Arrugas en el escote cómo eliminarlas

Como sabemos, nuestro cuerpo es vulnerable a ciertos elementos, ya sea de la propia genética, factores orgánicos o por la acción de medios externos, que inducen a nuestra piel a presentar diversas imperfecciones que, aunque suelen ser conocidas por sus consecuencias cosméticas, como la reducción del atractivo y belleza de este órgano, se deben tratar como problemas de salud que afectan directamente esta parte superficial del organismo humano.

Arrugas en el escote cómo eliminarlas

Entre estas imperfecciones, las arrugas suelen ser las que, como personas, solemos resentir más a causa del deterioro de la salud, al igual que la imagen y estética de lo que podemos ver de nosotros mismos. Estas marcas, usualmente asociadas a la edad y la deficiencia del cuidado de la piel, pueden aparecer de forma espontánea en algunas zonas del cuerpo, pues por las características de las mismas, son propensas a su formación.

En este caso, hablamos de las arrugas en el escote, esa zona bajo el cuello, de poco músculo y piel delicada, que se ve afectada de manera constante por todas esas circunstancias y medios que ocasionan, de manera propicia, la aparición de estas marcas. Sin embargo, sin importar la diferencia superficial en las características de este espacio de piel, comparada con otras zonas, no podemos negar que detestamos esas imperfecciones, por lo que buscamos cómo eliminarlas.

Si buscas también algunos métodos para eliminar arrugas en general, te recomendamos leer Tratamientos para las arrugas profundas que realmente funcionan

Qué son las arrugas del escote

¿Qué son las arrugas del escote?

Cualquier punto de nuestra piel, sin importar la zona del cuerpo donde se encuentre, es propensa a sufrir de los muchos factores que causan la pérdida de salud, así como de la firmeza, elasticidad, suavidad y tono. Sin embargo, de todas las imperfecciones que pueden aparecer a causa de estos, las arrugas suelen ser las que más se notan. Por ello, para entender correctamente el cómo eliminarlas, hablaremos primero de qué son y por qué aparecen.

En este caso, la pérdida de aquellas características que acabamos de mencionar, típicas y comunes de la piel sana, son capaces de ocasionar que este órgano externo, diferentes problemas que nos llevan a sufrir de manchas, pliegues, descensos nutricionales, surcos y líneas de expresión. De igual forma aparecen marcas más profundas, como es el caso de la celulitis, que afecta zonas con mayor concentración de musculo y grasa, así como las arrugas.

Son estas últimas, las arrugas, de las que hemos de hablar hoy, esos pequeños surcos que pueden aparecer en caso cualquier espacio de la pues, donde esta ha perdido la firmeza, lo que resulta en una flacidez comedida en la superficie de la dermis, así como entre las diferentes capas del tejido. Este, al sufrir de dichos espacios, se pliega hacia adentro, a causa de la presión y la deficiencia de las proteínas, como el colágeno y la elastina, al igual que de nos nutrientes esenciales.

Por ser el resultado del deterioro del tejido, comúnmente asociado al paso de los años, a las arrugas de les llama las marcas de la edad, aunque en el escote suelen aparecer de forma prematura, en el caso de mujeres jóvenes. Las arrugas en el escote son esos surcos que aparecen en la piel del pecho, justo en el espacio entre el cuello y la zona de los senos, también llamada intermamaria, entre ambas clavículas.

¿Por qué aparecen en esta zona?

Este amplio espacio de piel, aunque es bastante liso y extenso, comparado con otras como el rostro, las manos, codos y rodillas, posee ciertas características que, aunque no sufren del movimiento común de las expresiones faciales y los estiramientos articulares, hacen que aparezcan las arrugas antes de lo debido, incluso aunque en otras zonas, marcadas por las líneas de expresión, aún no se hallan arrugado.

En primer lugar, este tejido es más delgado y delicado, por lo que tiende a plegarse más fácilmente, además, carece de grasa y contacto muscular, pues debajo, entre la piel y los huesos, podemos encontrar solo tejido fibroso conjuntivo. Si esto no es suficiente, la falta de movimiento articular, más que ser una ventaja, da como resultado un tejido menos flexible, que tiende a resecarse y agrietarse fácilmente.

Aún así, la zona del escote debe soportar también la elongación de los senos, pues, es la misma estructura tópica la que los sostiene, por lo que los cambios en estos, así como sus movimientos, debido al ejercicio o la gravedad, afectan la firmeza del escote. Esto se ve potenciado por la falta de colágeno y elastina, proteínas que no suelen generarse aquí, además de la exposición a los rayos UV debido a la acción directa de la luz del sol.

Por todas estas características, combinadas con la falta del cuidado cutáneo del escote, es muy común encontrarnos con surcos y pliegues que afectan esta zona, parecidos a las líneas de expresión normales del rostro. Como ya es posible imaginar, estas marcas naturales crean un molde propicio para la formación de arrugas que, sin la hidratación y los cuidados correspondientes, pueden aparecer en profundidad, de manera muy marcada.

Factores naturales que ocasionan la aparición de las arrugas

Factores naturales que ocasionan la aparición de las arrugas

Ya sea en el escote, como nos corresponde hablar ahora, o en cualquier otra área de nuestro cuerpo, sobre todo el rostro y las manos, pueden aparecer estas arrugas, incluso en los brazos, piernas y hasta en los hombros. Aún así, como todo en la vida, existen factores, naturales y difíciles de evitar, que son los causantes reales de la aparición de estas marcas, entre otras imperfecciones que pueden afectar el tejido superficial.

Por esta razón, sabemos que conocer, al menos por encima, estos factores causantes de su aparición en la piel, se convierte en un modo idóneo para prevenirlas y combatirlas, al igual que en el caso de otras imperfecciones de la zona del escote. Esto nos da una idea de aquellas cosas que debemos evitar o dejar de hacer, así como las diversas acciones que debemos tomar, de un modo más directo, con el fin de no alterar la firmeza, elasticidad y calidad de la piel.

El paso de los años

Sin duda alguna, nos encontramos con el medio por el cual aparecen estas arrugas, que no por nada se les reconoce por ser uno de los principales síntomas de la edad, ya que simplemente, entre más años tiene la piel, más propensa se vuelve a contraer estas imperfecciones de forma natural. Debido a que no es ocasionado por un solo factor, es necesario ofrecer más de una explicación, pues en principio son dos los motivos que causan la aparición de estas marcas de la edad.

El primer factor de su aparición se debe a la deficiencia de aquellas moléculas, naturales de nuestro cuerpo, encargadas de, entre muchas cosas, la firmeza y elasticidad de la piel, hablamos de las proteínas de colágeno y elastina, presentes de forma permanente en los tejidos conjuntivos. Como muchos otros elementos de nuestro organismo, estos dos agentes van sufriendo del impacto del envejecimiento, perdiendo no solo su cantidad, sino también la calidad.

El segundo es algo más difícil de describir, por lo que, para no incurrir en términos demasiado complicados, los trataremos de manera más general. Hablamos de ciertas moléculas fibrosas que se encuentran, de forma parecida a las anteriores, entre las capas de la piel, que al igual que estas, van perdiendo su forma y su efectividad con el paso de los años, reduciendo su cantidad y dejando espacios, como pliegues imperceptibles, entre dichas capas del tejido, lo que ocasiona la aparición de estas arrugas.

Reducción en los niveles de colágeno y elastina

Aunque mencionamos hace un momento que, como uno de los signos que aparecen a causa de la edad, todos sufrimos de la deficiencia de estas proteínas, ocasionando así una pérdida en el nivel de la calidad de nuestra piel, debemos tener en cuenta que esta no es la única razón por la que podemos padecer del deceso de las mismas. En este caso, hablamos de otros elementos que puedes reducir la resistencia molecular y cantidad de colágeno, como pueden ser patógenos o enfermedades.

Uno de los casos más comunes se debe al descenso de los estrógenos del organismo, otro de los elementos que se deben cuidar en el cuerpo, pues ocasiona que, de igual forma, se pierda la producción de colágeno y, por ende, la calidad de la elastina que refuerza la piel. Otros factores pueden ser ciertos patógenos o la genética, con enfermedades hereditarias que causan que nuestro cuerpo, de forma objetiva, vea a estas proteínas como externas del organismo, por lo que crea anticuerpos para eliminarlas.

Daños ocasionados por la luz ultravioleta

Si pensamos en las recomendaciones de los especialistas, tanto en el campo de la salud como de la medicina estética, acerca del uso de protector solar, al igual que las consecuencias de las cámaras de bronceado, nos daremos cuenta que el elemento principal contenido en estos, la luz ultravioleta, puede ser uno de los mayores enemigos para nuestra piel, o de forma más específica, las células que conforman sus capas más superficiales.

Si nos exponemos a estos rayos, ya sea por tomar el sol de manera frecuente, broncearnos de manera artificial en las populares cápsulas o cámaras con este fin, o simplemente por tener una piel muy delicada ante el contacto diario de la luz solar, es posible padecer de ciertas alteraciones de la estructura celular que, aunque mínimas e imperceptibles, pueden ser causa de arrugas; incluso algunos expertos hablan sobre la influencia de esta luz sobre la piel, proyectada desde las pantallas de televisores y computadoras.

El tabaco contra nuestra piel

Pensar en nuestra piel es pensar, de manera más profunda y detallada, en toda la estructura que la conforma, de manera celular y molecular, pues cada pequeño elemento, como en el caso ya mencionado del colágeno, juega un papel muy importante en la salud, firmeza y belleza de este órgano superficial. Es por ello que, factores que son conocidos como dañinos para el cuerpo, como lo es el tabaco, también tienen consecuencias para el tejido más externo.

Cuando los componentes de este producto ingresan al cuerpo, entran en contacto, mediante el torrente sanguíneo, con el tejido conjuntivo que conforma nuestra estructura, causando daños y alteraciones en este, como la oxidación de las células, que ocasionan los efectos de envejecimiento prematuro. Lo más importante del tejido conjuntivo, en el caso de las arrugas, es que se encarga de crear el colágeno que mantiene la piel resistente, acción que puede verse limitada por el consumo de nicotina.

Si te sientes vulnerable ante estos factores, te invitamos a aprender aquí Cómo hacer una crema antiarrugas casera

La falta de nutrientes esenciales de la piel

Decir que nuestra dieta no afecta la imagen es una gran mentira, pues entre los alimentos existen nutrientes, como los ácidos grasos, antioxidantes y vitaminas A y E, cuya ausencia puede desmejorar la calidad de la piel, presentando falta de belleza, salud y otro efectos dérmicos. Sin embargo, aunque llevemos un estilo de vida sano y una dieta balanceada, los mismos factores que mencionamos anteriormente, puedes ocasionar la falta de estos valores nutritivos, lo que, de manera indirecta, puede ocasionar la aparición de arrugas.

Causas de la vulnerabilidad del escote ante las arrugas

Causas de la vulnerabilidad del escote ante las arrugas

Aunque los elementos mencionados anteriormente son, por decirlo de alguna manera, los principales causantes de las arrugas en general, existen otros factores que, de igual manera e incluso en mayor medida, son los responsables de que estas aparezcan de forma prematura en el escote. Estos usualmente valen por sí mismos como los culpables de estas marcas, pero es su combinación con otros factores los que crean la vulnerabilidad sobre el intermamario.

Ya que hablamos antes, en el punto de la aparición de las arrugas en esta zona, sobre aquellas características orgánicas, propias e internas del escote, que propician la formación de las imperfecciones, en este caso, vamos a referirnos a esas acciones personales, así como a los medios externos, que, como dijimos, hacen de este pliegue de piel en específico lugar ideal para esas indeseables marcas de la edad.

Queremos tratar esto aparte debido a su importancia, ya que, por esas mencionadas características, la piel del escote es bastante adaptable, por lo que evitar estos factores de las arrugas, junto al hecho de tomar las medidas de cuidado correspondientes, de las que hablaremos más adelante, es muy efectivo no solo para evitar a su vez la formación de estas marcas, sino para reducir su profundidad, ayudando en los tratamientos de eliminación.

Resequedad cutánea

Aunque quizá se pueda contar como un factor natural, lo cierto es que, en situaciones adecuadas, ningún punto de la piel suele sufrir de falta de hidratación; sin embargo, como esto no es una utopía, las características de este tejido sobre el pecho, así como el contacto directo con medios externos, como el sol y la suciedad e impurezas, llevan a una resequedad que debemos cuidar.

Por ello, al igual que el rostro y los brazos, aunque depende mucho de tu estilo de vida y vestimenta, esta área del cuerpo, tan delicada y con un tejido delgado y falto de la acumulación de agua necesaria, suele estar muy expuesta, por lo que es necesario cuidarla siempre con cremas y fórmulas que ayuden a mantenerla hidratada y fresca.

Tensión del tejido intermamario

Ya mencionamos la relación directa, aunque bastante obvia, de la piel que cubre la zona del escote y los senos, así como el efecto de los mismos, su peso y movimiento, sobre la firmeza y elasticidad de este tejido. Por ello, nos basta ahora con mencionar, para tener siempre en cuenta, que acciones como cirugías de aumento de busto o tratamientos para su tonificación y firmeza, pueden ser causantes de la aparición de arrugas.

Falta de elasticidad

Al igual que en el caso de la resequedad, la falta de colágeno y elastina, proteínas necesarias para mantener la resistencia, firmeza y elasticidad de la piel, son causas de por sí comunes en cuanto a la aparición de imperfecciones, sin embargo, en esta zona en específico, esta poca elasticidad aumenta debido a la falta de movimiento, por lo que el tejido es incapaz de tonificarse adecuadamente, con lo que pierde su textura lisa.

Esto se puede evitar muy fácilmente con ejercicio y masajes, combinado con las cremas adecuadas, que te permitirán mantener activas las células de las diferentes capas del órgano cutáneo, mejorando así su textura y formación. Además, debido a que está ligado indirectamente al músculo pectoral, pues no hay otro que se encuentre en la zona, el crecimiento de este puede ayudar a darle a la piel el espacio correcto donde amoldarse para alisar los pliegues.

Pérdida repentina de peso

Puesto que todo órgano del cuerpo debe adaptarse a la forma y posición, en correlación directa con el resto del organismo que lo rodea, la piel suele estirarse cuando ganamos algunos kilos, con el fin de mantener su medida correcta. Aunque ya dijimos que esto puede ayudar a alisar los pliegues y tonificar la piel, es diferente lo que ocurre en caso contrario, si perdemos peso y adelgazamos de forma apresurada.

Ya que la adaptación del órgano superficial requiere tiempo y tonicidad, adelgazar lentamente le da margen a este para adoptar la forma correcta alrededor de nuestra estructura, por lo que si, de forma no recomendada, o a causa de alguna patología, de repente perdemos peso, veremos comprometido esto último. No solo se notará en la flacidez de la piel que queda colgando, sino que los pliegues resultantes en zonas como el escote, se formarán arrugas profundas.

Lo más problemático de esto es que, de acuerdo a diversos estudios en el área de la salud, se ha demostrado que, con el paso del tiempo, el cuerpo tiende a una prolongada pérdida en la masa muscular, por lo que los efectos de esto sobre nuestra piel serán los mismos que si adelgazamos de repente, aunque se presentarán en menor medida, pues esta pérdida de músculo ocurre de forma paulatina.

Uso inadecuado del sujetador

Ya que, con los años, el tejido en la zona superior de los senos se va amoldando, adaptándose a sostener la forma que le dan al cuerpo el peso de estos, si utilizas demasiado un sujetador con push-up, para que se vean más grandes, uno más pequeño, que levante los mismos de su posición natural o, en caso contrario, uno más grande, que aumente la flacidez, podrás notar la formación de pliegues de piel sobre esa zona y la parte intermamaria.

La posición del cuerpo respecto a esta zona

Por último, la posición se ve reflejada en casi todos los puntos anteriores, por lo que, por sí misma, es causante de este problema de arrugas. Esto va relacionado no solo con la posición de los senos, como se ve sobre el uso del sujetador incorrecto, sino que cada movimiento de los mismos, así como de las diversas partes del cuerpo conectadas a la piel del escote, puede repercutir en la firmeza y elasticidad.

Por ejemplo, al dormir de lado en la cama, el peso adicional de los órganos de las glándulas mamarias puede causar arrugas verticales en el escote, así como un caminar encorvado, con la espalda doblada hacia adelante o al sentarse mal. Lo mismo ocurre con movimientos bruscos, como en aquellos deportes donde debemos correr demasiado, con lo que el movimiento adicional puede afectar la piel y ocasionar arrugas.

Tratamientos cosméticos para eliminar estas arrugas

Tratamientos cosméticos para eliminar estas arrugas

A diferencia de otras zonas más compactas, tratamientos populares como el bótox y algunas cirugías pierden un poco de efectividad contra las arrugas en el escote, por lo que debemos pensar muy bien en los resultados a la hora de escogerlos. Sin embargo, esto no quiere decir que no existan otros métodos cosméticos diseñados para combatir este problema, cuya efectividad es ideal para esta zona.

Con el paso del tiempo, los especialistas han creado, mediante investigación, desarrollo y pruebas, diversos tratamientos con tecnología de punta, capaces de brindar ese alivio cosmético que buscan quienes quieren librarse de las arrugas. Antes de mencionar los que quizá sean los mejores entre estos, cabe destacar que su costo suele ser un poco más elevado que en el caso de los métodos caseros, aunque los resultados serán más inmediatos.

Mesoterapia

En este caso, hablamos de un tratamiento invasivo que, aunque suele producir miedo en algunos pacientes, debido a la intervención de las agujas y la inyección de sustancias en el organismo, no ha perdido su popularidad a través de los años. Es por esta razón que, al igual que en el caso del bótox, sumamente eficiente en la eliminación de arrugas, pero no muy recomendable en zonas amplias como el escote, muchos siguen llevando a cabo este procedimiento.

Se trata de una intervención especializada, cuya metodología se basa en la inyección directa, entre capa y capa de la piel, de proteínas esenciales, colágeno, vitaminas y otros elementos variados, vitales en muchas medidas para la salud de nuestra piel. En los casos de arrugas más profundas, se recurre también al método de inyección de sustancias de relleno, que no son absorbidas por la piel, sino que permanecen cubriendo los espacios de las arrugas.

Sin embargo, lo más importante de la mesoterapia no es el rellenar estos surcos, sino incluir suplementos necesarios, además del colágeno desnaturalizado, que ayudan a fortalecer el tejido y darle belleza y salud, como es el caso del ácido hialurónico, los ácidos grasos y las vitaminas A, C y E, entre otras sustancias de menor concentración, que tienen como finalidad  alimentar y nutrir las células, para que estas devuelvan la calidad a nuestra piel.

Aplicación de Radiofrecuencia

Se dice que la radiofrecuencia, entre todos los métodos no invasivos, diferentes por su aplicación, es el proceso más rápido y de acción más inmediata, gracias a sus sesiones especializadas, que aportan resultados al momento y de forma indolora. Quienes conocen este procedimiento, aseguran que su mayor ventaja es que, tras realizarlo, puedes continuar con tu rutina del día, son necesidad de reposo y evitando cualquier repercusión.

Consiste en, utilizando un aparato de tecnología electrónica irradiar la piel con ondas de frecuencia de radio, medidas y controladas, parecidas a las que hacen funcionar un horno microondas en el hogar. Estas estimulan la síntesis y producción de proteínas internas, como el colágeno, que actúa de forma directa en la calidad de la elastina, reafirmando y alisando la piel de forma muy veloz.

Los métodos de aplicación de las ondas pueden ser variados, dependiendo de la frecuencia utilizada y la intensidad de las arrugas, aunque en zonas como el escote, se utilizan la exposición al calor por vibración de frecuencias o la radiación polarizada, con rutinas de entre 2 y 5 sesiones en intervalos de un mes, que cumplen la función antes descrita de estimular la aparición del colágeno y otras moléculas esenciales.

Iontoforesis (parches especiales para el escote)

Se trata de unos pequeños parches de formula especializada, que utilizan la tecnología de la iontoforesis, para reducir las arrugas localizadas en zonas como el escote, de manera progresiva y constante. La metodología consiste en aplicar un principio activo a través de una micro corriente, que penetras profundamente, de manera directa como en el caso de las ampollas, a través de las capas de la epidermis.

El principio activo utilizado no se encuentra en los parches trans epidérmicos de colocación, sino en un tubo de gel de ácido hialurónico ionizado e hidrolizado, que se aplica sobre la piel antes de colocar el parche, transmitiendo sus componentes a la estructura cutánea, para rellenar los espacios de la epidermis, hidratar en área, incrementar la retención de la humedad y organizar la red celular, lo que mejora la firmeza y elasticidad del tejido.

Estos pequeños parches, así como las micro corrientes que circulan, no suelen producir dolor, molestia ni aumento de la sensibilidad de la piel, aunque es posible sentir un suave cosquilleo tras el tiempo de exposición, debido a la acción del gel ionizado. Ya que no ocasiona efectos negativos adversos, se puede recurrir al procedimiento de forma cotidiana, aunque se recomienda utilizarlo 2 veces por semana y solo durante 2 semanas del mes, tiempo en que su aplicación tiene rango de acción.

Peelings químicos y físicos

Si comenzamos a tratar este método de manera científica y detallada, quizá su introducción pueda causar temor a algunos, pues el principio de su metodología, costa de la eliminación de algunas de las capas de la piel, donde esta presenta imperfecciones o daños, a causa de radicales libres u otros factores, que pueden ser los mismos que ocasionan las arrugas. Sin embargo, esto no es tan simple como suena, pues aquí intervienen diferentes factores, como las propiedades de regeneración.

Esta eliminación sistematizada se logra, de acuerdo a la terapia escogida, de varias formas diferentes que se pueden clasificar en dos ramas más amplias, el uso de químicos o la aplicación física, cuya finalidad total es allanar y alisar de este modo las arrugas de zonas amplias como el escote. En el caso del peeling físico, se logra a través de máquinas de hidróxido de aluminio, que utilizan la fórmula del láser o las inyecciones a presión.

Aun así, a pesar de la tecnología que conlleva este método, el más utilizado, por diversas razones, es el peeling químico, que se basa en sustancias como el ácido glicólico u otras diferentes, siendo este el más popular en los establecimientos de aplicación. Si se busca un tratamiento más intenso, es posible recurrir al llamado Yellow Peel, que elimina capas más profundas de la epidermis a través del uso controlado del ácido retinóico y de corrosivos como el Fenol.

Tratamientos láser electrónicos o luz pulsada

Como en el caso de la radioterapia, se trata de un procedimiento no invasivo, aunque mucho más nuevo e innovador, presentado por los especialistas y los pacientes que lo han utilizado, como una solución rápida para eliminar arrugas profundas en zonas amplias como el escote, aunque es igual de efectiva en otras partes del cuerpo. Sin embargo, no hemos de pensar que se trata de el uso de un láser de alta temperatura, sino simplemente la aplicación de una metodología basada en la luz artificial.

Esta luz pulsada, aunque es una teoría compleja, cumple un principio bastante simple, ya que el láser es controlado de manera computarizada, aplicando calor mediante las ondas que produce, lo que estimula la síntesis interna de diversas proteínas y moléculas orgánicas, de forma casi idéntica a la radioterapia, pero con interacciones diferentes sobre nuestro cuerpo. La luz además puede aumentar la calidad de los antioxidantes propios de la piel, lo que interviene en la regeneración celular.

Acupuntura y masajes para las arrugas

Aunque presentamos estos tratamientos, de los más efectivos para el escote, hay personas que se sienten más minimalistas, o buscas prevenir la aparición de las arrugas o reducir las apenas visibles. En estos casos, los métodos más tradicionales son los preferidos, ya que no arrojan ninguna sustancia a la piel, sino que se basan en movimientos estilizados, en el caso de los masajes, que estimulan la firmeza tópica o, si hablamos de la acupuntura, aumentan la síntesis de proteínas a través de la presión con agujas.

Ingredientes y métodos de eliminación para utilizar en casa

Ingredientes y métodos de eliminación para utilizar en casa

Por supuesto, no todo se trata de tratamientos especializados y visitas regulares a los especialistas, pues la medicina cosmética, entre sus conocimientos ha encontrado una gran variedad de mezclas, ingredientes y métodos para eliminar las arrugas del escote, de forma simple y sencilla, además de económica, utilizando elementos que podemos encontrar en casa, el patio y la naturaleza, supermercados y tiendas en general.

Aunque debemos advertir que, por ser ingredientes no producidos específicamente para eliminar este problema, sí contienen propiedades que, de forma amplia y generalizada, otorgan a nuestra piel ciertos beneficios que ayudan a tratar las arrugas. Es por esto que no es recomendable, sobre todo si las marcas en tu escote son demasiado profundas, el tratarlas sólo con estas recetas y aplicaciones, sino combinarlas con otros tratamientos igual de eficaces.

Aloe Vera

Conocido por muchos como la planta milagrosa, la sábila o aloe vera, su nombre científico, aporta una cantidad realmente increíble de componentes y propiedades capaces de aumentar en gran medida la salud de la piel. Su combinación con otros elementos es una de las maneras más populares de realizar una crema antiarrugas casera, que puede otorgar además otros beneficios, como hidratación prolongada, aumento de la firmeza y una limpieza sin igual.

Aceites esenciales y otros diversos

En este caso, hablamos de aceites como almendras, argán, oliva, aguacate, rosa mosqueta, caléndula y girasol, así como mantecas naturales como las de cacao y karité. Cada una tiene una función específica, aunque todas estas comparten, como ingredientes secundarios, capacidades de, combinadas con cremas y lociones, hidratar la piel y formar una película protectora contra diversos factores externos, como la luz solar, impurezas, residuos y suciedad.

Miel de abeja sin procesar

El rey de los endulzantes naturales, es también uno de los mejores ingredientes para absorber impurezas y nutrir al contacto. La miel posee una gran cantidad de vitaminas, minerales y diversos componentes nutricionales, capaces de mejorar muchísimo la salud y calidad del tejido superficial. Al combinarlo con cera de abeja, podemos obtener un producto capaz de rellenar las arrugas a gran velocidad, otorgando resultados visibles en poco tiempo..

Proteínas naturales

Si buscamos una nutrición más específica, que aumente en gran medida los niveles de colágeno y elastina, mientras nutre las células del tejido para ayudar a rejuvenecerlas, la utilidad ingredientes como la leche o el huevo es ideal para este caso. De igual manera, podemos hacer una crema con yogurt natural, que tiene altas capacidades anti microbianas que eliminan bacterias de los poros.

Vegetales

Al igual que en el caso de los aceites, cada uno de los vegetales (o frutas) que se utilizan en mezclas antiarrugas tienen una función, por ejemplo en el caso del pepino, capaz de hidratar como pocos ingredientes naturales. De igual forma, el tomate ayuda a liberar los poros de obstrucciones e impurezas, mientras que los poderosos astringentes del aguacate pueden ayudan a reducir marcas como cicatrices, que suelen crear surcos que aumentan las arrugas.

Cómo prevenir la formación y el aumento de estas arrugas

Cómo prevenir la formación y el aumento de estas arrugas

Por último, vamos a recordar que, como mencionamos anteriormente, factores como el movimiento y la posición, así como la postura del cuerpo y el peso del mismo, sobre todo en el caso de las mujeres, por la acción de la tensión que ejerce el tejido de los senos sobre la piel del escote, son protagonistas entre las causas de la aparición de arrugas, por lo que controlarlos son, en gran medida, las principales maneras de prevenir su aparición.

Aunque, con el paso de los años, estas marcas siempre tienden a aparecer, el controlar estos factores también puede ayudar a retrasarlas y reducir en gran medida su visibilidad, e incluso a eliminarlas, en conjunto con los tratamientos apropiados. Por ello, además de las recomendaciones sobre el uso de productos especiales para prevenir arrugas, como cremas hidratantes y antioxidantes, vamos a hablar sobre las posturas correctas que permiten evitarlas.

En el caso de estar sentado o de pie, se recomienda mantener siempre una postura erguida, recta la espalda, la cabeza alta, mirando hacia al frente, en paralelo con el resto del cuerpo; esto ayudará a evitar curvar la espalda y crear pliegues en la piel del escote. Al dormir o estar acostado, lo mejor es hacerlo boca arriba, para evitar que, al recostarse de lado, la tensión del peso de los senos cree surcos verticales que resultan en arrugas.

Si quieres saber sobre uno de los ingredientes más efectivos contra las arrugas, puedes conocerlo en Aceite de coco para las arrugas ¿Funciona?

También es aconsejable utilizar sujetador durante el día, siempre de la talla y copa exacta a tu medida, para evitar tensión en la piel o aumentar los pliegues horizontales que aparecen si utilizas un sostén ajustado. Para la noche, lo mejor es dejar de utilizarlo, o conseguir uno de los populares sostenedores nocturnos, especiales para mantener el busto en una posición cómoda y evitar la aparición de las arrugas en el escote.