Cómo eliminar la flacidez en los brazos

Los brazos son una zona del cuerpo que en cuanto a su popularidad se encuentra ubicada en una inusual línea, ya que para algunos no llama mucho la atención lo que hace que consideren que no requiere de grandes cuidados, pero para otros representa uno de los puntos focales más importantes de todo el cuerpo, superando a las piernas o incluso al área del abdomen, haciendo que sea muy importante mantenerlos saludable y con una apariencia lo más tonificada posible.

Cómo eliminar la flacidez en los brazos

Pero, después de cierta edad y cuando tu cuerpo ha sufrido grandes cambios es normal que la piel de los brazos comience poco a descolgar, causando una leve flacidez que con el tiempo y la falta de cuidados no hace sino ir empeorando hasta el punto de convertirse en un problema mayor, el cual puede llamar la atención incluso de quienes anteriormente no se preocupaban por la apariencia de esta zona de su piel.

Llegado a ese punto, normalmente las personas comienzan a buscar alternativas con las cuales eliminar o al menos llegar a reducir notoriamente la flacidez en los brazos, encontrándose con que existe una lista bastante amplia de alternativas que van de intervenciones quirúrgicas hasta métodos naturales mucho menos invasivos a los cuales pueden acudir desde la comodidad de su hogar.

Al notar esto algunas personas se ven un poco confundidas, ya que no logran definir realmente a cual método les resulta más práctico y conveniente recurrir en su caso particular, por esa razón acuden a la búsqueda de una explicación más o menos detallada de cada uno de ellos, con la cual puedan llegar a tomar la decisión correcta para lograr recuperar la apariencia delgada y firme de la piel de sus brazos.

Antes de seguir leyendo, te recordamos que puedes consultar nuestra guía general sobre Cómo reafirma la piel tras adelgazar

¿La flacidez en los brazos es solo por sobrepeso

¿La flacidez en los brazos es solo por sobrepeso?

El sobrepeso y la perdida acelerada de grasa son indudablemente la causa principal de flacidez en todo el cuerpo, eso es algo que ha sido demostrado desde hace muchos años atrás, pero a diferencia de otras zonas de tu piel, cuando hablamos de falta de firmeza en los brazos, existe una lista mucho más amplia de razones, siendo algunas incluso casi imposibles de evitar.

En primer lugar debemos mencionar que muchas veces la falta de firmeza en la zona inferior del brazo, se debe a una mala alimentación, una vida sedentaria o incluso el embarazo en algunas mujeres, ya que durante esta etapa el cuerpo se ve afectado por importantes cambios, y en los brazos se suele presentar un cierto nivel de hinchazón, la cual tras pasar unos meses desde el nacimiento del bebé suele disminuir, dejando el musculo del brazo con el grosor que acostumbraba pero con la antiestética consecuencia de que la piel no reacciona igual.

En todos estos casos es posible evitar la flacidez en los brazos si cambias tus hábitos o acostumbras a llevar un estilo de vida mucho más activo, pero al llegar los 30 esa flacidez que antes era evitable pasa a ser prácticamente una ley de vida, siendo muy común observar principalmente en las mujeres como se va formando la flacidez.

En este caso, el proceso se da como una consecuencia propia del paso del tiempo, a los 30 ya nuestros niveles de colágeno no son lo que eran 10 años atrás, la disminución de la producción de esta proteína que ha comenzado aproximadamente a los 25 años comienza a surgir efecto y son los brazos uno de los primeros lugares donde lo notamos, ya que la piel se suele desprender del músculo, dando la notoria impresión de que la zona descuelga un poco.

Evitar que esto ocurra es prácticamente imposible, pero puede ser retrasado por algunos años si acostumbras a realizar de manera frecuente rutinas de ejercicio que incluyan acondicionamiento para los brazos, así que sin duda si eres de las personas que aún eres joven y no prestas demasiada atención a esta área de tu cuerpo, no hay mejor razón que esta que comenzar a tomar más en cuenta la salud y apariencia de tus brazos, ya que en unos años te puedes estar ahorrando un dolor de cabeza.

Cómo eliminar la flacidez de los brazos con ayuda de medicina estética

Cómo eliminar la flacidez de los brazos con ayuda de medicina estética

Como te mencionamos en unas líneas más arriba, actualmente contamos con diversas opciones para lograr eliminar la flacidez en los brazos de manera simple y efectiva, muchas de estas han sido ideadas con la motivación de contrarrestar la ya mencionada y casi inevitable llegada de la flacidez durante la década de tus 30 años.

Entre tantas opciones, la medicina estética nos regala algunas alternativas de tratamiento para la flacidez en los brazos bastante eficientes, las cuales cuentan en su gran mayoría con efectos casi inmediatos y bastante duraderos a cambio de una pequeña intervención quirúrgica o de la aplicación de sustancias externas a través de distintos medios.

Tratamiento de hilos tensores

Los hilos tensores son un tipo de tratamiento estético que suele aplicarse en diversas zonas de la piel, como el contorno de los ojos, el área del código de barras, las mejillas e incluso el cuello, siendo una opción tan práctica y con resultados tan favorables que también se ha vuelto muy común para solucionar problemas de flacidez en el área de los brazos.

En este procedimiento se aplica mediante pequeñas incisiones una serie de hilos milimétricos con los cuales se logra corregir la flacidez del brazo mientras esta sea de nivel leve o moderado, estos hijos tensan la piel dando efecto inmediato, pero a la vez también estimulan la producción natural de colágeno en el área, haciendo que el efecto sea más duradero de lo esperado si no contara con esta ventaja importante.

Tratamiento de radiofrecuencia para la cara interna del brazo

Este tratamiento está disponible para realizarse ya sea en varias sesiones o en una sesión única, dependiendo del nivel de flacidez que posea el brazo del paciente que acude a consulta, en él se aplica radiofrecuencia, la cual produce cierto nivel de calentamiento en la piel del área interna del brazo, donde comúnmente se produce la flacidez.

Esto trae como consecuencia que se produzca la formación de nuevo colágeno en la zona, actuando tanto sobre la dermis como en el tejido subcutáneo, donde la radiofrecuencia aplicada tiene la labor de estimular los fibroblastos, logrando así eliminar en gran medida la flacidez en los brazos por un periodo de tiempo bastante prolongado.

Inyecciones de sustancias reestructuradoras

Una de las mejores alternativas si quieres resultados eficientes prácticamente sin dolor y sin la necesidad de realizar cortes en la piel. Las inyecciones de diversas sustancias son el método preferido de cientos de personas en el mundo, quienes a través de los años han vuelto una práctica sumamente común el aplicar toda clase de sustancias que logren mantener la piel con una apariencia lo más juvenil posible.

En este procedimiento se inyecta en la piel del paciente una serie de determinadas sustancias, las cuales buscan producir un efecto de estimulación en la el cual ayuda en la redensificación de la zona, logrando casi al instante y luego de una corta recuperación que se comience nuevamente a generar niveles más altos de colágeno, el cual es fundamental para conservar y recuperar la elasticidad y firmeza de la piel.

Lifting braquial

Si posees un nivel de flacidez bastante elevado, seguramente los tratamientos que te hemos mencionado más arriba no surtan un efecto tan apreciable como te gustaría, ya que están diseñados para ser utilizados como tratamiento en casos leves o moderados. Pero eso no significa que debas resignarte, ya que para ti existe una alternativa llamada Lifting braquial, el cual no es más que una cirugía en que se elimina el sobrante de la piel, haciendo que esta vuelva a lucir tersa y suave.

¿Estás interesado en cubrir otras áreas de tu piel? No te pierdas nuestro apartado sobre Cómo eliminar la flacidez del abdomen

Ejercicio, la mejor solución natural

Ejercicio, la mejor solución natural

Si los tratamientos de medicina estética que te hemos mencionado más arriba no terminan de convencerte o eres de los que prefieren recurrir a los métodos tradicionales, que traen consigo resultados igual de favorables sin la necesidad de ningún tipo de intervención quirúrgica es necesario que seas consciente que el área de los brazos no es igual a otras zonas, siendo una de las más complicadas para tratar.

Y es que obtener resultados favorables en la zona interna del brazo es algo realmente difícil para algunas personas, siendo que tienen la necesidad de dedicar incluso varios meses siguiendo una rutina bastante rigurosa para comenzar a apreciar los resultados que han estado esperando desde el inicio de su travesía.

Pero si al leer esto no te has desanimado, te tenemos también buenas noticias, y es que como todo en la vida, también tiene su lado positivo, y es que si decides emprender el camino de conseguir eliminar la flacidez de los brazos mediante rutinas de ejercicio acompañada de otras ayudas extra, el resultado será muchísimo más duradero que cualquiera de las alternativas que nos ofrece la rama de la medicina estética.

Sumado a eso, si decides optar por realizar ejercicio, el resultado final seguramente no va a favorecer de forma exclusiva al área de tus brazos, sino que estarás logrando mejorar tu salud en general, tu condición física e incluso acabando con la flacidez que podría estar afectando a otras zonas de tu cuerpo, haciendo que el ejercicio sea indudablemente la opción más certera.

Aunque si debes tener en cuenta que si bien es un trabajo arduo, requiere seguir ciertas normas de forma bastante puntual, comenzando por la cantidad y tipos de ejercicios a realizar, ya que no toda actividad física traerá efectos positivos para esta difícil zona, en este sentido algunos de los  ejercicios más aconsejables son los siguientes:

Ejercicios con mancuernas

Las mancuernas son el mejor amigo de quienes quieren recuperar la firmeza de sus brazos a través del ejercicio, con ellas puedes realizar una serie de movimientos a estilo pesa, colocando una mancuerna en cada mano y extendiendo tus brazos hacia adelante con las manos mirando hacia arriba, en esta posición comienza a flexionar los brazos sosteniendo las mancuernas en dirección a tu rostro, repite por al menos 10 minutos cada día y en poco tiempo estarás notando los resultados.

Si no posees unas mancuernas en tu casa no es necesario que corras adquirir unas en la tienda de ejercicios más cercana, sino que mientras tanto puedes optar por sostener cualquier clase de objeto que tenga un tamaño similar un peso adecuado, teniendo en cuenta que necesitarás 2 de ellos, los cuales tendrán que tener un peso lo más similar posible para evitar que uno de los brazos reciba mayor estimulo que el otro, ya que el resultado no será para nada agradable a la vista.

Ejercicio de fondos

Otra opción si no cuentas con ninguna clase de equipos ni accesorios en casa pero que trae también resultados bastante favorecedores a la hora de eliminar la flacidez en los brazos  son los ejercicios de fondo. Para hacerlo simplemente vas a requerir una silla o un banco donde apoyarte, así que no tendrás excusa para no comenzar a realizarlo de forma frecuente.

Debes apoyar tus manos por detrás de tu cuerpo  en la silla, banco o asiento que hayas dispuesto para ello, teniendo en cuenta que no debe ser de plástico ni vidrio para evitar algún accidente, y de preferencia ser lo suficientemente pesada para no inclinarse hacia atrás cuando estés realizando los ejercicios de fondo, mantén tus rodillas flexionadas y la cadera al nivel de la silla, allí deberás mover los brazos de forma similar a cuando realizas flexiones llevando tu cadera hacia abajo pero asegurándote de que no toque el suelo.

Para complementar este punto, no puedes dejar de consultar el tema exclusivo donde tramamos los diferentes Ejercicios para la flacidez brazos

Da mayor prioridad a la ingesta de proteínas

Da mayor prioridad a la ingesta de proteínas

Este punto es un complemento al paso anterior, y es que por sí sola la modificación en la dieta no traerá a tu piel los resultados esperados ni conseguirás disminuir en lo más mínimo la flacidez en los brazos, pero servirá como una ayuda bastante grande para que las rutinas de ejercicio que estés aplicando surtan mucho mayor efecto en tu cuerpo.

La proteína tiene la importante labor de hacer que todos los tejidos que componen a tus músculos se nutran de forma efectiva, así como los de toda tu piel, esto juega un papel bastante fundamental cuando estamos intentando reafirmar cualquier zona de nuestro cuerpo, pero mucho más importante a la hora de eliminar la flacidez de los brazos, ya que como lo hemos mencionado esta área requiere ser tratada con mayor énfasis que muchas otras así que cualquier ayuda será muy bien recibida.

Pero si te preguntas qué clase de proteína será necesario que introduzcas a tu alimentación, principalmente si no toleras o consumes algunas de ellas, te alegrará conocer que realmente no tiene ninguna clase de importancia si optas por la proteína de origen animal o la vegetal, ya que ambas te servirán para el mismo fin.

A lo que si debes prestar algo de atención es que será mucho más fructífero el consumir proteína magra, la cual está presente en alimentos tanto de origen vegetal como animal, teniendo como ejemplo el requesón, el salmón, las lentejas, el arroz, el atún y los huevos.

Utiliza cremas reafirmantes para ayudar a la piel de tus brazos

Utiliza cremas reafirmantes para ayudar a la piel de tus brazos

Otro gran complemento para cuando decides eliminar la flacidez de los brazos con la ayuda de ejercicios y métodos poco invasivos. La crema reafirmante gana día tras día más fanáticos, y es que esta clase de productos diseñados por expertos en la rama de la belleza y tratamientos estéticos son diseñados como un gran aliado a la salud de nuestro cuerpo.

Actualmente la lista de cremas reafirmantes que realmente brinda resultados favorables es bastante amplia, pudiendo encontrar desde alternativas bastante costosas de la mano de las empresas fabricantes más reconocidas, como otras que no cuentan con tanto renombre y por ende resultan mucho más económicas.

Lo que si debes tener en cuenta, es la calidad del producto, siempre fijarte muy bien en las etiquetas, y por qué no, preferir  las marcas reconocidas sobre las imitaciones y las que no cuentan con ninguna clase de referencia, ya que si bien en su mayoría son realmente efectivas, las extremadamente económicas probablemente no cuenten con ingredientes de la misma calidad que su contraparte más costosa.

Adquirir esta clase de productos de calidad dudosa y costos muy bajos puede terminar generando tanto que pierdas el tiempo y dinero que has invertido en la aplicación de este producto, como que desarrolles alguna clase de alergia o reacción adversa sobre tu piel, lo que hará que debas gastar mucho más recursos en su recuperación total antes de poder seguir con tu lucha contra la flacidez.

En este punto algo que debemos mencionarte es que evites ilusionarte, ya que hasta la fecha no ha sido inventada una crema milagrosa con la que puedas mediante su uso exclusivo obtener resultados similares a los conseguidos mediante ejercicio o acudiendo a la ayuda de la medicina estética, por esto las cremas reafirmantes jamás deben ser vistas como una solución certera, sino más bien como un tratamiento complementario.

Si has quedado con ganas de seguir leyendo, te sugerimos consultar el siguiente artículo: Cómo reafirmar el pecho

Si logras comenzar una rutina de ejercicios adecuada, realizas los cambios oportunos en tu alimentación y como extra aplicas de forma frecuente una crema reafirmante de buena calidad, en algo de tiempo y con ayuda de una buena dosis de constancia, perseverancia y sobretodo paciencia  podrás notar como la piel de la zona interna de tus brazos se vuelve firme y tersa y recupera su vitalidad, haciendo que quieras volver a lucir toda clase de prendas que permitan apreciar tus hermosos brazos.