Cómo hacer un serúm para piel mixta casero

Una de las mayores complicaciones al utilizar productos de belleza, sea para tratamientos cosméticos o solo maquillaje, es reconocer si dicho artículo, debido a sus ingredientes, concentraciones y características, funcionará bien para nosotros. Esto se debe a que la piel, al igual que muchos otros elementos del cuerpo humano, puede ser de diferentes tipos, según las cualidades que la representan, lo que puede además cambiar con la edad.

Cómo hacer un serúm para piel mixta casero

Quizá el fácil reconocer al tacto, ya que hay personas cuyo tejido superficial es más suave, firme o sedoso, así como otras que se pueden describir como normales, secos o resecos, de acuerdo a la textura, o hasta grasos, en caso de dejar dicha sensación al tocarla, debido a la liberación excesiva de grasa por los poros. Como podemos darnos cuenta, cada uno de estos tipos requiere un trato diferente.

Estos cuidados podemos obtenerlos de diferentes artículos, como cremas, ungüentos o, en el caso que hoy venimos a hablar, los populares sérum, siempre y cuando utilicemos el adecuado. Esto puede cambiar un poco si nuestra piel entra en la clasificación de mixta, por poseer diversas cualidades y texturas, así como una multitud de características, por lo que es importante aprender a cuidarla con elaboraciones naturales en el hogar.

Mucha más información sobre el sérum para este tipo de piel en Que es y para qué sirve un sérum para piel mixta

Sobre el sérum

Sobre el sérum

Para evitar la confusión entre este y otro tipo de producto, diremos que el sérum difiere de las cremas o los ungüentos desde su diseño, ya que cuenta con una fórmula propia, más concentrada, casi líquida y con una finalidad distinta al resto. Su amplia cantidad de activos, permite un aumento en la intensidad de su función, por lo que se suele utilizar en rutinas menos continuas, a diferencia de las cremas de uso diario.

Dichos activos suelen tener como finalidad la reparación, más que en los casos preventivos, de las imperfecciones que se pueden encontrar en la piel, como arrugas, manchas, resequedad por falta de hidratación, falta de elasticidad, textura áspera y flacidez, entre otros problemas causados por los radicales libres, el aumento de factores como estrógeno o melanina, así como aquellos ocasionados por la deficiencia de colágeno o elastina.

Sus ingredientes se concentran de forma especial, para garantizar una efectividad y un poder de acción aún mayores, por lo que cada fórmula, según la imperfección a tratar o reducir, difiere de las demás en composición. Además de esto, su textura líquida, casi aceitosa, junto a su proceso de refinado, permiten a la sustancia penetrar directamente en las capas más profundas de la piel, de manera casi inmediata.

Productos caseros

Aunque suena a un elaborado de fantasía química, la verdad es que, con los ingredientes y medidas adecuados, así como el conocimiento de los componentes, sus propiedades y funciones, es posible preparar sérum en casa, con elementos sencillos que podemos encontrar en farmacias, boticas o salones de belleza, así como otros más comunes a los que podemos acceder en nuestra propia casa y jardín, o herbolarios y tiendas naturistas.

Sin embargo, como ya mencionamos anteriormente, el sérum de fórmula comercial posee ciertas recetas y procesos de elaboración y refinado, a las que difícilmente podemos acceder en el hogar, por lo que no debemos esperar la misma capacidad entre estos y los realizados de forma casera. Aún así, no debemos dudar en que, siguiendo los pasos correctos y utilizando los ingredientes apropiados, podremos obtener un producto sencillo, eficiente y maravilloso.

La llamada piel mixta

La llamada piel mixta

Ahora que conocemos el tipo de artículo que debemos utilizar, es momento de entender, de forma detallada, lo que representa poseer una piel mixta, así como las diferencias entre este y otros tipos (y las existentes entre ellos), con el fin de aprender a reconocer si nuestro rostro requiere de los cuidados especiales que esta necesita. No sin razón existen distintos procesos y rutinas de cuidado, clasificados según el tejido que queremos tratar.

Lo que caracteriza al tipo mixto, es la presencia de distintas clases de tejido superficial, según sus clases definidas por los expertos en el campo de la medicina cosmética, quienes realizan las debidas investigaciones para dar a conocer los mejores tratamientos. En este caso, no se trata de que un rostro mixto posee varias pieles, sino que la piel puede poseer zonas secas, grasas, firmes y afectadas.

Diferencias entre los tipos de piel

Ya que cada textura requiere un cuidado diferente, su clasificación se da de acuerdo a las características que la representan, por ejemplo, en el caso de la piel seca, es más áspera al tacto y se puede describir como falta de hidratación, por lo los productos humectantes de ph alto son esenciales para su cuidado, además, requieren de una limpieza menos profunda, ya que los poros no tienden a dilatarse u obstruirse.

En el caso contrario, las pieles de tipo graso dejan una sensación húmeda al tacto, casi aceitosa debido a la liberación de la grasa acumulada en las diferentes capas del tejido. Esto significa que, aunque requieren de una limpieza más fuerte, pues los poros encargados de liberar dicha grasa suelen obstruirse, poseen un mejor nivel de humedad, por lo que las fórmulas de cremas y sérum no necesitan concentrarse en la hidratación.

Como podremos imaginar, cuando hablamos de piel normal, nos referimos a aquella que no es demasiado seca ni grasa, por lo que posee una textura más suave al tacto. Aquí ya nos hacemos una idea sobre qué es la piel mixta, pues como mencionamos, representa un tejido que, entre distintas zonas, por ejemplo, las mejillas y el contorno de ojos, difieren entre la clasificación de grasa, seca y normal.

Reconocer si nuestro rostro es de piel mixta

Ya que todo tipo de piel se puede identificar al tacto, pues las pieles grasas se sienten húmedas y quizá aceitosas, además de brillantes a simple vista, las secas son un poco ásperas y las normales son más suaves, el reconocimiento de las mixtas se realiza del mismo modo, aunque debemos tener en cuenta ser muy precisos, palpando y rozando diferentes áreas del rostro, con la yema de los dedos, para evitar las confusiones.

Si crees que sólo las mujeres utilizan estos productos, es porque no has leído Qué es y para qué sirve el sérum para hombres

Cuidados específicos para este tipo de piel

Cuidados específicos para este tipo de piel

Aunque no se puede decir que la piel mixta sea un defecto, tampoco una anomalía o un patógeno, sí que es menos común que el resto, ya que solo una parte más pequeña de la población la posee. Sin embargo, el tejido de este tipo de representa ningún tipo de fallas o problemas, tanto si hablamos de la salud o la estética, por lo que no es necesario preocuparse si detectamos este en nuestro rostro.

Aún así, si los cuidados entre cutis grasos y secos son diferentes, en cuanto a las cualidades que ya mencionamos, no es de extrañarse que ocurra lo mismo con el que hoy venimos a tratar. Sin embargo, la cosa se complica un poco, pues es muy difícil utilizar diferentes tipos de producto en cada pequeña zona del rostro, para diferir en los adecuados para cada clasificación.

Por ello, existen artículos de belleza, específicos e ideales, diseñados para ser utilizados en cutis de dermis mixta, los cuales poseer una concentración de componentes ideales para cuidar de todas las áreas, pese a sus diferencias. Estos otorgan una limpieza e hidratación balanceada, con fórmulas que no afectan, por ejemplo, los niveles de humedad de las pieles grasas ni la dilatación de los poros de aquellas más secas.

El papel del sérum en este caso

Como producto de cuidado y reparación, es posible encontrar, por ejemplo, serúm de vitamina para nutrir, otros rejuvenecedores, que atacan los factores que envejecen las células; están los regeneradores, que recuperan las células dañadas por radicales libres y otros elementos; los antiarrugas y muchos más, cada uno diferente por su finalidad y composición.

Aunque no se utilizan igual que las cremas, si poseen distinción entre los tipos de clasificación dérmica, por lo que podemos encontrar sérum para piel mixta, cuyos componentes e ingredientes se combinan para otorgar a nuestro cutis el cuidado y el tratamiento indicado, como ya mencionamos, sin afectar la estructura seca o grasa que la conforma, por lo que se convierte en un artículo ideal, que no debe faltar en las mejores rutinas de belleza.

Ingredientes esenciales para pieles mixtas

Ingredientes esenciales para pieles mixtas

Como todo producto, el sérum casero se prepara combinando ciertos elementos, como los ingredientes de una receta de cocina, haciendo cierta distinción entre aquellos que representan la preparación como tal, los aceites esenciales, de entre los que podemos añadir para mejorar la mezcla. Sin embargo, podemos realizar un serúm eficaz y potente sólo con estos aceites, pues son la base de este método cosmético.

Aceites esenciales variados

Para muchos, el más importante de los medios para las recetas cosméticas caseras, un aceite esencial específico, escogido por las propiedades adecuadas, es siempre la mejor opción. Se trata de líquidos refinados, utilizando ciertos procesos, que concentran todas las propiedades de algunas plantas, semillas y frutas (como almendra, linaza, aguacate, argán, joroba y karité), en una sustancia intensa, aromática y muy fuerte.

Lo primero que debemos tener en cuenta aquí, es que gracias a la concentración tan intensa de componentes de los aceites esenciales, los sérum caseros se preparan casi exclusivamente con estos como ingrediente principal, dejando algunos añadidos que se pueden encontrar en la lista que dejaremos a continuación, para potenciar las propiedades y beneficios de estos increíbles productos de la naturaleza, refinados sin químicos por la mano del hombre.

Otros ingredientes útiles

Si lo que buscamos es una mejor capacidad de absorción, así como una potencia en las propiedades hidratantes y de retención de la humedad, lo más recomendable es añadir a nuestra mezcla el contenido de una cápsula de vitamina E o C, siendo la última más útil en el caso de aquellas personas con problemas en la producción de colágeno, lo que ocasiona falta de firmeza, elasticidad y tonicidad en la piel.

Además, plantas como aloe vera, caléndula, papaya, aguacate, lemongrass y tomate, otorgan una gran cantidad de beneficios, aunque impiden la conservación adecuada del producto, por lo que se recomienda poner sobre la piel junto al sérum sin agregarlos al envase. También es posible utilizar otros productos cosméticos que podemos encontrar de forma pura, siendo los mejores el ácido hialurónico, el ácido salicílico y ácido fenólico, así como colágeno; o productos difíciles de imaginar, como yogurt natural, arcilla verde o azúcar y sal para exfoliar.

Recetas de sérum para piel mixta

Recetas de sérum para piel mixta

Hora de entrar en situación, una vez que conocemos en detalle el tipo de piel que queremos tratar y con qué producto, además de los ingredientes ideales para esto. No se trata solo de tomar y aplicar todos, de manera independiente o en mezclas al azar, para buscar resultados de todas sus propiedades, sino que debemos combinarlos de manera ordenada, en recetas y mezclas ya probadas.

Estas, no solo combinan los mejores componentes para cada problema, sino que toman específicamente aquellos que, por su composición, tendrán los mejores efectos al ser aplicados sobre el rostro, evitando así cualquier tipo de reacción secundaria, negativa o adversa, como lesiones en la piel o alergias. Además, debemos tener en cuenta la sencillez de las preparaciones, que requieren solo mezclar y envasar los ingredientes.

Si buscas aún más recetas para todo tipo de piel, te recomendamos leer Cómo hacer un sérum facial casero

Cuando predominan las zonas grasas

Así es, incluso aunque reconocemos nuestra piel como mixta, es posible ver una predominancia en las zonas grasas, usualmente la frente y la nariz, o que sean demasiado grasas, por lo que podemos utilizar una mezcla ideal para esta situación. Se trata de una receta que no solo cuidará todo nuestro rostro, sino que ayudará a remover la grasa y limpiar los poros de manera efectiva.

Para esta receta debemos utilizar:

1 cucharada de aceite de semillas de uva

1 cucharada de aceite de jojoba

4 gotas de aceite esencial de lavanda

4 gotas de aceite esencial de pachulí

4 gotas de aceite esencial de ylang ylang

Cada uno de estos se elige para esta preparación, por poseer propiedades limpiadoras, desengrasantes, descongestionantes y refrescantes, sin perder el beneficio de la hidratación que debemos conservar, para que sea efectiva su aplicación también en el resto del rostro. Solo toma un envase de vidrio pequeño, preferiblemente con gotero, donde verter y mezclar todos los ingredientes para formar la receta.

Para pieles mixtas más resecas

Exactamente como ocurre con el anterior, pero al revés, es posible notar cierta resequedad en las zonas de piel seca, como las mejillas y el contorno de ojos, por lo que se vuelve necesario el uso de un producto casero, elaborado de forma natural, que humecte profundamente estos lugares sin afectar en lo más mínimo al resto del cutis.

En esta caso, necesitaremos:

1 y media cucharadas de aceite de jojoba

Media cucharada de aceite de argán

4 gotas de aceite esencial de manzanilla (romana o alemana)

4 gotas de aceite esencial de palmarosa

4 gotas de aceite esencial de lavanda

1 cucharadita de gel de aloe vera licuado

De nuevo, el principio es el mismo que en el anterior, pero para el caso contrario, utilizamos una mezcla con componentes hidratantes y astringentes, que mejoran el nivel de humectación de esas zonas resecas, mientras limpian y remueven la grasa del resto del rostro. Se puede mezclar en un envase de vidrio con gotero, para conservar, con o sin el aloe vera, aunque sus propiedades ayudan a balancear la mezcla.

Sérum de día

Debido a las inclemencias del clima, el contacto con los rayos Ultravioleta, las impurezas y la suciedad del exterior, es necesaria una receta que ayude no solo a cuidar del rostro, sino a protegerlo durante las horas diurnas, cuando debemos pasar un tiempo fuera de casa, expuesto a los elementos externos que puedes afectar a nuestra piel, obstruyendo los poros, reduciendo la hidratación o desbalanceando el ph.

Tomamos los ingredientes a continuación y los envasados juntos en un frasco de vidrio con gotero:

10 ml de aceite de espino amarillo.

10 ml de aceite de onagra.

10 ml de aceite de argán.

10 gotas de vitamina E.

15 gotas de aceite de geranio rosat (o rosa)

Sérum nocturno

El frío, la tranquilidad y la calma del sueño no deben hacernos creer, por pecar de desprevenidos, que no debemos utilizar estas horas para tratar la piel del cutis, pues los cambios ambientales de la noche producen alteraciones metabólicas y orgánicas, que puedes afectar este tejido. Además, es un momento perfecto para las fórmulas que podemos dejar actuar sobre la piel durante mucho tiempo.

Mismo procedimiento para envasar y conservar estos ingredientes:

49 ml de aceite de jojoba.

10 gotas de aceite esencial de palo de rosa.

5 gotas de aceite esencial de lavanda.

2 gotas de aceite esencial de geranio rosat.

2 gotas de aceite esencial de helichrysum.

1 gota de aceite esencial de zanahoria

Equilibrante y regenerador

Para problemas más específicos, cuando la interacción entre las cualidades de las zonas secas y grasas, debido a la falta de cuidados necesarios, comienza a afectar la salud de la piel, alterando los niveles de ph, colágeno o elastina, produciendo melanina o estrógenos, que causan arrugas, manchas, ojeras, flacidez y muchas otras imperfecciones. Debemos mezclar los ingredientes y envasar en un frasco pequeño, utilizando un gotero para aplicar.

30 ml de aceite de jojoba, cáñamo o avellana.

4 gotas de aceite esencial de petitgrain.

4 gotas de aceite esencial de romero.

2 gotas de aceite esencial de ylang-ylang

Para pieles mixtas con acné

Uno de los problemas más comunes del cutis, se vuelve aún más molesto en el caso de este tipo de piel, ya que la diferencia en el ph de las zonas secas y grasas, así como la presencia de las impurezas en los poros de esta última, hace propicia la aparición de granos, espinillas y acné. El procedimiento de mezclado y envasado es el mismo, por lo que no es necesario repetir.

Los ingredientes a utilizar son:

20 gotas de aceite esencial de incienso

20 gotas de aceite esencial de copaiba

20 gotas de aceite esencial de lavanda

10 gotas de aceite esencial de árbol del té

5 gotas de aceite esencial de rosa, (lo que equivale a media botellita de hamamelis)

Un poco de aceite de jojoba

Aplicación del producto

Aplicación del producto

Lo primero que debemos recalcar, aunque ya muchos se lo imaginan, es que al ser recetas especializadas para piel mixta, lo podemos utilizar en todas las áreas que queremos tratar, sin distinción entre zonas secas o grasas. Por ello, la aplicación de este sérum para cutis mixto no es diferente a los que utilizarían quienes poseen otros tipos de piel, colocando la sustancia directamente para que entre en acción.

La forma de utilizar el sérum es bastante peculiar, ya que su textura es bastante líquida y el tiempo de absorción casi inmediato, por lo que no debemos colocar la sustancia en nuestros dedos para luego frotarla sobre el rostro, ya que sería absorbida por la piel de estos. El producto sube ser aplicado directamente en el tejido, de manera muy precisa y con cuidado de que no se corra o se riegue.

Para esto, la mayoría cuenta con un gotero sujeto a la parte interior de la tapa, que se conserva dentro del envase cuando está cerrado; si no es así la recomendación es conseguir un pequeño gotero aparte para darle esta utilidad. Para aplicar, oprime este para que se llene de la sustancia, pon la boca del gotero sobre la piel y presiona suavemente para liberar una gotita, que debe descansar sobre la zona que deseamos tratar.

Para frotar y esparcir la sustancia, lo mejor es utilizar, ahora sí, las puntas o yemas de los dedos, aunque hay quien aconseja el uso de guantes o un trozo de tela de nailon, no porque el sérum sea malo para las manos, sino para evitar que estas absorban las propiedades de la composición, evitando así que la mezcla otorgue todos sus beneficios al cutis.

Si deseas más información sobre los métodos de aplicación, puedes encontrarla en Cómo aplicar el sérum

Este último consejo puede diferir un poco en nuestro caso, ya que al utilizar recetas caseras para preparaciones más naturales, no aplicaremos productos refinados y procesados para ser absorbidos tan veloz mente, como aquellos hidrolizados. Además, al elaborar la mezcla en el hogar, tendremos una mayor cantidad, por lo que no va a molestarnos tanto si este se aplica sobre los dedos, comparado al caso del sérum comercial, que puede ser un poco costoso.