Exfoliante facial MartiDerm

De nuevo os traigo una reseña de un cosmético que he probado y que quiero compartir con todos vosotros. Esta vez se trata de un exfoliante, ese cosmético que promete dejarnos el rostro impoluto con pocas pasadas.

El exfoliante es el producto que se utiliza justo después del limpiador y antes del tónico, un paso fundamental para que la piel queda libre de aquellas impurezas que se han ido acumulando en la dermis durante varios días, ya que este cosmético tan solo se recomienda usarlo una o dos veces a la semana.

Es decir, no estamos ante un artículo que se deba utilizar de forma diaria por una simple razón y es que al contener gránulos e ingredientes algo más fuertes para conseguir arrastrar toda esa suciedad, su impacto en la piel es bastante más duro.

Yo hace años era de las que rechazaba este cosmético por pura flojera, me dedicaba solamente a utilizar un desmaquillante, un limpiador y una crema hidratante y eso sin contar la cantidad de años que no utilizaba nada de nada.

Sin embargo ahora, creo que llevo una rutina mucho más completa y uno de los productos que he añadido a mi vida (y del que ya no puedo prescindir) es el exfoliante. Pero para dar con mi favorito que ya os diré al final cual es, he tenido que probar muchos otros y ahí es donde conocí al de Martiderm.

Si queréis conocer más a fondo este exfoliante y comprobar si es o no el más adecuado para vosotros, ¡es el momento de comenzar!

¿No tenéis muy clara la función de un exfoliante?, en este post os lo explico todo: El exfoliante, ¿qué es y para que sirve?

MartiDerm, lo que nos cuenta…

Lo primero que debemos hacer siempre es escuchar con interés todo lo que la marca tiene que decirnos de su exfoliante, está claro que esto es fundamental para que un producto llame nuestra atención, por lo tanto, veamos que es lo que nos dice MartiDerm de su producto:

  • «El Exfoliante Facial limpia en profundidad. Equilibra la piel, eliminando imperfecciones, células muertas y cicatrices post-acné, de modo que logra un rostro más suave y luminoso. Gracias a su efecto renovador, favorece un bronceado más uniforme.» 

Como veis, la marca hace referencia a que su cosmético es ideal para tratar las imperfecciones más desagradables de la piel, consiguiendo además una dermis mucho más bonita. ¡Si todo es cierto, este exfoliante sería un verdadero acierto!

Como hemos dicho, escuchar lo que la marca nos dice es muy importante, sin embargo no es lo único que debemos saber, para poder comprobar que eso es tal y como la firma nos cuenta, lo ideal es analizar el producto por nosotros mismos.

Para ello bastará con que hablemos de sus ingredientes, su envase y algunos aspectos más que todos juntos nos dirán como es realmente, así que ¡allá vamos!

Características principales del exfoliante de MartiDerm

  • Apto para todo tipo de pieles
  • Envase de plástico con abertura 
  • Textura suave con gránulos
  • Contiene 50 ml
  • Su precio es de 12 euros

Análisis sobre el exfoliante facial de MartiDerm

Ahora que hemos tenido un primer contacto con el producto y hemos visto que de momento todo lo que conocemos sobre él nos ha gustado, vamos a comprobar que esto sea cierto, así que ¡preparaos para un momento de investigación!, siempre que realizo estos estudios me siempre como una investigadora profesional, quizás sea eso lo que tanto me gusta… 🙂

Analizando sus ingredientes

La composición de un cosmético es lo más esencial siempre que vamos a hablar sobre él, ya sabéis que esto nunca nos engañará, ya que en el INCI se reflejan todas las sustancias que están presentes en el producto.

Además, los ingredientes deben estar ordenado de mayor a menor presencia, es decir, en los primeros puestos debemos encontrarnos con las sustancias que tiene una concentración más alta y lo mismo con las sustancias que tienen concentraciones más bajas.

No debéis olvidar nunca echarle un vistazo a esta etiqueta que encontraréis en el lateral o en la parte posterior del envase, recordad que siempre debe ser el primer paso, para así decidir si realmente esas sustancias son las que quieres poner en tu rostro o no.

Para que conozcáis la lista completa de este exfoliante, os la voy a dejar por aquí:

Aqua, Alumina, Paraffinum Liquidum, Silica, Zinc Oxide (CI 77947), Cethyl Alcohol, Glyceryl Stearate, Bentonite, Glycerin, Peg-75 Stearate, Isopropyl Myristate, Salicylic Acid, Phenoyethanol, Coco Betanine, Steareth-20, Ceteth-20, Imidazolidinyl Urea, Methylparaben, Disodium EDTA, Propylparaben, Ethylparaben, CI 74260.

Como podemos ver la formulación puede causar muchas dudas, ya que cuenta con sustancias que no se conocen tanto como otras presentes en productos que ya he analizado con vosotros otras veces. Así que vamos a hablar sobre ellas de forma un poco más detenida:

Alumina / Óxido de Aluminio

En el segundo puesto nos encontramos con Alumina, un ingredientes que puede causar pánico al confundirlo con el sulfato de Aluminio (un disruptor endocrino), sin embargo el que está presente en este producto es natural y no hay ningún inconveniente en utilizarlo para tratar la piel. Su función principal es espesar la loción.

Paraffinum Liquidum

Este ingrediente también puede sonarnos mal pero a diferencia del anterior, con este no nos equivocamos. Se trata de un aceite mineral que normalmente procede del petroleo o del carbón y suele ser muy económico.

Muchas marcas (que lo utilizan) lo destacan como si se tratase de un excelente hidratante pero la realidad es que lo que consigue es crear una capa superficial sobre la piel que hará que parezca nutrida pero en cuanto acaremos con agua desaparecerá todo.

El uso de esta sustancia puede causar empeoramientos en las pieles con problemas de acné, rosácea, psoriasis y otras patologías.

Silica / gránulos de sílice

Esta sustancia es un mineral que forma parte de las rocas y de la arena, por lo que es una sustancia completamente natural.

Su función principal es conseguir exfoliar la dermis, es decir, a través de sus gránulos en constante fricción con el rostro conseguiremos que éstos retiren toda la suciedad acumulada en los poros de la dermis.

Para que no resulten del todo agresivos, la marca debe formular este cosmético de manera que atenúen el impacto sobre la piel.

Zinc Oxide (CI 77947)

Esta sustancia tiene grandes propiedades como colorante blanco que le vendrá genial a la estética de la loción pero también cuenta con propiedades astringentes, antiinflamatorias, desinfectantes y por si fuera poco también será ideal para proteger a la piel de los rayos del sol.

Peg-75 Stearate

Este ingrediente es un tensioactivo que si bien es cierto que no causará ningún problema en la piel, si que resulta ser un cosmético bastante agresivo con el medio ambiente, en su momento de fabricación crea un impacto bastante difícil de controlar.

Salicylic Acid

Este se trata de uno de los ingredientes más queridos a la hora de exfoliar la piel, ya que es ideal para limpiar la piel en profundidad, es capaz de desobstruir los poros y dejar la dermis completamente impoluta. Además también mejora la hidratación de la piel y acaba con los tediosos puntos negros.

Para conseguir un rostro libre de estas impurezas tienes que leer esta información: Puntos negros y espinillas, ¿cómo prevenirlos?

Pertenece a la familia de los betahidoxiácidos, y aunque no se encuentre en concentraciones muy elevadas, lo cierto es que no es necesario, ya que esta sustancia trabaja muy bien a bajas proporciones también. Tan solo se utiliza en concentraciones más elevadas cuando queremos realizar algún tipo de peeling facial.

¿Quieres conocer más sobre los peeling?, en este artículo podrá ver cual es la principal diferencia de esta técnica y el exfoliante: Peeling y exfoliante, principales diferencias

Los demás ingredientes son conservantes, parabenos, antioxidantes, etc. Para que os hagáis una ideal, os diré que hay algunas sustancias que no son para nada adecuadas a la hora de tratar la piel, como es el caso del fenoxietanol (ya que resulta irritante en todos los casos), el metilparabeno, propilparabeno y etilparabeno (tres parabenos que como sabéis serán peligrosos para la salud de la dermis), el disodium EDTA (un ingredientes con un fuerte impacto en el planeta) y el colorante verde CI 74260 (una sustancia que causa alergias, así como también se ha proclamado como un ingrediente muy relacionado con síntomas cancerígenos)

Mujer exfoliante facial

Envase y precio

Su envase es bastante estándar, como podemos ver en la imagen del producto, se trata de un bote de plástico de color blanco con un dispensador en forma de abertura, es decir, para que la loción pueda salir debemos ejercer presión.

Con este formato debemos tener cuidado, ya que si ejercemos más presión de la que deberíamos podríamos desperdiciar gran cantidad de exfoliante, por lo tanto siempre tenemos que ir poco a poco hasta conseguir la cantidad exacta que vamos a utilizar.

Por otro lado, su tamaño es de 50 ml, una cantidad que si bien no es grande (a mi me pareció algo pequeño), es cierto que al tenerlos que utilizar una o dos veces a la semana solamente cunde mucho y dura bastante tiempo.

Su precio por otro lado es más que asequible, podemos obtenerlo por solo 12 euros y teniendo en cuenta que nos durará al menos dos meses, sale muy bien de precio.

Textura y aroma

Su textura y su olor son dos aspectos que seguros que os interesan mucho, ya que al fin y al cabo serán los aspectos que más notaremos en nuestro día a día.

En el caso de este producto hay que decir que la textura es muy buena, fluye con gran facilidad y aunque se notan mucho los gránulos, ya que no son nada finos (aunque tampoco demasiado gruesos), no resulta desagradable sino todo lo contrario.

Su olor es muy suave, se puede percibir mientras lo estamos utilizando pero de forma muy leve, ahora bien, en cuanto aclaras la piel el aroma desaparece, por lo tanto es una excelente noticia, ya que no resulta pesado ni empalagoso.

MI experiencia con el exfoliante facial de MartiDerm

Ahora que ya conocemos todos los aspectos más importantes de este producto, es el momento de pasar a hablar sobre la experiencia que tuve cuando lo estuve utilizando, así que ¡allá voy!

Mi piel es mixta, no suelo tener las zonas muy marcadas pero si que he notado siempre ciertos lugares de mi rostro donde se acumula más el sebo, por lo tanto he tenido que ir buscando aquellos cosméticos más adecuados para mi.

Este exfoliante era apto para todo tipo de pieles y por eso fue por lo que me lancé a usarlo, además lo había oído en varios lugares y ¡no iba a quedarme sin probarlo!

Sus ingredientes, lo primero que analizo siempre no me gustaron nada, es cierto que cuenta con principios buenos a la hora de exfoliar, pero la mayoría de las sustancias son dañinas para nuestra piel o bien para el planeta, por lo tanto ¿qué de positivo tiene esto?

Su envase me pareció normal y su abertura no me dio ningún problema, por lo que me pareció correcta en su totalidad, eso sí, esperaba un bote algo más grande. Aún así me cundió bastante (todavía lo tengo por casa)

El precio es bastante estándar, no me parece que sea caro ni tampoco barato, está bien para lo que la marca dice ofrecer (aunque lo que es realmente, sea otro cantar…)

La textura es buena, a mi personalmente no me pareció muy fuerte, es cierto que se notan como los granitos van exfoliando pero es bastante agradable. Su olor si me gustó bastante porque me pareció suave y nada empalagoso, además eso de que desaparezca en cuando aclaro el rostro me gusta mucho para que el aroma no se haga pesado.

Los resultados son buenos, a simple vista se ve la piel mucho más lisa, uniforme y con una sensación de limpieza muy bonita, además se ven desde la primera aplicación.

Pero aún así, por mi cabeza no paraban de rondar la cantidad de ingredientes químicos que contiene y finalmente no terminé el bote, empecé a buscar otro con ingredientes más naturales y ¡tachan! lo encontré, te hablo de él en el siguiente apartado ¡no te lo pierdas!

Si preferís hacerlo en casa, también es una opción ideal, os dejo por aquí algunas recetas que me encantan: Exfoliante facial casero, aprende a hacerlo con simples recetas

Mi gran descubrimiento, el Gel Exfoliante de Nezeni Cosmetics

Efectivamente, he de decir que ha sido mi mayor descubrimiento, pero no solo su exfoliante, sino la marca en general y todos los productos que tiene.

Si os gusta la cosmética natural, respetuosa con la piel, con el planeta y que además ofrezca unos resultados de escándalo, no puedes irte sin probar el exfoliante de esta marca.

Pocos ingredientes, todos ellos naturales, con niveles de conservantes mínimos, un trato hacia la piel fabuloso, una textura suave y un olor a manzanas que enamorará a cualquiera, ¿qué más se puede pedir?

Flores con exfoliante facial MartiDerm

Como veis, este exfoliante no resultó ser lo que yo iba buscando, así que aunque no me arrepiento de haberlo probado si que os diría que no lo usaría nunca más, ya que teniendo opciones por el mismo precio mucho más naturales, ¿por qué iba a maltratar mi piel con cientos de ingredientes químicos?

¡Vosotros decidiréis que queréis para vuestro rostro!, pero sea lo que sea, no dejes de cuidarlo como se merece, utiliza un exfoliante de calidad y efectivo.