Remedios caseros para cuidar el contorno de ojos

La necesidad de definir ciertos tipos de cuidados, especializados para algunos factores, como el tipo de piel y la delicadeza de esta, nos obliga a diferenciar entre muchos de los remedios y recetas que podemos encontrar en ciertos medios. Esto, por supuesto, como apoyo o sustituto de los tratamientos más avanzados, como cremas, sérum y lociones, así como métodos tecnológicos, que deben ser utilizados solo en caso de requerir cuidados más intensos.

Remedios caseros para cuidar el contorno de ojos

No solo es menester el escoger las mejores formas de realizar estos cuidados, tanto de salud como estéticos, sino que hacerlo puede depender del área de tu cuerpo o, en este caso, de la piel, que quieras tratar o cuidar de manera específica. Por ejemplo, en el claro ejemplo del contorno de los ojos, nos encontramos con una de las zonas más delicadas del organismo, en cuanto a su exterior se refiere, tanto en estructura como de manera superficial.

Si hablamos ya de cremas y tratamientos, como contornos de ojos, especializados para ser agradables y delicados, podremos encontrar un sinfín de ingredientes que podemos obtener, ya sea comprando, buscando o cultivando en los rincones de nuestro hogar. Son estos ingredientes, aquellos que a veces podemos encontrar sintetizados en las mezclas más profesionales, los que utilizados de forma responsable, pueden otorgar los remedios que buscamos sin complicaciones.

Antes de entrar en el tema de los remedios caseros, te recomendamos aprender sobre la aplicación más apropiada leyendo Cómo aplicar el contorno de ojos

El área del contorno de ojos

El área del contorno de ojos

Ya que, debido a su estructura y delicadeza, lo más importante para comenzar a pensar en cuidar del contorno de ojos, es ubicar de forma exacta este amplio punto del cutis, vamos a tomarnos un tiempo para explicarlo, aunque a algunos les resulte obvio. Se le llama contorno de ojos, justo por el hecho de que rodea de forma precisa la sección de las cuencas oculares, pero este espacio va un poco más allá, donde la piel aun es delicada y requiere de cuidados más cariñosos.

Para ubicarnos de forma correcta, pensemos no solo en los párpados, tanto superior como inferior, sino en la extensión de piel hasta dos centímetros más allá de este último, hacia la zona del pómulo de las mejillas, en paralelo al canto de la cuenca ocular. En el caso del párpado superior, el contorno está delimitado por la presencia del vello facial conocido como cejas, que se encuentra en paralelo, de nuevo, justo sobre la cuenca del globo ocular.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que en esta última extensión de piel, que identificamos como párpado superior, nos encontramos con un tejido aún más fino y delicado que rara vez presenta imperfecciones, por lo que no es recomendable cubrir con sustancias, remedios o cremas, a menos que la receta de las mismas indique, de manera específica y sin rodeos, que su uso es requerido en esta área bajo las pestañas.

En el caso del espacio horizontal, hacia el interior de ambas cuencas se encuentra el tabique de la nariz, donde la piel vuelve a ser más firme y resistente, por lo que, aquellos cuidados esenciales dados al cutis, de manera general, funcionan a la perfección. Hacia el exterior nos encontramos con una extensión de piel de nuevo delicada, donde suelen aparecer imperfecciones y arrugas muy concretas, aquellas llamadas patas de gallo.

Esta zona, aunque para muchos fisiólogos es considerada fuera del contorno de los ojos, también requiere unos cuidados bastante sutiles, por lo que, al menos en el caso de la medicina estética, se suele considerar como parte de este concepto del contorno. Es por ello que aquí, desde la parte externa del canto de la cuenta, hasta donde se encuentra el nacimiento de cabello, lo que llamamos la patilla, es recomendable aplicar con mismos cuidados y remedios que mencionaremos.

La necesidad de cuidar esta zona

La necesidad de cuidar esta zona

Aunque acabamos de hablar de que, de forma detallada y estudiada, lo que conocemos y aprendimos a identificar como contorno de ojos, requiere un cuidado suave, delicado y agradable, con ingredientes y concentraciones de componentes indicados, lo más importante es conocer las razones de por qué se da esta clase de recomendaciones, para no caer en el error de creer que es solo para que el mercado cosmético pueda vender productos más costosos e innecesarios.

En principio, la distinción se debe a las características y cualidades de la piel, su extensión, posición, composición y ubicación, por lo que incluso el hecho de encontrarse cerca de órganos tan sumamente delicados, como es el caso de los globos oculares, juega un papel importante en la diferenciación de los remedios a utilizar. El motivo de esto es simple, debemos evitar usar elementos químicos muy fuertes, que causen irritación al evaporarse cerca de estos órganos.

En cuanto a la piel, nos damos cuenta sólo con el tacto, al rozar y acariciar la zona con la yema de los dedos, que se trata de un tejido muy suave, delicado, delgado, fino y elástico; estas características, si las comparamos con el resto del órgano superficial, son únicas de este punto. Esta diferencia podemos apreciarla no solo al tacto, sino que, frente a un espejo, en un cuarto muy bien iluminado, seremos capaces de notar los pequeños vasos sanguíneos de los párpados.

Otra cualidad de esta, es la falta de algunas de las capas del tejido, así como espacios destinados a acumular y mantener grasas y líquidos, por lo que es común no solo que se reseque, sino que tienda a retener las sustancias de forma incorrecta, como en el caso de la aparición de las bolsas. En cuanto a su posición, con encontramos con una piel que carece de fibras y tejidos musculares más firmes, así como conexiones conjuntivas o estructura articular.

Al hablar de los tejidos conjuntivos, se nos debe venir a la mente de inmediato el colágeno, esa sustancia propia del cuerpo, que trataremos más adelante con más detalle, cuya falta puede causar ciertas imperfecciones en la piel, cosa que suele ocurrir en el contorno de ojos, por la escasez de estos elementos. Aunque hay otras razones más particulares, podemos hacernos una idea de que la particularidad de esta zona la hace acreedora de ciertos cuidados especiales.

Mejores ingredientes para su cuidado

Mejores ingredientes para su cuidado

De manera objetiva, debemos decir que no se trata simplemente de los mejores ingredientes, sino más bien de los componentes más idóneos y su interacción con las características de esta piel tan particular. Sin embargo, como esto no es una clase de química, no vamos a tratar cada compuesto y elemento, como tampoco su composición, por lo que, para preparar nuestros remedios, vamos a centrarnos en los ingredientes que contienen estos compuestos.

Otro factor a tener en cuenta a la hora de combinar los ingredientes, o utilizarlos de manera independiente, es que se les consideran los mejores por su combinación en elementos y compuestos, indicados para el cuidado que buscamos. Es por esto que, no se planea la utilización de, por dar un ejemplo, colágeno puro, sino de un ingrediente, natural y de fácil obtención, que no contenga solo esta proteína, sino otros compuestos vitales para una piel delicada.

Antes de conocer estos ingredientes, te invitamos a aprender aquí Cómo solucionar los problemas del contorno de ojos

Aceites esenciales

Estos líquidos se cuentan entre los mejores, como productos individuales, para el cuidado de las pieles más delicadas, por lo que son muy importantes para la preparación de cualquier remedio casero. Sin embargo, no deben aplicarse por sí mismos, directamente en la zona a tratar, ya que no serán absorbidos de manera eficiente, por lo que estaremos desperdiciando muchos de sus componentes, o al menos algunos beneficios de los mismos.

Se trata de refinados concentrados de sustancias naturales, como frutas, platas y semillas, que se obtienen mediante ciertos procesos, conteniendo propiedades hidratantes, regeneradoras, antioxidantes, astringentes y muchas otras más. Los mejores para el contorno de ojos son los aceites de incienso, mirra, manzanilla, jojoba, jazmín, clavo, lavanda, helicriso, semilla de uva y sándalo, aunque existen muchos más.

Aceites portadores

Parecidos a los anteriores, los portadores poseen sus propias propiedades elementales, aunque en concentraciones más reducidas, por lo que, en general, suelen ser utilizados para diluir los esenciales, consiguiendo así un producto con las concentraciones adecuadas, que puede ser absorbido de manera más eficiente. Los mejores para este caso son los de semilla negra, ricino, argán, rosa mosqueta y aguacate.

Vegetales, frutas y hortalizas

No solo se utilizan de forma parecida a los aceites, sino que cada elemento una posee sus propios compuestos beneficiosos para la piel, por lo que se pueden utilizar como ingredientes o colocar directamente sobre la vista. Algunos ejemplos son el pepino como hidratante; aguacate que sirve de astringente; zanahoria y manzana verde, que contienen poderosos antioxidantes; al igual que los frutos secos, como nueces y almendras, que aportan ácidos grasos y otros nutrientes.

Aloe Vera

Así es, la planta milagrosa, de la que muchos hemos escuchado, llamada también sábila de manera más popular, se cuenta como uno de los productos más eficaces para el cuidado del tejido superficial. A diferencia de otros, esta planta posee muchos componentes con propiedades ideales, como hidratantes, limpiadores, depurativos y rejuvenecedores, capaces de hacer maravillas mediante su uso y aplicación.

Vitamina E

Aunque muchas otras vitaminas, como la A, K y C, son simplemente esenciales para nutrir el organismo, las del grupo E se cuentan como las más importantes para la salud de la piel, ya que otorgan un gran nivel de protección. Uno de sus usos más adecuados es como ingrediente, ya que sus componentes ayudan, de manera independiente, a preservar mejor las recetas conservadas, por lo que puedes preparar tus cremas caseras sin miedo a que no se conserven.

Ácido hialurónico

Aunque este no es precisamente un elemento casero, se puede encontrar de forma pura en muchos comercios especializados en medicina estética, por lo que es muy recomendable obtenerlo cuando sea posible. El ácido hialurónico comercial es un suplemento, ya que, de manera natural, se encuentra en nuestro organismo, donde cumple un gran número de papeles importantes, por ello, es ideal como ingrediente en preparaciones caseras.

Lácteos

Uno de los nutrientes más completos de la naturaleza, la leche y sus derivados, como el yogurt natural, puedes hacer maravillas si son aplicados sobre la piel, donde no solo nutren y aportan proteínas, sino que ayudan a regenerar las células dañadas y producir nuevas, reducen la pigmentación que causa manchas, como en el caso de las ojeras, y potencian otros componentes al ser utilizados en diversas combinaciones y recetas.

Miel de abeja pura

Desde la naturaleza, sin proceso alguno donde intervenga la mano del hombre, más que para su recolección, la miel pura se ha utilizado desde hace siglos, no solo como alimento o medio culinario, sino en el combate de imperfecciones, como arrugas y marcas de la edad. Posee una gran cantidad de nutrientes, vitaminas y minerales, así como glucosa sana, esencial en la protección de los tejidos del organismo.

Mantecas y Vaselina

Aquí nos encontramos con un caso como el de los aceites, ya que podemos encontrar distintas mantecas naturales, como la de coco y karité, siendo las mejores para utilizar en el contorno de los ojos, que suelen ser agregadas a otras preparaciones para darles cuerpo y consistencia; al igual que la vaselina, cuya utilidad puede ser la misma. Sin embargo, se recomiendan por poseer sus propiedades individuales, que potencian las del resto de los elementos de la receta.

Prevenir las imperfecciones del contorno de ojos

Prevenir las imperfecciones del contorno de ojos

Este punto es de por sí una de las razones, aunque a veces la única, para escoger realizar una rutina con remedios esenciales para mantener la salud y belleza, no solo de la zona que queremos tratar, sino de manera general. Sin embargo, aunque muchos de los ingredientes ya mencionados son efectivos, por sí mismos o combinados, para darnos el cuidado que deseamos, muchas veces la prevención requiere tomar medidas más intensas.

Para tratar las imperfecciones ya aparecidas, incluso las más finas y menos visibles, muchas veces basta con encontrar el compuesto adecuado, que otorgue las propiedades necesarias para contrarrestarlo. No es este el caso de la prevención de dichas marcas, ya que estas puedes surgir por un gran número de razones, lo que hace que prevenirlas sea un trabajo más profundo, por lo que debemos elegir métodos para combinar con los ingredientes, obteniendo los remedios más óptimos para el cuidado.

Cuidados básicos

Una de las principales causas de la aparición de marcas, como los típicos signos de la edad, es el envejecimiento de las células, lo que ocasiona un descenso en la retención de la humedad, resecando la piel y agrietándola a niveles microscópicos. Para evitar esto, debemos lavar el rostro de manera regular, no solo una vez al día, sino en diferentes ocasiones, como al despertarnos, antes de acostarnos y antes de exponernos al sol.

Si te interesan más detalles sobre los cuidados de esta zona, te recomendamos leer Cómo cuidar el Contorno del ojo

Este último es otro factor decisivo, ya que los rayos ultravioleta son capaces de dañar, de formas muy diversas, los tejidos del organismo, por lo que el uso de bloqueador solar, de baja concentración para el contorno de los ojos, es esencial para evitar las arrugas y otras deficiencias. Para no perder los niveles de salud celular óptimos, es necesario nutrir la piel con antioxidantes, que regeneran los daños de las células y, por ende, del tejido superficial.

Para un cuidado diario óptimo, lo más recomendable es mantener, de forma constante y permanente, una rutina que proteja el rostro todo el tiempo, con el uso de cremas humectantes y otras especializadas. Puedes encontrar en comercios, mercados o establecimientos de belleza, diferentes productos dedicados al contorno de los ojos, aunque, de no poseer imperfecciones marcadas, puedes cuidarte con alguno de los remedios caseros que aquí mencionamos.

“Gafas naturales” para hidratar

Una de las estrategias, completamente naturales, preferidas por los especialistas en la relajación, como en los establecimientos de masajes y spa, es colocar rodajas de vegetales, hortalizas o frutas, sobre la zona de los ojos. Esto se hace con el fin de descansar la vista, aliviar la tensión y la fatiga de la piel, los músculos y los tejidos de la zona, así como apoyar, con los nutrientes y propiedades de la naturaleza, los tratamientos de relajación.

Aunque el más popular es el pepino, que hidrata y ayuda a retener la humedad, se puede realizar esta técnica con muchos otros de estos elementos naturales, como los que mencionamos anteriormente, manzana verde, zanahoria, tomate y demás. El proceso es simple, mientras descansamos, acostados boca arriba, colocamos una rodaja gruesa del fruto escogido, cubriendo las cuencas oculares y su contorno, dejando actuar el tiempo que pasemos de descanso.

Bolsas de té

Esta técnica se trata, de manera general, de hacer exactamente lo mismo que con las rodajas de fruta, pero sustituyendo estas por bolsitas de infusión o té, previamente sumergidas en agua caliente, aunque no demasiado tiempo, para que vayan soltando poco a poco sus componentes y propiedades, dentro del agua tibia que van derramando poco a poco.

A diferencia de la fruta, este proceso se realiza con una temperatura más bien alta, lo que ayuda al tejido conjuntivo, estimulando la producción de colágeno nuevo y de calidad, mientras la piel absorbe el agua repleta de componentes naturales de la infusión, lo que agrega a la estrategia un elemento positivo más. De forma típica, suele realizarse con bolsas de infusión de manzanilla, ya que esta planta es la más óptima para la piel delicada que tratamos.

Suplemento de colágeno

Hemos dicho que debíamos hablar del colágeno, dada su importancia para nuestro organismo, por lo que lo haremos antes de comentar el por qué se recomienda el consumo de estos suplementos, aunque no sean una técnica que se utilice, de forma tan directa, sobre el contorno de los ojos. Se trata de una molécula proteica fibrosa que, al igual que con el ácido hialurónico, podemos encontrar dentro de diferentes tejidos de nuestro cuerpo.

En el caso de la piel, su función más objetiva es la producción de otra molécula llamada elastina, encargada de otorgar a este órgano la firmeza, tonicidad, elasticidad y suavidad, cualidades propias dentro de sus características. Cuando la piel se encuentra sana, tiende a poseer estas cualidades, por lo que, en caso, contrario, el descenso de los niveles de colágeno, y por ende de elastina, puede ocasionar la pérdida de estas, reduciendo así la belleza del tejido.

En el caso de los suplementos de colágeno, nos encontramos con una molécula natural, sintetizada para armonizar con nuestro organismo, por lo que podemos consumirlo para, de manera externa, apoyar la actividad de esta proteína dentro del cuerpo. También es posible conseguirlo, en presentaciones desnaturalizadas, para su uso tópico, por lo que puede ser utilizado como ingrediente, añadiéndolo a las recetas y remedios que preparemos.

Dormir, pero dormir bien

En este caso, el conocimiento popular es muy aceitado, por lo que es correcto decir que las ojeras, así como las bolsas y otras imperfecciones, se pueden deber a la falta de sueño y descanso de la vista. Sin embargo, dormir demasiado también puede alterar la estructura de esta zona, a causa de la inflamación que se crea, por lo que, la recomendación de las 8 horas diarias, de sueño placentero e ininterrumpido, es muy acertada para cuidar del contorno de ojos.

Recetas caseras para un cuidado diario

Recetas caseras para un cuidado diario

Ya entrando en lo que a muchos les interesa, de manera más directa, pues conocen los mejores ingredientes y técnicas de cuidado de la salud del contorno de ojos. Esto es simple, combinar ingredientes que posean ciertas propiedades, ayudando así a balancear los beneficios que otorgan a nuestra piel, al igual que utilizando ciertos métodos de aplicación, u otros de los vistos anteriormente, en el caso de la prevención de imperfecciones.

Las fórmulas que mostramos a continuación, todas investigadas y recomendadas por los especialistas en el campo cosmético, por lo que pueden encontrarse en diferentes medios, pueden ser consideradas las mejores, al menos en el caso del cuidado diario y común de la piel alrededor de las cuencas oculares. Suelen ser utilizadas de manera constante y prolongada, a través de una rutina pre escogida, por lo que se les considera como parte de la salud diaria de la piel.

Si te interesa hacer todas las recetas que vienen a continuación, te recomendamos leer antes sobre Los mejores aceites para el contorno de ojos

Contorno de ojos de uso constante

Si buscamos una protección eficaz, así como un producto para utilizar en nuestra rutina diaria, que cuide de forma eficiente esta zona del rostro, una de las mejores fórmulas requiere de unos pocos ingredientes, que en conjunto otorgan una gran protección a nuestra piel. A diferencia del resto de remedios que mencionaremos, este contorno de usa de forma más generalizada, por lo que no está especializado en aportar una propiedad específica.

Para elaborarlo, coloca una olla pequeña a calentar a baño maría, cuidando de que el agua, donde la tienes ubicada calentando, nunca llegue a hervir. Añade 10g de manteca de karité, 10g de manteca de cacao, 10g de cera de abejas y 10g de aceite de coco; estos se deben derretir poco a poco gracias a la alta temperatura, por lo que deben estar en su forma líquida antes de agregar el resto de los ingredientes.

Una vez has conseguido la consistencia correcta, agrega 5 gotas de aceite esencial de lavanda y 5 más de aceite esencial de sándalo, junto a 15ml de aceite de aguacate como portador. Deja enfriar antes de envasar, en un recipiente de vidrio previamente esterilizado, de boca ancha para que puedas tomar la mezcla, pues al enfriarse, retomara esa textura semi sólida por el uso de las mantecas, ideal para el caso de una crema para untar con las yemas de los dedos.

Mascarilla antioxidante

Una receta bastante fácil de preparar, como la mayoría de los remedios caseros que, utilizados de forma correcta sobre la zona que cubre las cuencas oculares, al igual que en sus alrededores, conocida como el contorno de ojos, otorga un gran poder antioxidante, por lo que es la mezcla ideal para cuidarnos de los síntomas del envejecimiento, ayudando a las células a mantener su estado saludable, lo que potencia de igual forma el estado óptimo de la piel.

Para prepararla, simplemente toma una zanahoria y una manzana verde pequeña, pela ambas para retirar la cascara y tritura, sin licuar, para obtener una pasta de la pulpa de estos ingredientes, que no sea completamente líquida. Mezcla con una cucharada de miel, hasta obtener una consistencia untuosa adecuada, coloca sobre la zona a tratar y deja actuar durante al menos 20 minutos, antes de retirar y lavar con agua templada.

Para la firmeza y elasticidad

Si al frotar tu dedo sobre el contorno de los ojos, al nivel del canto de las cuencas, sientes la piel rígida, áspera y muy flácida, es probable que los niveles de proteínas esenciales, como el colágeno, del que hablamos hace poco, no sean los más óptimos. Para cuidar y prevenir la aparición de imperfecciones, es necesario apoyar la firmeza y elasticidad del tejido con una mascarilla apropiada, que otorgue un estímulo a la acción de producción del tejido conjuntivo.

Para ello, mezcla una cucharada de aceite de semillas de una, una cucharada de miel y otra de gel de aloe vera, que puedes obtener triturando los cristales de la pulpa de esta planta. Una vez juntos los componentes, puedes incorporar algún suplemento tópico de colágeno, en caso de poseerlo, aunque no es obligación. Aplica sobre la zona a tratar, dejando actuar por lo menos media hora, aunque puedes dejarlo más tiempo sobre la piel.

Hidratante y astringente

Si no es la pérdida de firmeza o elasticidad tu problema, pero sientes la piel reseca y áspera, con marcas como líneas de expresión, que pueden hacer aparecer arrugas y patas de gallo, lo mejor es tratar justo ese problema, combinando los efectos humectantes y astringentes de los siguientes ingredientes, elaborando así una crema natural, fácil y con insumos que puedes encontrar en tu cocina.

Para ello, toma la pulpa de un aguacate pequeño, o la mitad de uno grande y machácala; licúa una zanahoria hasta tener un líquido espeso, añade el jugo de un limón y mezcla con el aguacate, incorporando una cucharada de manteca de coco para dar consistencia. Una vez todos los ingredientes están unidos y tienes una pasta untuosa, aplica sobre la zona que debes tratar, dejando actuar durante media hora para hidratar y reducir la dilatación de los poros.

Nutrición prolongada

Muy bien, la piel se ve sana, firme, suave y tonificada, por lo que pensamos que no debemos hacer nada más ya que mantenemos la salud del contorno de nuestros ojos de manera indicada. Sin embargo, los cuidados apropiados no deben detenerse, ya que esta zona puede ser muy delicada, por lo que una mascarilla nutritiva puedes ser de gran ayuda, manteniendo y prolongando ese estado de salud natural.

Para realizar esta receta, solo toma media manzana verde y tritúrala a consciencia, machacando para formar una pasta, con cuidado de no perder el jugo líquido de la fruta. Añade a esto la yema de un huevo y mezcla hasta que se incorporen de manera apropiada, para luego aplicar sobre la piel y dejar actuar 20 minutos, tras lo que debes lavar con agua antes de continuar con tu rutina diaria.

Crema regeneradora

Por último, un problema casi imperceptible, causado por radicales libres, aumento de melanina, lesiones por dermatitis u otros muchos factores, es el daño en el tejido a nivel celular que, aunque no podemos reconocerlo de manera visible, puede afectar la salud de la piel. Para combatirlo, es necesario recurrir a una receta capaz de regenerar las células, lo que significa obtener un producto comercial especializado, aunque, de forma preventiva, se puede sustituir en casa.

Para esta receta, que se recomienda aplicar de vez en cuando, al menos una vez cada 2 semanas, de forma regular para ayudar a regenerar las células, debemos mezclar dos cucharadas de leche, dos de agua de rosas y una de aceite de oliva, espesando con una cucharada de vaselina. Una vez batido e incorporados los ingredientes, en una crema con cuerpo y consistencia, aplicamos de manera abundante, dejando actuar por 10 minutos antes de lavar con jabón humectante.

Si dudas de la vaselina como ingrediente, es posible que quieras leer acerca de esto en Vaselina pura para el contorno de ojos ¿Funciona?

Métodos caseros para eliminar imperfecciones del contorno de ojos

Métodos caseros para eliminar imperfecciones del contorno de ojos

Mucho más específicas, con ingredientes ideales, estudiados y analizados, aunque siempre sencillos, naturales y de fácil obtención, estos remedios muy recomendados están escogidos, de forma específica, por considerarse los mejores para cuidar y eliminar ciertas imperfecciones de nuestra piel. En el caso del contorno de los ojos, no es lo mismo utilizar una fórmula para eliminar las bolsas que otra para las ojeras o las marcadas venas de araña.

De forma más general, no es igual tampoco un remedio para las arrugas, que uno para las patas de gallo, pues aunque estas últimas, por sus características, se puedan considerar englobadas en las primeras, sus cualidades suelen diferir un poco. Por ello, con tantas imperfecciones y marcas de la edad, que debemos tratar de manera distinta, es común encontrarse con un sin número de recetas diferentes, de las que debemos escoger las mejores para cada ocasión.

Reducir hinchazón y ojeras

Aquí nos encontramos con un problema recurrente, el párpado inferior se ve hinchado a causa de la aparición de ojeras, por lo que es necesario reducir esta inflamación leve, aliviar los síntomas y descansar la vista. Para ello, debes preparar una infusión cargada, con dos bolsitas de manzanilla en medio vaso de agua, hirviendo el tiempo indicado en las instrucciones del producto y reservando las bolsitas hasta que estén tibias.

A la infusión caliente, añade dos cucharadas de yogurt natural, preferiblemente sin conservantes, bate muy bien para formar una pasta homogénea y deja enfriar en la nevera. Mientras baja la temperatura, descansa 20 minutos con las bolsitas de té sobre los ojos, como explicamos antes en la prevención. Una vez pasado el tiempo, aplica la crema ya enfriada sobre la piel, dejando actuar otros 20 minutos antes de retirar con abundante agua.

Para atenuar las arrugas

Si apreciamos la aparición de arrugas finas, lo que significa el comienzo de este problema, podemos mantenerlas a ralla con una receta muy sencilla, que requiere solo de pepino, triturado sin licuar, para no dejar demasiado líquido, junto con aceite de oliva a partes iguales. Esta fórmula simple, aplicada durante 15 minutos, añade antioxidantes y humectantes a la piel, reduciendo así las arrugas que comienzan a surgir.

Contorno de ojos anti arrugas

La eliminación de las arrugas es un tema serio, que muchas veces representa la razón, de forma general, por la que algunas personas comienzan con el cuidado de esta zona del rostro, ya que no se dan cuenta de la importancia de la prevención de las imperfecciones, hasta que aparecen por alguna causa adversa. Es por ello que, a diferencia de los remedios anteriores, este requiere algunos ingredientes más, así como un proceso de elaboración más complejo.

Lo primero es poner una olla grande con agua, calentar esta sin dejarla hervir, para colocar otra encima donde preparar tu mezcla, mediante este proceso de baño maría; aquí, con la temperatura ya elevada, añadimos una cucharada grande de manteca de cacao y otra de manteca de karité, dejamos que se derritan hasta obtener un líquido más liviano, ideal para mezclar el resto.

Una vez apagado el fuego, añadimos una cucharadita de aceite de rosa mosqueta, una cucharada de gel de sábila, 5ml de aceite de coco y 5ml de aceite de almendras dulces. Batimos bien hasta incorporar todo y guardamos en un frasco de vidrio de boca ancha, previamente esterilizado, donde añadiremos el contenido de una cápsula de vitamina E, para después batir de nuevo e incorporar todo, ayudando a potenciar la receta y a conservarla mejor.

Reducir las “patas de gallo”

Si nos encontramos con la aparición de las temidas patas de gallo, el contorno de ojos anterior es una fórmula eficaz para su eliminación, sin embargo, es buena idea apoyar su acción con una mascarilla probada, utilizada especialmente para reducir este problema. Con ello no queremos decir que, por ser realmente eficaz, debas sustituir el uso de tu contorno de ojos típico, ya sea nuestra receta anterior o uno comercial; lo mejor es seguir utilizándolo en conjunto.

Para esta potente elaboración, preparada de forma muy simple, mezcla una cucharada de aceite de oliva y una de manteca de cacao, ambas a partes iguales, junto con unas gotas de ácido hialurónico, o una ampolla de este ingrediente si lo encuentras en dicha presentación. Mezcla todo muy bien hasta incorporar, aplica sobre el área externa del canto de las cuencas oculares, donde aparecen estas “patas de gallo” y deja actuar 20 minutos.

Contraindicaciones y posibles factores de riesgo

Contraindicaciones y posibles factores de riesgo

Así es, aunque se pueden considerar los mejores remedios, con los ingredientes óptimos al igual que los componentes y concentraciones más apropiados, aún existen las complicaciones, los factores de riesgo y, por supuesto, las contraindicaciones establecidas. Sin embargo, más que de cada fórmula en concreto, estas se dan sobre todo por el tipo de piel que posee cada individuo, así como el uso no recomendado de otras combinaciones o cantidades inadecuadas.

Lo mismo puede ocurrir, aunque de forma más seria, tanto que puede dejar consecuencias graves, en el caso de sufrir lesiones en la piel, padecer enfermedades o patogenia tópica, al igual que por alergias o reacciones adversas a dicho elemento. Es por esto que, como recomendación, debemos no solo seguir las recetas de cada remedio al pie de la letra, sin agregar sustancias aparte ni alterar las cantidades.

Si has llegado hasta este punto y te interesa la elaboración de estos remedios, lee el siguiente artículo: Aprende a hacer un contorno de ojos casero

Pero sobre todo, lo más importante para evitar inconvenientes, reacciones negativas o efectos secundarios adversos, es conocer cada cosa que vamos a poner sobre nuestra piel, así como la interacción con la sustancia y las reacciones que puede crear. No vayas a un jardín botánico, por ejemplo, a pedir aceite esencial y ponerlo sobre tus párpados, primero aprende sobre este, conócelo, frótalo sobre lugares más resistentes, como los brazos o las piernas y atiende a la reacción.