Los mejores aceites para el contorno de ojos

Si del cuidado del cutis se trata, existen muchos productos para este fin, identificados de la naturaleza, investigados y estudiados por los especialistas, para luego procesarlos o refinarlos de maneras específicas. Aunque suena muy complicado, todo este proceso es necesario, con el fin de obtener un artículo ideal para el cuidado de la piel, que ofrece diversas propiedades beneficiosas, mejorando así su salud, belleza, firmeza, tono y elasticidad.

Los mejores aceites para el contorno de ojos

En el caso del contorno de los ojos, la zona del rostro que posee la piel más delicada y, por ende, la más sensible del cuerpo, la cosa no es muy diferente, sino que esta regla se hace más acentuada, pues ni siquiera muchos de los productos, dedicados para el cuidado del cutis, son realmente efectivos en este punto, por sus características, mientras que otros contienen ingredientes muy potentes, que pueden llegar a dañar de manera visible este tejido.

Por esta razón, muchos practicantes de tratamientos cosméticos, o consumidores de productos dedicados a la mejora de la salud de la piel, recurren a la aplicación de distintos aceites provenientes de la naturaleza. La idea es encontrar una sustancia delicada, con diversas propiedades beneficiosas y apta para su uso en tejidos tan delgados y sensibles, por lo que, entre los cientos de líquidos, podemos encontrar algunos que son mejores para este caso.

Si te interesa aprender sobre otros materiales pata este tipo de cuidados, te recomendamos leer Manteca de karité para contorno de ojos

Qué son los aceites

¿Qué son los aceites?

Gracias a sus características tan particulares, como la textura, forma líquida, fluidez y viscosidad, el aceite es una sustancia fácil de reconocer, que difiere mucho de otros productos de uso cosmético, como cremas, lociones y sérum, por lo que es poco probable confundirlos. Sin embargo, es una buena idea conocer exactamente que son, su descripción más detallada, de dónde proviene y cómo se pueden obtener, para reconocerlos más fácilmente.

Se habla de esto cuando nos referimos a un líquido viscoso, resultante del procesamiento de diversos elementos naturales, como plantas, frutos, flores y hasta animales, aunque estos últimos son muy poco utilizados en el campo del cuidado estético. Además, lo más común es encontrarlos en presentaciones para su uso culinario, como ingredientes, espesantes, añadidos o medios de cocción, aunque hay algunos de utilidad cosmética explícita.

Se caracterizan por su textura, no tan líquida como el agua, con un nivel de viscosidad intermedio y una gran facilidad para extenderse sobre superficies líquidas como la piel. Estos se obtienen con procesos de macerado, cocción, hervido o bajo cierta cantidad de presión, dejando en su estructura, además de algunos residuos del medio del cual se obtienen, todas sus propiedades, tanto positivas como negativas, de una forma muy concentrada, al igual que su aroma.

Como hemos dicho, es posible encontrar estas sustancias semi líquidas en la estructura orgánica de los seres vivos, pudiendo ser retirado, mediante el proceso y refinado, de muchos frutos secos, semillas, tallos y troncos, hojas y flores, aunque se pueden obtener mediante procesos químicos de algunos elementos no orgánicos. Son muy populares como ingredientes de artículos cosméticos sintetizados, como inyecciones, cremas, lociones tópicas y suplementos dietéticos.

Proceso de obtención de la sustancia

Existen diversos procesos de refinado de materias primas, en este caso de origen natural, que dan como resultado la extracción de las propiedades, elementos y factores moleculares de estas, en forma liquida pero con una textura viscosa, ocasionada por la unión, a nivel molecular, de todas las partículas contenidas dentro de la red orgánica molecular de dicho material, así como la disolución de muchos de sus componentes.

Uno de los procesos más populares es la exposición, mediante prensas manuales o hidráulicas, a altos niveles de presión, que aplastan los materiales y liberan la sustancia de su interior, este proceso es muy utilizado en medios sólidos, duros y resistentes, como semillas, frutos secos y tallos de plantas. Otros objetos, como las hojas, pétalos, frutas carnosas, cáscaras y hongos  liberan fácilmente el aceite bajo presiones reducidas o mediante el calor.

Este último proceso es más simple, pues consta de hervir en agua el medio del cual se quiere extraer el óleo, como por ejemplo la savia y resina de algunos árboles, e ir retirando la sustancia que sueltan de la parte superior del agua, ya que debido a la viscosidad y peso molecular, el aceite suele ser más liviano que el líquido no viscoso. Muchos de estos se solidifican de nuevo bajo el frío, dejando una sustancia más solida, como en el caso de las mantecas vegetales.

Por último, en medios con redes estructurales más solidas, como algunos pistilos y flores, se requiere un proceso de macerado, que consiste en hervir con poca agua y almacenar en un frasco de vidrio durante algunas semanas, para que el objeto en cuestión suelte lentamente la sustancia viscosa y sus propiedades. Aprender de estos procedimientos es importante, pues solo así se vuelve posible elaborar nuestros propios aceites naturales en casa.

Sus tipos de uso cosmético

Sus tipos de uso cosmético

De acuerdo a su origen, carga orgánica, propiedades, intensidad y concentración elemental, es posible encontrar tres tipos de aceite de uso cosmético, que difieren uno del otro no solo en las características ya mencionadas, sino en la utilidad que se les puede dar como remedio estético, la posibilidad de utilizarlos de manera individual, como tratamiento activo o como ingrediente diluido con otros añadidos, además de su forma de aplicación.

Lo más importante aquí es entender que, aunque hay 3 tipos, estos se diferencias de forma más común entre dos clases diferentes. Los esenciales son de la clase principal o base, con componentes beneficiosos más concentrados, por lo que suelen ser los protagonistas, mientras que los otros dos tipos entran en la clase de portadores, medios en los que se diluyen los primeros para regular su concentración, que poseen sus propias medidas de propiedades.

Aceites esenciales

Como acabamos de mencionar, aquí están los principales, unos concentrados que se obtienen directamente de la materia prima de algunas plantas, por lo que se les suele conocer también por ese nombre, concentrados naturales. Tienen un aroma intenso entre sus cualidades, al igual que una gran concentración elemental, con niveles muy altos de ácidos grasos y aminoácidos, entre muchos otros componentes igual de elevados.

Poseen propiedades para la piel, con beneficios como una hidratación prolongada, regeneración del tejido, astringente y cicatrizante, control de la humedad, absorción rápida y efectiva, así como beneficios propios, como la presencia de nutrientes, vitaminas, proteínas y minerales, al igual que muchos antioxidantes. Debido a su intensidad, se requiere mucha materia prima para su elaboración, totalmente exenta de añadidos químicos y conservantes.

Aceites vegetales

Aunque su origen no difiere mucho, de manera general, del tipo de sustancia anterior, pues ambos provienen del reino vegetal y la flora, de forma especifica, son otras las plantas y frutos de los que se puede extraer esta segunda categoría, por ejemplo, del aguacate, las almendras, el ricino y el árbol de argán, entre muchos otros, mientras que los esenciales provienen más bien de pétalos de flores, como lavanda, manzanilla y geranio, así como de savia y semillas de frutos y flores.

Entre estos tipos de óleo, puedes encontrar un excelente para esta zona leyendo Aceite de jojoba para contorno de ojos

La principal diferencia es la concentración e intensidad de sus elementos, ya que los vegetales suelen poseer una menor cantidad de componentes con propiedades cosméticas, además de que se puede obtener una mayor cantidad de este líquido viscoso en relación al porcentaje de la materia prima utilizada, por lo que es mucho más común encontrarlo en grandes cantidades, además que suelen poseer una mayor cantidad de nutrientes.

Sin embargo, solo esta propiedad es superior que en el caso de los esenciales, pues podemos encontrar una mayor nutrición general en esta clase, razón por la que son utilizados en la cocina, como ingrediente culinario, aderezo o medio para la cocción, como el caso de los aceites de soja, girasol y otros. Aportan beneficios cosméticos, aparte de la nutrición del tejido, como la hidratación y la regeneración celular, que ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro.

Aceites minerales

Por último, de este tipo hablaremos poco, ya que es el resultado del refinamiento de materiales inorgánicos, principalmente el petróleo, mediante procesos que conllevan el uso de químicos que no deben ser aplicados sobre la piel. Por esta razón, no debemos pensar en utilizarlos, en especial en una zona tan delicada como el contorno de ojos; sin embargo, las empresas cosméticas si suelen recurrir a ellos como añadidos en algunos procesos, para tratamientos en crema y otros.

Un producto especial para el contorno de los ojos

Un producto especial para el contorno de los ojos

Algunas personas consideran que al realizar frecuentemente una rutina de cuidado de la piel del cutis, que incluya aplicar cada día una crema humectante sobre el rostro, es más que suficiente para lograr cuidar cada punto de esta área, o que los productos que son pensados para zonas específicas se vuelven un gasto innecesario que pueden evitar, los cuales solo busca hacerles gastar mucho más dinero que el que realmente requieren para cuidarse.

Pero la realidad es sumamente distinta a esta creencia común, especialmente cuando hablamos de la zona que rodea la mirada, el contorno de tus ojos. Ya es que aunque muchos lo desconozcan, la capa de piel de al redor de los ojos es la más delicada de todo el cuerpo; esto se debe a que es mucho más delgada, lo que la hace más susceptible a recibir cualquier tipo de daño externo, sin importar la forma en que cuidemos del cutis como método generalizado,

Por este detalle, el contorno de los ojos es el área donde sueles observar la llegada de los primeros signos de envejecimiento, antes que en cualquier otra parte de tu cuerpo, siendo muy común que incluso antes de cumplir los 30 años observes patas de gallo, líneas de expresión o las tan temidas arrugas prematuras. Esta es la razón que hace que el uso de productos especiales para el cuidado del contorno de ojos sea tan importante.

Y es que esta clase de productos, especializados o naturales como los aceites cosméticos han sido estudiados o diseñados por expertos que, sabiendo de la delicadeza y las necesidades especiales de la zona, buscan fórmulas que sean más fáciles de absorber por la piel, más suaves con la misma y que logren conseguir proteger lo más posible el área, tanto de daños externos como internos, previniendo así la formación de marcas, o suavizando las ya presentes.

En el caso de estos mismos aceites, nos encontramos con sustancias que, siempre que sean de calidad certificada, alta pureza y refinados para el uso estético comercial, son cien por ciento seguros y naturales, por lo que podemos confiar en ellos. La mayor ventaja de estos, es que existen decenas de ejemplares diferentes, por lo que siempre habrá alguno en específico, cuyas propiedades son las apropiadas para el problema estético que queremos tratar.

El uso de aceites en esta zona del rostro

El uso de aceites en esta zona del rostro

Quizá sea obvio para muchos, tras leer las propiedades y beneficios de estas sustancias de la naturaleza, procesado y refinado por la mano del hombre, entender por qué sea elegido por los consumidores y recomendado por los expertos, para ayudar en gran medida al cuidado de esta zona de la piel. Esto se debe a que, por general, todas las capacidades de la mezcla son la carta de presentación por la que es conocida para el cuidado de la piel.

Sin embargo, si buscamos información sobre materiales o ingredientes para este tipo de cuidados, podemos encontrar que hay muchos que, por distintas razones aparte de su composición, pueden formar parte de cualquier rutina de embellecimiento y salud de la piel. Aun así, la verdadera razón por la que es conveniente elegir utilizar algún tipo de aceite, o una receta combinada con este ingrediente, se debe más bien a la intensidad y concentración de cada parte de sus componentes.

Con esto, lo que se trata de explicar es que, de entre todos los posibles candidatos para el cuidado del contorno de los ojos, este producto se presenta como el más regulado, ya que sus componentes contienen las concentraciones específicas, de manera natural, con dosis y recetas certificadas, para cuidarnos de forma agradable, sin causar efectos negativos adversos, consecuencias secundarias como irritación, molestia o contraindicaciones.

Por ello, tras años de ser utilizado por muchas personas en el mundo, además de otro tanto tiempo y esfuerzo abogado al estudio y la investigación de este artículo como ingrediente propicio de la salud estética, nos encontramos con uno de los pocos, de origen cien por ciento natural, capaz de aportar todo lo que la piel necesita, para mantener su belleza y eliminar las imperfecciones, como arrugas, manchas y líneas de expresión.

Para aprender sobre otros cuidados para esta zona, no olvides pasarte por Cómo cuidar el Contorno del ojo

Es muy seguro de utilizar, ya que no posee componente negativo alguno, como elementos químicos irritantes, impurezas, componentes ásperos o corrosivos. Sin embargo, si hay una posibilidad de sufrir efectos adversos, en este caso, alergia a sus compuestos principales, por lo que, por ejemplo, una persona alérgica al aguacate, tendrá que abstenerse de utilizar el aceite de este fruto, con el fin de evitar reacciones alérgicas.

Por último, es importante recalcar y destacar, aunque ya lo mencionamos, las grandes cantidades de estos, vegetales y esenciales, que podemos encontrar en el mercado, cada uno distinto al resto en cuanto a sus propiedades y su concentración. Es por esta razón que, aunque aseguramos que siempre encontrarás un ejemplar para tu problema estético, debes escoger muy bien entre muchos de los que hay, por lo que es menester conocer cuáles son los mejores.

Mejores aceites esenciales para aplicar

Mejores aceites esenciales para aplicar

Entrando ya en el tema que nos atañe, es momento de hacer una lista detallada, especificando cuáles, de entre las muchas sustancias de este tipo que podemos encontrar, son las mejores que podemos encontrar para aplicar en la zona del contorno de ojos. Estos han sido escogidos no solo por los beneficios que aportan, sino porque la concentración de sus componentes, se presentan de manera agradable para esta piel tan delicada, sin ocasionar efectos negativos adversos.

Jazmín

Uno de los tipos esenciales más potentes, se extrae muy fácilmente macerando las flores del mismo nombre, ya sea del jazmín común o su especie española, ofreciendo un aroma increíble y delicioso, además de grandes componentes regeneradores, capaces de mejorar en gran medida la elasticidad y firmeza de la piel, además de tratar eccemas, resequedad y deshidratación del tejido. Es uno de los más fáciles de absorber mediante la aplicación tópica.

Incienso

Uno de los más importantes, utilizado en algunos procesos de curación, realizados con técnicas tradicionales, este óleo posee propiedades regeneradoras, que reactivan las células, estimulan la el flujo sanguíneo, ayudan con las inflamaciones y funcionan como astringentes. gracias a los compuestos que actúan en sus activos, es capas de tonificar y reafirmar la piel, además de reducir la coloración ocurrida por la pigmentación de los poros. No se debe confundir con el incienso de olor, utilizado para dar aroma al ambiente.

Sándalo

Esta planta típica de los jardines, es utilizada para suavizar, hidratar y tersar la piel, por lo que ayuda a eliminar de forma visible arrugas finas y líneas de expresión, de la misma forma que reduce aquellas más profundas y marcadas. En su presentación de aceite, sus elementos concentrados apoyan al organismo en la producción de células dérmicas nuevas, gracias a un componente llamado sesquiterpeno, lo que deja una sensación de suavidad y una piel más lisa.

Helicriso

Utilizado durante años para tratar afecciones de la piel, como llagas y eccemas, al igual que cicatrices, arrugas y bolsas, el helicriso tiene propiedades antinflamatorias y analgésicas, que alivian la sensibilidad y estimulan el proceso de curación gracias a la regeneración celular. Otro beneficio de este es que funciona cono rejuvenecedor, mejorando el aspecto de la piel, reduciendo manchas y marcas como líneas de expresión e hidratando el tejido.

Lavanda

Este es el óleo esencial más popular en el mundo, que estimula la circulación sanguínea, oxigena la sangre, aportando salud y vitalidad a las células, lo que ayuda a rejuvenecerlas y fortalecer sus niveles de acción. Además de esto, ayuda a reducir la hinchazón de problemas como las ojeras y patologías de dermatitis, mientras minimiza las manchas oscuras de la pigmentación, manteniendo el tejido superficial protegido del daño de los radicales libres.

Clavo

Extraído con un proceso poco común, mediante la destilación con vapor, el clavo de olor tiene un aroma muy característico, que resulta calmante, aporta beneficios antinflamatorios y antioxidantes gracias a su alto contenido de eugenol, que protege las células del estrés oxidativo. Utilizado para aliviar picor e hinchazón, es muy bueno en el combate de las ojeras, reduciendo las bolsas que aparecen bajo el párpado y favoreciendo la circulación de las venas de araña.

Mirra

Conocido como un potente antimicótico y antibacteriano, el óleo de mirra se puede utilizar para realizar masajes tópicos, que alisan las arrugas presentes alrededor de los párpados, con sus propiedades antioxidantes que reparan el daño de las células ocasionado por los radicales libres. Estas moléculas causan reacciones químicas y pérdidas del colágeno, lo que interviene directamente en la aparición de los signos del envejecimiento prematuro.

Manzanilla

Uno de los óleos más variados de esta lista, además de popular, ya que se utiliza desde tiempos muy antiguos, la manzanilla ayuda a desintoxicar el cuerpo, al igual que los poros de la piel mediante su aplicación, previniendo inflamación, hinchazón y obstrucción de los mismos. Conocido como un elixir natural, mejora la apariencia del órgano superficial, aclarando manchas oscuras y reafirmando su estructura.

Salvia

Las propiedades de este óleo se cuentan entre las más potentes, cuando se trata de la reducción rápida de las marcas de la edad, sin embargo, requiere complementarse con algún producto o aceite humectante, pues puede resultar muy áspero por sus altos contenidos de elementos antisépticos. Otros compuestos presentes en él actúan, como descongestionante, para eliminar los depósitos de grasa bajo la dermis y cerrar los poros, evitando así la influencia de las impurezas.

Semilla de uva

Uno de los más poderosos antioxidantes, la semilla de uva posee componentes, llamados proantocianidinas, capaces de combatir toxinas, así como unirse a las fibras de colágeno para reparar el daño causado por estas. Es muy eficaz para reducir arrugas, marcas y cicatrices, por sus altos niveles de vitamina E, mientras ralentiza el proceso de envejecimiento de las células, por lo que puede apoyar de maravilla a otros productos con beneficios rejuvenecedores.

Para saber cómo utilizar estos y otros métodos contra las bolsas, re invitamos a leer Como quitar las bolsas de los ojos

Mejores aceites portadores para mezclar

Mejores aceites portadores para mezclar

Al igual que en el caso anterior, entre estos portadores, utilizados para diluir los esenciales, haciendo de su aplicación más óptima debido a su concentración, podemos encontrar algunos con características que la hacen ideales para utilizar sobre el contorno de los ojos. Son las mismas razones las que se toman en cuenta para escogerlas, por lo que no debemos dudar al momento de utilizarlas en nuestra rutina de belleza.

Ricino

Gracias a su textura, más espesa que en el caso de otros óleos de la lista, se puede utilizar en la elaboración de cremas caseras de uso tópico, donde aporta una excelente hidratación, mientras combate problemas como picor y resequedad. Es rico en ácidos grasos, siendo el más importante el ácido ricinoleico, que aporta la nutrición y la humedad que lo hacen tan popular, mientras protege la piel con sus antioxidantes y aporta beneficios antimicóticos y antimicrobianos.

Argán

Aunque se considera un producto lujoso, por no ser tan común ni económico, a comparación de otros ejemplos de esta lista, es uno de los más ricos es ácidos grasos y vitaminas A y E, que nutren y protegen la piel del efecto de los radicales libres, devolviendo la hidratación y regenerando las células, gracias a sus altos niveles de antioxidantes. Es capaz de restaurar por sí mismo los niveles de colágeno y elastina, por lo que, para muchos, es el más útil de los de su tipo.

Rosa Mosqueta

Utilizado por sus beneficios curativos y refrescantes, el concentrado de rosa mosqueta, un poco más líquido en comparación a otros de los antes mencionados, aporta propiedades anti fúngicas, antibacteriales y antivirales, por lo que es apropiado para combatir patógenos y eliminar la hiperpigmentación de los capilares. Por ello, este es uno de los que aportan mayor eficacia en la eliminación de las ojeras, las ampollas y los daños causados por la inflamación y los eccemas.

Semilla Negra

Otro caso de una sustancia utilizada desde tiempos muy antiguos, se trata de la semilla de la flor de hinojo o flor de nuez moscada, conocido como comino negro o aceite de kalonji. Muy rico en ácidos grasos, vitaminas y minerales, que aportan una poderosa nutrición al tejido, mientras sus antioxidantes regeneran las células de los daños causados por toxinas. También es común su uso como antinflamatorio, por lo que se le suele tratar como remedio para las ojeras.

Almendras dulces

Este fruto seco, nutritivo e hidratante, es un ingrediente popular en la fabricación de tratamientos tópicos para el cuidado de la piel sensible, como las resecas o las de los bebés. Con sus potentes antinflamatorios y antioxidantes, es un excelente remedio natural contra las ojeras, controlando la circulación sanguínea de las venas de araña, protegiendo e hidratando con sus grandes contenidos de vitamina E y K, mientras aporta la nutrición de sus ácidos grasos.

Mejores productos para combinar con los aceites

Mejores productos para combinar con los aceites

Ya que hemos hablado de los mejores elementos, presentando cada uno y describiendo sus propiedades, es posible hacernos una idea de lo que podemos conseguir como resultado, mejorando nuestra salud y el aspecto del contorno de los ojos, si escogemos cada uno. Pero es momento de preguntarnos qué ocurre si combinamos estos líquidos viscosos, ya sea entre ellos o con algunos ingredientes variados.

Aunque hay muchísimas recetas, de cremas, lociones, sérum y contorno de ojos, que podemos encontrar y realizar en nuestra casa, que nos enseñan que es mejor combinar los aceites cosméticos con otros elementos, lo más importante es conocer el por qué utilizar cada ingrediente, sus propiedades y beneficios. Por ello, es momento de presentar también algunos productos naturales que pueden venir de maravilla en recetas con óleos cosméticos.

Ácido hialurónico

Este producto se puede presentar por sí mismo, como dicen popularmente, ya que el ácido hialurónico es bien conocido, en la comunidad estética, como una de las soluciones individuales más efectivas contra arrugas, manchas, cicatrices y distintas marcas de la edad. Por esta razón, ya que hablamos de una sustancia con multitud de beneficios para la piel, es posible encontrarla en diferentes presentaciones, como inyecciones, cremas, pastillas y ampollas de aplicación.

Uno de los métodos de uso más común es aplicarlo directamente sobre zonas delicadas, como el caso del contorno de ojos, ya que otorga un importante aumento en el nivel de hidratación, el control de la humedad y la reparación celular, que hacen propicia la absorción de muchos otros componentes, como los que encontramos en nuestros óleos. Por esta razón se recomienda su aplicación en conjunto, o hacerlo justo antes de usar el aceite.

Aloe vera, la planta milagrosa

Seguro que la mayoría de nosotros alguna vez ha escuchado sobre el aloe vera, mejor conocido de forma popular como sábila, esa planta suculenta que, gracias a la capacidad de acumular grandes cantidades de agua, guarda en su interior una enorme variedad de propiedades. Muchas de estas son la razón de su uso en la medicina estética, pues aporta beneficios humectantes, limpiadores, depurativos, astringentes, regeneradores y antioxidantes; todo dentro de su compleja estructura vegetal.

Sin contar con la combinación de las dos clases de aceites, este combo con gel de aloe vera es quizá el más popular que podemos encontrar, pues la llamada planta milagrosa ofrece tantos y tan diversos beneficios como tipos de óleos hay. Es por ello que no solo se utiliza como crema antiarrugas casera, sino que, al combinarlo con otros aceites distintos, puedes hacer cremas hidratantes o removedores de maquillaje, todo depende de la combinación que se requiera.

Si has llegado hasta aquí y buscas otros productos para esto, puedes encontrarlos en Cómo solucionar los problemas del contorno de ojos

Combinando otros distintos

Una de las recomendaciones principales de los especialistas, quienes conocen las mejores formas de cuidar nuestra piel, es no tomar dos productos que cumplan la misma función, como por ejemplo aumentar la hidratación, para combinarlos con el fin de aumentar su intensidad, sino todo lo contrario. Lo mejor es elegir dos sustancias con funciones distintas, que se complementen una con la otra, para así obtener una mayor variedad en los beneficios.

En el caso del aceite cosmético, esto se logra muy fácilmente, ya que al combinar uno esencial y un portador, diluyendo así el primero para hacer su concentración apta para la aplicación, podemos conseguir recetas diversas, con resultados variados muy positivos. Si buscamos esta información de forma más detallada, podremos encontrar las mejores fórmulas, utilizando ambos tipos de óleo, para aprovechar todos sus componentes.

Mantecas vegetales

Aunque muchos pensarían que es hacer trampa, ya que muchas mantecas, como la de coco y aguacate, se obtienen en procesos prácticamente idénticos a los de los aceites, por lo que se podrían considerar del mismo tipo, lo cierto es que las mantecas vegetales poseen ciertos componentes que los aceites no, como bases y ácidos grasos, que son justo los encargados de darle esa textura pastosa y sólida que se utiliza en recetas cosméticas, ayudando a dar cuerpo y consistencia a las cremas.

Proteínas de origen vegetal y animal

Quizá algunos les suene extraña la combinación de aceites, sean esenciales o portadores, con proteínas culinarias, pero no estamos hablando de carne o pollo, sino de leche y huevo, en el caso de las de origen animal, así como soja y germen de trigo vegetales. Estos ingredientes contienen compuestos nutritivos ideales, como vitaminas, minerales y, por sí mismas, proteínas, capaces de nutrir y aportar diversas propiedades con activos espectaculares para la piel, que ayudan a limpiar los poros, desintoxicar y proteger los tejidos superficiales mediante la aplicación tópica.

Vitamina E

Utilizado común mente mediante el consumo, este nutriente especial se puede aplicar directamente sobre la piel, por lo que no es extraño encontrar en el mercado, suplementos con cápsulas blandas o geles de vitamina E. Aporta un amplio nivel de antioxidantes, lo cual no solo aumenta la regeneración celular natural, sino que, con el apoyo de sus beneficios antibacterianos y antimicóticos, ayuda a conservar el aceite, reservándolo por más tiempo.

Exfoliantes suaves

Aquí se hace bastante obvia la finalidad de la combinación, ya que la capacidad de estos líquidos para hidratar y reparar, mientras estimula la elastina y el colágeno de la piel, se pueden combinar con ingredientes como bicarbonato de sodio, azúcar, avena o arcilla verde, capaces de exfoliar la piel y liberar los folículos de las obstrucciones que causan la pérdida de la salud del tejido superficial, que profundiza las manchas y marcas no deseadas

Vaselina

Este caso es único en su tipo, pues se trata de la sustitución de un portador, antes de diluir un aceite esencial, con vaselina pura, para apropiarnos de los beneficios propios de esta última. Aunque no es muy común encontrar esta combinación, muchos la recomiendan si se busca reducir un poco la rapidez de la absorción de los componentes, resultando así en una alternativa a cualquier crema de acción prolongada, que se absorbe de forma más controlada.

Aplicación de esta sustancia en el contorno de los ojos

Aplicación de esta sustancia en el contorno de los ojos

Ya que hablamos de una zona muy delicada, con la piel más delgada y sensible del cuerpo, es obvio que nos encontremos con métodos de aplicación para cualquier tratamiento, que pueden diferir de acuerdo a la concentración de este, la cantidad del producto y la textura. En el caso de los aceites, ocurre exactamente lo mismo, salvo que a diferencia de otros, no podemos llevarlos directamente al contorno de ojos, pues puedes extenderse hasta los globos oculares.

Si buscamos la manera apropiada de aplicar estos óleos de forma individual, lo primero es hacer énfasis en no utilizar en solitario los esenciales pues, aunque puede no conllevar efectos secundarios, no se aprovecharán al máximo sus propiedades de esta forma. Lo ideal es diluir esto en otras sustancias, preferiblemente óleos del tipo portador, con beneficios diferentes que se puedan combinar, como por ejemplo, un regenerador y un hidratante.

El proceso es sencillo, para cada aplicación del producto, utilizando una cucharita para medir, agregaremos 2 gotas de aceite esencial, aunque podemos añadir este directamente al envase donde se almacena el portador, midiendo de igual forma 2 gotas por cada cucharadita (entre 8 y 10ml). Esto último en caso de querer tener la mezcla ya preparada, lista para ser utilizada en el momento apropiado.

Para aplicar, moja la punta de tu dedo anular, que es el menos fuerte y más sensible de la mano, por lo que seremos menos propensos a causar lesiones por exceso de presión. Una vez cubierta la yema del dedo con el líquido, podemos proceder a frotar este sobre la piel que queremos tratar, en este caso, la des contorno de los ojos, que abarca desde la zona externa del lagrimal hasta el comienzo del cuero cabelludo, de manera horizontal, así como todo el párpado inferior.

Si las ojeras son tu razón para buscar soluciones cosméticas, aprende sobre un gran ingrediente para combatirlas leyendo Cómo eliminar las ojeras con ácido hialurónico

Lo más óptimo es aplicar desde más abajo des párpado, donde comienza el canto de la cuenta ocular, justo sobre el pómulo de la mejilla, pues allí se considera que comienza el contorno de los ojos, debido a que la piel aun es delicada. Este mismo proceso lo puedes realizar para aplicar cualquier sustancia, sea sérum, cremas o ampollas, no solo los óleos de esta lista, al igual que las mezclas y recetas que puedas llevar a cabo, utilizando estos aceites para cuidar tu piel.