Categories
Belleza

Propiedades de la arcilla blanca

Cuando escuchamos hablar de la arcilla lo primero que se nos viene a la cabeza son arquitecturas, esculturas, construcciones, etc, todo menos el tema del que vengo a hablaros.

La arcilla es una sustancia que se ha puesto muy de moda en el mundo de la belleza, para el cuidado de la piel, el pelo, etc.

Además aparte de este tema, también se puede ingerir ofreciendo cientos de beneficios más y por supuesto su ámbito más originario es la medicina.

En este articulo vamos a ver todas las propiedades y beneficios que tiene para nuestra piel, ¡te van a sorprender!

Antes de seguir os voy a dejar por aquí este enlace, donde podéis ver las mejores mascarillas con arcilla blanca.

Propiedades de la arcilla blanca

Origen de la arcilla blanca

La arcilla blanca fue descubierta en China, exactamente en una colina cuyo nombre es Kaoling, de ahí su segundo nombre Caolín y por el que es realmente reconocida en los países orientales, donde tiene origen.

Hoy en día ya es popular en todo el mundo, incluso aquí en España, donde podemos encontrar yacimientos naturales de arcilla blanca.

Antiguamente, cuando se descubrió, su uso era para fines medicinales y terapéuticos, pero hoy en día su ámbito de mayor peso es el de la cosmética, ya que se ha comprobado que ofrece cientos de beneficios para la piel.

Pero no solo ahí, además también se han confirmado sus propiedades al ingerirla.

¿Qué es la arcilla blanca?

Se trata de una roca sedimentaria, que se forma a partir del deterioro de otras rocas ricas en silicio.

Podemos encontrarla en muchos ámbitos como ya hemos hablado antes, en el farmacéutico, alimentario, cosmético o incluso en construcción, esculturas y pinturas. Todo ello es gracias a que tiene un increíble poder absorbente, debido a su alto contenido en silicio, aluminio y sales minerales.

Aunque su punto clave está en la cosmética y es que esta sustancia se ha convertido en un icono del cuidado de belleza y cada vez son más las personas que la usan en diferentes formatos, aunque la mascarilla de arcilla o caolín es el más famoso.

¿Qué es la arcilla?

Tipos de arcilla

La arcilla en general tiene infinitas propiedades desinfectantes y purificantes, por lo que es tan apreciada por las personas para cuidar la dermis.

Como habréis oído, tipos de arcilla hay muchos, podemos encontrar:

  • Arcilla verde: Antiinflamatoria y desinfectante, normalmente se usa para conseguir un efecto relajante, ya que aporta elasticidad y sensación de frescor en la piel.
  • Arcilla roja: Es altamente astringente, se recomienda sobre todo para las personas con la piel muy sensible, sus funciones y propiedades son muy parecidas a las de la arcilla verde, pero por lo general esta reseca mucho menos la dermis.
  • Arcilla rosa: Normalmente se usa en pieles secas, ya que su mayor función es aportar hidratación (en este enlace podrás encontrar información sobre las mascarillas hidratantes: ¿Cómo hacer una mascarilla facial hidratante?) a la dermis, pero sorprendentemente también es muy recomendada para las pieles grasas, ya que también ayuda a eliminar el exceso de sebo y es genial para combatir el acné o las espinillas.
  • Arcilla negra: Tiene una gran capacidad de absorción, lo que ayuda a eliminar desde lo más profundo las impurezas de la piel, mejora la circulación, exfolia, etc. (Si queréis saber más sobre este tipo, os dejo un enlace muy interesante por aquí: Mejores mascarillas negras.)
  • Arcilla blanca: Se trata de la arcilla más pura y de todas ellas es la que más propiedades tiene. Es muy astringente y es maravillosa para aportar luminosidad ( os dejo información sobre las mascarillas iluminadoras: ¿Cómo hacer una mascarilla facial iluminadora?) al rostro. Ofrece un textura suave y lisa de la piel.

Estructura de la arcilla blanca

Casi todas las arcilla son parecidas en cuanto física y funcionalmente.

La gran diferencia de la blanca es la cantidad de aluminio en su composición, sin embargo tiene una carencia con respecto a la verde (su gran semejante) y es nuestra querida arcilla blanca no contiene ni fósforo, ni cloro, ni zinc.

Su color blanco es debido a que para extraerla es lavada por el agua de la lluvia y arrastrada.

Características de la arcilla blanca

Obviamente lo más llamativo es su color blanco nuclear, es un blanco totalmente puro y es la principal diferencia con respecto a las demás.

Otra de las principales características es su textura fina, un poco más que las demás, esto es debido al proceso que hemos nombrado antes por el que tiene que pasar para su extracción.

Es una arcilla muy baja en hierro, pero aún así tiene un alto contenido en silicato, ya que como hemos visto al principio su formación tiene lugar con el deterioro de rocas ricas en silicio.

El ser tan fina, la hace totalmente manejable y apta para cada uno de los ámbitos en los que se usa.

Aún así, el proceso de fabricación siempre va a variar con respecto al fin que se quiera conseguir con ella. Obviamente no se va a encontrar en la misma composición para ingerirla que para hacer una escultura. Cada objetivo tiene su proceso especifico.

Además también podemos encontrarla en diferentes formatos, aunque para ingerirla la más habitual sea en polvo, también la podemos ver en capsulas, mientras que para el cuidado de la piel casi siempre suele ser en polvo preparado para diluirla en agua.

Características de la arcilla

Arcilla para fines terapéuticos

Como sabéis la arcilla, tal como se conoce fue descubierta hace muchos años en el mundo de la medicina y la terapia.

El empleo de arcilla para mejorar la salud, es algo tan antiguo que se cree que se remonta a los principios de la humanidad.

Además se han encontrado documentos médicos, donde se puede comprobar el uso de arcilla para curar cientos de patologías. Se nos comparó y se nos compara hoy en día con el comportamiento de un animal, ellos cuando están heridos se frotan en el barro o a veces incluso lo ingieren.

Se sabe también que Hipocrates (considerado como el padre de la medicina) la había usado alguna vez y que personas como Aristóteles o Mahatma Gandhi la recomendaban por sus cientos de propiedades curativas.

Lo más curioso es que hoy en día, después de cientos y miles de años de su descubrimiento, todavía no se sabe con precisión que es lo que la hace tan maravillosa y eficaz en el mundo terapéutico.

Esto da para muchas suposiciones, la más creída es la hipótesis que dicen algunas personas, sobre que la arcilla está cargada de la energía de la propia tierra y eso es lo que la hace tan magnifica para nuestro organismo.

Como bien hemos dicho esto es una creencia de ciertas personas, otras muchas no comparten dicho pensamiento.

¿Qué nos aporta?

Como ya os podéis imaginar, el aporte de la arcilla es inmenso, pero lo que la hace realmente maravillosa en el mundo de la terapia es el aporte de minerales a nuestro organismo, tanto externa como internamente.

Los minerales que aporta son los siguientes:

  • Sílice: Agente remineralizante y antitóxico.
  • Magnesio: Fundamental para el crecimiento de los huesos, es antiséptico y antioxidante.
  • Calcio: Formación huesos y dientes, además indispensable en la coagulación de la sangre.
  • Sodio: Regula el equilibrio de los líquidos del cuerpo.
  • Potasio: Misma función que el sodio.
  • Manganeso: Provoca la acción de enzimas en procesos antioxidantes y producción de energía.

Estos, entre otros son los minerales que nos aporta la arcilla cuando entra en contacto con nuestro cuerpo, ya sea físicamente o interiormente.

Propiedades de la arcilla blanca

Propiedades terapéuticas de la arcilla

Como ya sabéis la arcilla nos ofrece cientos de propiedades que nos ayudarán a mejorar nuestra salud y nuestro aspecto, vamos a ver los beneficios que nos pueden ofrecer en el mundo de la terapia.

  • Antiséptico y antibiótico

Ayuda a potenciar las defensas del organismo, además de no dejar que se reproduzcan hongos, bacterias, virus, etc.

  • Desintoxicante

Es genial para la absorción de las impurezas y de la adsorción para la eliminación de las toxinas.

  • Favorece el buen funcionamiento del aparato digestivo

Para esto hay que tomarla como líquido y es maravillosa para eliminar los dolores de estomago, la acidez, para una mejor digestión y para proteger la mucosa. Si hay úlceras en el estomago, ayuda a regenerar los tejidos y calmar el dolor.

  • Mejor circulación sanguínea

Se ha comprobado que es muy beneficiosa para mejorar la circulación y en algunos casos incluso ha ayudado a mejorar o eliminar anemias.

  • Mantiene sano el organismo

Es genial para estar sanos, es decir, equilibra el metabolismo del cuerpo.

  • Ayuda a calmar el dolor

En forma de pasta, se coloca sobre la zona con dolencias (huesos, articulaciones, músculos) y calma el dolor, actúa como un analgésico.

  • Gran impulsor

La ingesta de arcilla ayuda al cuerpo a absorber todo los nutrientes que necesita de los alimentos que por si solo no sería capaz de obtener.

Pero entonces, ¿la arcilla que ingerimos es la misma que usamos como cataplasma?

La arcilla es la misma pero con procesos muy diferentes cada una de ellas.

Normalmente la arcilla que podéis comprar en cualquier tienda ya viene descontaminada y libre de gérmenes.

Las que están destinadas a la ingesta no cuentan con arenilla, ya que en el proceso de fabricación se han machacado y microanalizado para conseguir una sustancia mucho más fina.

Mientras que la que vamos a usar para casos tópicos como por ejemplo la cosmética no será tan fina.

El cataplasma es una especie de pasta de arcilla y agua que se pone en gasas o compresas para poder ponerlo sobre las zonas con dolores.

Esto es todo sobre la arcilla en el mundo de la medicina y su historia, y sobre todas sus propiedades para ayudar a sentirnos mejor. Hay personas que la usan y les funciona. Realmente esta sustancia no tiene ningún efecto secundario, puesto que se trata de un componente muy puro.

Ingesta de arcilla

Arcilla para la piel

Como no, no podía ser menos el cuidado de nuestra piel, al igual que nos preocupamos por cuidar nuestro organismo en su interior, no podemos olvidar que nuestra dermis necesita que le prestemos atención y la cuidemos.

Ya que aunque no lo parezca, la piel es un órgano más de nuestro cuerpo, y además es el más grande de todos y al que menos valoramos.

Y por si fuera poco, es el que más expuesto está, a cientos de factores que nos dañan, como los rayos del sol, el humo, la contaminación, productos no adecuados, etc.

Por esto mismo, lo ideal es empezar a usar productos que nos ayuden a cuidarla y transformarla en una piel viva o simplemente a mantenerla sana, como por ejemplo la arcilla.

Propiedades de la arcilla blanca para la piel

Antes hemos visto que la arcilla tiene muchas propiedades para el interior de nuestro organismo, pero para nuestra piel también. Así que vamos a verlas.

  • Antiséptica y antiinflamatoria

El mayor beneficio que nos ofrece es la desinfección y la eliminación de las impurezas de la piel, además también absorbe las sustancias tóxicas de nuestra dermis.

Es ideal para pieles muy sensibles o con patologías como dermatitis o alergias. También si hay heridas o dolor en zonas de la piel, ya que como hemos visto antes actúa como un calmante.

Su textura granulosa, hace que sea genial para usarla como exfoliante, sobre todo en mascarillas caseras (¡más abajo os daré alguna receta!)

  • Estimulante y regeneradora

Como ya hemos dicho antes, en su composición podemos encontrar cientos de minerales, de algunos hemos hablado un poco más arriba.

Gracias a esto, la arcilla aporta miles de nutrientes maravillosos para nuestra piel pero sin dejar que nos dañen los radicales libres.

Además esta mascarilla tiene un efecto regenerador, ya que al eliminar todas las impurezas y células muertas, esta ayuda a que la piel impulse la regeneración de nuevas células en la piel.

Estas son las dos grandes propiedades de la arcilla para la piel, hay muchas más, pero todas giran entorno a lo mismo, mejorar y cuidar la piel.

Las mascarillas de arcilla es el cosmético más popular y eficaz en el cuidado de la dermis. Si quieres potenciar aún más tu mascarilla, puedes verter en la mezcla otros ingredientes naturales.

Aquí tenéis de una forma más detallada toda la información sobre la arcilla y la piel: Arcilla blanca beneficios para la piel.

Propiedades arcilla blanca para la piel

Mascarilla de arcilla blanca

Como habéis visto he nombrado este producto varias veces en el artículo, así que no podía faltar que habláramos sobre ella.

La mascarilla de arcilla nos va a ayudar a cuidar la piel de nuestro rostro, y gracias a las cientos de propiedades de esta, nuestra cara adoptará un aspecto mucho más bonito y sano.

Pero antes de seguir, voy a haceros una pregunta ¿sabéis exactamente lo que es una mascarilla?, ¿la habéis probado alguna vez o la usáis habitualmente?

Pues lo primero es tener claro de qué trata el producto del que vamos a hablar, así que vamos a ello.

En este artículo podéis ver toda la información sobre los usos de la mascarilla de arcilla blanca: ¿Para qué sirve la mascarilla de arcilla blanca?

¿Qué es una mascarilla?

Cuando hablamos de mascarilla nos referimos a un cosmético que ha estado en nuestras vidas desde siempre, seguro que lo has visto más de una vez en tu vida, tanto en pelis como en amigas o incluso a tus abuelas, ya que es un producto del cuidado de belleza que tiene una historia mucho más larga que los demás.

La mascarilla es un producto que funciona como tratamiento de rostro, se trata de la mezcla de ciertos ingredientes (casi siempre naturales) y se forma con ellos una especie de pasta que ponemos sobre nuestra cara y dejamos actuar un tiempo hasta que finalmente la retiramos.

Por aquí os dejo un artículo que creo que es muy interesante sobre los usos de la mascarilla: Mascarilla: guía de uso.

Historia de la mascarilla

Como curiosidad me gustaría contaros la larga vida del producto del que os vengo a hablar.

El origen de la mascarilla se remonta a muchos años atrás, en la prehistoria ya existía, cuando las mujeres usaban una pasta de vegetales machacados para cubrir su rostro y así eliminar las impurezas y poder cuidarlo.

Como os habéis dado cuenta, el deseo de cuidar la piel y verse mejor no es algo nuevo, sino que siempre ha estado.

Luego se aumentó su uso en Roma y Egipto, cuando la famosa Cleopatra se bañaba en leche de burra para conseguir una piel sedosa o usaba el barro del río Nilo como mascarilla facial.

Es decir, que el uso de este producto tiene una larga vida junto a nosotros, y os preguntaréis ¿nunca ha pasado de moda?

Pues sorprendentemente no, es un cosmético que siempre está, nunca ha pasado de moda como por ejemplo la gran mayoría, que como todo (excepto la mascarilla) tiene épocas y momentos.

Además si juntamos que la arcilla, como os he contado antes tiene prácticamente una historia parecida, es decir, que siempre ha estado al igual que la mascarilla, pues entre los dos podemos conseguir un cosmético maravilloso que ha funcionado siempre.

Historia de la mascarilla

¿Qué nos aporta la mascarilla de arcilla blanca?

Hemos visto las maravillosas propiedades que tiene la arcilla sobre la piel y desde que os hablé de eso un poco más arriba, ya en mi cabeza rondaba el hablaros de la mascarilla, ya que no hay mejor forma de ofrecerle a la piel todas esas propiedades de la arcilla.

Y si hablamos de mascarilla de arcilla, la de caolín o arcilla blanca es una de las mejores opciones.

Nos va ayudar a limpiar profundamente nuestro rostro, eliminando cada impureza o piel muerta y absorbiendo toda la grasa, dejándonos la piel suave y tersa, además de calmarla.

Y lo más ideal de este producto es que lo pueden usar todo tipo de pieles (aún así, me parece guay que veáis la información sobre lo mejor para cada dermis, para eso, os aconsejo ver este artículo: ¿Qué mascarilla facial necesito según mi tipo de piel?), ya que no es contraproducente para ninguna dermis independientemente de sus características.

Al igual que es genial para las pieles grasas, ya que van a ayudar a eliminar todo el exceso de sebo y por lo tanto las imperfecciones de esta (espinillas, puntos negros, brillos, etc), también lo es para la pieles secas, ya que van a ayudar a cuidarla y mejorarla sin hacerle daño.

Lo que hace a la arcilla blanca tan afín a nuestra dermis, ofreciendo tanto sin dañar nada, es su pH 5 similar al de nuestra piel, a diferencia de las otras que es más alto y pueden irritarnos el rostro.

¿No te parece realmente maravillosa? Si todavía no la has usado nunca, te aconsejo que lo hagas cuanto antes y te aseguro que la mascarilla de caolín, no saldrá nunca más de tu rutina de belleza.

Ahora, para que podáis introducirla de manera fácil, rápida y segura, ¡os voy a hablar de las recetas de mascarillas de caolín que os prometí! 

Pero antes os aconsejo que le echéis un vistazo a este artículo, donde veréis todos los beneficios de la cosmética casera: Mascarilla casera para la cara.

Mascarilla de arcilla blanca

Recetas de mascarillas de arcilla blanca

Antes de nada, os recomiendo ver esta información, para tener claro todos los pasos necesarios para la cosmética casera y que todo el proceso sea satisfactorio: ¿Cómo hacer una mascarilla facial casera?

Sé que estabais deseando que llegara este momento, pero ahora que ya sabemos todo lo necesario sobre la arcilla y la mascarilla, ha llegado ese momento tan esperado por todos, ¡las recetas para poder hacer nuestra propia mascarilla en casa!

Os he dicho que la arcilla es recomendable para todo tipo de pieles, pero la realidad es que las recetas que os traigo no son solo de arcilla, sino que van mezcladas con otros ingredientes, para hacerlo aún más personal y específico para el cuidado de cada piel.

Así que, os voy a ofrecer mascarillas de arcilla con ingredientes diferentes y os diré, cuál es la más recomendada para cada tipo de piel.

Con respecto a la aplicación, os aconsejo que le echéis un vistazo a este enlace: ¿Cómo aplicar correctamente una mascarilla facial?

Mascarilla de arcilla blanca para pieles grasas

La piel grasa en realidad es la más beneficiada de la arcilla, ya que esta le va a ayudar a retirar totalmente sus imperfecciones e impurezas de la piel, como los brillos, espinillas, puntos negros, etc, y muchas más características no deseadas de esta dermis.

Aparte de la arcilla, hay otras mascarillas muy recomendadas para las pieles grasas que ayudarán a eliminar todo el exceso de sebo, se trata de las peel off, os voy a dejar aquí dos artículos donde encontraréis toda la información sobre estas: ¿Qué es una mascarilla peel off? y ¿Cómo aplicar la mascarilla peel off?

Ingredientes

  • Líquido de un yogur blanco natural
  • Tres o cuatro gotas de limón
  • Una cucharadita de arcilla blanca

Pasos para la preparación

  1. Lo primero es coger un recipiente y mezclar la cucharada de arcilla blanca con el líquido del yogur y remover, hasta conseguir una pasta.
  2. Cuando ya lo tengamos, le vamos a añadir las gotas de limón y volvemos a remover todo.

Tiempo de actuación

  • Cuando la vayamos a aplicar, recuerda que el rostro debe estar completamente limpio.
  • Cubrimos todo el rostro excepto el contorno de los ojos y los labios y dejamos esperar por al menos 20 minutos.
  • Pasado este tiempo, la retiramos con abundante agua, y si queda algún resto puedes quitarlo con una esponja suave o algodón. Nunca frotes la piel.

Receta de yogur y arcilla blanca

Mascarilla de arcilla blanca para pieles sensibles

Las pieles sensibles por regla general son la más perjudicadas con todos los cosméticos, puesto que tienen que estar siempre pendiente de que nada les irrite o les dé reacción alérgica, pero os aseguro que la arcilla blanca es genial para cuidarlas sin producir ningún daño en ella. ¡Así que no lo pienses más y cuida a tu piel!

Ingredientes

  • Una cucharadita de agua de rosas
  • Una cucharada de arcilla blanca

Pasos para la preparación

  1. En un recipiente mezclamos los dos ingredientes, el agua de rosas y la arcilla y removemos hasta que se mezcle completamente.

Tiempo de actuación

  • Cuando ya este listo es hora de aplicarlo al rostro, lo dejaremos actuar durante unos 20 minutos.
  • Cuando haya pasado este tiempo, la retiramos con abundante agua y nunca frotando la piel, ya que podemos empeorarla.

Con esta mascarilla vas a notar como tu piel mejora, te vas a despertar con una sensación de frescor y suavidad.

Receta de agua de rosas y arcilla blanca

Mascarilla de arcilla blanca para pieles secas

La piel seca es otra de las que más sufren, ya que tienen una alta probabilidad de descamación, picores, irritaciones, etc. Todo esto es debido a su falta de hidratación en la piel. Por esto mismo es cierto que lo ideal para la piel en un estado de sequedad grave, es usar otra mascarilla que vaya a hidratar y nutrir más el rostro, pero no obstante si usas la de arcilla no vas a tener ningún daño extra ni la va a secar más aún.

Ingredientes

  • Dos cucharadas de agua mineral
  • Dos cucharadas de arcilla blanca
  • Cuatro o cinco gotas de aceite de argán

Pasos para la preparación

  1. Lo primero es coger el recipiente y mezclar la arcilla con el agua y remover hasta que este disuelta.
  2. Acto seguido vamos a verter el aceite de argán y volvemos a remover todo hasta que esté completamente mezclado.

Tiempo de actuación

  • Una vez que hemos terminado la mezcla es hora de aplicarlo, lo vamos a hacer hasta cubrir completamente el rostro, menos el contorno de los ojos y los labios.
  • Cuando esté aplicado, lo dejamos actuar por 20 minutos y la retiramos con abundando agua.

Receta de aceite de argán y arcilla blanca

Estas han sido todas las recetas con la maravillosa arcilla blanca, espero que os sirvan y que ¡empecéis a cuidar a vuestra piel como se merece!