La limpieza facial es la base de toda piel radiante, pero si nos metemos de lleno en el mundo de la cosmética y buscamos limpiadores faciales nos damos cuenta que podemos encontrar cientos de ellos, cada uno con sus propias propiedades y formas de uso.

Además también está la otra gran opción de la que tanto habréis escuchado hablar, cuidar y limpiar la piel de forma natural, ¿es esto posible?

Por supuesto que sí, la naturaleza nos ofrece todo lo que realmente necesitamos, aunque la gran mayoría de las veces no nos demos cuenta. Por lo tanto hay muchas sustancias naturales que nos ayudarán a conseguir ese rostro impoluto que tanto deseamos y lo harán sin dañar en ningún momento a nuestra querida dermis.

Pero además también os hablaré de la importancia que tiene cuidar la piel desde nuestro interior, un aspecto realmente olvidado y que de manera completamente natural también lo podemos conseguir.

Antes de empezar me gustaría dejaros por aquí un artículo con los mejores limpiadores faciales del mercado, para que así siempre tengáis esta completa lista a mano: Mejores limpiadores faciales.

Importancia de limpiar la piel

Cuida tu piel

Lo primero de lo que os hablaré será del hecho de cuidar de nuestra piel, esa acción que tanto se nos olvida a veces y que tan fundamental es para el buen funcionamiento de todo nuestro cuerpo.

Antes de seguir, me gustaría hacer un inciso y hablaros de las necesidades básicas de la piel, que como sabréis no en todo el mundo son las mismas, por lo tanto si no sabes que hacer al respecto para descubrir que necesita vuestra propia dermis, en este artículo encontraréis la solución: Necesidades básicas del cuidado de la piel.

¿Cuántas veces os habéis maquillado para salir y al llegar a casa habéis preferido iros a la cama directamente y lavar el rostro al día siguiente, en vez de perder apenas unos minutos y eliminar todo ese maquillaje e impurezas que obstruyen nuestra dermis?

Estoy segura que más de una vez, pero no os preocupéis que eso no ha pasado a todos. La realidad es que hay mucha falta de información con respecto al acto de cuidar nuestra piel, porque sin embargo a la hora de maquillarnos tenemos todas las herramientas y lo hacemos casi sin pensar, pero la acción que debería venir luego no la tenemos tan clara.

Me gustaría dejaros por aquí un artículo donde os hablo de la gran importancia que tiene lavar nuestro rostro cada día y con la frecuencia ideal de dos veces, repartidas generalmente en la mañana y en la noche. Aunque cada persona las adaptará a su ritmo de vida: La importancia de lavar la cara dos veces al día.

Además de hacerlo con la frecuencia ideal, debemos hacerlo de manera correcta, porque de nada sirve lavar nuestro rostro muchas veces al día pero no hacerlo de forma completa y profunda, ya que estaremos dejando restos y por lo tanto nuestro rostro nunca estará limpio.

Seguro que alguna vez habéis oído hablar de la doble limpieza facial, una nueva técnica de origen asiático, que consiste en el uso de más de un producto en la misma rutina para limpiar la piel, ofreciéndonos así unos resultados mucho más efectivos y profesionales. Pero no consiste en usar los productos que queramos, sino que hay unas reglas y unas pautas que debemos cumplir, si estáis interesados en saber más os dejo por aquí toda la información: Todo sobre la doble limpieza facial.

Ahora que ya hemos hablado sobre la enorme repercusión que tiene cuidar y limpiar nuestra piel, me gustaría hablaros un poco sobre las cinco formas naturales con las que podemos limpiar nuestro rostro.

5 formas naturales de limpiar el rostro

Como sabréis si habéis llegado hasta aquí, la naturaleza nos ofrece grandes oportunidades de mantener nuestro rostro limpio, es más, en la antigüedad tan solo usaban las sustancias que la naturaleza les brindaba, como por ejemplo los aceites, las plantas, las frutas, el barro, etc.

Seguro que recordáis dependiendo de vuestra edad, a vuestras abuelas hacer en una olla todo tipo de cosméticos y jabones, además de que también recordaréis cuando trituraban cualquier fruta y la usaban para ponerla en su rostro, el olor era tan maravilloso que se queda completamente grabado para siempre.

Es por este motivo por el cual hoy vamos a hablar de las diferentes formas naturales que podemos encontrar hoy en día en nuestro entorno, estoy segura que cuando os hable de ellas os vais a quedar con la boca abierta de como sustancias tan cercanas a nosotros cuentan con tantos beneficios y propiedades para tratar a nuestra piel.

  • La arcilla

La arcilla, la gran sustancia que lleva cuidando de nuestra piel cientos de años, seguro que la habéis visto en cientos de cosméticos porque la verdad es que es muy famosa en este ámbito. Tipos de arcillas encontramos varios, cada uno de ellos con sus propias peculiaridades, pero todos ellos maravillosos.

La principal función de la arcilla en nuestra piel es la de limpiarla, atrapa y elimina todas las impurezas que se encuentran en el rostro, dejándolo completamente impoluto, además también es genial para purificar y renovar la dermis. De entre todos los tipos el más famoso en el mundo de la cosmética es la actilla blanca o caolín. Se trata de la arcilla más pura y la más afín a nuestra dermis, siendo por lo tanto la más respetuosa con la naturaleza de nuestra piel.

  • Las plantas

Esto seguro que lo sabremos mejor, las plantas están completamente llenas de propiedades, cada uno de ellas con peculiaridades diferentes pero todas ellas tiene infinidad de cosas que aportarnos. Es por este motivo que son tan usadas en la producción de cientos de cosméticos. Siempre que un producto está repleto de plantas en su formulación estamos seguros de que el trato hacia nuestra piel será respetuosa y delicada.

Para prepararlos en casa podemos encontrar las plantas en muchos lugares, pero sobre todo en las herboristerías, que normalmente están llenas de sustancias naturales que podemos añadir a nuestras vidas. Las plantas las podemos encontrar frescas, disecadas o en polvo, en cualquier de los casos debemos seguir las instrucciones de la receta que estemos viendo y usarlas tal y como se nos dice.

Además como bien sabréis las plantas además de limpiar nuestra piel y tratarla, nos ofrecerá un olor inigualable, por lo que la sala donde estemos usando el cosmético se convertirá en un lugar repleto de aromas florales muy relajantes y reconfortantes.

Son muchas las plantas que podemos usar para tratar nuestra piel, pero como es normal, debemos elegir siempre aquellas que son más afines a nuestras piel, porque aunque son naturales y nunca van a crear problemas mayores en la piel, lo ideal es siempre que sea lo más semejante a las necesidades de nuestra dermis.

  • Alimentos triturados

Con alimentos triturados no me refiero a cualquier alimento que encontréis, sino a los más usados en la cosmético como son las frutas, las harinas, las verduras, etc. Si no lo sabíais hay muchos alimentos que comemos con gran frecuencia que además de aportarnos vitaminas y demás sustancias en nuestro interior, también lo hacen en el exterior, tan solo debemos darle la oportunidad.

Siempre que vayáis a usar cualquier alimento en vuestra piel, sobre todo las harinas, os recomiendo que estas sean integrales, ya que es la única manera de que el producto no haya perdido nada de nutrientes y por lo tanto los resultados sean más fiables y completos.

Uno de los más famosos para el cuidado de nuestra dermis es el coco, seguro que habéis visto cientos de cosméticos con él, como por ejemplo el famoso aceite de coco. Las leches vegetal también son geniales para aportar suavidad y luminosidad en nuestra piel.

  • El azúcar

El azúcar es una sustancia ideal para cuidar de nuestra piel, no lo es tanto para nuestra salud cuando la ingerimos, por lo que debemos disminuir la ingesta y aumentar el uso cutáneo de ella.

Al tratarse de granos muy finos, al ponerlos en la piel actúan como un exfoliante completamente natural y muy efectivo. Van retirando todas las células muertas y todas aquellas impurezas que están más atrapadas en nuestro rostro.

Como consejo os diré que lo ideal es usar siempre el grano fino de azúcar, ya que si usáis el azúcar con el grano más grueso puede resultar un poco agresiva en el cuidado de la piel. Y por supuesto, como todos los exfoliadores se debe usar tan solo una vez a la semana, o incluso dos si tenéis la piel muy grasa.

  • La miel

Otro de los grandes alimentos que son famosos en el mundo de la cosmética, gracias a sus cientos de propiedades nos aportan tanto beneficios internos como externos al ponerla en nuestra piel.

Entre sus grandes beneficios se encuentra el hecho de hidratar la piel y calmarla, es decir, es capaz de desinflamar la dermis y a la misma vez mantenerla hidratada, ofreciéndonos unos resultados maravillosos.

Uno de sus mejores usos es el de limpiar la piel, al mezclarla con un jabón natural, forman un equipo indestructible a la hora de cuidar nuestro rostro.

Estas son las cinco formas naturales de limpiar nuestra piel, como veis conocéis a todas estas sustancias y estoy segura que la mayoría de personas no le sacáis todo el partido que tienen, por lo tanto ahora que ya los conocemos a la perfección es hora de aprovechar todo lo que nos ofrecen.

Me gustaría dejaros por aquí un artículo donde vais a encontrar todo lo necesario para hacer un limpiador facial en casa, además también os daré más información sobre ello y algunas recetas: Pasos para hacer un limpiador facial casero.

5 formas naturales de limpiar tu cara

Sustancias naturales para cuidarnos desde el interior

Como os dije al principio no solo existen formas naturales de cuidar nuestra piel por fuera, es decir, poniendo los diferentes productos mencionados antes en nuestro rostro y tratarlo con ellos, sino que además hay otros muchos que al ingerirlos estamos cuidando de forma efectiva y directa a nuestra piel desde el interior.

Porque como todos sabréis, lo que comemos y tomamos se va a reflejar de forma positiva o negativa en nuestra piel, por lo tanto si nuestra alimentación es completamente a base de sustancias llenas de grasas, comidas rápidas, industrializadas, etc, nuestro físico será realmente apagado, triste y sin color. Por el contrario si cuidamos nuestra alimentación y añadimos a nuestras vidas las sustancias que os voy a nombrar ahora, nuestra piel lucirá preciosa y radiante.

De lo que os hablaré realmente en este apartado será de los batidos o licuados que son fundamentales para nuestro buen funcionamiento y que normalmente no acostumbramos a tomar. Pero os aseguro que en cuanto lo veáis y sepáis todos sus beneficios (además de imaginar lo rico que están) no tardaréis más en darle la gran oportunidad de cuidaros cada día.

Licuados de verduras

Todas las verduras se pueden hacer en licuados, si os nombre aquí algunas es por destacar y para que os hagáis una idea, pero todas ellas son geniales para hacer un batido diario de verduras, tomarlo y sentirnos realmente nuevos, lleno de vitalidad y energía.

Como sabéis las verduras están repletas de antioxidantes y otras muchas sustancias más, que juntas crearán una barrera de juventud que harán que nuestra dermis envejezca con lentitud y a su debido momento, por lo que estaremos evitando a toda costa el envejecimiento prematuro de nuestra dermis.

Por lo tanto os recomiendo que al levantaros, cojáis varias verduras (las que queráis, las que tengáis en casa o las que más os gusten) las preparéis si es necesario y hagáis un licuado con ellas, podéis tomároslo a media mañana, como un aperitivo y os aseguro que vais a notar enormemente, además de que vuestra energía va a aumentar considerablemente, como vuestra piel va adoptando poco a poco un estado mucho más sano y nutrido.

Os dejo por aquí ejemplo de algunos licuados de verduras:

  • Zanahoria
  • Perejil
  • Apio
  • Remolacha
  • Aloe vera
  • Pepino

La zanahoria le dará un toque dulzón, por lo que os debéis preocuparos por su sabor, aunque sin lugar a dudas si lo queréis más dulce aún, os aconsejo que le añadáis un plátano, un amanzana o cualquier fruta con un sabor fuerte y dulce.

Como os he dicho estas verduras eran tan solo unos ejemplos, podéis usar todas las que queráis e ir cambiándolas cada día, para no tomar siempre el mismo y cansarnos. Además también podéis tomarlo de frutas, si preferís que sean más frutales tan solo tenéis que elegir las frutas que más os gusten y nuevamente prepararlo, os pongo un ejemplo.

Licuado de frutas

Como os he dicho, al igual que las verduras, las frutas también están repletas de propiedades y beneficios, por lo tanto también podéis hacer licuados de frutas siempre que queráis. Os voy a dejar un ejemplo de un licuado que personalmente me encanta, os lo aconsejo porque está riquísimo y además cuenta con cientos de benéficos para nuestra propia salud y la de nuestra piel.

  • Dos vasos de agua
  • Una cucharada de semilla de lino
  • Dos vasos de frambuesa
  • Seis dátiles

Si mezcláis estos maravillosos ingredientes y los batís, vais a obtener el batido que se convertirá en vuestro favorito, como veis hemos evitado el azúcar por completo sustituyéndola por los maravillosos dátiles, que le darán el sabor más dulce del mundo, siendo además cientos de veces más sano.

Como veis también podemos y debemos cuidar de nuestra piel de forma interna, porque no todo es externo, si cuidamos más un aspecto que otro nunca obtendremos lo que deseamos, sin embargo si abarcamos los dos, los resultados serán sorprendentes.

Por último os diré que de nuevo podéis elegir las frutas que queráis y si os gustan los sabores más ácidos tan solo tenéis que usar cítricos y no verter ningún ingrediente demasiado dulce como en este caso los dátiles.

Licuados de verduras y frutas

Limpiar los poros de forma natural

Los poros es quizás lo más importante a la hora del cuidado facial, es decir, si limpiamos nuestra cara con cientos de productos pero ninguno de ellos es capaz de penetrar lo suficiente para eliminar toda la suciedad que queda atrapada en los poros, la limpieza no será efectiva ni completa y por lo tanto algo estará fallando siempre.

El error más grande en cuanto a la obstrucción de los poros es el frecuente uso de productos cosméticos para cuidar nuestra piel y a la misma vez la falta de limpieza de estos, es decir, ningún producto por muy bueno que sea será capaz de darnos buenos resultados si nuestros poros están obstruidos y esta es la principal causa de problemas en la piel, como los temidos granos.

En cuanto a la diferencia de género es muy importante que tengáis claro que no existen grandes diferencias pero si es cierto que hay algunas de pequeña importancia y es por ello por lo que se han desarrollado productos específicos para las mujeres y otros para los hombres, os dejo por aquí los mejores limpiadores del mercado de uso masculino: Mejores limpiadores faciales para hombres.

Existen infinidad de cosméticos para limpiar nuestros poros, cada uno de ellos con propiedades distintas y formas de usos diferentes, pero además también existen formas naturales de hacerlo (que es lo que realmente nos interesa) y es por ello por lo que he decidido que es buena idea hablar de como limpiar nuestros poros con sustancias naturales.

La mejor forma de hacerlo es mediante exfoliación y mascarillas faciales, que como ya sabréis son de uso semanal normalmente. El azúcar, como ya hemos visto un poco más arriba es un excelente exfoliante natural, que al tratarse de gránulos finos van adentrándose en los poros y eliminando toda la suciedad acumulada y atascada. Es importante que tengáis claro que se debe llevar a cabo solamente una vez a la semana, porque si abusamos de la frecuencia de la exfoliación podemos dañar la piel.

Otra de las grandes formas de limpiar los poros es como ya hemos dicho, mediante las mascarillas faciales, en este caso os diré que las más efectivas para este fin son las exfoliantes y purificadoras, que como sabéis las podéis encontrar en cualquier lugar, desde tiendas de cosmético hasta incluso en supermercados. Pero de nuevo os diré que podemos hacerlas en casa con sustancias naturales y que no tendrán nada que envidiarle a las convencionales, más bien al revés.

Las recetas más usadas para hacer este tipo de mascarillas mucho más efectivas en cuanto a desobstruir poros, son aquellas que mezclan almendras con miel, yogur, limón y manzana. Como veis podemos hacerla en casa con total tranquilidad de forma sencilla y rápida, eso sí, al igual que el exfoliante, las mascarillas debemos usarlas tan solo una vez a la semana.

Para terminar me gustaría aclararos un poco que si cometéis algún fallo no debéis tirar la toalla, es algo normal y siempre que sepamos rectificar estaremos haciendo bien las cosas, para ello y para que os sea más sencillo cambiar aquello de lo que no estáis muy seguros os voy a dejar por aquí un artículo donde os hablo de los errores más comunes: 15 errores que estás cometiendo al lavarte la cara.

Esto ha sido todo, espero que a los más amantes de la cosmética natural os haya apasionado conocer toda esta información y además espero que a todos aquellos que aún no os atrevíais a introduciros en este maravilloso mundo, os sirva de impulso y de seguridad para hacerlo.

Limpiar los poros de forma natural