Cómo quitar las ojeras

Muchas veces nos miramos en un espejo, confiando en ver de vuelta una imagen sana, hermosa, llena de vida y segura de sí misma, que refleje al completo como nos sentimos en nuestro mejor momento, llenos de dicha y alegría, o por el contrario, como deberíamos sentirnos en caso de sufrir algún percance, sin embargo, la persona que nos mira puede tener la vista un poco apagada, con los párpados hinchados y colorados.

Cómo quitar las ojeras

No, esto no es debido a la tristeza, las emociones o el anuncio de alguna enfermedad o padecimiento, sino que puede deberse a un problema bastante simple, más común de lo que podemos imaginar y sencillo de tratar, las ojeras. Esas marcas que tanto detectamos, ya que nos hacen ver cansados, agotados, con falta de sueño, tristes o se mal humor, cuando en realidad nos sentimos felices y alegres, queriendo ser nosotros mismos.

Es justo por esa razón que, quienes sufren de este problema de manera esporádica y progresiva, como aquellas personas propensas a estas imperfecciones a causa de la genética, o quienes tienen problemas para dormir debido a los horarios del trabajo, los hijos o cualquier otro asunto, siempre están buscando una manera de eliminar las ojeras, reduciendo de forma gradual y definitiva sus consecuencias, para recuperar así la belleza de su mirada.

Si quieres un ingrediente ideal para este problema, te recomendamos leer Cómo eliminar las ojeras con ácido hialurónico

Acerca de las ojeras

Acerca de las ojeras

Siendo tantas las marcas, bultos, manchas, brotes y arrugas, así como otra clase de imperfecciones más graves, ocasionadas usualmente por patógenos o enfermedades, es muy fácil encontrarnos con quienes no saben exactamente, o tienes ciertas confusiones, cómo distinguir las ojeras y qué caracteriza este problema tan común, que afecta a tantas personas a nuestro alrededor, debido a la facilidad con que surgen, que a veces nos parecen normales.

Para evitar dicho desconocimiento y confusión, lo primero que debemos hacer es, como siempre que nos enfrentamos a lo desconocido, aprender sobre sus nociones más básicas. Las ojeras, en este caso, se pueden describir como pequeñas marcas abultadas, de masa y tejido blando, que aparecen en la zona del contorno de los ojos, exactamente superpuestas al párpado inferior que cubre el globo ocular, usualmente presentando coloraciones en tonos púrpura o verdoso.

Los médicos se refieren a estas como el problema de hipercromía idiopática del anillo orbitario, un nombre largo y complicado que, popularmente, se traduce simplemente como ojeras, la forma en la que todos las conocemos. Se relacionan con la alteración estructural de la piel ubicada en el párpado inferior, así como los cambios cutáneos que ocurren con la interacción entre la colaboración de dicha estructura y diferentes medios moleculares.

El verdadero problema con esta imperfección, es que ni siquiera los especialistas saben más que sus características básicas y causas de aparición, ya que el conocimiento del origen orgánico y la progresión evolutiva, es decir, la patogénesis, es aún desconocida. Se conoce que aparecen debido a un aumento en los niveles de melanina en el cuerpo, lo que conlleva la dilatación de los capilares y las venas pequeñas de las capas más superficiales de la piel.

Características principales y cambios visibles

Se les suele describir como un oscurecimiento en el tono, forma y firmeza de la piel de esta zona, pues no solo son visibles por ser más oscuras que el resto del rostro, sino que se les puede reconocer al tacto, por su textura blanda y suave, debido a la flacidez que toma la piel. Además de alterar el tono, debido a la delgadez de este tejido, muchas veces el factor visible de las ojeras va acompañado con el aumento de la intensidad de las marcas de las venas, así como, de forma casi imperceptible, el agrandamiento de los capilares superficiales.

Estas alteraciones en la piel del parpado inferior, usualmente se producen por el aumento de la melanina y los cambios de las pequeñas venas, llamadas venas de araña, por su forma y extensión, aunque es bien sabido que pueden aparecer como síntoma de cansancio o por la exposición al sol. Además, debido a las características de la piel donde aparecen, suelen seguir por completo la anatomía del músculo orbicular, que rodea la órbita de los globos, la zona del contorno de ojos.

Las clases de ojeras

Las clases de ojeras

Otro factor importante de la naturaleza de estas marcas en los ojos, es el hecho de que, por su origen, causa y consecuencias fisiológicas visibles, no hay un solo tipo de ojeras, sino 3 de ellas. Es importante conocer este detalle, ya que cada una presenta diferencias y similitudes con el resto, lo que hace que los tratamientos más positivos para eliminar una clase de problema, quizá no sean los más propicios para otro, por lo que es adecuado saber diferenciar entre ellas.

Tipo pigmentadas

Ocasionadas debido a un aumento plausible de los niveles de melanina, exactamente sobre la piel de los párpados, es el tipo más común en cuanto a su tiempo afectando a la persona que lo padece, ya que se encuentra en los genes, por lo que es un problema de herencia genética. También puede aparecer como síntoma de la dermatitis atópica u otra clase de eccema en el rostro, por lo que es el más difícil de tratar.

Las Ojeras vasculares

Aquí es posible hacer un paréntesis, pues muchos especialistas consideran que este tipo de marcas no son ojeras, debido a su permanencia sobre el tejido. Se refiere a la aparición de un color violáceo en el párpado inferior, por tener la piel muy fina en esa zona, por lo que es posible vislumbrar los vasos sanguíneos. Es muy común en personas cuyo tono de piel es muy claro, así como en quienes padecen de descensos en los niveles de colágeno y elastina.

El llamado Valle de lágrimas

Las ojeras conocidas por todos, que pueden llegar por un día muy agitado, una noche larga o la falta de sueño, es decir, por el cansancio y las alteraciones fisiológicas que causa esta condición de fluctuación diaria. Se trata de un surco muy marcado, ubicado entre el canto interno del ojo hasta la mejilla; además es típico de factores como el envejecimiento o la disminución de la concentración de grasa en la zona, lo que propicia el hecho de que sean más visibles.

Causas de este fenómeno

Causas de este fenómeno

Todo en la vida tiene un porque, es una frase que a menudo escuchamos y decimos, que significa justo lo que dice, ya que nada ocurre sin ninguna razón, aun cuando la desconocemos. Esto se puede aplicar a cualquier aspecto de la vida, y las enfermedades, trastornos y padecimientos, incluso de las más pequeñas imperfecciones, no son la excepción a esta regla, ya que se ha comprobado que siempre hay una causa para su aparición.

En el caso de las ojeras, aunque ya mencionamos que ocurren debido a las alteraciones cutáneas sufridas por los aumentos en la producción de melaninas, siendo esta su causa definitiva, debemos entender que dicho aumento molecular sucede por una razón en particular, dejando como consecuencias estos cambios en la piel. Podríamos decir que aquí hablaremos de las causas que hacen propicia dicha producción acelerada.

Factores del día a día en nuestra vida

Aunque muchos lo ven como un mito, es cierto que, diferentes sustituciones, sucesos, acciones y movimientos, así como algunas emociones, que podemos sufrir y presenciar todos los días, puedes ocasionar alteraciones estructurales en nuestro organismo, como en el caso que nos concierne a nosotros, pueden causar la aparición de las ojeras. Sin embargo, como mencionamos antes, no es tan simple como que si hacemos o dejamos estas van a surgir.

Cada uno de estos factores de la vida común, conllevan de alguna forma el desgaste biológico del cuerpo, haciendo propenso el aumento de la melanina que causa la imperfección, aun sin sufrir de cualquier problema de salud o deficiencia genética que daría mayor intensidad a dicha propensión. Hablamos del cansancio, la fatiga, el estrés, las preocupaciones, la falta de sueño y, en caso contrario, el dormir demasiado o en horarios incorrectos.

Estos pueden deberse a muchos factores, ya sea por un día demasiado agitado, en el que tuvimos que correr, ejercitarnos, permanecer demasiado tiempo de pie o, en fin, evitar descansar por un tiempo óptimo, lo cual puede ocasionar fatiga. Así mismo, permanecer demasiado tiempo despierto, durmiendo muy pocas horas al día, o por el contrario, dormir demasiadas horas, a destiempo y en posiciones incómodas, pueden ocasionar estas ojeras.

Estas rutinas desorganizadas no son el único estilo de vida que puede ocasionar ojeras, pues el estrés de diferentes situaciones negativas, el exceso de trabajo, así como el ocasionado por la misma fatiga del cansancio, puede ser un factor que, de igual manera, altere algunos elementos del organismo, como la producción excesiva de melanina que, como mencionamos anteriormente, es la medida por la cual aparecen estas marcas y bolsas bajo los ojos.

Para saber sobre el cuidado de esta zona tan delicada donde aparecen las ojeras, es importante aprender aquí Cómo cuidar el Contorno del ojo

Alergia, trastornos y otras enfermedades

Cuando sufrimos de problemas de salud más específicos, con padecimientos particulares, cada patógeno se define sobre todo por los síntomas que conlleva, siendo estos la clasificación de todo lo que puede ocasionar dicha enfermedad en nuestro organismo. En este caso, es posible sufrir de ojeras como síntoma o consecuencia de alguna enfermedad más general, ya sea de la piel, sanguínea, celular o a nivel orgánico.

En el caso de las alergias, afectan directamente la producción de los antioxidantes y ácidos grasos de la epidermis, causando los efectos que mencionamos anteriormente. También es conocida su aparición debido a enfermedades que alteran nuestro peso, eliminando la grasa bajo los párpados y causando el hundimiento de la piel hacia las cuentas oculares. Por último, sufrir de dermatitis o distintos eccemas en el rostro, de igual forma, altera la piel y produce ojeras.

Tensión ocular

Aunque suena difícil creerlo, la vista, relacionada directamente con los órganos y nervios oculares, así como las distintas clases de tejido que lo rodean, puede padecer de cansancio y fatiga, lo que altera las fibras, músculos y piel que la cubren y protegen, en este caso, los párpados. Dicha fatiga se conoce como tensión ocular, un trastorno que puede deberse a muchos factores, surgir en diferentes niveles de intensidad y por diferentes razones.

Cuando se trata de un nivel de fatiga extremo, esta tensión se trata como una condición de salud en sí, debido a los problemas que puede ocasionar, ya que es muy difícil de devolver a la vista sus cualidades saludables. Sin embargo, esta tensión puede ocurrir de forma leve, debido a la falta de sueño, el esfuerzo al mirar algo como la televisión, el celular, la computadora o un texto con letras muy pequeñas, además de no utilizar lentes o gafas cuando se tiene un problema de visión.

El envejecimiento de la piel

A ver, envejecer es natural y deja muchas consecuencias, entre las cuales algunas son muy conocidas, como las marcas de la edad, las arrugas, la debilidad muscular y la fatiga, algunos de estos considerados problemas de salud, mientras que otras son más bien imperfecciones. Sin embargo, cuando hablamos de la piel, esto tiene una explicación, ya que el paso del tiempo puede causar fallas y faltas de muchos elementos que le otorgan su belleza y resistencia.

El tejido superficial posee una molécula proteica llamada colágeno, que se encuentra en todo nuestro cuerpo, aunque aquí se encarga de producir una sustancia esencial llamada elastina, que refuerza la piel otorgando firmeza, elasticidad, tonicidad y suavidad. Cuando envejecemos, los niveles de producción de colágeno tienden a disminuir, así como a perder parte de su calidad, haciendo que la elastina no pueda combatir de forma correcta las imperfecciones.

Herencia genética

Esto lo mencionamos hace un momento, se trata de la causa inevitable, pues se relaciona directamente con la propensión que tiene nuestro código genético a padecer estas ojeras. Como en el caso de muchos otros problemas, esta propensión se transmite por los genes, heredados de padres y madres a hijos durante la gestación del bebé, lo que conlleva a que forme parte de la información biológica de cada persona al nacer.

La contraindicación farmacéutica

Todo medicamento conocido tiene contraindicaciones, factores de riesgo y efectos secundarios, que pueden ser desde simples reacciones como tos y estornudos, hasta alteraciones estructurales como aumento de la melanina, dilatación de los poros o pigmentación. En este caso, nos topamos con los colirios hipotensores, utilizados para reducir la presión intraocular debido a, por ejemplo, los glaucomas, que causan inevitablemente la aparición de ojeras.

Las ojeras, la estética y la sociedad

Las ojeras, la estética y la sociedad

Muy bien, sabemos que para muchos, la perfección en la belleza, o al menos lo que más se acerca a esto, en cuanto a la piel de nuestro cuerpo, radica en la sensación y la imagen correcta de la misma, en la que la estructura conserva su volumen, firmeza, tono y suavidad. Por esta razón, vemos como imperfecciones o de manera antiestética, todas esas marcas, manchas, bultos, zonas flácidas, arrugas a hinchazones que alteran este tejido.

Como nos podemos dar cuenta, las ojeras representan la conjunción de muchas de estas alteraciones, que cambian nuestra imagen debido a que modifican el tono natural de la piel de los párpados, su firmeza, forma y elasticidad, lo cual se ve aún más detallado por la zona donde aparecen, ya que como dicen, los ojos son la ventana del alma y, en consecuencia, el lugar en el que solemos concentrar nuestra atención cuando miramos a otra persona.

No se debe esto solo a la consideración de las alteraciones, que arruinan la simetría y regularidad del cutis y todo el rostro, sino que en muchas culturas, donde se tiene en cuenta que una buena salud representa una gran parte de la belleza de un ser humano, estas ojeras se consideran como una falta de fortaleza y salud en nuestro estilo de vida, ya que se suelen relacionar más con las causas físicas que las provocan, como el cansancio y la fatiga.

Otros relacionan este problema, de manera casi deliberada, más con la falta de control y responsabilidad en el día a día, debido a que pueden producirse por dormir de forma incorrecta, muy pocas horas o muchas cada vez, en horarios incorrectos o trasnochar debido a la falta de organización diaria. También están quienes ven el asunto de forma psicológica, debido a su relación con el estrés, por lo que les parecen un síntoma de la falta de fortaleza emocional.

No importa si se debe a estigmas sociales, la creencia popular o las experiencias personales, las ojeras siempre conllevan un significado, no solo para quienes las padecen, sino para todos los miembros de su círculo social, al igual que el resto de las personas que nos rodean. Por esta razón, encontramos a un gran número de la población buscando métodos, terapias, medicamentos o tratamientos para eliminarlas.

Sin embargo, quizá estas relaciones entre el problema y el estilo de vida tienen algo positivo, ya que se dice que son la razón principal por la que los científicos, investigadores y médicos del campo de la medicina cosmética, han puesto un gran esfuerzo a lo largo de los años para investigar, estudiar y descubrir las características, causas y los mejores tratamientos para eliminar esta imperfección, garantizando la eficacia y la rapidez en su reducción.

De esta manera, gracias al éxito de diversos estudios, no solo podemos decir que hoy en día es posible prevenir, evitar, reducir y eliminar esta imperfección, sus consecuencias y las causas que la crean, sino comprender, de manera más detallada, que las ojeras no aparecen solo por aquellas razones tan estigmatizadas por la sociedad, sino que al igual que otras deficiencias, como las arrugas y las marcas de la edad, tienes orígenes biológicos y genéticos.

Si reconoces que tienes algunas imperfecciones en los párpados que deseas eliminar, te invitamos a leer Cómo solucionar los problemas del contorno de ojos

Tratamientos estéticos para eliminarlas

Tratamientos estéticos para eliminarlas

Aunque existen decenas de recomendaciones, para reducir y eliminar las ojeras en casa, con cremas y terapias sencillas, o utilizando ingredientes y recetas naturales, no podemos olvidar lo que hablamos sobre las investigaciones médicas y el desarrollo de ciertas terapias, especializadas y realizadas por cirujanos y expertos en la medicina estética, que presentan los resultados más inmediatos, visibles y placenteros, además de duraderos.

Una de las mayores ventajas de este tipo de tratamientos, es que solo basta con una o dos sesiones de aplicación, para olvidarnos del problema de las ojeras durante un largo tiempo, sin tener que recurrir a rutinas diarias o semanales que no debemos olvidar. Otro gran punto positivo, es que antes de realizar la intervención, se lleva a cabo un estudio para detectar el tipo de ojeras y sus características, con el fin de realizar el procedimiento adecuado.

Láser vascular

En esta intervención, se utiliza un láser de onda controlada para cerrar los vasos sanguíneos hinchados a través de la piel delgada de párpado, reduciendo así las venas de araña y la coloración púrpura o verdosa. Se cantería con láser neodimio, que utiliza calor de forma indolora, aunque se puede complementar luego con la aplicación de ácido hialurónico, tras las dos sesiones recomendadas que se deben realizar con al menos un mes de diferencia entre ambas.

Infiltraciones controladas

Mediante la inyección de pequeñas dosis de sustancia, siendo la de uso más común para este método el ácido hialurónico, se rellena el tejido bajo la piel del contorno de ojos mientras se hidrata. La finalidad de esta técnica es reducir la pronunciación de la cuenca ocular, la visibilidad de los vasos sanguíneos y la coloración de la imperfección, con una aplicación que puede tener efecto durante año y medio sin dejar apenas marcas o efectos adversos.

Láser despigmentante

Este método utiliza la tecnología de la luz pulsada para hacer desaparecer la pigmentación de los párpados, aclarando la coloración que ocurre por los cambios hormonales, el exceso de melanina y la exposición prolongada al sol. Aunque se utiliza de forma controlada para eliminar la coloración de las ojeras, no es un tratamiento específico para este punto, ya que funciona para reducir una gran variedad de manchas del rostro y el cuerpo.

Blefaroplastia

En muchas ocasiones, la hinchazón fruto de esta imperfección conocida se debe a los excesos de tejidos acumulados en la zona afectada, como piel, grasa y otras sustancias orgánicas, como en el caso de las bolsas en los ojos. Para tratar este síntoma concreto, se puede utilizar esta técnica, que se vale de la cirugía cosmética para eliminar dichos excesos acumulados entre las diferentes capas del área de los párpados y el contorno de los ojos.

Peelings

Este tratamiento es muy conocido en el combate de gran cantidad de problemas cutáneos, como arrugas, manchas y líneas de expresión, ya que se vale de la utilización de diferentes químicos especializados, o maquinaria de aluminio para los métodos físicos, con el fin de retirar algunas de las capas más externas de la piel, de manera controlada, lo que deja en la superficie aquellas que se encuentras en perfectas condiciones.

Drenaje linfático

Mediante el uso de maquinaria de alta tecnología, se realiza un masaje de drenado a nivel linfático, que consigue absorber y eliminar los líquidos retenidos en los espacios ubicados bajo el párpado. Se suele utilizar sobre todo en pacientes que sufren de bolsas en los ojos, pero también se aplica a las ojeras cuando estas son consecuencia de dicho problema o conllevan, de igual forma, la acumulación de sustancias líquidos que pigmentan y crean la hinchazón.

Infiltración de la propia grasa

Cuando el problema se debe al hundimiento del párpado por la falta de tejido entre este y la cuenca del ojo, se pueden utilizar ciertas sustancias para rellenar y dar forma a la piel. El más común, conlleva la extracción de grasa sana de diferentes lugares del cuerpo, en las capas donde se ve acumulada, para luego inyectarla de manera estratégica en la zona en cuestión, con el fin de crear un relleno natural sin utilizar medios externos al propio organismo.

Ingredientes capaces de reducir las ojeras

Ingredientes capaces de reducir las ojeras

Para quienes no pueden permitirse una intervención, sea por temas económicos, religiosos, psicológicos, sociales, o simplemente porque no tienes el tiempo para visitar al especialista, realizar el procedimiento y luego tomarse el reposo necesario recomendado, sin exposición al sol o el contacto, existen una gran cantidad de materiales e ingredientes que pueden utilizar, de manera práctica y sencilla, para reducir el problema en cuestión.

Aunque hay algunos productos mejores que otros, tomaremos en cuenta no solo los más eficaces, sino aquellos que sean naturales, fáciles de conseguir, sencillos de utilizar y sobre todo, probados, reconocidos y recomendados para obtener los mejores resultados posibles sin padecer de efectos secundarios, problemas adversos o puntos negativos, como el surgimiento de otro tipo de imperfecciones debido a una mala aplicación.

Infusión de manzanilla

La manzanilla es bien conocida a nivel mundial, no solo por el sabor que le da al agua, cuando elaboramos té o infusiones, sino que también debido a la gran cantidad de propiedades, nutrientes y componentes que otorgan beneficios a la salud, ya sea mediante el consumo o la aplicación. Estas se pueden aprovechar en la reducción de imperfecciones, controlando la pigmentación, las inflamaciones y la dilatación de los poros.

No solo se utiliza como ingrediente en cremas y otras recetas, sino que se puede macerar para aplicar de manera independiente, o aprovechando las bolsitas de té para las infusiones. Una técnica conocida desde hace mucho tiempo, es guardar las bolsitas después de preparar el té para dejarlas enfriar, una vez ha bajado la temperatura, las colocamos sobre los párpados mientras descansamos y dejamos actuar unos minutos.

Papa o patata

El almidón de este tubérculo, así como el resto de sus componentes, funcionan de maravilla como astringentes, además que permiten combatir las inflamaciones y la pigmentación cutánea. Se puede licuar o moler para combinar con otros ingredientes, en un preparado casero para untar, o solo cortar rodajas completas y no tan gruesas, para poner sobre los párpados y dejar descansar mientras estamos acostados boca abajo.

Aceites esenciales

Para muchos, estos son los productos más útiles, cuando se habla de la reducción natural de imperfecciones en la piel, pues se trata de un concentrado muy puro de los componentes de ciertas plantas, frutas y semillas, como sándalo, karité, como, uva, jazmín y muchos más. La mayor ventaja es su gran variedad, pues existen tantos aceites diferentes, de acuerdo al material del cuan está derivado, que tienen una multitud de usos y beneficios distintivos.

Para conocer cuáles de estos aceites son los más efectivos en tus rutinas de cuidado, te invitamos a leer sobre Los mejores aceites para el contorno de ojos

Pepino

Se puede utilizar de la misma forma que la papa, como ingrediente en una mezcla, donde dará una textura líquida gracias a su gran contenido de agua, o picado en rodajas para dejar descansar sobre los ojos, refrescando los párpados y la vista. Su utilidad se debe al mismo líquido que puede almacenar, el cual se combina con las propiedades del vegetal para hidratar la piel, mientras estimula y propicia la correcta retención de la humedad.

Gel de aloe vera

Una planta maravillosa de la que se habla muy seguido, la sábila o aloe vera pertenece a la clase de flora suculenta, lo que significa que tiene la capacidad de absorber grandes cantidades de líquido y almacenarlos dentro de su estructura. Esta agua se combina con todos los componentes orgánicos dentro de las hojas de sábila, que concentran sus propiedades tan beneficiosas para el cuerpo humano.

Entre las funciones que podemos aprovechar, al aplicar el gel del aloe vera sobre la piel, de forma independiente o combinado con otros ingredientes, contamos con que sirve de hidratante y humeante, desinfectante, regenerador celular, antioxidante y descongestionar, además de tener la capacidad de blanquear y eliminar manchas, lo que le da a esta planta un puesto protagonista entre los métodos naturales para eliminar imperfecciones.

Leche fría y yogurt natural

Los lácteos contenidos en estos productos, así como el resto de sus componentes, en especial las bacterias probióticas positivas que encontramos en el yogurt, los hacen realmente eficaces para hidratar, refrescar y descongestionar, mientras reducen de manera visible las manchas y la pigmentación. Se suelen utilizar en frío para evitar posibles lesiones, ya que contienen altos niveles de grasas que no resultan tan beneficiosas a temperaturas más elevadas.

Recetas caseras para eliminar esta imperfección

Recetas caseras para eliminar esta imperfección

Muy bien, ya conocemos los productos, ingredientes, bases, añadidos y mezclas favoritas de aquellos que desean eliminar las ojeras, de forma rápida, precisa, sencilla e indolora, desde casa y de forma muy simple, pero, necesitamos saber cómo hacerlos funcionar para aumentar su efectividad. Ya que cada elemento posee sus propiedades y beneficios, la mejor forma de utilizarlos es combinándolos en recetas específicas para nuestro problema.

Mascarilla de manzanilla y yogurt

Una de las recetas más sencillas, requiere de la combinación de yogurt natural e infusión de manzanilla a partes iguales, aunque es posible reemplazar esta última con una cucharadita de aceite con manzanilla macerado, o unas gotitas de aceite de esta flor, que podemos encontrar en ciertas farmacias naturistas, o tiendas de jardinería, sin embargo, no es tan eficaz como la mezcla original.

Se utiliza para hidratar de forma profunda, eliminar la pigmentación, descongestionar los poros para reducir la dilatación, así como también para los vasos sanguíneos inflamados, que se pueden apreciar como las llamadas venas de araña típicas de las ojeras. Simplemente coloca la mezcla sobre la zona en cuestión, frotando en círculos hasta aplicar uniformemente, deja reposar 15 minutos y lava con agua templada.

Concentrado de pepino y papa

Igual de simple que la anterior, requiere de machacar finamente papa y pepino crudos, sin licuar para no dejar demasiado líquido, mezclando para que obtengan una consistencia pastosa que se pueda untar. Se añade una cucharadita de jugo de limón y se aplica sobre el párpado inferior y el contorno de ojos, con mucho cuidado de que no entre en contacto con los globos oculares, pues podría irritar debido al limón.

Ungüento de aloe y aceite de almendras

El aceite de almendra dulce, gracias a sus propiedades y nutrientes, rico en vitaminas, omega-3 y ácidos grasos, se considera uno de los mejores para el cuidado general del área de los párpados y el contorno de los ojos. Si pasamos a los ingredientes sin refinar, el aloe vera o sábila tiene un papel idéntico, ya que se considera la planta medicinal más completa, por lo que no es extraño que se lleven de maravilla.

Para combinar, toma una cucharada sopera de gel de aloe vera o, en caso de no poseerlo, machaca la pulpa de una hoja con un tenedor, sin licuar para que no quede líquido, hasta obtener una textura más suave. Añade 5 gotas de aceite de almendra, bate bien para incorporar y aplica para reducir y eliminar las ojeras de forma gradual, retirando y lavando luego de 20 minutos, aunque no pasa nada si la dejamos actuar más tiempo.

Compresas de leche

En un envase pequeño de vidrio, vierte leche y llévala al refrigerador unos minutos para que se enfríe; cuando la temperatura esté suficientemente baja, ya que la leche se debe usar fría, coloca dentro del recipiente un par de retazos de tela de algodón, para que absorban el líquido. Saca la tela y colócala sobre los párpados, para que la leche fría actúe e hidrate, ayudando a reducir las ojeras.

Un método que se suele recomendar para acompañar con este, es poner además un par de cucharas metálicas en el congelador, para enfriarlas también y reservarlas allí. Una vez se han calentado las pequeñas telas sobre los párpados, puedes sacar las cucharas y ponerlas sobre estas, para que apliquen un poco más de presión y se enfríen gradualmente; debemos recordar hacer esto sólo sobre el párpado inferior, para que el líquido no entre en los ojos.

Mascarilla para desinflamar

Aunque no se ha mencionado como ingrediente, la vitamina C es vital para el funcionamiento y producción del colágeno, por lo que se recomienda de igual forma. Para esta receta, toma media zanahoria, medio tomate (fruta rica en vitamina C, sin cítricos irritantes) y licúa suavemente para hacer una pasta espesa. Añade unas gotas de aceite esencial y jugo de limón, mezcla para incorporar y aplica bajo los párpados para reducir la inflamación de las ojeras y estimular la producción de colágeno.

Prevención de la aparición de ojeras

Prevención de la aparición de ojeras

El primer paso para evitar algo es saber qué lo ocasiona, por lo que es probable imaginarse, al leer el apartado de causas de este fenómeno, lo que debemos hacer y dejar para reducir así la probabilidad de contraer esta imperfección. Sin embargo, algunas veces aparecen por problemas de salud o genética, más que por nuestro estilo de vida, por lo que prevenirlas se vuelve una tarea más complicada.

Si conocemos la propensión genética de nuestra familia a las ojeras, o padecemos de un patógeno que sabemos que las causa, debemos mantener un cuidado detallado de la zona del contorno de ojos, hidratado y manteniendo limpio para evitar la obstrucción de los poros, utilizando cremas que contengan colágeno y ácido hialurónico para reforzar la piel, así como protector solar y ungüentos reafirmantes y regeneradora para la elasticidad y firmeza.

Muchas personas recomiendan los masajes en los párpados, realizando movimientos circulares con mucha suavidad, sin aplicar presión para evitar molestias en los ojos, utilizando ingredientes naturales como los mismos recomendados para eliminar la imperfección, así como aceites esenciales. Además, se debe evitar utilizar demasiado maquillaje o dejar este sobre el contorno de ojos demasiado tiempo, por lo que debes retirarlo antes de dormir.

Si tu problema va acompañado de esas molestas bolsitas, es probable que quieras aprender aquí Como quitar las bolsas de los ojos

En cuanto al día a día, ya conocemos los factores, como falta de sueño, estrés, fatiga, cansancio y dormir a destiempo, así como la tensión ocular, por lo que simplemente debemos tomar medidas para cambiar nuestro estilo de vida, tomando descansos de manera adecuada, durmiendo las 8 horas recomendadas durante la noche, intentando alejarnos de situaciones de estrés emocional y no forzando la vista en actividades que agoten este precioso sentido.