.

Despigmentante y aclarador anti manchas

Tras el anterior, podemos decir que esta es la segunda clase que más uso le da a la combinación con la vitamina C, pues ya hemos descrito la capacidad de esta para, por sí misma, dar uniformidad al tono natural de la piel, aclarar y reducir manchas causadas por diversos factores y nivelar la presencia de la melanina.

La importancia de esta fórmula radica en el último factor, pues al reducir los niveles de melanina, molécula causante de pigmentar el tejido, es posible hacer realidad la idea de aclarar y mantener el tono original de este. Además de este ingrediente, el sérum mejor conocido como Anti manchas posee otros elementos, como extracto de perlas, que dan brillo de forma natural, aumentan la luminosidad y como añadido, suavizan el tono para dar claridad.

Si tienes piel mixta y no sabes si hay productos ideales para ti, te recomendamos leer Que es y para qué sirve un sérum para piel mixta

Concentrado de día

Al pensar en una formulación para el uso durante el día, se nos viene a la mente dos cosas; la protección del tejido contra los factores externos, ya sea ambientales o de contaminación, pues es a esta hora cuando pasamos tiempo fuera de casa; así como también la reducción de las consecuencias de dichos factores, dando al organismo las herramientas para contrarrestarlos y evitar o reducir así la aparición de imperfecciones.

El contenido de vitamina C en esta mezcla, con la propiedad fotoprotectora que ya describimos hace un momento, dan la posibilidad al sérum de uso diurno de protegernos, al combinar este ingrediente con aceites orgánicos y antioxidantes, que hacen posible proteger además las células, rejuveneciendo de manera interna y otorgando belleza y luminosidad mientras cuida nuestro cutis.

Reparador nocturno

Si durante el día requerimos protección para evitar las imperfecciones y el fotoenvejecimiento, la noche es un momento, por el contrario, ideal para reparar y sanar la dermis y el cutis de las micro lesiones e imperfecciones, al igual que las células a niveles más profundos. Esto gracias a la combinación de los potentes reparadores y regeneradores de este sérum, los nutrientes, los beneficios del resto de la rutina de belleza y el debido descanso del cuerpo.

Entre las mezclas comerciales que cumplen esta función, nos encontramos aquellas que incluyen la vitamina C gracias a sus antioxidantes y ácidos esenciales, capaces de aprovechar el descanso para combatir los radicales libres. Otros ingredientes del concentrado nocturno se encargan, como beneficio adicional, aparte de regenerar y reparar, de fomentar la absorción de la humedad y otros productos estéticos, así como dar un aspecto sano y descansado a la piel.

Micro exfoliante tópico

Por último, aquel que menos uso le da a la vitamina protagonista del día de hoy, siendo también una de las clases de sérum menos variadas en el mercado, además de quizá la menos utilizada por el público, ya que es posible sustituir su acción por métodos caseros, como la expoliación con bicarbonato de sodio, para una limpieza superficial; o tratamientos más profundos, de uso ocasional, como es el caso de los peeling químicos y físicos.

Sin embargo, con el fin de mantener una rutina de limpieza regular y efectiva, es menester recomendar las mezclas micro exfoliantes, cuya fórmula única tiene por finalidad eliminar impurezas, grasa, suciedad y piel muerta del cutis, favoreciendo así la correcta aplicación, posterior a la limpieza facial, de otros productos estéticos, que aprovecharan la pronta potenciación de la regeneración y la absorción, así como de la sensación de tener la piel saludable, lisa y suave.

Para el tratamiento capilar

Saliendo ya del tema de los productos para el rostro, que cuidan, protegen y embellecen el cutis, pasamos ahora a los más recientes y populares sérum capilares, utilizados más como un elemento reparador, que aumenta la salud del cabello y cuero cabelludo afectados, que como artículo cosmético o de belleza en sí mismo, ya que su finalidad es cuidar de estas partes del cuerpo más que otorgar belleza, brillo y suavidad.

Sin embargo, no podemos negar que su uso tiene también ventajas estéticas, pues al mejorar la salud del cabello y los folículos pilosos, dando fuerza, resistencia, densidad y volumen a cada pelo, estamos mejorando también su imagen, además de que este estado saludable hace propicio el uso y aplicación de otros tratamientos, capaces de introducir componentes y propiedades que sí nos den estas características visibles.

Se recomienda para aquellas personas que sufren de pérdida o caída del cabello, para quienes sufren de la dilatación y la obstrucción de los folículos pilosos, ya sea por caspa, eccemas u otras adversidades, así como para las personas cuya cada fibra de cabello sea delgada, frágil, falta de fuerza y resistencia. Aun así, hay quienes lo utilizan para prevenir la caída del pelo y la aparición de manchas e imperfecciones en el cuero cabelludo.

La fórmula del sérum con vitamina C

La fórmula del sérum con vitamina C

Muy bien, ahora ya conocemos, de forma apropiada e individual, qué hacen exactamente el sérum, la vitamina C y algunos de los tipos de productos más generales y populares del mercado, aunque también es posible imitarlo en elaboraciones con recetas caseras, utilizando cantidades y concentraciones de ingredientes naturales o procesados, comunes y conocidos, que no contengan químicos de los que no estamos seguros.

Sin embargo, las políticas de comercio y mercadeo, exigen que si un artículo de aplicación, como los productos cosméticos y de belleza, serán ofrecidos al público, sean probados y estudiados para verificar la eficacia, autenticidad y composición elemental, así como la falta de efectos negativos adversos. Por lo que no es necesario desconfiar y recurrir a mezclas caseras, en especial si buscamos una eficacia y potencia radical en sus beneficios.

Aún así, debemos tener en cuenta que, ingredientes como la vitamina C, al igual que muchos otros utilizados en este tipo de composiciones, suelen provenir de origen natural, apenas refinados y tratados sólo para ser procesados dentro de la mezcla, por lo que no contienen aditivos ni alergénicos. Por esta misma razón, existe una gran cantidad de sérum con vit C cien por ciento naturales, certificados como apropiados para el público naturista.

Estos, al igual que las presentaciones que abarcan esta maravillosa combinación, no solo poseen sus increíbles beneficios individuales, que ya conocemos al tratarlos hace un momento, sino que están formulados para que cada componente, en armonía molecular y de función, permita la obtención de otras ventajas que sólo podremos encontrar si escogemos aplicarnos este tipo de producto. Entre ellas tenemos, por ejemplo:

No creas que solo las mujeres utilizan esto, te recomendamos leer aquí sobre Qué es y para qué sirve el sérum para hombres

  • Protege la piel contra la acción del calor, el sol y la radiación de los rayos ultravioleta, sean naturales o artificiales.
  • Otorga luminosidad y brillo
  • Protege contra factores externos, como contaminantes del medio ambiente, impurezas, polvo y suciedad.
  • Evita las micro quemaduras solares.
  • Ayuda a combatir las manchas, opacidad de la piel y pigmentación, aclarando no solo gracias a sus propiedades sino a la nivelación de la melanina.
  • Refresca y cuida la piel, dejando una sensación de descanso y relajación.
  • Mantiene el tono uniforme de la piel.
  • Protege las células con sus antioxidantes, previniendo el envejecimiento prematuro.
  • Propicia y aumenta la producción y calidad del colágeno y la elastina, manteniendo los niveles propicios en el tejido superficial.
  • Tersa y tonifica la piel para reducir imperfecciones.
  • Suaviza la textura, dando una sensación ligera al tacto.

Quizá puede sonar un poco repetitivo, ya que tras leer las propiedades, usos y ventajas de la vitamina y cada tipo de sérum, posiblemente se pueden deducir todos estos beneficios en entre todas. Sin embargo, la verdadera respuesta sobre el por qué usar sérum con vitamina C, radica en que, en mayor o menor medida, esta pequeña lista de efectos positivos se puede encontrar de manera general en todas las presentaciones del producto.

Así es, no estamos enumerando todas las ventajas juntas entre todos los tipos, sino que, por ejemplo, aunque optes por utilizar una mezcla antienvejecimiento, la incorporación del nutriente hace que funcione, aunque en mejor medida, también para proteger, aclarar, dar luminosidad y suavidad. Ocurre lo mismo con el resto de los artículos cuya aplicación esperamos utilizar.

Con esto, nos encontramos con una sustancia bastante completa, profunda, intensa y potente, capaz no solo de combatir el problema o imperfección que necesitamos eliminar, sino de otorgar otros beneficios que, en otro caso, tendríamos que buscar en diferentes productos. Sim embargo, esto no significa que sea una sustancia milagrosa, pues una rutina óptima requiere de tiempo y esfuerzo.

Por ello, no debemos pensar que la sola aplicación, sea de cualquier marca y a cualquier precio, del suero por el que optemos, va a hacer de todo por nuestra piel, ya que en caso de combatir diferentes imperfecciones, la mayor ventaja de este es que aplicarlo potencia y hace propicio el efecto de otros productos, como cremas hidratantes, antiarrugas, exfoliantes y demás, que nuestra rutina dicta a utilizar después del suero.

Dónde y cómo aplicar

Dónde y cómo aplicar

Muchos dicen que, más que la fórmula y su potencia, ninguna crema, ungüento, loción, suero o aceite puede cumplir sus funciones más importantes si no se aplica correctamente, así que, para no poner a prueba esto, es mejor prevenir que lamentar, por lo que es menester aprender la forma correcta de utilizar el sérum con vitamina C, para aumentar así su efectividad, evitar desperdiciar y, sobre todo, no sufrir percances o efectos secundarios.

La primera distinción aquí, aunque estamos hablando de sérum facial, es no confundirlo con el de uso capilar, ya que este es completamente diferente y tiene otras funciones, por lo que nunca se debe aplicar sobre la piel del rostro. Hacer esto puede que no tenga consecuencias directas a la salud, pero puede alterar un poco la estructura del cutis, debido a que los ingredientes que contiene quizá no son propicios para nuestro tipo de piel.

Dónde utilizar y donde no hacerlo

Una vez que identificamos que, como su nombre lo indica, se debe utilizar sobre el rostro, debemos tener cuidado de las áreas precisas que queremos tratar, por ejemplo, si estamos utilizando un producto para una imperfección en específico, como en el caso de las arrugas, lo ideal es colocar un poco de la sustancia, utilizando el spray o dispensador de gotero con el que viene envasado, solo en el lugar en que queremos que tome acción.

Sin embargo, el uso de este suele ser de forma general, por lo que es propicio aplicarlo en todo el cutis, desde la frente, casi donde inicia el nacimiento del cabello, el tabique, la nariz, los pómulos, mejillas y barbilla; es posible utilizar un poco sobre el cuello, pero sus efectos no serán tan eficaces. Lo que nunca debemos olvidar, es que su aplicación depende del tipo de piel, por lo que si posees un cutis mixto, quizá debes utilizar dos productos diferentes.

En cuanto a no aplicarlo, hay una regla muy importante, pues en nuestro rostro tenemos una zona realmente delicada, con piel muy fina y delgada, carente de músculos y tejido blando, el contorno de ojos. Este artículo cosmético se caracteriza por su gran concentración y potencia, además de los ácidos comunes de la vitamina C, por lo que puede causar irritación o incluso problemas más graves si se aplica en el contorno de ojos, en especial sobre los párpados.

Cómo aplicar y esparcir

Ya mencionamos parte de este punto, ya que el sérum se absorbe de forma muy rápida, si está en su presentación líquida acuosa o en óleo, lo mejor es colocar un par de gotitas en cada zona de las que mencionamos anteriormente, frente, nariz, mejillas y mentón. Si optamos por la solución cremosa, menos popular porque suele tener un menor nivel de absorción, podemos colocarlo primero sobre la punta de los dedos para luego pasar al rostro.

El método es simple, una vez que hemos puesto la sustancia, pasamos a dar masajes en todo el rostro, comenzando desde arriba, la frente, y utilizando movimientos circulares para untar y esparcir el suero por toda la superficie del cutis. Una vez pasamos a las mejillas y pómulos, los movimientos circulares debes ser realizados de adentro hacia afuera, para evitar la acumulación de material muy cerca del área tan delicada del contorno de ojos.

Antes de pasar al siguiente punto, puedes encontrar las diferencias entre productos de forma más detallada en Diferencia entre sérum y crema

Diferencias entre este y otros productos cosméticos

Diferencias entre este y otros productos cosméticos

Ya que la gran diferencia entre este producto y las cremas faciales está, sobre todo, tanto en su concentración como en la textura que poseen, debido a distintos tipos de formulación y refinado, es bastante común encontrar uno y otro con ingredientes muy similares, así como la misma finalidad y función. Por ello, hay quienes piensan que ambos se pueden ligar y utilizar al mismo tiempo, pero eso puede causar inconsistencia en ambos artículos.

Lo primero que notamos al comparar ambos, es que el sérum posee entre un 85% y un 120% más de componentes que la crema, haciendo que la concentración sea equivalente a casi el doble por cada mililitro de sustancia, lo que nos da una idea de la forma es que actúa cada uno. Si hablamos de otro tipo de ungüentos tópicos, como los utilizados para sanar eccemas y daños por patologías cutáneas, la concentración de estas puede ser incluso 5 veces mayor.

La crema está diseñada para actuar de forma prolongada sobre el tejido, siendo absorbida más lentamente por este, mientras cada una de sus propiedades y componentes ingresa en diferentes capas de la piel, usualmente llegando hasta la epidermis, donde las capacidades regenerativas y los antioxidantes toman lugar para sanar y proteger las células, mientras la humedad es absorbida por la hipodermis y otros compuestos por los tejidos conjuntivos.

El sérum, en cambio, se absorbe mucho más rápido, por lo que posee un nivel de humectación menor que la crema, pero permite que la sustancia llegue a mayor profundidad en concentraciones más intensas. Aunque puede tener los mismos efectos que acabamos de mencionar en la crema, es posible que cada producto posea muchas más propiedades y beneficios, que puedes actuar en conjunto gracias a la velocidad y profundidad de la absorción.

Hay quienes piensan que la intensidad del sérum con vitamina C lo hace un candidato para sustituir tratamientos especializados, como aplicación de láser, inducción de sustancias mediante inyección, bótox, radiofrecuencia, peelings y demás métodos. Sin embargo, si deseamos tener un efecto inmediato en la reducción o eliminación de las imperfecciones, siempre será necesario recurrir a estos, pues su eficacia y velocidad de acción sigue siendo mucho mayor.

Recomendaciones y contraindicaciones

Recomendaciones y contraindicaciones

Incluso con los productos, artículos y materiales más maravillosos, es posible aumentar su efectividad siguiendo algunos pasos en su utilización, o combinándolos con otros elementos, ya sean ingredientes o prácticas diversas. En el caso del uso del sérum, al ser una sustancia que se utiliza antes de las diferentes cremas y tratamientos de la rutina de belleza, debemos tener en cuenta sobre todo qué vamos a aplicarnos luego o qué podemos hacer antes o durante el tiempo que el suero actúa sobre el cutis.

Recomendaciones

Primero que nada, debemos recordar que, aunque se absorbe muy rápidamente y ayuda a humectar, esta sustancia no es un hidratante óptimo, por lo que es importante utilizar una crema especial para aumentar y retener la humedad e hidratación de la piel, pues esta es la propiedad más importante que debemos cuidar para mantener su salud.

Justo antes de aplicar, es necesario realizar una limpieza a consciencia, pues lo ideal es que el suero se absorba de forma eficiente y óptima, sin que alguna obstrucción de los poros impida el paso de la sustancia o esta arrastre materias minúsculas no deseadas. Para ello, debemos utilizar un jabón neutro, que no tenga olor ni químicos adicionales, como conservantes, aunque también podemos optar por la exfoliación para una limpieza profunda.

Lo ideal es utilizar siempre una presentación específica para combatir el problema que quieras tratar, como para la eliminación de arrugas y manchas; sin embargo, si el resto de tu rutina o los tratamientos que llevas a cabo ya cumplen con este requisito de forma eficaz, puedes optar por un sérum más general, como el micro exfoliante, que te ayudará a aumentar la suavidad del rostro, o el reparador nocturno, para regenerar la salud de la piel.

El contenido de vitamina C puede variar de acuerdo a la presentación que compramos, por lo que siempre debemos revisar los ingredientes antes de llevarla a casa, para asegurarnos de que la concentración es óptima. Si posee menos del 5% de este nutriente, será insuficiente para que actúe como foto protector, mientras que más de 20% se vuelve ya intolerable para la piel. De acuerdo a los especialistas, una concentración de 8% de este ingrediente es la ideal.

Por último, ya que la idea es utilizar una de las increíbles mezclas con vitamina C, no debemos olvidar la poderosa acción que tiene esta sobre la producción, síntesis y la mejoría de la calidad del colágeno, por lo que, aunque no es necesario, sobre todo si sabes que tus niveles de esta proteína son óptimos, podemos combinar el uso del suero facial con el consumo de pastillas como suplemento de colágeno o la aplicación de cremas con este ingrediente.

Contraindicaciones

Aunque se trata de un producto seguro, probado y aceptado por los especialistas y el público en general, que no contiene químicos agresivos ni tóxicos nocivos, estamos hablando de un suero que incorpora vitamina C, lo que significa que puede poseer diferentes ácidos naturales. Esto en sí no es un problema, pero quienes poseen una piel muy sensible, pueden notar una pequeña sensación de ardor e incluso una ligera irritación al utilizarlo.

Esto es normal, ya que los productos ácidos tienen esa reacción al interactuar con la piel, por lo que no debemos preocuparnos, a menos que la sensación sea intensa, lo que requerirá cambiar el sérum por uno de menor concentración. Es por este mismo ácido, que aquellos que contienen vitamina C se deben aplicar con mucho más cuidado, pues no deben entrar en contacto con los ojos, al igual que no se deben utilizar sobre el contorno de los mismos.

Si has llegado al final y te interesan algunas recetas para elaborar tu propio producto, te recomendamos Cómo hacer un sérum facial casero

Por último, es indispensable evitar el sérum con vitamina C si sufrimos de alguna laceración, herida superficial, llaga o inflamación crónica, al igual que si padecemos de algún tipo de sarpullido, erupción o supuración de líquido; por lo que los pacientes de eccemas o dermatitis deben suspender el uso de este en caso de encontrarse con reacciones adversas, ardor, dolor al aplicar o cualquier tipo de efecto secundario.