AGUA MICELAR PIELES SENSIBLES AVÈNE

Empezaré diciéndoos que el agua micelar se ha convertido para mi como un elixir de cada día, no puedo pasar sin ponerlo en mi piel, ya que desde que la descubrí me ha aportado tanto que ahora no concibo una rutina de cuidado facial si no uso un agua micelar.

Supongo que a muchos de los que estáis aquí leyendo esto os pasará y a los que aún no conocéis a este cosmético desde muy cerca, os aseguro que en cuanto le deis la oportunidad se volverá imprescindible en vuestras vidas.

Aunque lo que realmente os enseñaré en este artículo es mi propia experiencia con un agua micelar, ya que he probado varias de ellas en busca de mi agua micelar ideal y tengo muchas experiencias por contar de ellas, en este caso os traigo mi opinión sobre el agua micelar de Avène.

Para que entendáis bien mi experiencia os hablaré al completo de ella, todos los aspectos que podamos analizar para determinar si se trata de un buen producto o no.

Así que si estáis preparados y tenéis muchas ganas de saber que tal me fue con este producto tan famoso, no esperemos más y ¡empecemos!

AGUA MICELAR AVÈNE PIELES SENSIBLES

AGUA MICELAR PIELES SENSIBLES AVENE

Los que conozcáis bien la marca de Avène sabréis de sobra que cuenta con dos tipos de aguas micelares, de forma que abarca más tipos de pieles y por lo tanto más personas pueden usarlo, podemos encontrar tanto una para pieles sensibles como otra para pieles grasas/mixtas. He de decir que yo he probado las dos, porque mi dermis es más bien tirando a mixta pero dependiendo de la época se vuelve algo sensible y por lo tanto las dos me iban a venir bien.

En primer lugar os hablaré del agua micelar para pieles sensibles de la marca Avène, un cosmético que promete cuidar y limpiar de las pieles más delicadas y reactivas de forma que limpiará con gran efectividad sin hacer ningún tipo de daño en ellas y que además le ofrecerá propiedades como la hidratación, el confort y el alivio que tanto necesitan con frecuencia.

La primera impresión es bastante buena, por lo menos yo cuando leí todo lo que la marca nos prometía y además le eché un vistazo a las reseñas de diferentes personas y que resultaron ser buenas o por lo menos aceptables, me  pareció que el producto iba a ser bueno y que valdría la pena probarlo, así que lo hice con gran esperanza e ilusión.

Para que vayáis conociendo más sobre ella y os resulto todo mucho más ameno y entendible, lo primero que haré será hablaros de aquello de lo que yo me fui informando antes de decidirme a probarla, es decir todos sus aspectos en cuanto a ingredientes, envase, precio, textura, olor y por último os hablaré de mi propia experiencia con este agua micelar en la que tenía tanta ilusión.

La composición

Los ingredientes de un producto es lo más importante siempre que vamos a adquirir un nuevo cosmético, conocerlos y estar seguros de que se trata de una buena formulación, tanto para el trato con nuestra piel como para los resultados, es imprescindible.

Es por ello que lo primero que debemos hacer siempre que vamos a comprar un nuevo cosmético o nos interesamos por él, es observar previamente su INCI, ya que es la única manera de saber si de primeras será un buen producto o si por el contrario nos va a hacer algún tipo de daño.

Para que podáis ver cuales son los ingredientes de este agua micelar, os voy a dejar la lista por aquí:

INCI:

Avene thermal spring water (avene aqua). pentylene glycol. peg-6 caprylic/capric glycerides. cetrimonium bromide. disodium edta. fragrance (parfum). peg-40. hydrogenated castor oil. sclerotium gum. sodium chloride.

Lo primero que vemos es que cuenta con agua termal de Avène, una sustancia patentada por la propia marca y que resulta ser muy agradable y efectiva a la hora de cuidar la dermis, pero sin embargo conforme vamos leyendo su formulación nos vamos dando cuenta que realmente cuenta con algunas siliconas y con perfume. Cuando vi que contenía algunas siliconas pensé en aquellas personas que tienen la dermis muy sensible y pensé de inmediato que esta no era una formulación apropiada para esas personas. Además el perfume es una sustancia que para mi siempre sobra, ya que no hará absolutamente nada por cuidar de nuestra piel, tan solo le aportará un olor al producto, aspecto que no tiene ninguna relevancia, aunque es cierto que se encuentra en una proporción no muy alta.

En definitiva, no creo que sea un INCI adecuado para las pieles sensibles tal y como lo recomienda Avène, aún así como mi dermis no es extremadamente sensibles, ya que como os he dicho dependiendo de la época se vuelve un poco más delicada, me animé y finalmente me decidí a probarla.

El envase del producto y su precio

Uno de los aspectos que a mi me llama mucho la atención es la presentación del producto, como se presenta ante nuestros ojos, es decir, nuestra primera impresión al verlo. ¿A quién no le parece emocionante cual será la primera impresión que te llevas de algo?, a mi me suele pasar mucho con los productos (y literalmente con todo), así que os voy a hablar un poco del envase de este agua micelar.

Podemos verlo en la foto que os he dejado justo arriba o si lo buscáis directamente en internet os salen cientos de imágenes, se trata de un bote de plástico de color trasparente, con un tapón de plástico de color blanco y una abertura por donde saldrá el contenido una vez que lo volquemos y apretemos un poco. Un dosificador práctico y cómodo que además es higiénico y muy querido por todo el mundo. A mi personalmente me gusta, pero preferiría otros más cómodos aún, ya que con este podríamos llegar a desperdiciar producto, aún así no es algo que me parezca negativo.

El tamaño del producto que también es muy importante, ya que si es demasiado grande sería muy tedioso el llevarlo de viaje y por otro lado si es demasiado pequeño se acabaría rápidamente y no nos cundiría lo suficiente, es por ello que nunca podremos estar contentos todos, por lo que muchas marcas deciden lanzar el cosmético en varios tamaños diferentes. En este caso también podemos encontrar al menos dos tipos de tamaños, dependiendo de la tienda, lo encontramos tanto en 100 ml como en 400 ml, dos tamaños perfectos para, el primero viajar y el segundo dejarlo en casa.

Su precio es completamente asequible para todo el mundo, ya que ronda los 3 euros el más pequeño y 10 euros el más grande, como podéis ver un precio que merece la pena gastar para probar un agua micelar de la que hablan muchas personas. Yo en mi caso me decanté por la pequeña, ya que al ver los ingredientes y no llenarme mucho, preferí no arriesgar y comprar el grande para luego no terminar de usarlo, así que adquirí el bote del tamaño de 100 ml.

Textura del producto

La textura es lo más importante para mi junto con los ingredientes, siempre que pruebo un nuevo cosmético tengo mucha ilusión por saber como va a ser su textura y como lo voy a notar, que sensaciones dejará en mi piel, si me gustará o si por el contrario me resultará desagradable, etc.

De nuevo os voy a hacer un pregunta, ¿quién no desea con todas sus fuerzas que un cosmético nuevo le deje el rostro con una sensación maravillosa y reconfortante? y ¿quién por el contrario no le tiene miedo a que resulte ser una textura horrible que le deje el rostro con sensaciones pegajosas o nada agradables?

Realmente yo os digo que me incluyo en ese saco y soy una de las personas que se fijan especialmente en la textura de cada producto por eso he de decir que siempre que compro un nuevo tengo la gran incertidumbre de como será y estoy siempre impaciente hasta que llega el momento de probarlo.

En este caso tengo que deciros que el agua micelar de Avène para pieles sensibles me resultó muy agradable en la piel, ya que tiene una textura realmente suave y ligera, con rápida absorción. Parecía que ponía agua en mi piel, pasaban algunos segundo y ya no sentía absolutamente nada. Por lo que en este aspecto le doy un diez, quizás el que más me gustaba hasta el momento, antes de probarla.

Aún así, me parece que es algo un poco superficial, porque aunque es cierto que a mi no me causó ningún tipo de irritación ni reacción, pienso que a las personas que cuenten con una piel mucho más sensible si que podrían sentir que es un poco agresiva al tratar su rostro. Aún así bajo mi experiencia os digo que resulto ser una textura maravillosa.

El aroma que podremos percibir

El olor es otro de los grandes aspectos en los que se fijan muchas personas, ya que tiene su parte de importancia a la hora de usar un cosmético, aunque no es algo crucial si que será relevante en los momentos donde lo estemos usando, ya que no es lo mismo usar un cosmético con un olor muy fuerte, otro con un olor muy ave y otro sin olor. De nuevo esto es algo que dependerá del gusto de las personas y por lo tanto no siempre podrá salir todo el mundo contento, aún así creo que Avène ha hecho lo correcto en este caso.

Partiendo de la base de la presencia desagradable del perfume en la tabla de la formulación, un aspecto que como ya os he dicho me parece inadecuado y muy prescindible, he de decir que cuando abrí el bote me esperaba un olor mucho más pronunciado y fuerte y lo que obtuve fue un aroma muy suave y sutil, que nada tenía que ver con desagradable.

En este caso tuve sentimientos encontrados porque por un lado estaba contenta, ya que el producto contaba con un aroma agradable y reconfortante pero por otro lado, no entendía la necesidad de que añadieran la sustancias «perfume» si lo que querían era conseguir un olor tan suave, por lo que más reiterado aún era algo de lo que se podría prescindir completamente.

En definitiva, el olor me pareció otro de los aspectos positivos a nivel de uso diario, nunca iba a ser un cosmético que resultara pesado y empalagoso debido al olor, por el contrario sería siempre muy agradable y relajante.

Mi experiencia con el agua micelar de Avène para pieles sensibles

Ya hemos visto todo lo relevante a sus aspectos y como veis hemos podido llegar a una posible conclusión, pero ahora os quiero hablar con todo detalle de mi propia experiencia y de lo que me iba pareciendo el producto conforme lo iba poniendo en mi piel.

En un primer momento ya sabéis que tenía muchas esperanzas puestas en él, sobre todo porque veía muy buenas reseñas de algunas personas que lo han usado o que seguían usándola, pero conforme fui conociendo los aspectos de los que os he ido hablando, principalmente los ingredientes mi esperanza se fue disipando poco a poco.

En primer lugar, los ingredientes a mi parecer son incompletos, no podemos encontrar en ellos muchos activos por lo que no esperaba que hiciera mucho más en mi piel que simplemente limpiarla, por otro lado podemos ver entre ellos sustancias que no son nada adecuadas para cuidar de la dermis, ni sensibles ni no sensibles, pero sobre todo de las más delicadas, ya que podemos encontrar algunas siliconas llegan a resultar a veces irritantes y agresivas y el perfume, que aunque en una proporción muy baja también hace su presencia.

De primeras, los ingredientes no me resultaron muy adecuados, pero aún así como mi piel no es demasiado sensible, me decidí a probarla.

En segundo lugar, su envase y su precio, son dos aspectos acertados, como podéis ver el envase es igual al de la gran mayoría de aguas micelares por lo que no me sorprendió en ningún aspecto, su dosificador como ya os he dicho antes, tiene una abertura por la que sale el contenido, siendo un formato cómodo e higiénico, por lo que también me pareció acertado. Aún así os aconsejo que tengáis cuidado al ejercer la presión sobre el bote cuando lo vayáis a usar, ya que puede salir más cantidad de la deseada. Su precio es adecuado para el producto y además asequible para todo el mundo, por lo que me pareció que valía la pena probarla (como sabéis yo elegí el formato pequeño).

En tercer lugar, la textura y el olor, que sin duda para mi parecer los dos aspectos más acertados de todo el cosmético, con una textura agradable y ligera, de rápida absorción y dejando en la piel una sensación buena y reconfortante, por otro lado el olor también me parece bueno, ya que a pesar de llevar perfume, el aroma es suave y sutil, siendo algo muy agradable y relajante.

En cuanto a los resultados, he de decir que no noté grandes diferencias ni cambios. Si noté una buena limpieza pero sin embargo con el maquillaje no tuvo gran éxito, por lo que debí usar un desmaquillante con antelación, una total decepción para mi que buscaba algo más completo.

Es cierto que no me irrito ni me pareció nada agresiva en cuanto a mi piel, que como ya os he dicho es mixta y a veces un poco sensible, pero no se como se sentaría en una dermis mucho más sensible.

En definitiva, para mi gusto no es un producto muy completo, tiene sus faltas y en general aunque no es un mal producto, porque su función la realiza, bajo mi opinión personal le faltan muchas cosas y le sobran otras tantas, por lo que no lo recomiendo especialmente para aquellas personas que buscan algo más completo.

AGUA MICELAR AVÈNE CLEANANCE

AGUA MICELAR AVENE CLEANANCE

Como sabéis Avène cuenta con dos tipos de aguas micelares, y he de deciros que he usado las dos, sí, raras veces uso más de un agua micelar de la misma marca si la primera que he usado no me ha terminado de convencer, aún así en este caso si que lo hice y por lo tanto voy a hablaros también un poco sobre la segunda agua micelar.

Este agua micelar está especialmente diseñada para todos aquellos que tienen las piel mixta/grasa y a la misma vez un poco sensibles, literalmente mi tipo de piel sin lugar a dudas, así que quizás fue esa la razón por la que me decidí a probar un agua micelar diferente dentro de una misma marca sin haber salido muy contenta de la anterior.

¿Qué nos dice Avène con respecto a este agua micelar?, esto siempre es importante, ya que lo que nos promete es fundamental para ver si realmente nos interesa el producto o si por el contrario no es lo que estábamos buscando.

En este caso la marca nos promete que este agua micelar nos ayudará a controlar el exceso de sebo de los rostros más propensos a la excesiva producción de sebo a la misma vez que irá limpiando el rostro y calmando la dermis, además también será genial para desmaquillar la piel.

Su composición

Como en el agua micelar anterior, fijarnos y conocer los ingredientes es algo principal y fundamental, así que os voy a dejar por aquí de nuevo la lista de las sustancias que la forman.

INCI:

Avene Thermal Spring Water (Avene Aqua), Butylene Glycol, Pentylene Glycol, Peg-6 Caprylic/Capric Glycerides, Peg-40 Hydrogenated Castor Oil, Cetrimonium Bromide, Disodium Edta, Fragrance (Parfum), Glyceryl Laurate.

En el primer lugar vemos que de nuevo encontramos el agua micelar de Avène, un producto que nos ofrecerá limpieza y calma a la misma vez, pero además también encontramos algunos tensioactivos que serán imprescindibles para que el producto sea eficaz en cuanto a limpiar la piel. También vemos que cuenta con otras sustancias que igualmente son buena para la piel y nos aportan ciertas propiedades maravillosas y efectivas. De primera impresión parece una buena formulación, pero sin embargo de nuevo encontramos la presencia del perfume, por lo que he de admitir que me sentí un poco reacia en cuanto lo vi, pero de nuevo me decidí a probarla.

Envase y precio

Del envase no hay mucho que decir que sea diferente al anterior, lo que es cierto que en este caso aunque es igual, un bote de plástico transparente, pero en este caso tiene una pequeña tonalidad azul, que al principio hace parecer que el contenido el de ese tono, pero en realidad es el propio plástico, el agua es completamente transparente. El tapón es de nuevo de color blanco con una abertura idéntica, por lo que de nuevo os recomiendo tener cuidado a la hora de apretar cuando lo vayamos a usar.

Con respecto al tamaño vemos que de nuevo Avène ha apostado por la diversidad de cantidades, podemos encontrar tanto el bote pequeño como el grande, gracias a mi experiencia anterior, me decanté de nuevo por el tamaño pequeño, es decir el de 100 ml en vez del de 400 ml. Os aconsejo a todos que si no estáis muy seguros pero tenéis ganas de probarla, elijáis siempre el tamaño más pequeño, ya que siempre hay tiempo de volver a comprar el grande, pero si finalmente no os convence y habéis comprado el tamaño grande desperdiciaréis todo el bote.

El precio vuelve a ser igual, el pequeño ronda los 3 euros y el grande los 10 euros, un precio bastante asequible para todos.

La textura

Como ya sabéis, siempre que uso un nuevo cosmético el hecho de conocer su textura me mantienen en una incertidumbre constante, porque realmente es algo que para mi es importante. No soportaría usar un producto que me dejara el rostro pegajoso o con sensaciones extrañas.

En este caso como podéis imaginas, poco tiene de diferente con el anterior, me sorprendió para bien y de nuevo me parece que la textura es uno de los mejores aspectos de las aguas micelares de esta marca, es suave y ligera, con una rápida absorción. Deja una sensación muy confortable en la piel y para nada resultada pegajosa. Por lo que de nuevo le doy un diez en este aspecto.

El olor

El olor de nuevo, a pesar de contener perfume, vuelve a coincidir en la sutileza y suavidad, por lo que no resulta nada empalagoso o pesado, todo lo contrario. Aún así he de decir que no me agrada nada el hecho de que en su INCI contenga la sustancia «perfume«, pero de nuevo como podéis ver no se encuentra en una proporción muy alta, por lo que no es algo excesivamente terrible.

Mi experiencia con el agua micelar Avène Cleanance

Al igual que os he hablado de la experiencia con el otro formato del agua micelar de Avène y como habéis visto no resulto de mi agrado por diferentes motivos, en este caso os voy a hablar de este agua micelar en el que tenía un poco más de esperanzas por el simple hecho de ser más adecuado a mi piel.

Los ingredientes de nuevo no son los mejores, pero si que me atrevería a decir que esta lista es un poco más completa que la anterior, por lo que no perdí mucho las esperanzas al verlo, es más me alegre y pensé que me iba a ir mejor.

El envase y el precio son idénticos al anterior, no hay mucho más que añadir, ya que realmente para mi parecer son dos cosméticos muy similares y las diferencias son verdaderamente mínimas.

La textura y el olor de nuevo son dos aspectos de lo más positivo de las aguas micelares de esta marca, su suavidad y su ligereza para penetrar en la piel hace que sean muy agradables al tacto y por otro lado ese olor tan tenue hace que sea relajante sin llegar a ser pesado en ningún momento.

En cuanto a los resultados, he de decir que me sorprendió para bien, deja el rostro impoluto y el maquillaje normal lo retira con facilidad, sin embargo con el waterproof no es tan eficaz. El tema de controlar el exceso de sebo en aquellas zonas donde mi piel es más predispuesta no lo he terminado de ver, por lo que no creo que sea muy efectivo con respecto a esa función. Aún así me parece que es un buen producto y personalmente me gusta un poco más que el anterior.

A pesar de todo y aunque su INCI no me guste mucho, no me parece que sea un mal cosmético, aunque no es el agua micelar que os recomiendo.

Mi experiencia

 

Hasta aquí hemos llegado, ya os he contado mi experiencia con las dos aguas micelares de la marca Avène, espero que os haya gustado y os haya servido de ayuda si os encontrabais en la situación de comprarla pero no estabais muy seguros. Simplemente es mi opinión y como ya sabréis cada piel es un mundo, por lo tanto no a todo el mundo tiene que irle igual que a mi.

Dicho esto espero haber solventado algunas dudas que tuvieseis al respecto con estos cosmético y que a partir de ahora disfrutéis al máximo de una piel saludable y radiante gracias al cuidado con buenos productos.