Agua micelar de Isdin

El cosmético que hemos deseado cientos de veces o al menos con el que yo soñaba cuando era niña, un producto que me desmaquillara, me limpiara, me equilibrara, me tonificara y me hidratara la cara. Todo ello sin necesidad de tener que usar cientos de cosméticos cada uno de ellos para una función diferente y que no tuviese que estar en el baño una hora siempre que llegaba a casa. Aunque en aquellos momento era eso, un sueño.

Pero hoy en día vemos que existe y que está al alcance de todo el mundo. Cuando el agua micelar llegó a mi vida lo hizo de forma inesperada pero os aseguro que con mucha fuerza, tanta que hoy en día sigo pensando que es mi cosmético estrella y por supuesto imprescindible en mi día a día.

Como podéis ver desde que descubrí las aguas micelares han pasado muchas por mi vida, todas ellas me han aportado algo pero he de decir que tengo mis favoritas, de eso no hay duda. En el día de hoy vengo a hablaros de una de ellas, una que he probado y de la que me gustaría contaros mi propia experiencia, me estoy refiriendo al agua micelar de Isdin.

He de deciros antes de comenzar que este agua micelar me gustó especialmente y ha día de hoy me sigue pareciendo una buena recomendación, aunque a lo largo del tiempo he encontrado la que yo llamo «mi elixir», es decir, la mejor que he puesto en mi piel hasta día de hoy y también os hablaré un poco sobre ella al final, para todos aquellos que queráis alguna alternativa.

Dicho esto, ya podemos empezar a hablar sobre todos los aspectos que rodean a este cosmético, sus ingredientes, envase, textura, olor, etc y por último mi opinión sobre ella, así que ¡no os lo perdáis!

Agua micelar de la marca Isdin

Agua micelar de Isdin

Seguro que habéis oído hablar de ella cientos de veces o al menos de la marca Isdin, ya que cuenta con una amplia línea de productos para el cuidado de la piel, yo personalmente he usado alguna vez algún que otro cosmético de esta marca y aunque no es mi favorita, si he de decir que me gusta y volvería a usar alguno de sus productos.

En este caso descubrí el agua micelar de esta marca y como había oído muchas cosas buenas sobre ella, me entró la enorme curiosidad de probarla en mi piel y ver como trabajaba y así fue como me fui informando de todos sus aspectos y finalmente me decidí a hacerlo.

Este agua micelar nos promete un efecto 4 en 1, por lo que de primeras nos está asegurando que no solo se limitará a limpiar nuestra dermis, sino que nos aportará mucho más, como por ejemplo el hecho de desmaquillar nuestro rostro antes de limpiarlo (además también nos asegura la máxima eficiencia con el maquillaje más resistente), tonificar la piel e hidratarla. Por último también incide en el hecho de cerrar los poros y así evitar que se obstruyan con la suciedad. ¿A quién no le parece alucinante todo esto?

Para aquellas personas que tiendan a tener la dermis seca o irritada, no deben preocuparse por su uso ya que también cuenta con la capacidad necesaria para aliviar la piel e hidratar aquellas zonas más secas y conseguir así un rostro mucho más jugoso y calmado. Por supuesto, además de eso también nos promete que no irritará la piel independientemente del tipo de dermis que tengamos.

Esto último podemos asegurarlo por el hecho de que se trata de un producto que está testado dermatológica y oftalmológicamente, de esta manera podemos usarlo con la seguridad de saber que no nos hará daño y que además podemos usarlo en la zona de los ojos. También es un cosmético no-comedogénico, por lo que las personas con la dermis grasa también pueden ponerlo en su cara sin preocuparse por si le puede empeorar la producción de sebo.

Con toda esta información no creo que nadie pueda tener muchas más dudas, porque realmente la marca lo cuenta todo y nos posiciona este producto como si fuera un elixir. Ahora solo queda que averigüemos si es todo cierto y si por lo tanto nos aportará todo lo que dice.

Como adelanto para aquellos más impacientes, os diré yo, que ya lo he probado y terminado, que me ha parecido un buen producto y que si tuviese que volver a usarlo lo haría encantada, pero esto no es todo, hay mucho más y para ello debéis esperar al apartado de mi experiencia, pero antes me gustaría hablaros más a fondo de lo que me encontré cuando empecé a analizarlo con detenimiento.

Es hora de conocerlo todo sobre ella

Como siempre digo, conocer un cosmético no es quedarnos con aquello que la marca nos dice de él, porque como todos sabemos, no nos dirán ni una sola cosa negativa. Conocer un producto a la perfección es analizar cada uno de los aspectos que se nos presentan cuando nos decidimos a probarlo.

En este caso, este agua micelar (como todas) tiene una lista de ingredientes que debemos observar con tranquilidad como primer paso en el proceso de conocimiento, solo así nos podremos asegurar que el cosmético sea respetuoso y saludable con nuestra dermis. Ya luego vienen otros aspectos como el envase donde viene el agua micelar, su precio, la textura que para mi es imprescindible y por último el olor.

Todo eso es lo que necesitamos para saber si el producto valdrá la pena o si por el contrario no era lo que esperábamos, así que no esperemos más y ¡empecemos a conocer este agua micelar cuanto antes!

Su tabla de ingredientes

Los ingredientes son lo más importante con gran diferencia, porque es básicamente conocer que es lo que vamos a poder en nuestra piel y por lo tanto asegurarnos de que en ningún caso sea nada que pueda causar daños en nuestra dermis.

La tabla de INCI la vamos a encontrar siempre en el envase o caja del producto, por detrás o en un lateral. Veremos como se describen una serie de sustancias que irán desde la mayor proporción a la menor, es decir, el primer ingrediente que veamos es el que está más presente en el producto y el último, el que está menos presente y así con todos.

Al observar el INCI de este cosmético me di cuenta que se trata de una lista realmente corta, aspecto que nada tiene que ver con que sea mejor o peor, eso solamente nos lo dirá la calidad y el origen de los ingredientes que la forman. Para que conozcáis cuales son las sustancias presentes en este agua micelar os dejo por aquí la lista completa.

INCI:

Aqua (water), Hexylene glycol, Glycerin, Betaine, Polyglyceryl-4 laurate/sebacate, Polyglyceryl-6 caprylate/caprate, Cetrimonium bromide, Disodium EDTA.

Cuando la leí por primera vez me sorprendí bastante, ya que llevaba un tiempo topándome con productos realmente irritantes o no adecuados, por lo que al ver que en esta formulación no encontré ninguna sustancia que pudiera hacer daño en mi piel, mi felicidad era desbordante, por fin había encontrado un producto que valía la pena probar.

Como veis no encontramos ningún tipo de alcohol, parabeno, silicona, etc. Lo único que me echó para atrás a primera impresión fue el último ingrediente, que aunque no es malo para nuestra salud si que resulta bastante contaminante con el medio ambiente, por lo que sería realmente lo único que cambiaría de esta lista de ingredientes. Aún así como os he dicho es el último y su proporción no es nada elevada.

Por otro lado vemos ingredientes realmente buenos como son algunos de origen vegetal, otros tensioactivos que serán cruciales para la limpieza de la piel y algún emulsionante, Todos ellos trabajarán para conseguir todo lo que Isdin promete y ofrecernos una piel radiante y preciosa sin hacernos el mínimo daño.

He de decir que realmente me sorprendió para bien esta lista de ingredientes y que por lo tanto decidí seguir con la idea de probarla.

El envase y el precio

Aunque no tan importante como conocer los ingredientes, saber como es su envase, que recipiente guarda el contenido y como es su dosificador es muy significativo, por lo que nunca paso por alto el analizarlo y así voy conociendo mejor al propio producto además de saber cual será mi primera impresión y cuanto de cómodo será el utilizarlo diariamente.

Como imaginaréis igual que lo imaginé yo, el envase de este agua micelar es idéntico al de todas las aguas micelares, un bote de plástico transparente en el que podemos ver el interior o mejor dicho, la propia agua micelar y un tapón de color gris con una abertura por donde al abrirla y volcar el bote sale el contenido. Como podéis ver es un dosificador higiénico y cómodo de usar, aunque para mi no el más cómodo de todos, ya que yo suelo siempre meter la pata y apretar más de la cuenta, cabiendo la posibilidad de desperdiciar producto con frecuencia, por lo que siempre prefiero pulsadores u otro que no nos de la posibilidad de malgastar el contenido, pero aún así no me parece un formato malo.

En cuanto al tamaño, podemos ver que la propia marca ha pensado un poco en aquellas personas que son de vaijar con frecuencia y quiere llevar siempre encima su agua micelar, por lo que no solo nos ofrece un tamaño, sino que nos ofrece dos, el estándar de uno 400 ml ideal para tener en casa y no darle mucho trote, ya que es grandecito para llevarlo en el bolso, sería un poco tedioso y por otro lado el pequeñito de 100 ml, ideal para llevarlo siempre encima allá donde nos dirijamos, no ocupará apenas espacio y es muy cómodo de usar y transportar.

Su precio no es para nada desorbitado, al revés, se trata de un costo muy asequible para todo el mundo, el más pequeño ronda los 3 euros y el más grande los 8 euros, como veis muy económica. Yo siempre os recomiendo lo que yo hago en este caso, si lo que queréis es probarla, de nada os sirve comprar el bote grande, ya que imaginad que no os gusta y ahora os sobra el bote entero, teniéndola que tirar o regalar. Sin embargo si compráis el bote pequeño siempre tenéis la opción de comprar luego el grande si os ha gustado, pero así gastáis menos dinero para conocer la decisión final.

Tamaños del agua micelar

La textura

Este aspecto junto con los ingredientes es para mi lo más importante, ya que no soportaría poner cada día en mi piel un producto que me dejará una sensación desagradable en la piel, por muy bueno que fuese, ya que no estaría cómoda y por lo tanto los resultados no se notarían igual en mi piel, por lo que siempre estoy muy pendiente de este factor.

¿Quién soportaría poner en su rostro un producto que dejará la piel pegajosa y untuosa? Estoy segura que vuestra respuesta sería muy clara, nadie querría poner eso en su dermis. En cambio, ¿cuántas veces os ha pasado que habéis usado un producto del que habéis amado su textura en vuestra piel pero era realmente un mal cosmético para la salud de vuestra dermis?

Con todo esto hay que tener mucho cuidado, ya que no todo son los ingredientes o no todo es la textura, son verdaderamente los dos aspectos más fundamentales y hay que intentar elegir ese cosmético que lleve a los dos de la mano, es decir, que sea de buena calidad y respetuoso con nuestra piel y por otro lado que al ponerlo en el rostro se sienta como un verdadero elixir.

En este caso he de decir que no tuve ningún tipo de problema, el agua micelar de Isdin cuenta con una textura perfecta y maravillosa, en ningún momento desde la primera aplicación hasta la última sentí sensación desagradable o extraña, al contrario, dejaba mi dermis siempre muy suave y reconfortada, como si tuviese un rostro nuevo cada vez que la usaba.

Cuenta con una rápida absorción, por lo que es ponerla en el rostro y al instante ha penetrado hasta el interior de nuestra piel, por lo que parece que no hayamos puesto nada.

En definitiva, deja la piel con sensación de hidratación pero la suficiente para que no se sienta untuosa o pesada y además se nota un frescor muy agradable.

El olor

En este caso suelo ser mucho más asertiva con el aroma que contenga, no me suele preocupar en exceso si huele más o menos fuerte, porque realmente a mi no me molesta ni una cosa ni la otra, por lo que aunque le presto atención no es para mi algo fundamental como por ejemplo la textura.

Pero sé de sobra que para muchas personas es imprescindible este aspecto y dependiendo del gusto puede que les moleste si el aroma es demasiado fuerte o por el contrario, puede que sientan un vacío si el producto no huele a nada. Aún así independientemente del gusto, esto es cierto que siempre va a ser algo que no le gustará a todo el mundo, porque siempre habrá alguien descontento.

Como ya os he dicho, a mi no me suele preocupar en exceso y en este caso he de decir que Isdin lo ha hecho genial para mi gusto, ya que no contiene un olor muy fuerte ni mucho menos, pero tampoco podemos decir que no huela a nada, ya que cuenta con el aroma preciso para que podamos percibirlo sin que se haga pesado con el paso del tiempo, es decir, el justo para que nos ofrezca relajación y un momento encantador.

¿Puede usar este producto todo el mundo?

Esto es algo que siempre buscamos cuando compramos un nuevo producto, porque es algo que preocupa a todo el mundo, ¿quién quiere usar un cosmético y luego darse cuenta que no era recomendado para su tipo de piel? siendo este el principal factor de que luego los resultados no sean los que esperaban.

Muchas personas tienden a caer en el error de catalogar al cosmético como un mal producto cuando no ven resultados, pero nadie se para a comprobar si realmente ese cosmético era adecuado para su dermis. Por lo tanto siempre es imprescindible conocer este punto antes.

En este caso, el agua micelar de Isdin es apta para todo tipo de pieles, por lo que nadie deberá preocuparse por si le hace daño o no le ofrece resultados, ya que todo el mundo se beneficiará de su uso. Como podéis ver su formulación es muy respetuosa con la piel y no cuenta con ningún ingrediente que resulte dañino ni siquiera para aquellas dermis más delicadas y sensibles.

En definitiva y en respuesta a la pregunta, sí, todo el mundo puede usar este agua micelar con total tranquilidad.

Mi experiencia

Mi experiencia con el agua micelar de Isdin

Me parece maravilloso el compartir con todos vosotros mi experiencia con un producto que sé que es de gran interés para muchas personas, igual que lo fue para mi en su momento, así que he de deciros antes de empezar que he disfrutado mucho probando este agua micelar y por supuesto haciendo este artículo para todos vosotros.

Empezaré diciéndoos que fue todo un placer para mi poner este cosmético en mi piel, ya que me dio muchos beneficios, entre ellos el buen trato con la piel y unos resultados con los que estoy muy contenta.

Además también tengo que deciros que muchas veces no espero a terminar el bote (si el cosmético no me esta convenciendo nada), pero que con este agua micelar lo terminé e incluso me dio pena hacer, así que como os dije al principio, si tuviese que volver a usarla lo volvería a hacer encantada.

Sus ingredientes, que fue lo primero en lo que fije cuando me interesé por ella, me parecieron muy buenos e incluso me sorprendió que con una lista tan corta no encontrásemos en ella ninguno que fuese dañino para la dermis, aunque es cierto que uno de ellos, concretamente el DISODIUM EDTA lo cambiaría por otro que fuese menos agresivo para el medio ambiente y además he echado en falta algún que otro activo más. Aún así me parece que la formulación es correcta y muy buena, por lo que cuando lo vi supe que en principio sería un buen cosmético.

Cuando al leer los ingredientes me animé a probarla y me decidí a ir a por ella, hay otro de los aspectos del que os he hablado y en el que me suelo fijar mucho, su envase, como se presenta el cosmético ante nosotros y como es el formato mediante el cual va a salir el contenido. En este caso no era tanta mi curiosidad porque casi todas las aguas micelares tienen un formato muy similar, un bote de plástico generalmente transparente mediante el cual podemos ver el contenido, por lo que esto no me sorprendió enormemente. En cuanto al dosificador, si que me da mucha más curiosidad siempre que adquiero un nuevo producto, ya que pueden variar mucho. El caso de este agua micelar y su dosificador no es que sea de mis favoritos, pero tampoco me desagrada enormemente, es una abertura por la que volcando el bote sale el contenido, cabiendo la posibilidad de poder desperdiciar un poco de producto, como me paso en alguna ocasión, aún así no me parece algo negativo.

La textura en la piel en cuanto puse el contenido en mi rostro por primera vez fue extremadamente maravillosa, como sabéis esto si que es algo importante para mi y aunque había leído en mucho sitios que la textura era buena y ligera, lo cierto es que siempre tengo la incertidumbre de como la sentiré en mi piel. En este caso quede alucinada con su delicadeza al tratar la dermis y sobre todo con la rapidez a la hora de penetrar en la piel y dejar una sensación de como si no hubiésemos puesto nada. En definitiva es muy agradable y ligera.

Su olor, aunque no me preocupaba en exceso, porque como podéis observar en su INCI no tiene lugar la sustancia «perfume» por lo que en este sentido estaba tranquila. Aún así también me sorprendió para bien, pues cuenta con el aroma justo para hacer que el momento de aplicación sea maravilloso sin llegar a ser pesado.

En cuanto a los resultados, la parte más esperada siempre que empezamos a usar un nuevo cosmético he de decir que fueron geniales. Partiendo de la base de que mi piel es mixta y un poco sensible dependiendo de la época del año, empecé a notar resultados desde el primer día, mi piel estaba mucho más limpia y confortable. Al tener la piel mixta, mi rostro se va dividendo por zonas secas y zonas grasas por lo que siempre voy buscando un producto que sea capaz de cuidar las dos zonas sin dañar ninguna de ellas. En el caso de este agua micelar ha tratado a la perfección todo mi rostro al completo, he sentido desde el primer momento la dermis mucho más hidratada pero sin llegar a sentir un incremento en la producción de sebo.

Para todas aquellas personas que tienen la piel un poco más sensible o delicada, no deben preocuparse ya que a mi no me ha irritado el rostro en ningún momento, ni siquiera las veces que me ha podido entrar un poco en los ojos al estar usándola en esa zona.

En definitiva tengo que deciros que para mi gusto y bajo mi experiencia es un producto muy bueno y que os recomiendo a todos, yo personalmente si tuviese que usarlo de nuevo lo haría encantada. Fue una experiencia muy agradable y placentera para mi piel.

 

Alternativa de un producto un poco más completo

Si bien es cierto que el agua micelar de Isdin me pareció maravillosa, también he de decir que seguí buscando un producto que cuidara de mi piel de forma parecida pero que me aportara algo más, más activos y si pudiese ser mucho más natural.

Al principio pensé que estaba pidiendo algo que no existía, pero un día descubrí una marca que robó mi corazón en todos los sentidos, sobre todo su agua micelar por lo que es la que uso a día de hoy y la que os traigo aquí como alternativa a todos aquellos que os haya pasado lo mismo que a mi. Os estoy hablando del agua micelar de Nezeni Cosmetics, un producto natural y con bajos niveles de conservantes, repleto de activos que nos aportarán cientos de funciones diferentes y que no dejará indiferente a nadie.

Ha día de hoy puedo deciros que ya hace tiempo que no pruebo ningún otro agua micelar, ya que esta me aporta todo aquello que siempre he estado buscando.

Alternativa natural

Hasta aquí hemos llegado con este artículo, espero que os haya gustado y que os animéis a probar el agua micelar de isdin, para que comprobéis por vosotros mismos todo aquello que yo os he ido diciendo. Por otro lado también espero que aquellos más amantes de la cosmética natural o aquellos que buscan un producto más completo podáis disfrutar del agua micelar de Nezeni tanto como lo hago yo cada día.