Exfoliante casero

El proceso de exfoliación es la parte más imprescindible dentro de una rutina de limpieza facial y de un cuidado de la piel en general, ya que será la función encargada de retirar las impurezas de la piel, las células muertas y toda la suciedad que se acumula en el rostro.

Los poros son hoyuelos invisibles de la piel cuya función es esencial, se encargarán de permitir la regeneración de la propia dermis, eliminando por ellos las células muertas y dando lugar a la transpiración de la piel.

Estos pequeños orificios se ven obstruidos de forma frecuente por los diferentes factores externos como son la suciedad, las impurezas y multitud de partículas que impactan con nuestro rostro, esto es un proceso normal pero a la misma vez es fundamental que al menos una vez a la semana limpiemos el rostro en profundidad para retirar todo ese cúmulo.

La exfoliación es el paso necesario para conseguirlo, por lo que ¡nadie debe prescindir de él! y es por ello que en este artículo os voy a hablar sobre cómo hacer un exfoliante en casa de forma satisfactoria, con recetas muy sencillas y rápidas de hacer.

Si sois amantes de la cosmética casera, estoy segura que esta información os va a encantar. Espero que disfrutéis tanto como yo de estas recetas y ahora sí, si estáis listos ¡comenzamos!

Si todavía no estáis muy seguros de estar preparados para hacer un exfoliante en casa, aquí tenéis las mejores opciones del mercado: Los 5 mejores exfoliantes faciales.

La cosmética natural y casera, se refleja en la piel y en el alma…♥

La cosmética casera va ligada en su totalidad a la natural, ya que todo aquel que tiene la oportunidad de elegir los ingredientes para sus productos elije la naturaleza y sus cientos de propiedades.

Antes de comenzar a hablaros sobre el exfoliante y sus recetas, me gustaría hacer un inciso breve sobre la cosmética natural y casera, ya que hemos estado tanto tiempo desvinculados de ella que se merece, al menos que todo el mundo conozca sus beneficios.

Ya sabéis que nuestra piel es un órgano creado, evidentemente, de manera congénita por lo que a la hora de cuidarlo la mejor opción siempre será aquello que sea más natural. Estas sustancias trabajarán de forma más eficaz y más afín a nosotros y por lo tanto los resultados serán mucho mejores, pero aún así, dejadme contaros cuales son los principales beneficios de esta técnica:

  • Podrás personalizar tus cosméticos

Ya sabéis que cada tipo de piel es un mundo, nadie tiene la dermis idéntica a otra persona, aunque si que podemos catalogarlas dentro de 5 tipos de pieles que cumplen de forma general una serie de aspectos y requisitos.

En el mercado, a veces es complicado encontrar un producto cosmético que trate a nuestra dermis de forma correcta, por lo que aquí la cosmética casera se lleva el premio.

Esta técnica nos permitirá elegir aquellos ingredientes que mejor le sienten a nuestra piel y los más eficaces en ella para conseguir un producto personalizado y por ende ideal para nosotros mismos.

  • Más respetuosa con la piel

Sobre esto no hay dudas, la cosmética natural siempre será mucho más liviana y respetuosa que la «no natural», ya que tratará a la dermis con mucha más delicadeza y suavidad sin la necesidad de utilizar ingredientes nocivos o poco adecuados, simplemente basándose en la utilización de sustancias completamente afines a nuestra dermis.

  • Mejores resultados

Por el mismo motivo anterior, gracias a la afinidad de la sustancias naturales con nuestra piel, no solo tratará de forma más respetuosa la dermis, sino que además también ofrecerá mejores resultados, mucho más reales y duraderos en el tiempo, aunque quizás los cambios tarden más en llegar, cuando lo hacen son sorprendentes.

  • Más sostenible para el medio ambiente

El hecho de producir en grandes fabricas de forma masiva hace que el impacto en el planeta sea mucho mayor, por lo que es realmente necesario remediar esto y conseguir revertirlo de forma considerable.

Por este motivo la cosmética casera nos permitirá tan solo fabricar de forma personal los productos que vamos a utilizar en este momento o en días cercanos, ya que si la dejamos mucho tiempo se puede estropear.

Este hecho hará de nuestra producción sea mucho menor y a base de sustancias naturales, por lo que el impacto se reducirá de forma drástica, un aspecto de lo más positivo para la salud del planeta y por ende, de la nuestra propia.

¿Tenéis dudas sobre cómo aplicar el exfoliante en la piel?, en este artículo os explico con detalle todo el proceso: ¿Cómo exfoliar la piel del rostro de forma correcta?

Exfoliante casero

Recuerda que la cosmética natural ayuda a que tu cuerpo pueda ofrecer lo mejor de sí mismo…♣

Exfoliante facial casero, ¿es buena idea?

Volviendo a nuestros queridos exfoliantes y después de haber hablado sobre los beneficios que tiene la cosmética hecha en casa, creo que no habrá dudas sobre la maravillosa idea que resulta hacer un producto con estas funciones de forma casera.

Para que el producto sea satisfactorio tan solo debe contar con gránulos para poder realizar la función de retirar de forma profunda las impurezas que se quedan acumuladas en la dermis, pero estos no deben ser demasiado agresivos, ya que podríamos causar posibles daños en el rostro y no es lo que estamos buscando.

Por otro lado, lo ideal sería que contase con activos principales preparados para aportar más beneficios como son por ejemplo el hecho de hidratar, iluminar, equilibrar, etc y como sabéis las sustancias naturales son pioneras en conseguir estas funciones.

Por lo tanto, está claro que hacer un cosmético de esta categoría en casa es muy buena idea, además es algo que todos debemos probar en algún momento y ¡este es el mejor de todos para comenzar!

Conoce toda la información más relevante sobre este cosmético tan imprescindible: El exfoliante, ¿qué es y para que sirve?

Recetas de exfoliantes caseros

Si habéis llegado hasta aquí es porque tenéis muchas ganas de conocer cuales son las recetas que os tengo preparadas y que estoy deseando de compartir con vosotros, así que no vamos a hacernos esperar más y vamos a lanzarnos de lleno hacia ellas.

Es importante aclarar que todos los ingredientes que vamos a utilizar son muy sencillos de encontrar y que la gran mayoría seguro que ya lo tenéis en casa, así que ¡no hay de que preocuparse!

Con muy poquitos ingredientes y unos pasos ultra sencillos, vais a poder conseguir un exfoliante facial que os dejará la piel como nueva, ¿no es sorprendente?

Exfoliante casero de azúcar y limón

Esta receta se puede adaptar a todos los tipos de pieles utilizando más o menos cantidad de limón que como sabéis es astringente, pero sin lugar a dudas es una excelente opción para aquellas pieles más grasas, ya que retirará de ellas el exceso de sebo y conseguirá equilibrar la producción de éste, por lo tanto es para las dermis que más lo recomiendo.

Ingredientes

  • Dos cucharadas de aceite de oliva
  • Dos cucharadas de azúcar fina
  • Media cucharada de limón

Si vuestra piel es seca o sensible, lo ideal es elegir otra receta pero aún así si queréis utilizar esta podéis cambiar la media cucharada de limón por unas cuantas gotas (2 o 3)

Proceso de fabricación y aplicación 

  • Lo único que debemos hacer para fabricar este producto es mezclar las cantidades de los ingredientes anteriores en un recipiente, removerlo todo muy bien hasta conseguir una pasta homogénea y ¡listo!
  • Para aplicarlo vamos a necesitar la yema de nuestros dedos y mediante masajes circulares vamos a ir pasando por todas las zonas del rostro a excepción de los ojos y los labios. Tendremos que masajear al menos durante 1 o 2 minutos, sin ejercer mucha presión pero con decisión.

Receta de limón

Exfoliante casero de azúcar moreno y aceite de almendras

Si además de exfoliar el rostro quieres hidratarlo y que después de la rutina quede con una suavidad de película, sin duda el aceite de almendras es para ti, una receta ideal para todo tipo de pieles pero religiosamente destinada a aquellas dermis con sequedad o sensibilidad.

Ingredientes

  • Dos cucharadas de aceite de almendras
  • Dos cucharadas de azúcar moreno (debe ser grano grueso)

Proceso de fabricación y aplicación 

  • Lo primero que tenemos que hacer es calentar en un recipiente el aceite de almendras, debemos conseguir que este calentito pero no ardiendo.
  • Una vez que esté listo vamos a verter el azúcar moreno y removemos bien hasta que se vaya enfriando un poco el aceite y consiguiendo que se vuelva un poco más consistente.
  • Para aplicarlo en la dermis debemos utilizar una esponja o un disco de algodón, con él aplicarlo en todo el rostro y dejarlo actuar durante al menos 10 minutos, luego retiramos con abundante agua y conseguiremos una dermis suave como la seda.

¿Sabes cuales son las diferencias entre el peeling y el exfoliante?, si quieres conocerla te recomiendo que le eches un vistazo a este post: Peeling y exfoliante, principales diferencias

Exfoliante aceite de almendras

Exfoliante casero de leche vegetal y avena

La avena tiene grandes propiedades para la piel, entre ellas podemos destacar que será ideal para conseguir desinflamar el rostro, aliviarlo de posibles irritaciones y a la misma vez limpiarlo en su totalidad. Esta receta es ideal para las pieles más sensibles, aunque todo el mundo puede utilizarla de forma satisfactoria.

Ingredientes

  • Media taza de leche vegetal
  • Media taza de avena molida

Proceso de fabricación y aplicación 

  • Para la fabricación tan solo necesitaremos verter los dos ingredientes en un recipiente y removerlo todo hasta conseguir que se mezcle bien.
  • Acto seguido dejamos reposar la mezcla por unos minutos para que se asiente.
  • Para aplicarla vamos extendiendo la mezcla por el rostro con nuestros dedos y la dejamos actuar durante unos 10 minutos. Una vez que haya transcurrido este tiempo, retiramos con abundante agua tibia.

Exfoliante de avena

Exfoliante casero de café

Esta sustancia es ideal para limpiar el rostro pero además también ofrecerá una enorme capacidad para mejorar las ojeras y hacer que éstas se vean mucho más atenuadas, además también ofrecerá suavidad a la piel.

Ingredientes

  • Media taza de café molido
  • Un cuarto de taza de azúcar
  • Dos cucharadas de aceite de oliva o de aceite de almendras

Proceso de fabricación y aplicación 

  • Lo primero será verter en un recipiente el azúcar y el café, removemos muy bien para que se mezcle de forma correcta.
  • Acto seguido vamos a verter en la mezcla el aceite que hayamos elegido y volveremos a mezclarlo todo para conseguir una especie de pasta.
  • Para aplicarlo vamos a ir dando masajes circulares por todo el rostro durante 1 o 2 minutos y acto seguido dejamos la pasta en la cara durante unos 10 o 15 minutos.
  • Trascurrido ese tiempo retiramos con abundante agua tibia.

Exfoliante de café

Con estas cuatro recetas terminamos el artículo, espero que os hayan gustado y tengáis tantas ganas de hacer vuestro exfoliante como las tengo yo cada vez que hago los míos. Estoy segura que si las hacéis una vez vais a volver a repetir, ya que los resultados serán sorprendentes.

Apuesta siempre por lo casero y lo natural, al fin y al cabo cuando nos acercamos a la naturaleza, es cuando realmente nos estamos acercando a nosotros mismos…♥