Cómo hacer un sérum facial casero

Existe una gran cantidad de recetas que podemos emplear para hacer nuestro propio sérum facial en casa, utilizando siempre productos naturales, que son fáciles de obtener y ofrecen a nuestra piel resultados muy similares a los obtenidos con productos de marca comercial. Por lo que si estás buscando la manera de crear tu propio sérum facial casero te invitamos a que no dejes de leer este artículo.

Por qué preparar tu propio sérum en casa

Si te preguntas el por qué es mejor preparar un sérum  facial casero a adquirirlo en una tienda seguramente te llegarán a la mente varias razones, estas razones incluyen desde unas más personales como alergias a algunos componentes que puedes evitar añadir a tus preparados naturales, como razones ecológicas para quienes buscan cuidar el medio ambiente, entre las que encontramos la disminución de desechos, una producción con menos contaminantes, entre otras.

Pero además existen razones más universales, que resultan resaltantes para casi todos, sin importar los gustos, intereses personales o posibles complicaciones médicas que traiga el producto a la piel de un individuo en concreto, entre estas razones podemos encontrar las siguientes:

Control de los ingredientes

La primera, que para muchos resalta como la más importante de todas es la posibilidad de realmente controlar y conocer los productos que estás añadiendo como ingredientes principales a tu preparación, una de las razones más resaltantes y que indudablemente le da una ventaja a los productos hechos en casa frente a algunas marcas que se encuentran en el mercado.

Calidad del producto

Otra razón de peso es la calidad, ya que al lograr hacer tu propio sérum facial te puedes asegurar de que estarás utilizando ingredientes que dan un gran aporte nutricional a tu piel y no simplemente un gran volumen de aceites sin beneficios y de conservantes que solo buscan disminuir los costos de producción para aumentar las ganancias, lo que podemos encontrar muy frecuentemente en sérum de baja calidad, o en las tan temidas imitaciones de marcas conocidas.

Economía

Una tercera pero no menos importante razón es el precio, y es que es un hecho bastante conocido que le sérum es un tratamiento de belleza algo costoso, que a pesar de que si es de buena calidad brinda de muchos beneficios a la piel que puedes comenzar a observar en lapsos de tiempo bastante reducidos a comparación de otros productos como cremas y ungüentos, resulta un gasto que algunas personas evitan realizar por considerarlo excesivo o fuera de su presupuesto.

Es por esto que si aun así tienen la oportunidad de fabricar un producto similar en casa que si bien no brinde beneficios en un tiempo tan corto seguramente en un mediano plazo lo hará, a cambio de una disminución considerable en los costos de fabricación, lo considerarán como una alternativa a tener muy en cuenta para lograr la meta de añadir un sérum efectivo y económico a su rutina diaria de belleza.

Lo que debes tener en cuenta al prepararlo y aplicarlo

Aunque la preparación de tu propio sérum facial casero es en la mayoría de los casos algo bastante fácil, siempre es importante tener algunas consideraciones en cuenta al momento de hacerlo, esto para asegurarte que estarás aplicando sobre tu piel un producto que no le ocasionará ningún tipo de daño ni reacción adversa en algún momento de su vida útil. Entre las consideraciones que debes tomar al manipular y preparar este producto se encuentran:

Utilizar implementos limpios y esterilizados

Un punto que muchos no tienen en cuenta, y que puede terminar por acortar la vida útil de cualquier producto preparado en casa es la condición y limpieza de los implementos utilizados. Siempre que prepares sérum o cualquier otra cosa es obligatorio utilizar envases, bol, cucharas y todo lo que sea necesario, que se encuentren limpios y desinfectados.

Esto tiene un gran impacto en el producto final, ya que si queda una gran cantidad de contaminación en tu sérum este se volverá con el tiempo una especie de cultivo microbiano, pudiendo no solo dañarse haciendo que hayas perdido el tiempo y dinero invertido en él, sino que generar problemas en tu piel como alergias, hongos o acné que deberás solucionar con ayuda de un experto en dermatología.

Mantener el pH a un nivel óptimo

Este punto es bastante importante, siempre debes considerar que el pH natural de la piel se encuentra ubicado entre 4.7 y 5.7 y cualquier producto que altere este nivel puede terminar por resecarla o irritarla. Entonces al preparar cualquier tipo de sérum o crema caseros un consejo practico y que debes tener en cuenta es utiliza el apoyo de algún elemento para medir el pH, estos los puedes encontrar en tiendas naturistas o tiendas especializadas en cosmética natural.

Al medir el pH de tus preparados te aseguras de que los mismos cumplan con el nivel requerido, y de no hacerlo podrás buscar alternativas que te ayuden a solucionar el problema sin la necesidad de tirar tu preparado al cubo de basura ni de dar tu sérum por perdido. En este caso, para conseguirlos puedes ya sea solicitar la ayuda de un experto o buscar alternativas reguladoras de pH, que aunque sean un añadido extra pueden ayudar a mejorar los resultados finales del sérum.

Preparar la cantidad ideal

Otro punto importante cuando realizas un sérum facial en casa es la cantidad que preparas del mismo, algunos creen que al ser una preparación económica en muchos casos pueden elaborar grandes cantidades y almacenarlas por uno o dos meses, pero en realidad es todo lo contrario. Lo aconsejable es que prepares la cantidad aproximada de sérum casero que vas a utilizar en 1 o 2 semanas, y luego vuelvas a preparar un poco más.

Esto porque en algunas recetas de este preparado, los ingredientes al combinarse pierden efectividad muy rápidamente, haciendo que pasado este tiempo te estés aplicando en el rostro un producto que realmente no brindará los beneficios que has estado buscando, dándote la errónea impresión de que la receta o los ingredientes que has utilizado no cumplen con la función nutritiva que querías.

Otra razón para hacer esto es que existe la posibilidad de que pasado un tiempo considerable tu preparado, al no poseer ningún ingrediente que cumpla la función de conservante, se estropee o se altere el nivel de pH que posee, pudiendo generar así reacciones alérgicas en tu piel que no habías presentado las semanas anteriores.

Realizar pruebas de alergia

Después de que hayas realizado tu sérum facial casero es bastante necesario y prácticamente obligatorio realizar una pequeña prueba de alergia, la cual en muchos casos deberás hacer cada vez que prepares el producto, ya que las pequeñas variaciones en sus ingredientes (normales en preparaciones caseras) pueden acarrear que provoque algunas pequeñas reacciones adversas como enrojecimiento, picazón o incluso sarpullidos.

Para hacer esta prueba simplemente debes colocar una cantidad muy pequeña de tu sérum facial natural en una sección no tan visible de tu rostro o cuello, aplicarla de manera normal como lo harías en tu rutina diaria de belleza, luego esperar toda la noche y observar si has presentado algún síntoma o reacción desfavorable para determinar si puedes o no continuar utilizando el producto.

Sérum facial de vitamina C

Sérum facial de vitamina C

La vitamina C se ha convertido en un estupendo y bastante conocido aliando de la belleza, su función principal es como tratamiento para dar luminosidad al rostro, aclarar la piel y contrarrestar los efectos que el son ha causado en el rostro, pero también esta receta de sérum casero de vitamina C es perfecta para quienes buscan conseguir una piel más uniforme con apariencia juvenil.

Un punto importante tener en cuenta antes de comenzar a prepararlo que este sérum es un producto fotosensibilizante, lo que se traduce en que no debes aplicarlo en tu rostro si piensas exponerte a la luz solar, ya que puede generar reacciones adversas muy contrarias a los beneficios que promete, por esto te recomendamos solo utilizar el sérum facial casero de vitamina C durante la noche, y en la mañana siguiente lavar muy bien el rostro antes de salir.

Ingredientes necesarios

El sérum facial de vitamina C, es una receta bastante sencilla de preparar, que destaca por su simpleza y bajo costo, muy por el contrario a los sérum que conseguimos en el mercado, para prepararlo solo son necesarios 3 ingredientes que puedes conseguir en cualquier tienda de artículos de belleza natural, o incluso en tiendas naturistas o de productos químicos. Para hacerlo vas a necesitar:

8 gramos de vitamina C en polvo

30 gramos de glicerina líquida

12 gramos de agua desmineralizada

1 frasco de vidrio oscuro con cuentagotas

Proceso de preparación

Este sérum, como ya lo mencionamos, es muy simple y rápido de preparar, basta con colocar el agua a calentar por muy poco tiempo, hasta que alcance una temperatura más o menos templada, allí añadirle la cantidad exacta que hemos indicado de vitamina C en polvo y mezclar de manera vigorosa hasta que la misma esté totalmente disuelta en el agua, y no se note ningún tipo de color o rastro de residuos.

Allí agregar la glicerina líquida, la cual no dese ser sustituida por ningún otro tipo de glicerina. Volver a batir de forma vigorosa hasta terminar de integrar, luego introducir el preparado en un envase de vidrio oscuro con cuentagotas, para poder almacenarlo y administrarlo en el rostro cuando sea necesario.

Es importante que no prepares demasiado de este producto, ya que la vitamina C tiene un tiempo de oxidación bastante corto, y puede causar irritación y quemaduras en la piel cuando es aplicada después de que ha cumplido su ciclo de vida útil. Si luego de prepararlo y haberlo aplicado por varios días observas que cambia su consistencia o color debes desechar el producto y preparar un poco más.

También es muy importante recordar que no se debe no utilizar este sérum facial durante los meses de verano, ya que aunque te laves muy bien el rostro al día siguiente de su aplicación, pueden quedar pequeños residuos en tu piel que generarán manchas o quemaduras al encontrarse con la luz directa del sol en esta época del año.

Sérum de colágeno y elastina

Sérum de colágeno y elastina

Esta receta de sérum facial casero es sumamente sencilla de preparar, pero también brinda resultados increíbles en un tiempo relativamente corto si va acompañada con el uso constante, que la vuelven perfecta para quienes buscan una manera simple de aumentar la elasticidad general de la piel a la vez que retrasar la aparición de arrugas, consideradas por muchos como el signo más temible del envejecimiento.

Esto gracias a las propiedades maravillosas del colágeno, que son bastante famosas, ya que juega un papel fundamental en la apariencia general de la piel, siendo que influye de manera muy directa en el envejecimiento. Por su parte, la elastina destaca, como su nombre lo sugiere, como un excelente aliado para aportar elasticidad a la piel, la cual es indispensable a la hora de prevenir la flacidez del rostro, la aparición de nuevas arrugas y la fragilidad de los tejidos de tu piel.

Ingredientes necesarios

Para preparar este estupendo sérum facial casero vas a requerir:

6 gramos de colágeno

6 gramos de elastina

80 gramos de agua desmineralizada

5 gramos de Olivem 1000

1 gramo de Sharomix

1 frasco de vidrio con cuentagotas.

Proceso de preparación

Para comenzar con la elaboración de este sérum facial debes poner a calentar los 80 gramos de agua, teniendo cuidado de no dejarla hervir, este paso lo puedes hacer fácilmente en el microondas o si prefieres directamente a fuego en la estufa, lo importante es que el agua alcance una temperatura elevada sin llegar al punto de ebullición.

Cuando esté lo suficientemente caliente, retirarla del fuego y añadir el Olivem, mezclando constantemente hasta que el mismo se disuelva a totalidad, en este punto tendremos ya una consistencia un tanto cremosa en nuestro preparado. Una vez listo colocas la mezcla en baño maría invertido, sobre un envase con agua fría con hielo, para lograr disminuir rápidamente la temperatura antes de continuar añadiendo los demás ingredientes.

Una vez frío añadir el Sharomix, que funcionará como una especie de conservante para aumentar la vida útil de tu sérum facial, serán necesarias 1 gramo, que equivale a 20 gotas de este producto, continuar mezclando para integrar bien. Cuando esté bien mezclado añadir la elastina junto con el colágeno, para completar los 6 gramos puedes contar las gotas, siendo que 20 gotas hacen un gramo vas a requerir añadir 120 gotas de cada producto antes de continuar mezclando.

Por último, almacenar tu preparación en un frasco de vidrio con cuentagotas, el cual deberá estar previamente desinfectado, esterilizado y muy bien seco para no alterar las propiedades de tu nuevo sérum facial. Te recomendamos, que como detalle final coloques una etiqueta en el frasco indicando lo que contiene y su fecha de elaboración, así no habrá manera de confundir el sérum de colágeno y elastina con cualquier otro que hayas preparado y almacenado en empaque similar.

Sérum antiedad hecho en casa

Cuando hablamos de sérum, los que traen beneficios antiedad suelen ser los más buscados, por lo que lograr elaborarlo en casa siempre representará una opción a tener en cuenta. Esta receta no es tan económica como otras de la lista, pero definitivamente es un gasto que vale la pena hacer, ya que brinda excelentes resultados en un periodo de tiempo corto, lo que hace que se pueda asemejar a los sérum de marcas comerciales.

Se utilizan 3 aceites base que son, aceite de argán, el cual es rico en vitamina E, conocida por sus cualidades cicatrizantes, anti acné y en general el cuidado de la piel. También se requiere aceite de jojoba, que destaca como excelente hidratante, regenerador, calmante y por ser utilizado en productos anti arrugas. Por ultimo vamos a utilizar el famoso aceite de rosa mosqueta, rico en vitamina C, vitamina A y Retinol.

Junto a ellos se requerirán dos aceites esenciales complementarios, que ayudarán a mejorar los beneficios que brinda este sérum facial casero a la piel y a que penetre mucho mejor en la piel, haciendo que los efectos seas más rápidos. Estos son el  aceite esencial de geranio Egipto, perfecto para prevenir arrugas y reafirmar los tejidos, y el aceite esencial de incienso, utilizado para dar vida a las pieles secas.

Ingredientes necesarios

Si estás pensando en preparar esta receta de sérum antiedad hecho en casa para comenzar a cuidar con él la piel de tu rostro vas a necesitar los siguientes ingredientes:

15 gramos de aceite de argán

15 gramos de aceite de jojoba

15 gramos de aceite de rosa mosqueta

5 gotas de aceite esencial de incienso

5 gotas de aceite esencial de geranio Egipto

10 gotas de vitamina E

1 envase o frasco de vidrio con cuentagotas

Proceso de preparación

La preparación de este sérum es muy sencilla, mucho más que con otras recetas caseras que hemos mencionado en nuestro artículo, simplemente debes colocar en un recipiente limpio y seco los 15 gramos de cada aceite, para medirlo puedes utilizar un cuenta gotas, siendo un total de 300 gotas de aceite de argán, 300 de aceite de jojoba y 300 de aceite de rosa mosqueta.

En este punto es muy importante mencionar que no debes alterar la proporción de ingredientes que te indica la receta, ya que de hacerlo puedes exceder la cantidad máxima recomendada de aceite en la piel y generarte alguna reacción adversa en vez de aumentar los beneficios que este ofrezca a la piel de tu rostro.

Luego, sin comenzar aún a revolver tu preparación debes añadir al recipiente los aceites esenciales de geranio Egipto y de incienso, junto con la vitamina E. Al tenerlos todos en el recipiente es necesario comenzar a mezclar con bastante cuidado, buscando integrar los ingredientes de manera uniforme sin batir demasiado la preparación.

Una vez listo y con ayuda de un embudo pequeño debes almacenar tu preparado en el pequeño envase de vidrio, el cual es importante que se encuentre esterilizado y totalmente seco para evitar añadir agua a tu sérum facial, para terminar deberás marcar con una etiqueta indicando la fecha de elaboración y nombre del producto para no confundirlo con otro sérum que tengas en tu hogar.

Sérum especial para pieles grasosas

Si posees una piel grasosa, pensar en un sérum fabricado a base exclusivamente de aceites puede que no te parezca la opción ideal, en cambio quieras optar por una posible solución pensada exclusivamente en este problema tan común, que logre controlar el exceso de grasa en la piel del rostro de manera sencilla y sobretodo económica.

Esta receta de sérum facial casero para pieles grasosas no solo ayuda a disminuir la grasa del cutis sino que también es perfecto para limpiar la piel a profundidad, purificar los poros, eliminar el acné y brindar la hidratación necesaria para lograr un aspecto mucho más sano en la piel.

Todo esto se logra con la ayuda del té verde, un aliado a la belleza varias veces menospreciado, pero que debido a sus propiedades desinflamatorias ayuda a disminuir la apariencia abultada de este tipo de rostros. Este ingrediente se ve acompañado por el mundialmente famoso aloe vera, o sábila, el cual es conocido por ayudar a cicatrizar y brindar un gran nivel de hidratación a la piel.

Ingredientes necesarios

Este sérum natural es, como muchos otros que encontramos disponibles, muy económico y fácil de preparar, para hacerlo simplemente se requiere:

1 hoja o penca de aloe vera

1 bolsita de té verde

1 capsula de vitamina E

1 envase o frasco pequeño con cuentagotas

Agua en cantidad necesaria

Proceso de preparación

Para comenzar, debes preparar la bolsa de té como se indica en sus instrucciones, esto se hace colocando a hervir en una olla pequeña una medida de agua, la cual al momento de que alcance el punto de ebullición se le debe añadir el té verde, y dejar reposar por al menos 10 minutos hasta que logre soltar su esencia y color. Una vez lista reservar para dejarla enfriar a temperatura ambiente.

Mientras esperas que el té baje de temperatura extraer el gel del aloe vera, para ello hay que corar la sección de las espinas y luego quitar con ayuda de un cuchillo una de las capas verdes de la hoja, luego con un tenedor comenzar a raspar el interior para que salga todo el jugo o gel, el cual tiene una textura bastante viscosa e irlo almacenando en un envase lo suficientemente grande.

Cuando hayas extraído todo el gel te aconsejamos pasarlo por un colador de jugo, para eliminar todos los pequeños grumos que pudieron haber quedado y lograr un sérum facial más homogéneo y libre de restos. Una vez el té haya bajado de temperatura agregar el líquido al envase donde habías colocado el gel de aloe vera, allí deberás mezclarlo muy bien hasta conseguir una textura lo más homogénea posible.

En este punto es cuando ya podrás exprimir el contenido de la capsula de vitamina E sobre la mezcla, para luego volver a revolver buscando integrar de manera satisfactoria. El resultado será un preparado con textura un tanto espesa, que puede resultar un poco desagradable para algunas personas pero que sin duda traerá beneficios fantásticos a tu piel.

Pero esta preparación tiene un punto negativo a tener en cuenta, y es que a pesar de ser muy simple, realmente tiene un tiempo de vida muy corto, siendo de 7 días en temperatura templada y tan solo 3 días en climas muy cálidos, que podrás notar cuando se ha excedido al observar el cambio de color y la perdida de toda la viscosidad del sérum.

Por lo cual un consejo es llenar tu frasco con cuentagotas hasta la mitad, y el resto ponerlo en el congelador, donde se puede alargar su tiempo de vida por hasta varios meses. Otra opción es hacer el preparado y obsequiar un poco del mismo a tus amigos y seres queridos para que también puedan darle el uso necesario y ayudarte así a aprovechar al máximo tu sérum facial antes de que se estropee por el paso del tiempo.

Sérum especial para pieles secas

Sérum especial para pieles secas

Poseer una piel seca es una de las principales razones para la aparición de las tan temidas arrugas prematuras, por lo que conseguir un sérum que pueda ayudarte a nutrir el cutis y brindarle de la hidratación y nutrición que requiere este tipo de piel es algo que muchos agradecerán enormemente.

Estas pieles se caracterizan presentar una tez con quebraduras que da la apariencia de deshidratación, para solucionarlo se requiere preparar un sérum que cuente con la ayuda de los más fuertes hidratantes entre sus ingredientes principales, hacerlo no es muy difícil  aunque puede resultar un poco costoso, pero sin duda alguna es un trabajo que vale la pena intentar, ya que con el uso constante de solo unas gotas al día podrás decirle adiós a tu problema.

Ingredientes necesarios

Para hacerte con los estupendos beneficios de este sérum facial casero especial para pieles secas vas a requerir conseguir los siguientes ingredientes, siempre teniendo mucho cuidado con mantener la proporción exacta de los mismos:

10 gotas de aceite esencial de caléndula

10 gotas de aceite esencial de manzanilla

10 gotas de aceite esencial de rosa

2 cucharadas de aceite de aguacate

2 cucharadas de aceite de jojoba

1 frasco pequeño de vidrio oscuro, con cuentagotas

Proceso de preparación

El proceso para preparar el sérum especial para pieles secas es uno de los más simples, pero no por esto el resultado será menos visible, por el contrario, si haces uso de este producto de manera correcta los resultados pueden ser incluso sorprendentes, y en tiempo relativamente corto, lo que hace que podamos comparar el resultado del uso de este sérum casero con el ofrecido por algunas de las marcas comerciales más populares del mercado.

Todo el proceso se elabora directamente dentro del envase final, por esta razón deberás como primer paso desinfectar y esterilizar este frasco, esto se logra introduciéndolo por unos minutos en una olla con agua hirviendo, lo que matará cualquier germen que pueda contener en su interior, de igual manera introducir la sección del cuentagotas y lavándola con esta agua también por su interior.

A parte, como lo hemos mencionado anteriormente es sumamente importante que al comenzar a realizar el sérum facial casero el frasco de vidrio se encuentre totalmente seco, especialmente en este tipo de productos donde se emplea únicamente aceites que no se pueden disolver ni combinar con agua, y sin agregados extra que disminuyan la concentración del producto.

Una vez tengas listo el envase deberás añadir en su interior los aceites esenciales de manzanilla, rosa y caléndula, luego sin comenzar aún a batir verter el aceite de aguacate seguido por el aceite de jojoba. Luego simplemente cierras muy bien la botella y comienzas a agitar para mezclar todo, esperar una noche entera a que repose el sérum.

Al día siguiente comenzar a aplicarlo 2 veces al día, la primera en la mañana justo después de lavar tu rostro, antes de aplicar cualquier otro producto, y la segunda antes de dormir, también después de lavar muy bien todo tu cutis para facilitar la penetración de estos aceites a la zona más profunda de tu piel.

Este aceite, a diferencia de otros, tiene un tiempo de vida útil bastante largo, que puede ser incluso de meses en las condiciones correctas, para lograr conservarlo deberás mantener tu frasco de vidrio oscuro bien cerrado, en un lugar donde no reciba luz directa del sol. Pero, si comienzas a notar un cambio de color, textura u olor deberás desechar el producto.

Sérum especial para el acné

El acné es uno de los problemas en la piel más comunes el mundo, muy frecuente en los años de adolescencia, pero que también puede afectar a toda clase de personas sin importar su edad ni sexo, por lo cual existen en el mercado una gran cantidad de sérum ideados específicamente para combatir este problema. Pero también es posible elaborarlo en casa, con ingredientes bastante específicos pero que brindarán el alivio esperado.

Al ser un problema tan común encontramos una cantidad bastante amplia de recetas de cremas y sérum caseros para combatirlo, las cuales algunas personas llegan a pensar que no funcionan porque no cumplen con resultados inmediatos, pero en realidad todas estas preparaciones requieren de un uso bastante constante, y ser en muchos casos acompañadas con cambios de dieta o visitas al dermatólogo para determinar las posibles causas del acné.

Pero eso no significa que no podamos ofrecerte una opción de receta de sérum facial para combatir el acné, la cual es fácil de preparar, por lo que en poco tiempo estarás incluyéndola en tu vida y tu rutina diaria, para que puedas comenzar a notar resultados favorables en el menor tiempo posible.

Ingredientes necesarios

Como ya lo hemos mencionado, existen varias recetas para preparar sérum casero para el acné, pero para preparar nuestra receta especial y muy efectiva vas a requerir:

20 mililitros de aceite de jojoba

10 mililitros de aceite de comino negro

10 gotas de aceite esencial de árbol de té

5 gotas de aceite esencial de limón

5 gotas de aceite esencial de romero

1 frasco o envase de vidrio oscuro con cuentagotas

Proceso de preparación

Todo el proceso de elaboración del sérum para el acné se puede hacer en muy poco tiempo, para comenzar requieres conseguir un bol pequeño donde mezclar os ingredientes, en este añadir el aceite de jojoba junto con el de comino negro, estos los puedes medir con ayuda de una inyectadora que contenga medidas en mililitros o en centímetros cúbicos, siendo que un centímetro cubico equivale exactamente a un mililitro.

El siguiente paso, luego de agregarlos y aún sin mezclar, proceder con el aceite esencial de árbol de té, después de añadirlo podrás comenzar a batir muy suavemente para integrar, en este punto y sin dejar de batir añadir las 5 gotas de aceite esencial de limón seguidas por las 5 gotas de aceite esencial de romero.  Seguir batiendo suavemente por unos minutos más.

Al terminar introducir tu preparación dentro del envase de vidrio oscuro, almacenarlo y utilizarlo de preferencia 2 veces al día, después de haber lavado muy bien el rostro con un jabón neutro o jabón de avena, y secado muy bien tu cara con una toalla limpia. Es importante que después de aplicar el producto esperes al menos 5 minutos a que el mismo penetre muy bien en tu piel antes de proceder a untarte crema, ungüento o tu maquillaje de costumbre.

Posibles peligros de preparar un sérum casero

Posibles peligros de preparar un sérum casero

Cuando hablamos de sérum o cualquier otro preparado hecho en casa no podemos olvidar que existe la posibilidad de encontrarnos con algunos peligros que hagan que nuestro esfuerzo, tiempo y dinero invertido pase de ser un beneficio para la salud y belleza a convertirse en un serio problema que requiera incluso de la ayuda de asistencia médica especializada, o de la inversión de sumas mucho mayores de dinero para corregirlo.

El principal que puede haber y no debemos dejar de mencionares el de desarrollar una reacción alérgica a algunos de los componentes del producto que has preparado, esto se puede dar por varias razones que ya hemos mencionado, como el pasarse la fecha de caducidad o una mala proporción entre sus ingredientes.

Pero también se puede ocasionar por incompatibilidad entre los ingredientes que has utilizado, algo que es importante tener en cuenta, por esta razón siempre es aconsejable no inventar recetas sin poseer un conocimiento previo o haber realizado una debida investigación de las posibles consecuencias que posea o la incompatibilidad con otros productos o ambientes, como el caso de los ingredientes fotosensibilizantes.

Para evitar posibles peligros, es indispensable seguir las recetas de sérum facial casero al pie de la letra, sin alterar la proporción entre los ingredientes que indica y mucho menos sustituir alguno de ellos por otro más económico, fácil de conseguir o que consideres más adecuado para ti sin consultar previamente a un experto.

Otra cosa que debes tener muy en cuenta es que será obligatorio suspender inmediatamente su uso si logras comenzar a notar cualquier pequeña reacción que parezca desfavorable, y de ser necesario acudir a consulta con un dermatólogo, es necesario mencionar que ninguno sérum facial debe generar molestias o incomodidades leves en la piel bajo ningún motivo.

Pero eso no significa que debas evitar comenzar con la labor de elaborar sérum o cualquier otro producto de belleza en tu casa, simplemente te aconsejamos que tengas sumo cuidado y tomes este trabajo con la responsabilidad que requiere, ya que a fin de cuentas estarás utilizando este producto para el cuidado y beneficio de tu piel, así que no tengas miedo, anímate y comienza a preparar tu propio sérum facial casero, que sin duda no vas a arrepentir.