productos-desmaquillar

Todos conocemos esa sensación de sentirnos bien cuando maquillamos nuestro rostro y nos vemos atractivos y guapos, mucho más seguro (a veces) de nosotros mismos.

El maquillaje es algo que hemos adquirido como necesario en nuestro día a día y que no dejamos pasar de ninguna manera un día sin usarlo.

Siempre que salimos de casa sentimos esa necesidad y deseo de maquillar nuestro rostro para vernos radiantes, y esto es algo que nos pasa a todos, ¿quién no quiere verse bien y desprendiendo luz?

La realidad es que maquillar nuestro rostro no tiene nada de malo, todo lo contrario, el problema viene cuando al final del día no retiramos ese maquillaje o no lo hacemos del todo bien.

En este artículo os voy a hablar entre otras cosas, sobre todos aquellos productos que pueden eliminar el maquillaje de manera satisfactoria.

Pero antes de empezar os voy a dejar por aquí un artículo donde podéis encontrar las mejores opciones de desmaquillantes del mercado, así lo tendréis mucho  más fácil a la hora de elegir el ideal para vosotros: Mejores desmaquillantes.

Productos para desmaquillar

La extensa vida del maquillaje

Seguro que recordáis como empezó el deseo de maquillaros, lo recordáis a edades tempranas cuando veíais a vuestras abuelas y vuestras madres, antes de salir de casa siempre entraban un momento al baño y vosotros detrás de ellas para ver que es lo que hacían.

Fue ahí cuando descubristeis que usaban lápices, barras, polvos y líquidos para ponerlos en su rostro y cuando ya habían terminado, se miraban al espejo y decían «ahora sí, ya nos podemos ir» y de repente la mirabais y su rostro había cambiado, ahora estaban mucho más guapas y radiantes.

Ahí fue cuando poco a poco fuimos recibiendo toda esa información y esa rutina, seguro que hoy en día hacéis lo mismo, y si tenéis hijos o incluso nietos, si os fijáis ellos también os observan y van absorbiendo todo eso que hacemos.

Pero lo que es cierto es que el deseo por maquillar nuestro rostro no es algo nuevo, ni de la época de nuestras madres, ni de la de nuestras abuelas, es mucho más anterior, prácticamente lo es tanto que ni se conoce realmente su origen.

Historia del maquillaje

Lo que se conoce es que hace cientos de años ya se usaba el maquillaje, obviamente no como lo conocemos hoy en día.

Las mujeres (en aquellas épocas a diferencia de las de ahora, los hombres no usaban maquillajes) también sentían la necesidad de verse bien, de cuidar su piel y porque no, de maquillarse.

Lo que empezaron a usar fueron todos aquellos recursos que tenían a mano, los mezclaban y conseguían verdaderas bellezas que luego ponían en sus rostros, como por ejemplo, barro, flores, frutas, extractos, aceites, etc. Todo era natural, por lo que la posibilidad de hacer daño en la piel no existía.

Hoy en día sabemos que una de las mujeres que más uso hacía de los maquillajes y las sustancias para cuidar su piel fue Cleopatra, que de vez en cuando se daba baños en leche para renovar y rejuvenecer su piel, o que usaba pigmentos mezclados con otras sustancias (de flores) para pintar sus ojos y en general todo su rostro.

Ya os podéis imaginar lo antigua que es la historia del maquillaje y lo presente que ha estado siempre en la vida del ser humano. Y así es como comprendemos que desde aquellos tiempos, se ha ido inculcando ese deseo de maquillar nuestro rostro y vernos guapo y atractivos y así es como ha llegado hasta nosotros, intacto y con las mismas ganas de hace años.

Una de las sustancias naturales que se siguen usando a día de hoy y que nos ofrece cientos de beneficios y resultados maravillosos es el aceite de coco, un producto que ha estado durante mucho tiempo discriminado en todos sus ámbitos y que hoy día ha alcanzado su máximo esplendor en todos ellos, sobre todo en la cosmética. Os dejo por aquí la información de como podéis usarlo como desmaquillante: Aceite de coco como desmaquillante.

El mismo deseo de hoy en día

Hemos hablado del deseo de maquillar el rostro en aquellos tiempos y en los tiempos de nuestras abuelas y madres, pero en los nuestros, en los de ahora sigue habiendo el mismo interés por sentirnos únicos y maravillosos.

Y a ellos nos ayuda el maquillaje, porque estoy segura que muy pocas veces salimos hoy en día de casa sin nada de maquillaje en nuestro cutis.

Pero lo que si es cierto es que algo ha cambiado (aunque aún queda mucho), pero los hombres, aquellos que hace algunos años (no muy lejanos) se negaban en rotundo a poner cualquier producto en su rostro, hoy en día se han subido al carro y han decidido que también quieren verse bien y tienen esa necesidad, y aunque no todos maquillan su rostro, si la gran mayoría depilan sus cejas, cuidan su barba o incluso usan cremas hidratantes y otros productos de cuidado de la piel.

Todo esto, gracias a que han descubierto que la piel hay que cuidarla y mimarla para que siempre esté sana y nunca sufrir de problemas.

La historia del maquillaje

Maquillarnos no es sinónimo de no cuidar nuestra piel

¿Cuántas veces habré escuchado la frase «no te eches tanto maquillaje que la piel no puede transpirar«?

Hemos asociado el uso del maquillaje a la falta de transpiración de la piel, pero sin embargo nadie piensa que lo único que debemos hacer es elegir un maquillaje adecuado para nuestro tipo de dermis y por supuesto llevar a cabo una rutina de limpieza facial y eliminar toda la pintura siempre que llegamos a casa.

En cuanto a la elección de las cremas o sérums todos estamos de acuerdo en que debemos elegirlos según nuestro tipo de piel y lo hacemos. Pero ¿cuántas personas van a comprar un maquillaje y se fija en si es apto para su piel?

A la hora de comprar el maquillaje, lo único que no importa es el color, si este es más oscuro o más claro y eso sí, el mejor siempre es el de la marca más famosa.

Pero lejos de todos esos pensamientos y acciones, siempre que vamos a elegir un nuevo maquillaje aparte del color y demás, el aspecto más importante es fijarnos en su INCI y ver que no contiene ingredientes dañinos y por supuesto ver si realmente es adecuado para nuestra dermis.

Realizando esos pasos, maquillar nuestro rostro en ningún caso debe ser sinónimo de estropear nuestra piel.

La piel es el reflejo de nuestro interior

Seguro que más de una vez habéis oído la mítica frase se «la piel tiene memoria«, es decir, que aunque no veamos ahora los problemas en ella, por ejemplo, la acción de tomar excesivamente el sol sin protección solar, en el momento no vas a ver los problemas, ni siquiera lo verás en los años próximos, pero con el pasar del tiempo, empezarán a aparecer enfermedades, manchas y patologías mayores.

Lo mismo pasa con el maquillaje, si nos maquillamos el rostro antes de salir de casa, por la mañana ( o cuando sea), está muy bien y no hay nada de malo, pero el problema viene, como os he dicho antes, cuando en la noche antes de irnos a dormir no retiramos ese maquillaje del rostro o si lo hacemos no es con los productos ideales para retirarlo todo y siempre dejamos algunos residuos.

Realmente el cuidar de nuestra piel es muy importante y necesario, por lo que debemos llevar a cabo una rutina de cuidado facial diariamente.

¿Por qué es tan importante desmaquillar nuestro rostro?

Hemos hablado del hecho de maquillar y ahora vamos a centrarnos en desmaquillar nuestra piel, que es muy importante y esencial, aunque a veces lo pasemos por alto.

La piel como todos sabréis es un órgano de nuestro cuerpo, el más grande de todos y aunque a veces se nos olvida, muy importante para nuestra vida diaria. El hecho de ser un órgano que vemos a simple vista, nos hace pensar que no tiene la misma importancia o que no debemos cuidarlo tanto como lo hacemos con los demás que se encuentran en nuestro interior.

Pero sin embargo, si que tiene la misma importancia, ya que la función que desempeña nuestra piel es realmente esencial para nuestro buen funcionamiento. Se encarga de proteger nuestro interior y a nosotros mismo de manera general.

Actúa como una barrera protectora que no deja pasar a aquellos factores externos que si inciden en nosotros nos harían daño. Por lo tanto su presencia y función son imprescindibles y es por este motivo por el que debemos cuidarla enormemente.

Cuando maquillamos el cutis estamos taponando los poros (que durante unas horas no hay ningún problema) por lo que cuando llega la noche y nuestra piel se prepara para regenerarse, si no hemos quitado todo ese maquillaje, realizar esa acción sería imposible y entonces empezarían de nuevo los problemas.

Por este motivo, es completamente necesario que siempre que lleguemos a casa y nos dispongamos a irnos a dormir o a relajarnos, antes vayamos al baño y en cinco minutos desmaquillemos el rostro entero, de esta manera la piel quedará impoluta y nos ahorraremos problemas futuros, pudiendo lucir cada día de nuestra vida una piel radiante y llena de luz.

Una de las grandes dudas que tienen muchas personas es el hecho de no saber si limpiar y desmaquillar es lo mismo o si por el contrario son cosas diferentes, de primeras os diré que son dos acciones diferentes pero complementarias. Aún así si sois de estas personas que dudáis, os dejo por aquí toda la información: ¿Limpiar y desmaquillar es lo mismo?

Desmaquillar el rostro

¿Cuántos productos existen para desmaquillar la piel?

Ahora es cuando voy a empezar a hablaros sobre los diferentes productos que existen en el mercado de la cosmética para poder desmaquillar satisfactoriamente cada zona de nuestro rostro hasta dejar la dermis completamente impoluta y fresca.

Seguro que el momento de ir de compras y elegir un cosmético entre tantos es quizás lo que más pereza y a la vez incertidumbre os da, ya que a parte de encontraros un poco perdidos al no saber cual de todos ellos será mejor para nuestra dermis, también sentiréis la sensación de perder un poco el tiempo probando unos y otros.

La realidad es que productos que nos desmaquillen el rostro hay muchísimos, cada uno de ellos de una manera y con formatos, texturas, olores y usos diferentes. En este artículo os voy a hablar de ellos y os explicaré como son y como trabajan cada uno, así poco a poco iréis familiarizando y según lo que más os interese en vuestra vida o en vuestras circunstancias, tipo de piel, etc, sabréis si elegir uno u otro.

Tipo de piel, lo primero que hay que tener en cuenta

Antes de hablaros sobre los tipos de desmaquillantes que hay me gustaría dejaros claro algunos pasos que no nos podemos saltar a la hora de elegir un cosmético nuevo, en este caso un desmaquillante.

Como sabéis de sobra, la composición es muy importante ya que si el producto contiene ingredientes irritantes o perjudiciales para la salud de nuestra piel, todo el proceso sería nefasto, más que hacerle bien a nuestra piel, estaríamos consiguiendo todo lo contrario, y es por este motivo por el que fijarnos en su INCI y asegurarnos de que los ingredientes sean buenos y adecuados es de lo más importante antes de comprar un producto.

Pero sin embargo hay otro aspecto que debemos tener muy claro y que a la hora de comprar productos de este tipo (maquillajes y desmaquillantes) lo pasamos siempre por alto. Me refiero al hecho de conocer nuestra piel, saber como es y que necesidades tiene. De esta manera sabremos por donde deberán ir nuestras búsquedas.

Otro error que solemos cometer en muchas ocasiones es dejarnos llevar por aquellos productos que a nuestros conocidos (familiares o amigos) les va bien, sin preocuparnos de averiguar si nuestra piel es la misma que la que tiene esa persona a la que le ha ido tan bien. Y este es el motivo por el que a veces estamos cansados de probar y probar productos y solo obtener resultados negativos.

Por todo esto debéis tener claro que conocer vuestro tipo de piel es imprescindible a la hora de elegir un producto cosmético nuevo, donde también entran nuestros queridos desmaquillantes.

Para llegar a la conclusión sobre el tipo de dermis que tenéis tan solo debéis sentaros frente a un espejo, en un momento en el que estéis cómodos y tranquilos, sin prisas y vayáis analizando poco a poco cada zona de vuestro cutis, así es la única manera de saber en que tipo de los cinco que existen se encuentra el vuestro.

Tipo de piel

Tipos de desmaquillantes

Ahora que ya hemos visto lo importante que es desmaquillar el rostro y que realmente es algo que no debemos dejar de hacer, vamos a hablar de todos aquellos productos que existen para poder eliminar todo el maquillaje que ponemos cada día en nuestra piel.

Vamos a hablar de ellos y de como trabajan, ahora es el momento de que os quedéis con el que más os guste y el que mejor de adapte a vuestras necesidades.

Para saber como se aplican correctamente os diré algunos detalles en las descripciones, pero os aconsejo enormemente que antes de hacerlo os informéis bien en este artículo que os dejo por aquí: Pasos para desmaquillar el rostro correctamente.

  • Leche desmaquillante

Sin lugar a dudas este producto (aunque lo puede usar todo el mundo) es ideal para aquellas personas que tienen una piel más sensible o seca, ya que además de desmaquillar y limpiar nuestra piel, también irá aportando grandes dosis de hidratación, humedeciendo aquellas zonas más secas. Por este mismo motivo, no es el mejor producto o el más recomendado para las personas con la piel grasa o mixta, ya que puede que les deje con una sensación untuosa.

Sin embargo a simple vista no parece que sea muy gruesa o untuosa, pero sin duda lo es más que los demás. Para aplicarlo podemos hacerlo con los dedos, siempre limpios previamente o con el disco de algodón. Todo dependerá de nuestra comodidad.

Si pensáis que la leche desmaquillante os vendrá bien y es el ideal para tratar vuestra piel, os dejo por aquí un artículo con las mejores leches del mercado, para que así os sea más sencillo elegirla: Mejores leches desmaaquillantes.

  • Gel limpiador

A diferencia del anterior este producto está especialmente recomendado para aquellas personas con la piel grasa o mixta, ya que además de desmaquillar y limpiar el rostro, irá desobstruyendo y cerrando los poros a su paso, dejándonos el rostro con una sensación de una limpieza mucho más profunda.

A la hora de aplicar este gel, se aconseja hacerlo con los dedos, y haciendo movimientos circulares en el rostro, acto seguido usar el cepillo limpiador (normalmente viene con el gel) para finalizar y retirar todo aquellos que nuestros dedos no han levantado, hasta por último aclarar el rostro con abundante agua.

  • Bálsamo desmaquillante

De nuevo estamos ante un producto que ofrece cientos de propiedades hidratantes y por lo tanto al igual que la leche desmaquillante, es ideal para las pieles secas o sensibles, mientras que de nuevo debemos decir que no es del todo recomendado para las personas con la piel grasa o mixta.

Se trata de una crema, su textura es igual y por lo tanto debemos aplicarla en el rostro con los dedos, de nuevo con movimientos circulares y cuando hayamos terminado, tan solo tendremos que pasar un disco de algodón para retirarlo todo.

Si os ha gustado y creéis que es el mejor para vuestra piel, os voy a dejar de nuevo por aquí un artículo donde podréis encontrar los mejores bálsamos del mercado: Mejores bálsamos desmaquillantes.

  • Agua micelar

Seguro que del agua micelar tenéis más información o al menos habéis escuchado hablar de ella con más frecuencia. Es un producto con un enorme auge y además lo mejor de todo es que es apta para todos los tipos de pieles, en ningún caso resulta perjudicial para nadie.

Entre todas las funciones que realiza se encuentra el desmaquillar el rostro de manera satisfactoria, sin dañar ni irritar la dermis en ningún caso, por lo que podemos decir que es muy respetuoso con la naturaleza de nuestro rostro.

Para aplicarla en la piel lo ideal es hacerlo con un disco del algodón, y gracias a su forma tan líquida es capaz de penetrar hasta lo más profundo de la piel, eliminando todo el maquillaje de una sola pasada.

  • Desmaquillante bifásico

Este producto es quizás el más peculiar, ya que debe su nombre a la gran composición que mezcla agua y aceite, para conseguir una limpieza y desmaquillaje mucho más especializado y concreto.

Está especialmente diseñado para retirar el maquillaje más resistente, como por ejemplo el llamado waterproof, ya que contiene aceite.

Para aplicarlo debemos usar un disco de algodón, y realizar movimiento circulares para ir retirando todo el maquillaje, en la zona donde más se suele usar es en los ojos, porque como ya sabréis la máscara de pestañas es especialmente resistente y al tratarse de un desmaquillante totalmente respetuoso con la piel, es ideal para tratar esas zonas.

Si estáis interesados en adquirir este desmaquillante, también tengo un artículo donde podréis encontrar los mejores bifásicos del mercado: Mejores desmaquillantes bifásicos. 

  • Aceites desmaquillantes

De nuevo estamos frente a un producto especialmente diseñado para usar en aquellos momentos en lo que llevamos un maquillaje waterproof o resistente.

Las personas con la piel grasa no deben escandalizarse frente a ellos, ya que podemos encontrar cientos de formatos de aceites desmaquillantes, entre ellos vemos los no-comedogénicos, por lo tanto lo pueden usar todas las personas sin importar su tipo de piel.

Se aplica igualmente con un algodón y movimientos en forma de círculos, y una vez que terminemos se aclara el rostro con abundante agua.

Si os interesa adquirir un aceite os dejo por aquí la lista con los mejores del mercado: Mejores aceites desmaquillantes.

Tipos de desmaquillantes

Estos son los principales desmaquillantes que nos encontraremos a la hora de ir a elegir el ideal para nosotros, aunque hay algunos más estos son los más frecuentes.

Como habéis podido ver cada uno de ellos tiene sus características, su formatos y sus formas de uso, así como sus preferencias. Ahora que ya conocéis más sobre ellos lo ideal es que vayáis analizando a cada uno y lleguéis a la conclusión de cual es el mejor para vosotros.

Desmaquillantes caseros

Hemos hablado de los diferentes tipos de desmaquillantes que existen en el mercado, a la hora de ir a comprar uno, pero sin embargo hay muchas personas que prefieren hacer sus propios productos en casa, y es por esto por lo que voy a responder a una pregunta que he visto en muchos lugares, «¿podría hacer un desmaquillante casero

La respuesta es , hacer un producto en casa no es en ningún caso una mala opción y mucho menos sinónimo de que nos ofrezca menos beneficios o que consigamos menos resultados que con otro que compremos.

La cosmética casera tiene cientos de beneficios y en cualquier caso siempre nos estaremos haciendo un bien, tanto a nosotros como al planeta.

La cosmética casera es muy respetuosa con la piel, puesto que elegimos nosotros los mejores ingredientes que podamos usar, evitando a toda costa aquellos que son irritantes o dañinos, y además también es respetuosa con el medio ambiente, ya que es mucho más sostenible.

Si lo que queréis son recetas de desmaquillantes caseros y además informaros más sobre esta técnica os aconsejo que le echéis un vistazo a este artículo: Pasos para hacer un desmaquillante casero.

Espero que toda esta información os sirva de ayuda y podáis disfrutar al máximo de los desmaquillantes que elijáis.