Categories
Belleza

Multimasking

Hoy vengo a hablaros sobre el multimasking, seguro que alguna vez has oído hablar de esta técnica y te ha resultado maravillosa.

También puede ser que no hayas oído nunca nada sobre ella, pero te aseguro que lo has visto alguna vez, las redes sociales están llenas de personas que la usan y cuelgan sus fotos.

En cuanto te hable sobre ella, lo vas a reconocer, y si todavía no lo has hecho, este artículo te va a impulsar a dar el salto a este mundo sobre el multimasking.

Aún así, os voy a dejar por aquí un enlace donde aparecen las mejores mascarillas convencionales, es decir, de toda la vida, las que estamos acostumbrados a ver, para que en el caso de que prefiráis estas, podáis elegir la vuestra a tiro hecho: Mejores mascarillas faciales.

Multimasking

¿Qué es un multimasking?

Lo primero es definir qué es exactamente el famoso multimasking, y es que todo el mundo ha escuchado alguna vez su nombre, pero no todos saben en qué consiste realmente.

Su nombre ya nos está dando una pista, «múltiples mascarillas», se trata de una técnica dentro del mundo de las mascarillas, es decir, son mascarillas faciales pero con la diferencia de que no es solo una única máscara sino que es la combinación de dos o más, cada una de ellas con sus propiedades y beneficios correspondientes que necesita cada zona de nuestro rostro.

Explicado de otra forma, nuestro rostro no es uniforme, por lo que tiene zonas diferentes a otras, sobre todo las pieles mixtas que tienen la zona T más grasa que el resto del rostro y por lo tanto, lo ideal es usar varias mascarillas, cada una con sus necesidades especificas para cada parte del cutis.

Seguramente hayáis oído hablar de la famosa técnica de maquillaje del «contouring», pues el multimasking es exactamente lo mismo,  ofrecerle a cada zona del rostro una mascarilla específica y si eso quiere decir, aplicar 3 tipos de mascarillas, pues aplicamos 3 tipos de mascarillas sin ningún problema, ¡ahí es donde está el gran quid!

¿Dónde está su origen?

Como es de esperar, esta maravillosa técnica nació en Corea del Sur, lugar donde nacen casi todas las tendencias que tienen que ver con el cuidado y la belleza, pero ya no solo se encuentra allí, sino que se ha expandido por prácticamente el mundo entero y gracias a sus resultados tan beneficiosos, se ha convertido es un técnica estrella, así que si aún no la has probado ¡ponte manos a la obra!

Pero, ¿qué es exactamente una mascarilla?

Para entender el multimasking, es primordial partir de la base de saber que es una mascarilla.

Hoy en día es difícil que alguien no sepa lo que es, ya que es un producto de belleza único y muy popular, ¡incluso podemos verlo en las pelis!

Aún así, prefiero dejarlo todo explicado, para que no se pierda ni un detalle de nuestra querida técnica de mezclar mascarillas.

La mascarilla es una mezcla de ingredientes (principalmente naturales) que forman una pasta y se aplican cubriendo al rostro completamente como una especie de máscara (de ahí su nombre), se deja actuar durante un tiempo determinado y finalmente se retira.

Tipos de mascarillas hay muchos, cada una especifica para un tipo de piel o para cualquier imperfección que quieras corregir, pero ¿qué pasa si mi piel no es uniforme?

Para esto nació el multimasking, para ofrecerle a cada zona del rostro lo que necesita, de esta forma los resultados son mucho más notables y favorables.

¿Qué es una mascarilla?

Beneficios del multimasking

Ahora que ya sabemos en qué consiste el multimasking, seguro que nos podemos imaginar cuales son sus beneficios.

Al ofrecerle a la dermis exactamente lo que necesita, estamos ganando mucho en el terreno del cuidado de belleza, ya que al personalizar el tratamiento del rostro, estamos escuchando a nuestra piel y por lo tanto todo será mucho más favorable.

Además no solo hablo de ofrecerle a cada zona lo que necesita, sino ofrecerle también a la piel lo que necesita en cada momento, ya que nuestra dermis va cambiando con el tiempo. En un año puede cambiar varias veces y por lo tanto en cada época necesitar cuidados diferentes.

Por esto mismo los beneficios están claros, mejores resultados en menos tiempo.

¿Qué debo saber antes de hacer multimasking?

Lo primero que tenemos que hacer para empezar a usar la famosa técnica en nuestro rostro, es conocer cada parte de nuestra cara y saber que necesidades necesita exactamente, es decir, conocer nuestro tipo de piel ( si aún no estáis seguros del vuestro, ¡echadle un vistazo a este artículo!: ¿Qué mascarilla facial necesito según mi tipo de piel?)

Ya que seguramente notareis que vuestra piel no es igual en todas partes, sino que tendréis características diferentes en cada una de ellas.

Normalmente (aunque las hay diferentes), los rostros suelen presentar las siguientes características:

  • La zona T (frente, nariz y barbilla) suelen presentar grasa, espinillas, brillos, etc. Todas las peculiaridades de las pieles grasas.
  • Mientras que el resto del rostro (mejillas, contorno de ojos, etc) suelen presentar sequedad, irritaciones, picores, descamaciones, etc. Todas las propiedades de una piel seca.

Estas son las más comunes, pero no quiere decir que todas sean así. Lo que tienes que hacer es averiguar cómo es la vuestra y una vez que lo tengáis, ¡ya estaréis preparados para añadir el multimasking a vuestra vida y disfrutar de una piel sana, como siempre habéis soñado!

Conocer tu piel

¿Cómo aplicar un buen multimasking?

Ahora que ya sabemos que es lo que nuestra dermis necesita exactamente en cada una de sus zonas, vamos a proceder a hacer nuestro querido multimasking y para esto os voy a poner paso a paso todo lo que vamos a seguir, para que no os saltéis ningún detalle y el resultado sea el más optimo posible.

  1. Limpieza del rostro

El primer paso es el que seguís con cualquier mascarilla que hayáis usado alguna vez. Tener el rostro limpio antes de aplicar la mascarilla, nos va a asegurar que esta penetre de forma correcta y que todas las propiedades que nos ofrecen puedan llegar hasta nosotros.

Además si estáis maquillados, lo primero es retirar todo el maquillaje y luego proceder a lavar el rostro, para garantizar que no queda ningún residuo en nuestra cara.

  1. Proteger el contorno de ojos y labios

Este paso es opcional, ya que no es del todo esencial para la rutina, pero si que os va a ayudar a mantener esta zonas tan delicadas protegidas frente a las mascarillas que vais a aplicar en el rostro.

Puedes encontrar en cualquier tienda un contorno de ojos que se adecue a tu piel y un bálsamo labial.

  1. Brocha para aplicar la mascarilla o lava muy bien tus manos

Esto es muy importante, ya que normalmente preferimos aplicar la mascarilla con nuestros propios dedos, y esto no es un problema, al contrario, pero si que se puede convertir en uno si nuestros dedos no están del todo limpios y a la misma vez que la estamos aplicando, introducimos suciedad y partículas que van a empeorar nuestro rostro.

Otra opción es, conseguir una brocha especial para aplicar mascarillas, puedes encontrarla fácilmente en una tienda de productos de belleza y sus precios son muy económicos. Así te quitas de dudas de si estropearás el proceso con tus dedos.

  1. Eliminación de grasa

Para las zonas grasas de vuestro rostro, os aconsejo que uséis mascarillas de carbón o de arcilla verde. Estos tipos de máscaras os van a ayudar a eliminar el exceso de sebo.

Su función es absorber la grasa y con ello eliminar las espinillas, acné, exceso de brillos, etc.

Por aquí os dejo las mejores opciones de estas mascarilla del mercado: Mejores mascarillas de carbón

  1. Aportar hidratación a las zonas secas

Al contrario que las anteriores, también tenemos zonas en la cara como hemos visto, que presentan características de sequedad y de falta de humedad.

Para esto lo ideal es que uséis en estas partes, mascarillas hidratantes, es muy importante que este tipo de producto no toquen las demás zonas, ya que pueden engrasarlas aún más.

  1. Tiempo de actuación

Lo más importante, debemos dejar que las mascarillas actúen, pero con cuidado de que cada una es diferente y por lo tanto cada una de ellas tendrán sus necesidades, por ejemplo, una puede que necesite diez minutos de actuación, mientras que la otra necesita treinta.

En definitiva, debemos conocer muy bien las necesidades de las mascarillas que usamos para no excedernos ni quedarnos cortos en su actuación.

Pasos para el multimasking

Tipos de multimasking para mimar a tu piel

Como ya sabéis nuestra piel necesita atención, y que la escuchemos, ya que es el órgano más grande de nuestro cuerpo y también el más expuesto, por esto mismo se merece que le prestemos atención al menos un ratito al día.

Para esto os he presentado el maravilloso multimasking, y ya sabéis incluso usarlo, pero ahora os voy a hablar de las diferentes mezclas que puedes hacer para conseguir diferentes multimasking.

Esta técnica no tiene solo una forma especifica, sino que podéis ir combinando mascarillas que se adapten a vuestro tipo de piel, en determinadas zonas y no tenéis porque usar siempre las mismas, sino que podéis ir cambiando y usar cada semana una, ¡para ofrecerle a vuestra dermis todos los beneficios que podáis y más!

Para esto os voy a hablar de algunas formas, las más usadas por las personas, aunque vosotros podéis encontrar muchas más.

  • Combatir grasa y deshidratación a la misma vez

Esta es la más común y la que más fama tiene entre todos, ya que ofrece unos resultados maravillosos.

Se aconseja usar una mascarilla de carbón para las zonas grasas y una hidratante para el resto de zonas secas.

También son ideales para este tipo de dermis las mascarillas peel off, os dejo por aquí toda la información sobre estas: ¿Qué es una mascarilla peel off?. Este tipo de mascarilla tiene una aplicación un poco más especial, debido a que se seca y se forma una especie de película en la piel, os dejo este enlace, que os recomiendo antes de usarla: ¿Cómo aplicar una mascarilla peel off?

  • Si tu problema son los poros dilatados

Otro de los grandes problemas que padecen muchas personas es además de la grasa, los temidos poros dilatados y visibles en el rostro.

Para esto, lo ideal es combinar de nuevo la mascarilla de carbón en la zona T con una mascarilla perfeccionadora, esto te ayudará a eliminar toda la grasa del cutis y por lo tanto ayudará a disminuir el tamaño de los poros notablemente, hasta hacerlos prácticamente invisibles, gracias a que los limpia en profundidad y los deja totalmente desobstruidos, cerrándolos finalmente.

  • Para calmar los músculos faciales

Los músculos del rostro, al igual que cualquier otro músculo, también sufren momentos de tensión o tirantez debido a factores como por ejemplo el estrés.

Para lucir una piel sana y bonita es importante que nuestro rostro tenga un aspecto de calma y para esto lo ideal es usar una mascarilla hidratante para todo el rostro (que nos va a nutrir en profundidad) excepto en el contorno de los ojos.

Para esta zona, vamos a usar un producto específico de contorno de ojos, ofreciéndole a esta zona tan delicada las propiedades que necesita, ya que además en esta zona se refleja siempre el aspecto de nuestra piel, si está sana esta zona se verá resplandeciente, mientras que si estamos cansados, esta zona se verá oscura y apagada.

  • El combo perfecto

Esta mezcla de mascarillas siempre funciona, es ideal para cuidar de forma general la piel y es el multimasking en todo su esplendor.

Para la zona T una mascarilla de carbón, para el resto del rostro una mascarilla hidratante y para el contorno de los ojos una mascarilla especifica para esta zona.

Te aseguro que si usas estas tres mascarilla en un mismo proceso, tu piel te lo agradecerá y los resultados serán maravillosos.

Tipos de multimasking

¿Cómo saber que mascarillas necesita mi piel en cada zona?

Cada piel es un mundo, eso ya lo sabemos, cada una tiene sus necesidades y sus características a las que tenemos que estar muy atentos para cuidarla de forma correcta.

Pero aún así, hay algunas preocupaciones con respecto al cuidado de la piel y las mascarillas.

A la hora de usar un multimasking estas son las principales dudas.

La piel mixta y el multimasking

Este es el tipo de piel que más necesita la técnica del multimasking, ya que cuenta con características de la dermis grasa y la seca, en diferentes zonas.

Esto se debe a que, por ejemplo, en las zonas grasas, como la famosa zona T (frente, nariz y barbilla) hay más glándulas sebáceas que en el resto del rostro, lo que quiere decir que esta será la zona con los poros más dilatados, más brillos y por lo tanto más imperfecciones como espinillas, puntos negros o el acné.

Como os he dicho antes, para combatir esto, debéis usar dos tipos de mascarillas, una que absorba toda la grasa de esta zona (carbón o arcilla) y otra hidratante para el resto del rostro que por regla general será más seco.

Con la mascarilla de arcilla vais a notar como esa zona va a adoptar un poco de tirantez y tensor, esto es completamente normal y necesario, ya que está absorbiendo toda la grasa, ¡no os preocupéis! que en cuanto la retiréis y pasen unos minutos esta sensación desaparecerá. Aquí podéis ver todas sus propiedades y beneficios que ofrece a nuestra piel: Propiedades de la arcilla blanca y Arcilla blanca beneficios para la piel.

Es muy importante que al retirar las mascarillas no se frote con una toalla, sino que se elimine con abundante agua y si queda algún resto de esta, podéis quitarlo pasando suavemente un algodón con agua micelar. De la otra forma, podéis hacer mucho daño a la piel, que debido a la mascarilla se encuentra mucho más fina y sensible.

Si estáis interesados en este tipo de mascarilla, os aconsejo que leáis este artículo: Mejores mascarillas con arcilla blanca

¿Puedo eliminar las arrugas de alrededor de los ojos y la falta de luz en la cara?

Esta es otra de las grandes preguntas con respecto al uso de mascarillas, a nadie le gustan esas arruguitas alrededor de los ojos, que hacen una mirada más vieja y apagada.

Además, ¿cuántas veces habéis buscado algún producto que os ayude a aportar luz a la cara? Tener un rostro apagado es de lo más temido, ya que es el reflejo de una piel sin cuidar y triste.

Para combatir estos dos grande enemigos de la belleza facial, os aconsejo usar una mascarilla antioxidante, que os va a ayudar a iluminar el rostro pero con mucho cuidado de no aplicarlo en el contorno de los ojos, ya que podría causar más arrugas aún.

Para esta zona, siempre os aconsejo que uséis productos especifico del contorno de ojos, ya que como sabéis son zonas muy delicadas. Podéis usar uno antienvejecimiento, para hacer desaparecer de una vez por todas las no deseadas arrugas o las popularmente llamadas «patas de gallo«.

Si lo que quieres combatir es el hinchazón de la parte inferior del ojo, te aconsejo que apliques el producto frío. Es decir, que lo mantengas guardado en el frigorífico o en un lugar frío, ya que esto ayudará a eliminar la inflamación.

¡Así que no te preocupes más!, no hay excusas para ofrecer a nuestra piel lo que necesita.

Tengo la piel seca, pero los poros dilatados ¿qué puedo hacer?

Esta es otra de las grandes cuestiones, ¿qué hago si no tengo la piel seca pero sin embargo tengo poros grandes y visibles?

Muy fácil, vamos a escuchar a nuestra piel y vamos a ver que necesita, este es siempre el primer paso, sabemos que necesitamos hidratar la piel porque está seca, pero también necesitamos disminuir esos poros.

Para esto vamos a usar una mascarilla hidratante en todo el rostro excepto en las zonas donde podamos ver nuestro poros (normalmente será en la nariz y la barbilla) Os dejo por aquí este enlace, para que tengáis toda la información sobre ellas: ¿Cómo hacer una mascarilla facial hidratante?

En estas zonas vamos a aplicar una mascarilla de carbón, que va a ayudar a limpiar en profundidad la suciedad que hay acumulada en los poros y que hace que estos se obstruyan y agranden.

Estos tres son ejemplos de las dudas más frecuentes que he encontrado, pero existen miles de casos más, y por lo tanto vais a tener que buscar el vuestro.

Ya que el quid de la cuestión del multimasking es ese, ¡es el arte de combinar mascarillas!

Escucha a tu piel, prueba y encuentra tu combinación de mascarillas ideal.

Preguntas frecuentes sobre el multimasking

Ahora sí, ¿por dónde empiezo?

Ya habéis decidido añadir el maravilloso multimasking a vuestra rutina de belleza, pero ahora viene el momento donde nos perdemos sin saber por dónde empezar, y no sabemos que es lo primero que debemos hacer para que la elección sea la adecuada.

Lo primero que os debe quedar claro es que multimasking no es sinónimo de «echarse cualquier cosa en el rostro», sino todo lo contrario, es ser más específico y exhaustivo con el cuidado de la piel.

Así que vamos a suponer que hoy mismo queremos empezar con nuestro multimasking, para que todo sea satisfactorio lo ideal es que sigas estos pasos y así no surgirán dudas ni inconvenientes.

Si queréis una información mucho más detallada y específica, os recomiendo este artículo: Mascarilla: guía de uso.

  1. Conocer nuestra piel

Lo primero es mirarnos frente a un espejo y analizar detenidamente nuestra cara, sin prisas. Vamos a escuchar a nuestra piel y definir cuantas zonas tenemos en el rostro y como son cada una (ejemplo: frente, nariz y barbilla, zonas grasas. Mejillas, contorno de ojos y frente alta, zona seca.)

  1. Decidir las mascarillas

Una vez que conozcamos nuestra piel como a la palma de nuestra mano, es hora de analizar que tipo de mascarilla le vendría bien (buscar información si es necesario, yo os voy a dar algunas recetas cada determinadas zonas)

  1. ¿Compradas o caseras?

Cuando ya tengamos decididas las mascarillas, es hora de determinar si las vamos a comprar o si por lo contrario, la vamos a hacer caseras. (Por aquí tenéis toda la información, además de recetas para que podáis hacer muchos tipos de mascarillas: ¿Cómo hacer una mascarilla facial casera?)

Si la decisión es la primera tenemos que tener en cuenta su INCI, y analizar muy bien cada ingrediente, para asegurarnos que ninguno va a dañar nuestra piel o empeorarla.

Si la decisión es la segunda, lo ideal es elegir todos los productos naturales y hacerla solo cuando la vayáis a usar, para evitar que se estropee, debido a su ausencia de conservantes.

  1. Manos a la obra

Una vez que ya las mascarillas están en vuestras manos, podemos decir que ha llegado la hora de empezar con el proceso y para esto vuelve al apartado «¿Cómo aplicar un buen multimasking?» o si queréis algo más detallado te aconsejo que le eches un vistazo a este enlace: ¿Cómo aplicar correctamente una mascarilla facial?

  1. ¡Disfruta de tu piel!

Y por último, disfruta cada momento de tu nueva y maravillosa piel después de haber aplicado la mascarilla. Los resultados los vas a empezar a notar desde la primera aplicación, pero conforme vayan pasando algunas semanas vas a ir viendo que cada vez son más notables, hasta conseguir la dermis deseada.

Elección del multimasking

Recetas de mascarillas específicas para cada zona del rostro

Antes de nada, os dejo este enlace donde podéis encontrar todos los beneficios de la cosmética casera: Mascarilla casera para la cara.

Como os he dicho antes, me gustaba la idea de poneros un ejemplo de recetas de un multimasking, es decir, una mascarilla para cada zona del rostro.

Estas mascarilla son muy fáciles de hacer, ya que además de rápidas, los ingredientes que vamos a usar seguro que están por casa, por lo que no es necesario salir a comprar nada.

Zona T (frente, nariz y barbilla)

Como ya sabéis esta zona suele ser la más grasa en prácticamente todas las pieles (aunque habrá excepciones), debido a su cantidad de glándulas sebáceas, por lo que lo ideal es usar una mascarilla que nos ayude a contrarrestar y eliminar todo ese exceso de grasa.

Receta de requesón y miel

El requesón va a ayudar a absorber todo el exceso de grasa y a eliminar las impurezas de la piel, mientras que la miel va a actuar como una sustancia antibacteriana, que combatirá la inflamación si la hay.

Ingredientes

  • 1-2 cucharadas de requesón
  • 1 cucharada de miel

Proceso de preparación

  1. Lo primer y único será verter en un envase las cucharadas de requesón con la de miel y remover todo hasta conseguir que se mezclen por completo.

Tiempo de actuación

  • Una vez preparada, llega la hora de la aplicación, bastará con que la dejamos actuar por uno 20 minutos.

¡Como os he dicho antes, las recetas son ultra fáciles y muy rápidas de hacer!

Receta requesón y miel

Mejillas

Normalmente las mejillas (a no ser que tengamos la piel demasiado grasa) suelen tener un aspecto seco, y a veces con problemas como descamaciones, picores, tirantez, por esto mismo lo que necesitamos es una mascarilla que nos hidrate y suavice esta zona.

Receta de aguacate

Los aguacates son ideales para ofrecer hidratación a la piel, además de ayudar a que esta absorba la humedad del ambiente por si sola.

Ingredientes

  • Un aguacate maduro

Proceso de preparación

  1. Solo hay un paso, cogemos el aguacate lo abrimos y le quitados el hueso. Lo machacamos en un recipiente y ya está listo para aplicarlo.

Tiempo de actuación

  • Es muy importante que el aguacate esté maduro, principalmente para que nos aporte todos los nutrientes y propiedades y para que el proceso de machacarlo sea mucho más fácil.
  • Una vez que lo aplicamos en las mejillas, lo dejamos actuar al igual que el anterior durante unos 20 minutos.

¡Y ya esta lista nuestra mascarilla para las mejillas!

Receta de aguacate

Contorno de ojos

Esta zona, ya hemos visto que es la más delicada y sensible de todas las zonas de nuestro rostro, por lo que necesita unos cuidado más específicos y suaves.

Receta de café y aceite de coco

Estos dos ingredientes, son ideales para refrescar e iluminar (os dejo este enlace sobre mascarillas iluminadoras: ¿Cómo hacer una mascarilla facial iluminadora?) esta zona tan importante, ya que me atrevería a decir que es esencial para tener una «buena cara» y para que se nos vea un rostro lleno de luz y vida. Esto es debido a que el aspecto de esta zona se refleja en la mirada y como ya sabéis «la mirada es el espejo del alma».

El café ayudará a disminuir la inflamación si la hay, mientras que el aceite ofrecerá la humedad necesaria.

Ingredientes

  • Una cucharada de café en polvo
  • Una cucharada de aceite de coco

Proceso de preparación

  1. En un recipiente mezclamos las cucharadas de cada ingrediente y removemos hasta conseguir que se hayan mezclado por completo.

Tiempo de actuación

  • Es muy importante que solo la apliquemos en el contorno de los ojos. Una vez que lo hayamos cubierto por completo, vamos a dejar que actué durante unos 20 minutos.

Receta de café y aceite de coco

Con estas tres recetas, tendríamos un multimasking perfecto, aunque esto solo ha sido un ejemplo, ya que puedes encontrar miles de combinaciones, ¡solo tienes que buscar la ideal para ti!