¿Para que sirve un tónico facial?

El maquillarnos es algo que adoramos, ¿quién no quiere salir a la calle y desprender belleza allá por donde va, con su eyeliner, su sombra de ojos y su maquillaje de un color precioso?

La realidad es que todo queremos sentirnos así, de eso no tengo dudas, pero ¿os habéis parado a prestarle la misma atención a limpiar y preparar vuestro rostro?

Este es el gran dilema del cuidado facial, la falta de información con respecto a lo importante que es limpiar y dejar impoluto y preparado nuestro rostro, para que este siga siendo igual de bonito y radiante cada día y no llegar nunca al punto de estropearse y lucir con un aspecto castigado y triste.

Entre esa rutina diaria de limpieza y cuidado facial se encuentra uno de los cosméticos más olvidados y casualmente uno de los más imprescindibles, el tónico facial.

Es cierto que todo el mundo ha escuchado hablar de él, pero ¿realmente todos saben de que se trata y cuál es su función?

Es por este motivo por el que hoy estamos aquí para hablar de un producto esencial en nuestra rutina diaria y que desafortunadamente no se valora adecuadamente.

Antes de empezar me gustaría dejaros por aquí un artículo donde vais a poder encontrar una lista con los mejores tónicos faciales del mercado: Mejores tónicos faciales.

¿Para que sirve un tónico facial?

El tónico, el cosmético olvidado y esencial

Aunque parezca un producto nuevo, no lo es, es más se trata quizás de uno de los más antiguos, lleva muchos años a nuestro lado aunque la mayoría de las personas no le hayáis dado nunca una oportunidad.

Es curioso como un producto tan esencial como el tónico, haya sido durante toda su vida tan apartado, aunque no por todo el mundo, muchas personas lo tienen y si les escuchamos decir su testimonio, no dudaríamos en adquirir uno, porque es realmente imprescindible.

La función principal de un tónico es equilibrar el pH de la piel y restablecer dicha dermis, pero además tiene otras funciones tales como exfoliar, hidratar, suavizar, etc, cada uno de los tónicos que encontréis en el mercado contarán con propiedades distintas por lo que trabajaran para satisfacer necesidades también distintas.

La elección del tónico será vuestra decisión y para ello deberéis conocer aquello que queráis conseguir y elegir el más adecuado para vuestras preferencias, ya sabéis que en el enlace que os he dejado al principio del post podéis encontrar los mejores del mercado.

Su función principal

Como ya os hemos dicho, la función principal del tónico es equilibrar la piel, pero para que lo entendáis mejor y no se quede nada en el tintero, os explicaré mucho mejor que significa esto.

Al principio del artículo hablábamos sobre maquillar nuestro cutis, lo que nos gustaba y lo que disfrutábamos haciéndolo, siendo esto uno de los principales aspectos por lo que luego necesitamos el tónico, aunque no el único, también cuando ponemos las cremas y los diferentes productos en el rostro para cuidar de él y conseguir mejorar ciertos aspectos.

Todo esta genial, obtener productos cosméticos a base de ingredientes saludables y adecuados para el trato hacia nuestra dermis es algo que no debemos cambiar, pero lo cierto es que solemos cometer un gran error sin apenas darnos cuenta, el hecho de no limpiar y cuidar bien del rostro.

Caemos en la tentación de poner cientos de productos en la piel, aquellos que vemos anunciados, los que nos recomienda nuestra amiga, los que descubrimos en las redes sociales, etc. Pero sin embargo, nunca vemos una mejora en nuestro cutis, ¿os habéis parado a pensar que el fallo es mucho más sencillo y que además podemos remediarlo rápidamente?

Os diré que el error principal está en no llevar a cabo una rutina diaria de limpieza de la piel correctamente, prescindir de productos limpiadores, como en este caso nuestro querido tónico o simplemente ni siquiera contar con una rutina de limpieza facial diaria.

Por todo esto, el tónico como segundo o tercer cosmético de la rutina de limpieza es tan esencial, ya que se encargará de equilibrar el rostro, algo que sin duda necesitamos debido a la cantidad de cosméticos que ponemos en nuestra piel y que irremediablemente nos alteran nuestro pH natural.

El uso del tónico nos devolverá la naturalidad y la tranquilidad de una piel sana, dejando el rostro preparado para seguir con el uso de esos productos que nos ofrecen tanto y que no hemos podido sacarle todo el partido debido a la desinformación.

Por todo esto y por más, nunca debemos prescindir del uso del tónico, aunque si esto os parece mucho, es porque no lo habéis escuchado todo, esta función no es la única que desarrolla este cosmético.

Otras funciones

Como os he dicho el equilibrio de nuestro pH natural no es lo único que el tónico hará por nosotros, sino que conseguiremos mucho más, estoy segura que en cuanto termine de hablaros sobre las otras funciones que realiza este producto, estaréis igual de convencidos que yo de que es un tesoro de la cosmética y que no debemos perder más el tiempo sin ofrecerle esta maravilla a nuestra dermis.

Como sabéis en muchas ocasiones desmaquillamos nuestro rostro pero sin darnos cuenta dejamos algún residuo en alguna zona más escondida de nuestra piel, en este caso el tónico se encargará de terminar de arrastrar aquello que haya quedado rezagado y dejará nuestra piel impoluta. De este modo podemos decir que es genial para culminar la limpieza facial.

Un aspecto muy importante y que en numerosas ocasiones olvidamos son los famosos y a veces temidos, poros de nuestro rostro. Sabréis que cuando realizamos la limpieza facial, éstos se dilatan para que así podamos retirar todo lo que haya obstruido dentro de ellos, favoreciendo una limpieza mucho más profunda. El problema viene cuando al no usar el tónico, dejamos que nuestros poros queden abiertos y por lo tanto hacemos que sea mucho más sencillo la entrada de la suciedad y por ende la obstrucción de estos nuevamente. En este caso el tónico es un excelente producto para usarlo justo después de la limpieza y dejar todos los poros de nuestro cutis limpios y cerrados. Porque sí, otra de sus funciones es cerrar los poros y protegernos así de que se vuelvan a atascar.

Por otro lado se trata de uno de los productos más refrescantes para nuestra piel, deja una sensación inmejorable y hace que nuestro rostro adopte un estado de confort único. Por lo tanto es genial para esos momentos en verano cuando salimos de casa y debido al calos excesivo empezamos a sudar y a sentir el rostro untuoso y pegajoso, haciendo que nos agobiemos, para ello lo ideal es llevar un bote siempre encima y pulverizarnos el rostro, os aseguro que en ese mismo instante cambiará nuestra piel y nos sentiremos mucho más frescos y ligeros.

Por último, aunque seguro que me dejo cosas atrás y que poco a poco vais a poder ir descubriendo por vuestra propia experiencia, el tónico es fundamental para dejar nuestro rostro preparado para poner en él los siguientes cosméticos, como por ejemplo las cremas, el maquillaje o cualquier otro tratamiento que deseemos. Favorecerá enormemente a que los productos penetren mucho mejor y así los resultados sean más satisfactorios y notables.

Funciones del tónico

¿En que paso de la rutina debemos usar el tónico?

Estoy segura que todos vosotros habéis oído hablar de este producto, pero que no todos sabíais que era tan maravilloso y necesario, al igual que estoy segura que no todos sabríais donde colocarlo en la rutina de limpieza diaria de vuestra piel.

Una rutina adecuada y correcta estaría compuesta por un desmaquillante como primer paso, si es que nos hiciera falta, si no vamos maquillados podríamos pasar directamente al segundo paso, el limpiador facial, que será el encargado de mantener nuestro rostro limpio y libre de impurezas, acto seguido es el turno de nuestro querido tónico, que se encargará de completar todas las funciones que hemos mencionado anteriormente, la más importante de todas, equilibrar nuestra piel, luego el sérum facial y por último la crema hidratante.

Por lo tanto el momento ideal de aplicar el tónico es el segundo o tercer paso dependiendo de si necesitamos el desmaquillante, pero eso sí, siempre debe ir detrás del limpiador y justo antes del sérum o crema hidratante.

Por otro lado, el tónico es un producto de uso diario, no hay ningún problema en usarlo cada día, todo lo contrario, es necesario usarlo cada día, y no solo eso sino que lo ideal sería ponerlo en nuestro rostro tanto en la mañana como en la noche, prácticamente las veces recomendadas de realizar una rutina de limpieza.

Eso sí, es importante que siempre que vayamos a comprar un tónico (como con cualquier otro producto) nos fijemos muy bien en su composición, ya que no todos son iguales y como hemos dicho anteriormente cada uno tiene sus preferencias. Pero lo realmente importante es asegurarnos de que no cuenta con ingredientes dañinos o irritantes que puedan causar problemas en nuestra piel con el tiempo. Para ello os diré que uno de los tónicos más famosos y usados desde hace muchos años, tantos que probablemente vuestras abuelas lo hayan usado, es el tónico de agua de rosas, un producto con innumerables beneficios y propiedades y con una formulación realmente respetuosa con la piel. Podemos describirlo como un cosmético de gran valor, antiguo y eterno, si os interesa y queréis saber más cosas sobre él os dejo por aquí un artículo con toda la información: Tónico de agua de rosas. 

El tónico y la cosmética casera

Para todas aquellas personas que adoren la cosmética casera y que sean unos amantes de los productos naturales y personales me gustaría abrir un post para explicaros y deciros que el tónico facial casero es posible y que no os dejará indiferentes.

La cosmética casera siempre será un lujo que tenemos todos a mano pero que no sabemos valorar del todo, nuestro antepasados descubrieron que mezclando ciertas sustancias conseguían un producto maravilloso para cuidar de su piel y así fue como poco a poco las personas fueron adoptando esa actividad, los aceites, las cremas, los jabones, todo eso y mucho más los hacían en casa, con lo que tenían y no creáis que eran peores que los que tenemos hoy en día de manera industrial y que cuestan un dinero.

Poco a poco todo eso se fue perdiendo, quedando latente en algunas personas que se han resistido siempre a comprar cosméticos industriales y han seguid fabricando sus propios productos. Hoy en día, afortunadamente podemos decir que cada vez somos más (y me incluyo en el saco) las personas que luchamos por la cosmética casera y que disfrutamos haciéndola, apostamos por un mundo más natural y sostenible. Cuando hablo de esto, también me estoy refiriendo a todas aquellas empresas que apuestan por la cosmética natural y sostenible con el medio ambiente.

De una manera u otra, la cosmética casera se abre paso en nuestro día a día y es por ello que no podía faltar que os dejará por aquí un artículo donde encontraréis toda la información sobre como hacer un tónico casero y ¡además hay algunas recetas!: ¿Cómo hacer un tónico facial casero?

Un gran debate: ¿tónico o agua micelar?

Seguro que más de una vez habéis escuchado hablar sobre este tema, «el agua micelar es mejor que el tónico», «es mejor usar un solo producto a tener que usar dos», «el tónico es más profesional», etc. Así cientos de frases defendiendo a uno y tirando al otro.

Es cierto que debido a la gran desinformación verídica y el aumento de información por parte de campañas de marketing que quieren vender su propio cosmético, hay versiones buenas tanto para uno como para otro, pero siempre haciendo ver que uno de ellos es mejor.

El agua micelar nació no hace mucho, no hay más de treinta años, pero lo más sorprendente de todo es que su origen fue en la medicina, se usaba para limpiar las heridas, gracias a su enrome eficacia para dejarla impoluta y libre de impurezas y bacterias que pudieran infectarla. Poco a poco se fue descubriendo que en el mundo de la cosmética resultaba ser un tesoro muy valioso, ya que aportaba multitud de propiedades y realizaba varias funciones, tales como la de desmaquillar, limpiar, tonificar e hidratar.

Habéis podido ver que en la lista de las funciones que realiza se encuentra la de tonificar el rostro, es decir, que a simple vista puede ser una autentica sustituta del querido tónico. Podríamos decir que es un producto todo terreno que no dejará indiferente a nadie, de eso no cabe ninguna duda.

Ahora bien, debemos pensar y saber que un producto capaz de realizar más de una función es todo un descubrimiento que no debemos dejar pasar pero también debemos comprender que la función de tonificar no la realizará ningún producto mejor que uno especialmente diseñado para ello, por lo que efectivamente un tónico tonificará la dermis de manera mucho más profesional y específica.

Con esto quiero decir que ni uno ni otro es mejor, simplemente son dos productos diferentes y esenciales que no debemos de sustituir nunca, ¿pudiendo usar los dos y beneficiarnos de ambos, porque íbamos a prescindir de uno?

Cada uno de ellos tiene su momento y su lugar en nuestro día a día y es por ello que olvidéis la lucha interna por elegir uno u otro y dadle la oportunidad a los dos de poder cuidar de vuestra piel. Lo importante es que se complementan formando un equipo indestructible en el cuidado del rostro.

¿Tónico o agua micelar?

Beneficios que usar un tónico a diario

Hemos visto lo que es un tónico, cuales son sus funciones principales, como podemos hacerlo en casa y el porqué no debemos sustituirlo con un agua micelar, ahora debemos hablar de los beneficios que nos ofrecerá su uso diario, porque sí, so muchos y no podéis quedaros sin conocerlos.

A estas alturas estoy más que segura que no tendréis dudas sobre lo maravilloso que es y lo que nos hemos perdido tanto tiempo sin tener la información correcta, pero no os preocupéis que nunca es tarde si el dicho es bueno, tal y como dice el refrán, nunca es tarde si lo que vamos a adoptar es bueno y si el cambio será para mejor. Así que prepararse porque todo lo que os viene será maravilloso.

Vamos a hablar sobre todo eso que nos ofrece y que hará de nuestra piel una verdadera obra de arte, radiante y luminosa.

Nos ayudará a sentirnos con más energía y a evitar las bolsas de los ojos

Hoy en día es completamente normal que nos sintamos cansados con frecuencia, debido al nivel de vida que llevamos, lleno de estrés, prisas y con poco o ningún tiempo para nosotros. Seguro que lo habéis notado en las temidas ojeras o bolsas debajo de los ojos, que tanto nos molestan y que a veces son prácticamente inevitables.

¿Os acordáis de las escenas en las pelis cuando ponen rodajas de pepinos en sus ojos y se relajan profundamente para desinflamar estas zonas?, pues de la misma manera, cogemos dos discos de algodones y lo empapamos bien en tónico, lo metemos en el congelador por unos minutos para que estén bien fresquitos y lo ponemos en nuestros ojos dejándolo actuar el mismo tiempo que las rodajas de pepino.

En cuanto paso unos minutos, lo retiramos y notaremos como efectivamente esta zona tan delicada de nuestro cutis se siente mucho más reconfortada, aliviada y desinflamada. Un truco que hará más llevadero vuestros momentos de cansancio continuo, dándole un extra de energía a vuestra piel.

Usarlo como una super mascarilla facial

Todos esos vídeos que veis en las redes sociales y en las pelis sobre como las personas o personajes disfrutan de un momento de relax poniendo una mascarilla en su rostro y que tanto nos gusta ver como está disfrutando esa persona pero a la misma vez nos da un poco de envidia al no saber como podemos nosotros sacar tiempo y realizar una mascarilla que nos siente tan bien como a ellos.

Os diré que hacer una mascarilla facial de tónico es muy sencillo, no nos llevará mucho tiempo y nos beneficiará enormemente, haciendo que nos sintamos mucho mejor y con más vitalidad. En el mercado existen cientos de tipos de mascarillas, pero hoy nos vamos a quedar con las de velo, seguro que las habéis visto cientos de veces, se trata de las que son una tela como de muselina con los agujeros para los ojos, la nariz y la boca y que lo posamos sobre el rostro y lo dejamos actuar para que nuestra piel absorba todas las propiedades que nos ofrece.

En este caso es muy sencillo hacer una en casa, tan solo necesitamos una tela o toalla muy suave, de muselina o seda, le hacemos con agujeros a nuestras medidas y la empapamos en tónico, poniéndolo acto seguido sobre nuestro rostro, dejando ese momento de actuación para relajarnos y renovarnos. El tiempo aproximado es de unos quince minutos, ¡todos nos merecemos un ratito dedicados a nosotros mismos!

Nos refrescará la piel y hará que nuestro maquillaje dure más tiempo

Algo de esto hemos visto anteriormente, cuando haga calor y sintamos nuestro rostro agobiado, sudado o untuoso, tan solo tendremos que poner un poco de tónico en él y refrescar toda nuestra piel, haciendo que nos sintamos mucho más frescos y nuevos.

Ahora bien, hay algo nuevo que no sabíais y es que también será un truco ideal para fijar nuestro maquillaje y hacer que este no se derrita con facilidad. ¿Cuántas veces habéis tenido que estar retocando vuestro maquillaje constantemente porque se derretía y pendía intensidad?, el tónico será vuestro fiel amigo para que no os ocurra esto, nos beneficiará ofreciéndonos un maquillaje mucho más bonito y duradero.

Ideal para aquellas personas que se afeiten la barba

Todos sabemos que afeitar suena y se siente como algo agresivo con la piel, se trata de una cuchilla pasando por nuestro rostro cortando todos aquellos vellos que queremos que no estén en él y aunque parezca un proceso rápido y sencillo la realidad es que si es algo agresivo para el trato con nuestra dermis y por lo tanto debemos compensarla luego.

Una aplicación con un disco de algodón de tónico en esa zona es todo lo que nuestra piel necesita para renovarse, calmarse y no sufrir en exceso con esa acción.

Sobre todo aquellas personas que se afeitan cada semana, suponiendo un impacto muy frecuente para la piel, causando a veces irritaciones, picores o descamaciones. Os aseguro que cuando probéis aplicar tónico después de afeitaros vais a notar un alivio inminente y nunca más dejaréis de hacerlo.

Un producto ideal para las pieles grasas

Era muy necesario dedicar un apartado exclusivamente dirigidos a aquellas personas que piensan que un tónico no es buena idea para su piel grasa, siendo un completo error. Ya que es todo lo contrario.

Ya de por sí el tónico es un producto que necesitamos todas las personas sin importar nuestro tipo de dermis, pero curiosamente una de las más beneficiadas serán las personas con la piel grasa, ya que será esencial para equilibrar estas pieles y controlar la producción de sebo, ofreciéndole un estado mucho más sano y bonito.

Además, si lo preferís podéis adquirir tónicos no-comedogénicos, para que estéis más seguros aún de que en ningún caso será una opción perjudicial.

Por lo tanto, todas aquellas personas con la piel mixta o grasa deben saber de buena mano que un tónico  es esencial e imprescindible para todos, incluidos ellos.

Aún así si tenéis dudas y queréis conocer cuales son los mejores para estas pieles, os dejo pro aquí este artículo donde encontraréis una lista completa sobre ello: Mejores tónicos para pieles grasas. 

Tónico para pieles grasas

Hasta aquí hemos llegado con este artículo que espero os haya gustado y os haya servido de gran ayuda, ahora ya solo queda que le deis la oportunidad a ese cosmético tan olvidado y que hemos descubierto que resulta ser un tesoro de la cosmética.

Espero a partir de ahora podáis disfrutar de una rutina de limpieza completa y por ende de un rostro realmente radiante y precioso.