Cómo hidratar la piel

El verano ya está por llegar y con el verano la oleada de calor y las altas temperaturas, que hacen  que nuestra piel esté más susceptible de resecarse, sufrir quemaduras o aparezcan lesiones. Por eso  debemos tomar todas las precauciones necesarias como hidratar la piel. A continuación te mostraremos una serie de consejos bastante prácticos que puedes tener en cuenta a la hora de hidratarse. Por eso te invito a que continúes leyendo.

Cómo hidratar la piel

¿Por qué el beber agua es fundamental cuando hablamos de hidratarnos?

Entre el 15% y 20% del agua de nuestro organismo se encuentra en nuestra piel, pero con el transcurrir del tiempo esta capacidad de absorber de nuestra piel se va perdiendo. Por ello es fundamental hidratarse desde dentro, si quieres mantener una piel  más flexible, firme y elástica, en pocas palabras una piel sana. Por eso podemos preguntarnos entonces ¿Cuánta agua debemos tomar?

Los estudios han arrojado que no tiene una respuesta fácil y es que cada persona tiene necesidades diferentes por eso la ingesta de agua también será regulada según el sitio geográfico donde vives, la actividad que realizas y el tipo de salud con que cuentas. Por eso no hay fórmula fija para todos. Pero si nos detenemos en visualizar los beneficios que ofrece y evaluar tus necesidades diarias puedes determinar cuál es tu ingesta adecuada para tus necesidades.

Continúa leyendo un tema interesante en Cómo hidratar las manos

 

Beneficios del agua para nuestra piel

Beneficios del agua para nuestra piel

Cuando hablamos de ¿Cómo hidratar la piel? Es imposible no hablar del beneficio de beber agua cuando la necesitamos para vivir. Y es que gracias al agua podemos eliminar los desechos de nuestro cuerpo a través de la orina, la transpiración y las evacuaciones intestinales, protege los tejidos sensibles, lubrica y amortigua nuestras articulaciones, mantiene nuestra piel saludable.

Y es que la carencia de agua en nuestro organismo puede originar una deshidratación es decir que no hay suficiente agua en el organismo para llevar a cabo las funciones normales. Es tan importante el agua en nuestro organismo que una leve deshidratación puede originar cansancio y agotamiento para realizar tus actividades diarias.

¿Cuánta agua necesitas para mantenerte hidratado?

Si tomamos un día de nuestra vida y observamos toda el agua que perdemos en tan solo un día. Diariamente perdemos agua cuando respiramos, sudamos, orinamos, evacuamos. Eso indica que tenemos una pérdida diaria de agua considerable. Por eso es necesaria una ingesta diaria de agua suficiente para que el cuerpo funcione sin mayor complicación.

Según estudios realizados, determinaron que el consumo diario aproximado para una persona adulta que vive en un clima templado es 3.7 lt para los hombres y 2.7 lt para las mujeres. En esta cantidad sugeridas están incluida la ingesta de agua  más las bebidas y los alimentos. Generalmente  el 20% aproximado del consumo de líquido diario que consumimos proviene de los alimentos y las bebidas que consumimos.

Por eso si queremos hidratar la piel es necesario una buena  ingesta de agua pero debemos evaluar nuestras actividades para ajustar cuánta agua requerimos. Entre los factores que pueden hacer que modifiquemos nuestro consumo diario de agua son por ejemplo el clima donde vivimos, ya que dependiendo de dónde vivamos será nuestra ingesta diaria de agua.

Por ejemplo una persona que viva en un clima húmedo y cálido tiende a sudar y eso requiere que beba más agua que una persona que viva en un clima frío, ya que esta persona no sudara igual. La deshidratación también puede ocurrir en altitudes elevadas. Otro factor a evaluar es si realizamos ejercicio o cualquier actividad que nos permita sudar, necesitarás más agua para poder suplir el agua que hayas perdido mediante el sudor.

Seguramente te gustará leer un tema similar en X formas efectivas de hidratar tu piel de forma natural

La salud también influye en nuestro consumo de agua ya que una persona enferma por ejemplo con fiebre, vómito o diarrea tienen una pérdida de líquido, lo que requiere entonces tomar agua que supla el líquido perdido. Otras enfermedades como infecciones urinarias y calculo renales también requiere que tomes más agua. Como hemos visto el agua es fundamental para estar hidratado por dentro que se refleja en nuestro exterior a través de nuestra piel.

Utiliza cremas hidratantes

Utiliza cremas hidratantes

¿Cómo hidratar la piel? La aplicación de cremas hidratantes es fundamental para hidratar nuestra piel externamente. La hidratación con cremas es un ritual diario que no deberíamos olvidar. Al levantarnos, al ducharnos aprovechando que nuestra piel está húmeda de esa manera favorecerá una mayor retención de agua y al tener los poros abiertos puede aprovechar mejor la crema hidratante.

La crema hidratante es beneficiosa para todo tipo de pieles ya que repara, protege, y suaviza. Pero no todas las pieles son las adecuadas a la hora de que queremos hidratar la piel. Ya que dependerá de nuestro tipo de piel debemos escoger la crema hidratante. Para pieles secas es recomendable utilizar las cremas ultra hidratantes ya que estas poseen nutrientes calmantes que este tipo de piel necesita y lograr hidratar la piel adecuadamente.

Para las pieles mixtas es recomendable que utilices cremas ligeras y sedosas, y para las pieles grasas es bueno las cremas hidratantes ligeras, ese tipo de crema de fácil absorción que no sean muy untuosas. La mañana es el tiempo ideal para hidratar la piel. Después de nuestra limpieza  matutina lo último que agregamos es la crema hidratante y ese mismo procedimiento lo repetimos antes de acostarnos.

Si queremos mejores resultados al hidratar la piel, cuando aplicamos la crema hidratante sobre la piel mediante debemos realizarlo mediante masajes de esa manera estaremos estimulando la circulación y favorece que penetre en la piel mediante los poros. Y como ya te habíamos mencionado si lo realizamos sobre la piel húmeda el efecto hidratante será por mayor tiempo.

Quizás este tema pueda interesarte Cómo hacer una crema hidratante casera

La cantidad que te debes colocar dependerá del tipo de piel y de la zona del cuerpo donde la vamos a aplicar. Pero es bueno aclararle una idea errónea de pensar que mientras más crema utilicemos  tendremos un mejor resultado. Recuerda que la idea es que la piel absorba la crema y no dejar un color blanquecino y untuoso sobre la piel.

Con qué regularidad debemos colocarla si queremos hidratar la piel de la forma adecuada y protegerla y cuidada de los factores ambientales. Es importante escoger una crema hidratante con protector solar ya que de esta manera protegemos la piel de los efectos nocivos del sol. Hasta aquí hemos vistos dos factores fundamentales para hidratar la piel de la mejor manera.

Exfolia la piel

Exfolia la piel

Si queremos hidratar la piel de una forma correcta es necesario exfoliar nuestra piel. Recordemos que con el paso del tiempo la renovación celular y la descamación se ralentizan, originando una sequedad en la piel originando arrugas. Cuando la piel no es renovada y al no tener la adecuada comunicación intercelular la piel tiende a deshidratarse. Se origina una barrera producto de la acumulación de toxinas que impide el acceso al oxígeno afectando la lozanía de la piel.

Para tener una piel saludable y pueda aprovechar cualquier crema hidratante se debe exfoliar por lo menos dos veces por mes, a menos que la piel sea sensible por temor a que se irrite se podría alargar el periodo de tiempo de la exfoliación. La exfoliación permitirá eliminar las células muertas que se acumulan en la superficie de la piel dejándola respirar. Los poros obstruidos limitan la entrada de cualquier crema que podamos colocar en nuestra piel.

La exfoliación permite una limpieza profunda en nuestra piel, estimula la regeneración celular y la microcirculación sanguínea. Es importante recordar que el exfoliante que utilizamos para el rostro no es el mismo que utilizaremos para el resto del cuerpo. Para el rostro son preferibles utilizar son preferibles los suaves de tal manera de no maltrata la piel de la cara mientras que para el cuerpo es recomendable los exfoliantes más fuerte.

No existen pieles iguales

No existen pieles iguales

Hidratar la piel no es cuestión de juego, por eso la crema que le queda bien a otra persona no necesariamente te tiene que servir. Aunque la crema sea maravillosa con excelentes propiedades nutritivas. De allí la importancia que si queremos hidratar la piel como es debido debemos escoger una crema hidratante que se adapte a nuestro tipo de piel y a nuestras necesidades, ya que hemos aprendido que no hay dos pieles iguales.

Qué tipo de piel tengo Cómo cuidarla

¿Qué tipo de piel tengo? ¿Cómo cuidarla?

Es preciso saber cuáles tipos de piel existen ya que eso nos permite poder identificar en que clasificación estamos y cómo hidratar la piel de la mejor manera. Los principales tipos de piel que se conocen piel normal, piel seca, piel grasa, piel mixta. Cada uno de estos tipos de piel necesita un tipo de hidratación de acuerdo a sus características y necesidades.

Piel normal

Se le puede decir que es una piel equilibrada, neutra, tiene la humectación correcta ya que no es grasa ni seca. Aunque a lo largo de la vida de una persona este tipo de piel puede presentar algunas variantes. Como es en la pubertad  que es más grasosa o en la vejez que se vuelve más seca. En ambos casos se le debe dar un tratamiento que le permite mantener su equilibrio. En la pubertad manteniendo un cuidado especial por el acné y utilizando mascarilla para hidratar.

La piel normal independientemente que presenta todas las características adecuadas, eso no quiere decir que no requiera de cuidados para mantener su equilibrio por largo tiempo. Por eso es recomendable que las personas que tengan este tipo de cutis no descuiden su limpieza de tal manera de mantenerlos poros abiertos y estos puedan oxigenarse y mantengan la frescura de la piel.

Piel seca

Es una piel baja en grasa. Presenta sequedad lo que la hace vulnerable a las condiciones externas. Puede dar la sensación de una  piel descuidada. Gracias a los roces externos tiende a descamarse con facilidad. Por eso cuando se expone al frío su color cambia a rojizo. Razón por la que debes aprender a  hidratar tu piel de la mejor manera y así evitar a que se deteriore.

Para este tipo de piel delicada es necesaria una hidratación constante con cremas hidratantes que puedan directamente en la piel. Es recomendable no exponer la piel a ciertas condiciones ambientales que no sean favorables. Hasta las condiciones más simples como los aires acondicionados o la calefacción pueden afectar la piel. Por lo que has visto es una piel sensible que necesita un cuidado diario para mantenerla saludable.

Es importante que tomes medidas para protegerla, como por ejemplo evitar exponerla al sol, o a los climas fríos. También el continuo uso de jabón, agua con cloro o alcohol. Es importante hidratar la piel seca, de esta manera se pueda regenerar las capas de piel.

Piel grasa

Esta piel es fácil de identificarla ya que generalmente presenta problemas de granos, originados por el aumento excesivo de sebo en la piel que origina una grasa constante que cubre la piel. Para este tipo de piel las arrugas no son perceptibles. Se caracteriza por presentar una piel tensa y es que la piel siempre se encuentra hidratada por la grasa que cubre el rostro.

Para contrarrestar la grasa de la piel es necesario realizar tratamientos y mascarillas para eliminar el sebo de la piel. La producción excesiva de sebo muchas veces se origina a problemas hormonales o genéticos que causan una estimulación más de lo normal en las glándulas sebáceas. Este tipo de problemas relacionados con la activación de las glándulas también está unido al estrés por la aparición y brotes de acné, también mediante medicamentos el  uso de productos  de belleza que irritan la piel.

Hay una serie de errores que se pueden cometer si presentamos una piel grasa y es que pensamos que frotando fuertemente con productos limpiadores podemos quitar la grasa que cubre la piel, pero lo que estamos logrando es empeorar la situación ya que después de la limpieza las secreciones tienden a aumentar es decir que el efecto obtenido es lo contrario a lo deseado.

Piel mixta

Piel mixta

La piel mixta es aquella que varía entre piel seca y grasa. Y la piel se sectoriza es decir hay unas zonas del cuerpo que es piel seca y otras partes presenta una piel grasa. Un ejemplo lo encontramos en el rostro, que mientras la frente, nariz y mentón la llamada zona T es la que presenta una piel grasa mientras que el contorno de los ojos, mejillas y cuellos muestra una piel seca.

¿Cómo hidratar la piel mixta? Va a requerir dos tipos de hidrataciones una para la piel grasa y otra para la piel seca. Hoy día en las tiendas especializadas podrás encontrar productos concebidos pensando en el tratamiento para este tipo de piel. Otra manera es utilizando productos naturales de acuerdo a las necesidades de cada tipo de piel.

La hidratación y la alimentación

La hidratación y la alimentación

La alimentación tiene mucho que ver con mantener una piel hidratada. Para mantener una piel sana es necesaria una dieta balanceada y equilibrada en variada en proteínas, vitaminas y ácidos grasos. La piel necesita para una correcta hidratación betacarotenos y flavonoides, así como preparaciones orales con vitamina C, Vitamina B6, glicina y minerales con magnesio, calcio y hierro.

Estas propiedades puedes encontrarlas en alimentos como el chocolate negro, la avena, la zanahoria, la naranja, el aguacate, el tomate, el kiwi, los frutos rojos, el pepino y la nuez. Vemos como la alimentación es clave a la hora de hidratar la piel. Y es que para una hidratación correcta  debemos comenzar interiormente y se refleja en el exterior.

Dormir bien y suficiente

Dormir bien y suficiente

Uno de los aliados principales para mantener una piel hermosa y joven es el sueño. Ya que juega un papel fundamental en  la recuperación de la función del sistema inmunitario y la producción de colágeno uno de los principales componentes de nuestra piel .No dormir origina una rotura de la función barrera de nuestra piel y las mucosas. De ahí, la importancia de dormir al menos 8 horas.

Es recomendable que antes de dormir además de realizar tu rutina de belleza con tu crema hidratante tomes suficiente agua y esa agua que bebiste llegará a las diferentes partes de tu  cuerpo, reparando cada parte de ti. Por supuesto, despertarás sintiéndote mejor por la mañana. Como ya pudimos ver, para hidratar la piel de la manera adecuada se requiere dormir lo suficiente.

Es bueno que tu piel respire

Es bueno que tu piel respire

Si quieres tener una piel sana e hidratada jamás puedes irte a dormir sin limpiarla adecuadamente. Aunque no estés maquillada es necesario limpiarla y quitar las partículas de sucio del medio ambiente que tapan los poros y no dejan que la piel se oxigene Es recomendable hacerlo con agua templada ya que el agua caliente tiende a resecar la piel.

También es recomendable usar jabones suaves y sin perfume tampoco es saludable utilizar lociones con alto nivel de alcohol. Tampoco se sugiere lavar la cara constantemente ya que mientras más laves tu cara puede provocar un efecto contrario, pues cuanto más se moja la piel -efecto de evaporación del agua-, más se seca.

Sabías que el tabaco y el alcohol afectan tu hidratación

¿Sabías que el tabaco y el alcohol afectan tu hidratación?

Para nadie es un secreto que la nicotina provoca la contracción de los vasos sanguíneos, disminuyendo el flujo de sangre y provocando la acumulación de sustancias nocivas. Según estudios realizados a un grupo de mujeres que fumaban de 11 a  20 cigarros diarios, presentaron una deshidratación cutánea. Se recomienda  utilizar cremas con vitamina E para las personas que presentan este tipo de lesiones.

El consumo de alcohol reduce los niveles de oxígeno de nuestra sangre y la producción de colágeno y la vitamina A. El alcohol al igual que el tabaco produce un envejecimiento prematuro de la piel. El alcohol disminuye la producción de la hormona antidiurética (HAD), que es la responsable de regular y mantener los líquidos corporales. Cuando se libera HAD, el riñón aumenta la reabsorción del agua, evitando la deshidratación.

Protégete del sol

Protégete del sol

El sol nos proporciona la vitamina D y nos ayuda a modificar los estados de ánimo. Pero puede convertirse en el peor enemigo para tu piel sino te sabes proteger. El sol es lo que más reseca nuestra piel y el mayor responsable de su pérdida de agua. Por eso es bueno que no tomes la protección del sol de manera relajada ya que lamentablemente se ha convertido en responsable de una proliferación de enfermedades de la piel.

Por eso es bueno que tomes en consideración algunas sugerencias para proteger tu piel y la mantengas sana e hidratada. Limita la hora de exponerte al sol evitando las horas donde lo rayos solares son más intensos. Usa ropa liviana y adecuada que te proteja y al mismo tiempo te haga sentir cómodo. Utiliza un sombrero de alas ancha de tal manera que puedas proteger el cuello, ojos y rostro. Utiliza gafas de sol para proteger los ojos de rayos solares. Y por supuesto un buen protector solar y sin olvidar una buena ingesta de agua para hidratarse.

Hidratación en invierno

Hidratación en invierno

Cuando hablamos de mantener hidratada nuestra piel generalmente pensamos en el sol, calor y verano  sin embargo es importante que en invierno también haya que hidratar la piel. Y es que en esta época del año hay que tener especial cuidado ya que debido a que no sentimos calor se nos puede olvidar tomar agua la cual es imprescindible para mantener una buena hidratación.

Así que en este próximo invierno abrígate, toma suficiente agua, coloca una crema hidratante en tu piel, ya que el frío tiende a secar la piel y a deshidratarla. Recuerda que si nos deshidratamos no solo se notara en nuestra piel sino en el funcionamiento de nuestro organismo. Es bueno disfrutar las diferentes estaciones del año pero con responsabilidad.

Una de las cosas que debemos aprender a hacer a lo largo de nuestra vida es amarnos, recordemos que somos la única persona con la que contaremos toda la vida. Una manera de amarnos es cuidando nuestra salud y que mejor manera de hacerlo que protegiendo nuestra piel y mantenerla hidratada. Sin dejar de disfrutar de un delicioso sol de verano con su vitamina D y de una hermosa nevada en invierno.