quitar-maquillaje-ojos

Estoy segura que el momento de maquillar nuestros ojos es toda una experiencia de lo más agradable y satisfactoria. Maquillarnos es divertido, vamos viendo como aparecen en nuestros ojos los colores llamativos o suaves que vamos poniendo en nuestro rostro.

Además, luego vamos satisfechos y con la cabeza bien alta para que todo el mundo vea nuestra obra de arte, algo que nos llena cuando alguien nos dice «que guapa o guapo estas hoy».

Es cierto que el maquillaje cada vez es más sofisticado y los maquillajes cada vez más difíciles de eliminar, pero sin embargo es completamente necesario.

El momento de desmaquillarse no es tan divertido para la mayoría de las personas, normalmente llegamos cansados y no tenemos ninguna gana de ponernos a desmaquillar el rostro y en especial nuestros ojos. Pero es algo fundamental como ahora veremos, aunque de lo que realmente vamos a hablar aquí es de los pasos que hay que seguir para hacerlo.

Pero antes de empezar, os voy a dejar por aquí un artículo donde vais a poder encontrar los mejores desmaquillantes de ojos del mercado: 5 mejores desmaquillantes de ojos. 

Pasos para desmaquillar los ojos correctamente

Los ojos, la zona más delicada del rostro

Quiero empezar hablando de la zona del contorno de los ojos, ya que como seguramente sabréis es la franja más sensible de todo nuestro cutis, tal y como os he dicho en el titulo de este apartado.

Con esto queremos decir que con diferencia es la zona que más debemos mimar y cuidar con paciencia y cariño.

Es una piel mucho más fina que la del resto del rostro y además se encuentran en ella cientos de venas pequeñas, lo cual nos avisa de que tenemos que ser más cuidadosos a la hora tanto de maquillar como de desmaquillar o cualquier otro tratamiento que incluya el contorno de los ojos.

El cuidado diario

Todos los días debemos tener esta zona del rostro muy presente en nuestra mente para cuidarla, lo que conlleva entre otras cosas mantenerla siempre bien desmaquillada.

Si no lo hacemos y no cuidamos bien esta piel, los resultados que obtendremos por la dejadez solo serán problemas, como por ejemplo la falta de hidratación y de luz, lo que dará lugar a una mirada apagada y llena de ojeras o colores entre morados y negros. Un aspecto que nos cambiará el rostro por completo.

Sin embargo cuando le prestamos atención, que tan solo nos llevará unos minutos al día, nuestra piel nos lo agradece de la menos manera que sabe, luciendo bonita, cuidada, llena de vida y de color.

Por lo tanto debemos tener clara una cosa, es maravilloso que nos maquillemos los ojos, con nuestras sombras, correctores, eyeliner, etc, pero es completamente necesario que luego, al llegar a casa lo desmaquillamos todo a la perfección y que además tratemos esta zona con cuidado y mimo.

Las pestañas, las fieles protectoras de los ojos

No solo debemos guiarnos por cuidar de nuestros ojos olvidando completamente a las pestañas, ya que son fundamentales para el buen funcionamiento de estos.

Las pestañas son unos pelitos que nacen en los parpados y que sirven de protección al ojo frente a factores externos, como el aire, el polvo, la arena, el agua y cientos de cosas más.

Por este motivo debemos mantenerlas a raya también, ya que si no la cuidamos los pelitos se empiezan a debilitar y se van cayendo dejando al ojo completamente descubierto y desprotegido.

Cuando nos maquillamos los ojos, estoy segura que donde más incidimos es en las pestañas, con el rimel, lo pasamos cientos de veces para que se queden lo más oscuras posibles y además para que se vean más largas de lo que son.

Imagina que no desmaquillamos los ojos y las pestañas se quedan llenas de rimel, de nuevo estamos entorpeciendo en la salud de estas y por lo tanto se verán afectadas, algo que cambiaría si por el contrario, la cuidásemos al diario.

Si tenéis dudas o simple curiosidad de si estáis desmaquillando bien vuestras pestañas o incluso queréis aprender a hacerlo, os dejo por aquí este artículo donde os vais a poder informar de todo: Todo lo que hay que saber para desmaquillar las pestañas.

Cuidar las pestañas

Pasos para desmaquillar de forma correcta los ojos

Volviendo a lo que nos interesa en este artículo, los ojos y los pasos necesarios para desmaquillarlos de forma adecuada, vamos a ver que es lo que debemos seguir sin saltarnos nada, para que este proceso sea lo más satisfactorio posible.

Seguro que todos desmaquilláis vuestros ojos cada día y pensáis que lo hacéis bien (quizás sí), pero la realidad es que algunas veces aunque veamos que ya no hay más pintura a simple vista, nos estamos dejando cosas por hacer y esto es de lo que vamos a hablar ahora.

Los pasos que os voy a dar son los necesarios para desmaquillar los ojos de forma correcta, si no os saltáis ninguno y los seguís todos los días al pie de la letra, veréis que nunca tendréis problemas con esta zona delicada y especial del rostro. No os preocupéis que son pasos sencillos y rápidos de hacer, en cuanto lo hagáis dos días seguidos, le cogéis el ritmo y os resulta agradable y ¡hasta corto!.

  • Primer paso: Lo primero que debemos hacer sin lugar a dudas es lavar con antelación nuestras manos, si estas no están limpias cuando las pongamos sobre el rostro estaremos empeorando todo el proceso de limpieza, ya que podemos contaminar de nuevo la piel o incluso los productos que usemos. Así que recordad, las manos siempre limpias.
  • Segundo paso: Lo segundo muy importante es elegir un buen producto, en el mercado podemos encontrar desmaquillantes especialmente diseñados para esta zona del rostro o si preferís el que usáis frecuentemente también es buena idea, pero que siempre sea adecuado para nuestra piel y que no haga daño en esta zona delicada.
  • Tercer paso: El tercer paso es tener siempre preparado los disco de algodón, son la mejor opción para desmaquillar. Debemos usar algodones diferentes para cada ojo, es decir, el que usemos para el ojo derecho lo tiramos y cogemos uno nuevo para el izquierdo y viceversa. Así evitaremos arrastrar la suciedad de ojo en ojo y causar problemas.
  • Cuarto paso: El cuarto paso será humedecer la zona de los ojos antes de empezar a desmaquillar, de esta manera nos estamos asegurando de ablandar el maquillaje un poco para que luego salga mejor y en menos pasadas del algodón. Humedecer no es mojar con abundante agua.
  • Quinto paso: El quinto paso ya es ponernos a desmaquillar, para hacerlo bien, vamos a ir realizando movimientos suaves y tranquilos, sin ser bruscos ni apretar en exceso. Además es muy importante que siempre vayamos en sentido de los pelos de las pestañas, en la zona superior lo haríamos de arriba hacia abajo y en la zona inferior de abajo hacia arriba, así también estamos respetando al máximo la salud de estas últimas.
  • Sexto paso: El sexto paso es desmaquillar las pestañas, como sabéis son muy delicadas y debemos tener un cuidado extra, a pesar de la resistencia de la mascara de pestañas, debemos ir con cuidado y con movimientos lentos y suaves.
  • Séptimo paso: Por último, es muy importante que al finalizar analicemos detenidamente nuestros ojos y observemos que no haya quedado ningún resto de maquillaje ni suciedad en ellos. Si por el contrario observáis algo de maquillaje pero en zonas difíciles de llegar, os recomiendo el uso de un bastoncillo empapado en desmaquillante.

Estos son los siete pasos que hay que seguir desde el principio hasta el final cuando decidimos desmaquillar nuestros ojos, como veis parecen más al leerlos pero en el momento que os pongáis a hacerlo todo se resume en apenas dos minutos.

Si el maquillaje que lleváis puesto es waterproof o resistente al agua lo ideal es que elijáis un desmaquillante más potente o al menos especializado para eliminar ese tipo de maquillajes, ya que estos son más difíciles de quitar por no reaccionar frente al agua.

De todas formas, antes de nada, os aconsejo que le echéis un vistazo a este artículo y salgáis de dudas frente a la eliminación del maquillaje waterproof: Pasos para eliminar correctamente el maquillaje waterproof.

Después de ver los pasos correctos y de ser conscientes de la importancia de desmaquillar nuestros ojos, espero que todos llevéis a cabo esta rutina y podáis disfrutar plenamente de una mirada radiante el resto de vuestra vida. Recordad que nunca es tarde para empezar a cuidar vuestra mirada y vuestra piel en general.

Desmaquillante de ojos casero

No quería que esta información faltase en este artículo, ya que os aseguro que es uno de los aspectos más deseados en los últimos tiempos, la mayoría de las personas se preguntan si podrían hacer en casa su propio desmaquillante.

Me pregunto cuantas veces habéis pensado en hacerlo y a lo mejor hasta lo habéis preguntado pero finalmente no os habéis atrevido a hacerlo, o quizás sí, en cualquiera de los dos casos os diré que hacer un cosmético en casa y sobre todo lo que nos interesa aquí que son los desmaquillantes de ojos, siempre será una buena opción.

Realmente es una experiencia que nadie debe perderse, ya que además de divertido es realmente bueno para nuestra piel, productos lejanos de la cosmética convencional que a veces tanto daño nos causa. Os dejo un ejemplo de cosmética industrial con los desmaquillantes de Mercadona, por si os interesa toda esa información: Desmaquillantes de ojos Mercadona.

En definitiva, si vuestra duda o pregunta era saber si hacer un desmaquillante de ojos es una buena opción, os digo a gritos que sí y además os invito a que lo probéis, aunque antes de eso, os recomiendo que leáis todo este artículo para que no cometáis errores y además para que tengáis algunas recetas más sobre ellos: Pasos para hacer un desmaquillante de ojos casero.

Desmaquillante casero

Errores al desmaquillar los ojos

Hemos visto los pasos correctos para desmaquillar los ojos y seguro que os habéis quedado sorprendidos de los sencillo que es, a lo mejor incluso lo estabais haciendo bien o quizás mal, pero ahora lo que importa es que ya sabemos como hacerlo para que nuestros ojos siempre se vean preciosos.

Sin embargo me gustaría hablar de los errores más comunes que solemos cometer a la hora de desmaquillar nos ojos, no son muchos pero son importantes y debemos saberlo para no cometerlos nunca más.

Seguramente alguno de estos errores nos haya pasado más de una vez, no pasa nada, lo importante es que no vuelva a pasar una vez que ya lo sabemos.

  • No desmaquillar los ojos antes que el rostro: Lo primero que debemos hacer es desmaquillar nuestros ojos con ese desmaquillante específico para esta zona, aunque si tenéis otro que no contenga irritantes y que sea apto para esta zona, podéis usarlo también. Pero siempre debemos desmaquillar primero la zona de nuestros ojos.
  • Aclarar el rostro con agua muy caliente o muy fría: Usar agua demasiado caliente es malo para la salud de nuestra dermis, ya que retira la barrera protectora de la piel, elimina la grasa natural y los aceites que le proporcionan protección a la piel. Sin embargo el agua demasiado fría no será capaz de eliminar todo el maquillaje del rostro (aunque para finalizar se recomienda el uso de este agua, los últimos segundo del aclarado). Lo ideal es usar agua tibia durante todo el proceso.
  • No usar toallas limpias y ser bruscos al secar los ojos: Si no usamos toallas limpias a la hora de secar la piel, estaremos contaminando de nuevo la dermis con toda la suciedad que tenga esa toalla y por lo tanto todo el proceso de desmaquillaje y limpieza en nuestros ojos no servirá de nada. Además con lo delicada que es esta zona no debemos realizar movimientos bruscos en ella, debemos hacerlo dando especie de toques.
  • Desmaquillar con movimientos que no son adecuados: Hemos visto antes en los pasos correctos que la forma de desmaquillar los ojos tiene direcciones y que lo ideal es hacerlo en el sentido de los pelos de las pestañas para que así no dañemos nada a nuestro paso con el algodón. Además hacer los movimientos de forma correcta nos beneficiará, ya que estaremos estimulando la circulación de esa zona.
  • Usar el desmaquillante de ojos incorrecto: Esto es quizás el error más común de todos y el más peligroso, porque si usamos un producto que no es adecuado para nuestra piel, lo único que estaremos consiguiendo es empeorar la piel en vez de mejorarla, por lo tanto es muy importante que tengamos claro nuestro tipo de piel y nuestras necesidades y solo así sabremos que desmaquillante es el ideal para nosotros.

Estos son los errores más comunes que solemos cometer, como veis son completamente fáciles de evitar, por lo tanto no debéis preocuparos que en cuanto sigáis los pasos anteriores y evitéis estos últimos dos o tres veces, ya las demás os va a salir solo como un rutina ya implantada en nuestro cerebro y que tanto nos agradecerá nuestra piel.

Espero que no tengáis más dudas al respecto y que podáis disfrutar de vuestros desmaquillantes de forma segura y satisfactoria.

Errores que cometemos al desmaquillar los ojos