Envase del agua micelar Bioderma

Empiezo el artículo agradeciendo a todos los que hoy estáis aquí para leer mi reseña sobre uno de los productos más usados del mercado, el agua micelar de Bioderma.

Aunque en reglas generales, el agua micelar ha alcanzo una fama tan alta que lleva años en el mismo puesto sin que haya llegado aún otro producto que le haya arrebatado su lugar y es que desde que vio la luz en el mundo de la cosmética podemos decir que arrasa, sí, lleva años arrasando por donde va.

Los que seáis fan de las aguas micelares (como yo) entenderéis bien su fama y su auge tan extenso en el tiempo, porque realmente es un producto que no merece menos, eso sí, no todas son ideales y es por ello que adoro las opiniones de las personas y por supuesto me encanta también compartir con vosotros las mías.

Por otro lado, aquellos que aún no sabéis muy bien de que van las aguas micelares y estéis dando el primer paso de adquirir una y por ello estáis echando un vistazo a las experiencia de los demás, espero que esta que hoy os traigo os sirva de ayuda y os venga bien para conocerlas un poco mejor.

Si estáis deseando tanto como yo empezar a introducirnos en el mundo de Bioderma y su agua micelar y lo que es mejor conocer si realmente es un producto bueno y efectivo, al menos bajo mi experiencia es momento de empezar.

Agua micelar de Bioderma

Lo que nos dice Bioderma

Si nos hemos interesado por Bioderma está claro que es por lo que la marca nos dice, aunque de primeras no sepamos si todo es cierto, para comprobarlo debemos probarla y eso fue lo que yo hice con este agua micelar.

Bioderma es una marca de la que todo el mundo ha oído hablar alguna vez, ya sea en la tele, en anuncios por redes sociales o incluso de la mano de personas conocidas, pero es muy probable que no hayáis probado nunca algún producto suyo, digo probable porque yo especialmente antes de usar este agua micelar no había probado nada de esta firma aunque había oído hablar de ella en numerosas ocasiones.

Lo primero que promete Bioderma con este agua micelar es un producto capaz de limpiar la piel pero que a la misma vez eliminará el maquillaje con efectividad, ofrecerá propiedades calmantes, dejará una sensación de frescor en la piel y podrá cuidar hasta de las pieles más delicadas. Además también vemos que el mismo producto está disponible en cuatro tamaños diferentes de más pequeño a más grande, pero de esto hablaremos más abajo.

Asegura un trato respetuoso con la piel y la capacidad de cubrir su uso dentro de la frecuencia ideal, dos veces diariamente, en la mañana y en la noche.

Por último tengo que deciros que Bioderma no solo tiene este agua micelar, sino que cuenta con una gama más extensa de aguas micelares, cada una de ellas con sus propios objetivos, en este caso la que vamos a analizar (ya que es la que yo he probado) es quizás también la más común en el uso de las personas y está diseñada especialmente para la piel sensible, aunque sin lugar a dudas la puede usar todo el mundo.

¿Qué tipo de agua micelar Bioderma debemos elegir?

Como os he dicho, Bioderma ha lanzado al mercado una línea de aguas micelares cada una de ellas con propiedades distintas, por lo que cada persona debe elegir aquella que más se adecue a su tipo de piel. Bajo mi punto de vista, a pesar de que mi piel es mixta elegí la Bioderma Sensibio H2O, un agua micelar diseñada para pieles sensibles pero apta para todas las dermis y realmente por las reseñas de cada una de ellas, me atrevería a decir que es la mejor opción dentro de esta firma.

Aún así os voy a hablar de las demás, para que conozcáis los diferentes tipos que podéis encontrar si alguna vez buscáis aguas micelares de Bioderma.

Concretamente hay tres tipos, la que hoy vamos a analizar aquí, Sensibio H2O ideal para pieles más sensibles aunque curiosamente la más comprada de las tres y posiblemente la mejor opción, Sébium H2O ideal para pieles grasas/mixtas ya que les ayudará a aliviar el desequilibrio en la producción de sebo y todo lo que ello conlleva y por último la Hydrabio H2O ideal para personas con la piel seca, les beneficiará enormemente ya que le ofrecerá un incremento y un equilibrio de la hidratación que necesitan.

Os explicaré porque me decanté por la Sensibio y no por la Sébium que realmente es la que más podría ofrecerme debido a mi tipo de piel. Cuando empecé a buscar información sobre estas aguas micelares todo el mundo coincidía en la efectividad de la Sensibio y sobre todo me llamó la atención la gran diferencia en la cantidad de reseñas de unas y otras, teniendo la Sensibio muchas más opiniones que las demás, incluidas de personas que no tenían la piel especialmente sensible, por lo que pensé que también sería la mejor opción para mi.

Y después de haberla usado me alegro de mi elección, realmente de los tres tipos de agua micelar, os aconsejo a todos la misma que yo elegí.

Agua micelar Bioderma Sensibio H2O

Como ya sabéis me decanté por la formulación Sensibio y es de la que hoy os vengo a hablar. Lo primero que os diré es que en su formulación las micelas no se quedan atrás y como en todas las aguas micelares son las grandes protagonistas, aunque a veces os sorprenderíais con algunos productos y su diminuta cantidad de micelas, por lo que siempre me gusta conocer la proporción de estas cuando adquiero una nueva agua micelar. En el caso de ésta en concreto las micelas se encuentra en una proporción muy buena, asegurándonos una gran efectividad.

*Las micelas son partículas diminutas que generalmente forman la mayor parte de una gua micelar y que trabajan atrayendo y atrapando la suciedad, impurezas, maquillaje, etc, para luego arrastrarlo mediante el agua hasta eliminarlas del rostro, dejando la piel impoluta y fresca. Todo ello lo consigue de manera muy respetuosa y sin dañar en ningún caso la piel.

Se trata de un producto con el que además podemos desmaquillar y limpiar también la zona de los ojos, ya que está testado dermatológica y oftalmológicamente, haciendo mucho más seguro el momento de tratar con la delicada zona del contorno de ojos. También es apto para tratar con la zona de los labios que como sabréis es otra de las grandes delicadas junto a los ojos, por lo que podemos decir que es perfecto para limpiar el rostro al completo sin necesidad a preocupaciones o incertidumbres de si será o no será respetuoso con toda nuestra tez.

En definitiva, podemos decir que estamos ante un producto que nos promete desmaquillar, limpiar y calmar nuestro rostro, incluidas aquellas zonas que son más delicadas, ¿a quién no le parece que sea perfecto?, pero como  siempre digo, cada piel es un mundo y hay que ver si por un lado es real todo eso que dice y por otro, si en nuestra piel es efectivo. Por lo tanto ya no me quedaba otra que animarme a probarla y descubrirlo por mi misma.

Empezamos a conocer el producto

Para mi, conocer un producto no es escuchar lo que la marca tiene que decirme de él, ni siquiera que sea el más famoso del mercado o el que usan mis conocidos, para mi conocer un producto es analizarlo en todos sus aspectos posibles, como son el interesarme por su formulación y ver cuales son aquellas sustancias que lo componen para así asegurarme que tiene un INCI bueno y saber que es lo que tiene para ofrecerme, por otro lado ver su envase, su dosificador, su tamaño, su color, etc. Y una vez que lo abra si todo lo anterior me ha convencido, comprobar que su olor sea agradable y por supuesto que su textura nos haga sentir cómodos y tranquilos.

Eso es realmente bajo mi punto de vista conocer realmente un producto, el tema de que los resultados sean buenos o malos ya viene después con la experiencia de haberlo probado, eso si es algo que no podemos saber con anterioridad, pero ahí es donde reside la aventura y como yo soy muy aventurera, me lancé de cabeza a probar el agua micelar de Bioderma, esta de la que os traigo justo hoy mi maravillosa experiencia.

Su composición

Lo primero que hago es fijarme detenidamente en su INCI, para comprobar si realmente se trata de un producto respetuoso con mi piel y además porque siempre me da mucha curiosidad saber que es lo que voy a poner en mi piel.

En este caso me gustaría destacar, antes de poneros la tabla de ingredientes, un complejo que nos aportará mucho, el complejo Aquagenium, ideal para potenciar que de manera natural nuestro cuerpo aumente su capacidad de hidratación y aprenda a equilibrar estos parámetros, ayudando a nuestra dermis a que siempre se encuentre en buen estado de salud a nivel de hidratación.

INCI:

WATER (AQUA), PEG-6 CAPRYLIC/CAPRIC GLYCERIDES, CUCUMIS SATIVUS (CUCUMBER) FRUIT EXTRACT, MANNITOL, XYLITOL, RHAMNOSE, FRUCTOOLIGOSACCHARIDES, PROPYLENE GLYCOL, CETRIMONIUM BROMIDE ,DISODIUM EDTA.

Como veis, en su lista de ingredientes no encontramos ninguno que sea realmente dañino con la piel, lo que podemos observar es que cuenta con tensioactivos como es el PEG-6 CAPRYLIC/CAPRIC GLYCERIDES, humectantes como son MANNITOL, XYLITOL, RHAMNOSE, FRUCTOOLIGOSACCHARIDES, PROPYLENE GLYCOL y alguna sustancia calmante como es el CUCUMIS SATIVUS (CUCUMBER) FRUIT EXTRACT o más conocido como el extracto de pepino que como sabéis este alimento tiene otros usos parecidos como por ejemplo, se suele usar en rodajas para ponerlo sobre los ojos y que calme toda esa zona delicada. El CETRIMONIUM BROMIDE es un surfactante y se encuentra en el penúltimo lugar de la lista.

El único que no os he nombrado como habéis podido ver es el DISODIUM EDTA, ya que quizás para mi es el único que cambiaría, no porque sea dañino con nuestra piel sino porque no es nada sostenible y si que perjudica en gran parte al medio ambiente, pero dentro de lo malo podemos ver que se encuentra en el último lugar por lo que su proporción es realmente baja.

Como podéis comprobar efectivamente es apta para las pieles más sensibles gracias a que no contiene ninguna sustancia que resulte mala para el trato con la piel, aún así tenemos que seguir analizando y conociendo cada vez más a este agua micelar.

Su envase y su precio

Ahora que ya hemos conocido quizás la parte más importante, toca que analicemos también los demás aspectos que nos permitirán culminar la presentación.

El envase como yo siempre digo, es la presentación del producto, es decir la primera impresión que nos llevamos de él y por lo tanto debe estar cuidado además de que también debe ser práctico y cómodo. En este caso no hay mucha diferencia de las demás aguas micelares, se trata de un bote de plástico transparente que deja ver el agua micelar que también es transparente con un tapón de color rosa de plástico más duro. Debajo del tapón se encuentra el dosificador y en este caso he de decir que tenéis dos formas diferentes entre las que podéis elegir. Podréis encontrar un dosificador en forma de abertura como la gran mayoría de aguas micelares y además hay otro formato (para mi el mejor y el más cómodo) que cuenta con una especie de embudo donde poniendo el algodón encima y apretando con él hacía abajo sube el contenido empapando así al algodón, sin duda la forma más práctica ya que nos permite no desaprovechar ni una gota. Os dejo por aquí una foto para que podáis entenderlo mejor.

Envase del agua micelar Bioderma

Por otro lado, su tamaño que aunque no parezca importar mucho si que es algo bastante relevante, ya que si el bote es enorme y queremos llevarlo algún día de viaje ¿qué hacemos?. Bien, pues parece que Bioderma ha pensado en todas las circunstancias que se nos pueden presentar y ha creado por lo tanto tamaños diferentes de cada agua micelar. Es más, concretamente encontramos cuatro formatos diferentes de más pequeño a más grande, lo que hace que sea realmente maravilloso ya que así podemos comprar el que queramos y el que sea más cómodo para nosotros, aquellas personas que viajen más o quieran llevar siempre un botecito encima les vendrá genial el pequeño del todo, mucho más práctico y manejable y por el contrario aquellas personas que no lo saquen nunca de casa elegirán el tamaño más grande para que así cunde y mure más.

En cuanto a su precio ronda los 13 euros dependiendo del tamaño que elijamos, yo como me decidí por el grande su precio fue ese, como podéis ver nada caro, es un precio bastante asequible para todo el mundo.

Textura del agua micelar al ponerla en la piel

Una vez que ya lo hemos analizado todo antes de abrir el bote, ahora toca abrirlo y probarlo sobre nuestra piel, es obvio que desde el primero segundo no vamos a ver ningún resultado, por lo que para ello aún debemos esperar un poco más. Pero lo que si podemos comprobar es su textura, como se siente y que sensación deja en nuestra dermis.

Debo decir que en este aspecto el agua micelar de Bioderma me pareció excelente, yo que espero con tanta ansia el momento de comprobar su textura, ya que es algo muy importante para mi ( no soporto que un cosmético me deje sensación de pegajosidad o untuosidad), me sorprendió gratamente, como os dije antes su color es transparente por lo que en esto no destaca de otras aguas micelares. Cuando lo puse por primera vez en mi piel se absorbió al instante, dejándome una sensación de limpieza, calma y frescor indescriptibles, por lo que justo en ese momento empecé a amarlo, pero todavía debía esperar a ver los resultados.

Puedo decir que era como si pusiéramos agua en el rostro, nada de ser pegajosa ni pesada, al segundo de haberla puesto ya no la notaba y eso se llevo por mi parte un diez.

Además he de decir también que lo usé en la zona de los ojos y los labios y efectivamente no me resultó irritante ni agresiva ni nada por el estilo, sentía en esas zonas lo mismo que en resto del rostro y fue maravilloso.

Eso sí, os adelanto que la primera vez que lo probé no estaba maquillada y mi sensación sin maquillaje fue estupenda, pero al día siguiente cuando la volví a usar ahora sí con el rostro maquillado (yo que uso maquillaje waterproof) noté como me costó un poco eliminar del todo la pintura, tuve que pasar diferentes algodones varias veces y eso me decepcionó un poco, aún así seguí usándola pero cuando iba maquillada usaba con anterioridad un desmaquillante para facilitar las cosas.

Su aroma nada más abrir el tapón

El olor es quizás para mi lo menos importante, per sé de sobra que hay muchas personas que le interesa mucho conocer antes este aspecto porque es algo muy relativo para ellas, y es cierto que a veces algunos productos tienen olores tan fuertes que se hacen empalagosos y pesados con el tiempo, pero tranquilos que no es el caso de este agua micelar.

En cuanto destapamos el tapón de este cosmético podemos percibir un suave y sutil aroma muy agradable, aunque nada pesado porque como os digo es tan sutil que a veces se hace hasta imperceptible, por lo que para mi gusto es perfecto. Yo adoro los productos que tiene un olor suave, ya que es el justo para que el proceso de uso sea agradable y relajante sin llegar a ser empalagoso.

Mi experiencia con el agua micelar Sensibio H2O de Bioderma

Después de haber hablado sobre todos los aspectos que debemos conocer previamente hasta usar el cosmético, es hora de que os hable (aunque os he ido dando pistas en todos los apartados) de mi gran experiencia con el agua micelar de Bioderma.

En cuanto me decanté por ella y la adquirí supe que sería un buen producto para mí, pero debía averiguarlo y eso es lo que hice durante un tiempo hasta que terminé con el bote, porque sí la estuve usando hasta que se acabo.

Su formulación me parece buena, aunque no encuentro muchos activos en ella, pero es cierto que es suficiente para que realice las funciones que promete, así que en general podemos decir que cuenta con un INCI adecuado, aún así sabéis que hay concretamente una sustancia que para mi gusto cambiaría.

En cuanto a su envase me parece normal, no me sorprendió en exceso ya que es muy parecido a la gran mayoría de aguas micelares, pero es correcto y el hecho de que existan varios tamaños diferentes es genial, me encantó porque así tenemos más facilidad de poder llevar el producto con nosotros siempre que queramos. Pero lo que de verdad tengo que destacar es que el dosificador en forma de embudo me fascinó, fue el que elegí porque me resultaba más cómodo a simple vista y efectivamente estaba en lo cierto, no se desperdicia ni un poquito de producto y en general es mucho mejor en todo.

Su textura es increíble, no deja ninguna sensación extraña en la piel, se absorbe muy rápidamente y a mi me resultó muy refrescante y calmante, por lo que estaba todo el día deseando usarla. Y su olor, como ya os he dicho me parece el correcto, ya que a mi personalmente no se me hizo pesado en ningún momento, todo lo contrario me resultó muy relajante y agradable.

Mi piel es mixta, aspecto que hay que tener presente siempre que usamos un nuevo producto para así poder ver los resultados desde nuestro punto de vista sabiendo la base desde la que partimos. En cuanto a cambios he de decir que desde el minuto uno sentí mi piel con una sensación de limpieza y equilibrio por lo que solo con eso ya valió la pena haberla usado. Si es cierto que creo que tiene sus limitaciones con los maquillajes sobre todos aquellos más resistentes, pero aún así me parece un producto muy bueno y para su precio no podemos pedir más, definitivamente se lo recomiendo a todo el mundo.

Mi experiencia

Para terminar con este artículo me gustaría deciros que mi experiencia fue buena, aunque a día de hoy uso otra agua micelar que ha encandilado todos mis sentidos, el agua micelar de Nezeni Cosmetics, por si os interesa y queréis buscar información sobre ella, os diré que es maravillosa se mire por donde se mire.

Dicho esto, espero que mi experiencia os haya gustado y os sirva de ayuda en futuras experiencia vuestras. Ahora sí es vuestro turno, animaros con el agua micelar que más os llene y disfrutar de una piel realmente radiante.