Cómo cuidar el Contorno del ojo

Los ojos, las ventanas del alma, cuidarlos es un trabajo de tiempo completo que requiere ser tomado muy en serio. Pero cuando hablamos de la zona que los rodea se vuelve un tema que no genera tanto interés para muchas personas, quienes desconocen las posibles opciones que encontramos para mantener la piel de esta área lo más bella y saludable posible, y lograr mantener la apariencia juvenil por un tiempo prolongado.

Cómo cuidar el Contorno del ojo

Y es que cuando pensamos en el contorno de los ojos son muchas las personas que  aún en pleno siglo 21 creen que es imposible mantener esta área del cuerpo libre de los efectos visibles del paso del tiempo, y que desde que comienzan a surgir las primeras arrugas el único camino posible es la resignación, cuando la realidad es mucho más diferente a como se cree y podemos no solo solucionar sino que también prevenir los daños comunes en esta zona tan importante que rodea uno de nuestros sentimos más apreciados.

En la actualidad encontramos una gran variedad de opciones de cómo cuidar el contorno de los ojos, una zona especial que requiere ser tomada en serio y vista con especial atención, siendo el lugar donde solemos observar detenidamente como el peso de los años va surtiendo efecto. Por lo que si te estás preguntando que opciones tienes y a cuales alternativas puedes recurrir para mantener o revitalizar tu mirada te aconsejamos no dejes de leer este artículo.

¿Estás en la búsqueda de opciones efectivas para cuidar la zona de piel que rodea tu mirada? Te puede interesar mucho la Manteca de karité para contorno de ojos

A qué nos referimos con contorno del ojo

Es muy posible que este punto suene un bastante lógico para algunas personas, pero la realidad es que son muchos los que no saben a ciencia cierta qué área abarca el contorno de su mirada, en qué sitio exactamente comienza ni donde acaba esta importante zona de su rostro y da lugar a un espacio diferente, llegando a creer que cuando decimos “contorno del ojo” estamos hablando exclusivamente del área donde se ubican tus parpados tanto superior como inferior.

En realidad, el contorno del ojo es un espacio más extenso de lo que puedes estar creyendo, ya que se extiende desde  donde terminan tus cejas hasta el punto donde puedes tocar el hueso de tu cara, en el que inicia la cuenca ocular en la zona inferior de tus ojos. A los laterales, el contorno de tus ojos abarca desde el inicio del parpado exterior hasta cerca de un centímetro y medio lejos de tu ojo, o lo que sería la anchura de un par de tus dedos, en el punto donde consigues de igual forma tocar tu hueso.

Por qué darle un trato especial al contorno de tus ojos

Por qué darle un trato especial al contorno de tus ojos

Puedes creer que la zona del contorno de tus ojos no requiere que sea considerada para recibir un trato especial, y que con aplicar frecuentemente cremas faciales y protector solar será suficiente para mantener el área limpia, saludable y tersa, y además lograr retrasar lo más posible la temida llegada de los primeros signos de envejecimiento, las linead de expresión y las patas de gallo.

Pero la realidad es muy diferente a lo que funciona en la teoría de los menos expertos, y es que la zona que rodea a tu mirada es mucho más especial de lo que crees, este lugar ocupa la capa de piel más delicada de todo tu cuerpo, siendo de forma estimada hasta 5 veces más delgada que el resto de tu cara, y mucho más que tus brazo, piernas o cualquier área que se encuentre debajo de tu cuello, por lo que resulta lógico que sea necesario aplicar allí productos distintos.

Esta es la principal razón de que sea en este lugar donde sueles toparte con los primeros signos de envejecimiento, incluso mucho antes de que aparezcan en otros sitios de tu piel, siendo posible comenzar a desarrollar arrugas debajo de tus ojos desde antes de que hayas alcanzado los 30 años de edad, algo que suele sorprender a quienes las observas, teniendo la impresión de que algo está funcionando mal en su piel.

Agregado a ello, en la zona exterior del contorno de tu mirada pueden llegar a surgir unas líneas conocidas como “patas de gallo” las cuales no son más que una colección de entre 2 y 4 arrugas profundas, las cuales suelen aparecer después de haber alcanzado los 40 años, cuando la piel es mucho más sensible y de un día para otro los daños generados en el contorno de los ojos comienzan a hacerse notar enormemente.

Todas estas razones nos han llevado con el tiempo a considerar la importancia de la zona del contorno del ojo y prestar mucha mayor atención de la que se solía tener a su cuidado, pudiendo en la actualidad encontrarnos con una variedad sumamente amplia de alternativas que buscan ayudarnos a mantener la delicada piel que rodea la mirada lo mejor cuidada posible.

Las cremas para contorno de ojo, la más costosa pero mejor alternativa

Las cremas para contorno de ojo, la más costosa pero mejor alternativa

Cuando pensamos en las mejores alternativas de cómo cuidar el contorno del ojo, sin duda alguna las cremas para contorno de ojo son la opción ganadora, esta clase de productos en su mayoría han sido diseñados en laboratorios por expertos en el área, los cuales han logrado diseñar formulas especializadas para combatir y lograr prevenir los diversos daños que se pueden generar en la delicada piel de esta área del rostro.

Las opciones que nos ofrece el mercado son sumamente amplias, y varían muchísimo tanto en costo, como calidad y prestigio, siendo que podemos encontrar desde alternativas económicas cuya calidad resulta algo dudosa hasta productos de marcas internacionales sumamente conocidas que ofrecen resultados en tiempo record y están respaldados por una gran cantidad de expertos quienes avalan su funcionamiento.

Por obvias razones estas últimas son alternativas cuyo precio es muy elevado y se encuentran fuera del alcance de los bolsillos más apretados, pero que sin duda si puedes tener la oportunidad de probar, resultarán en el aliado ideal para que logres revertir prácticamente cualquier problema estético que puedas estar presentando en el área del contorno de tus ojos, siendo indudablemente la opción favorita de las más fanáticas del cuidado facial.

En cuanto a la variedad, hay que destacar que ni las cremas para contorno de ojos ni ningún otro producto hace milagros, aún no ha sido inventada la crema que logre resolver en poco tiempo todo el amplio abanico de posibles problemas que puede padecer la delicada piel que rodea a los ojos, por ende siempre debes tener en cuenta que una crema para contorno de ojos que se especialice en el tratamiento de las arrugas no surtirá mayor efecto si buscas combatir las ojeras por ejemplo.

Por esta razón, en muchos casos resulta necesario alternar o combinar el uso de diversas cremas, las cuales te sirvan en distintos problemas específicos que puedes estar padeciendo en tu piel, pero aun así, esto no significa que esta clase de productos sea una estafa, sino al contrario, cuando son versiones concentradas en un área en particular lo común es que surtan mejores resultados que las alternativas más generales.

Si te interesa aprender la manera correcta de utilizar esta clase de productos, puedes visitar el siguiente link: Cómo aplicar el contorno de ojos

No te olvides de los productos hechos en casa

No te olvides de los productos hechos en casa

En segundo lugar luego de las cremas para contorno de ojos, la mejor alternativa que te podemos recomendar son los productos naturales, y es que no es por nada que esta opción esté ganando día tras día mucha más fama y acumulando adeptos alrededor de todo el mundo, quienes han ido dejando de lado las opciones comerciales que nos brindan las marcas reconocidas para empezar a untar sobre su piel preparados caseros que están cargados de ingredientes benéficos.

Esta opción de productos caseros y productos naturales lleva una gran ventaja sobre su contraparte comercial en el punto económico, ya que en la mayoría de los casos una estupenda crema para contorno de ojos, mascarilla o ungüento natural termina generando resultados muy similares que la versión comercial, y a cambio de un precio mucho menor.

Por otro lado, utilizando esta alternativa es mucho más probable que conozcas a profundidad qué clase de productos estás aplicando sobre tu piel, ya que si te has tomado en serio la tarea y has comenzado a preparar tus propios productos para el contorno de los ojos, estarás añadiendo en ellos exclusivamente ingredientes que ya conoces, sin la sorpresa de encontrarte con que tu preparado cuenta con añadidos que no generan ningún beneficio real a la piel, como en el caso de algunas cremas comerciales.

Sumado a ello hay que destacar la inmensa variedad de ingredientes que puedes llegar a utilizar, logrando con la suficiente práctica crear inclusive tus propias recetas, que estén pensadas de una forma mucho más personalizada e incluyan los ingredientes que mayor efecto hacen para tu problema en especial, teniendo en cuenta la posible incompatibilidad que puedan presentar entre ellos.

Por último, debemos mencionar el lado negativo, ya que nuevo como en el caso anterior no todo puede ser color de rosas, y al optar por la opción más natural de todas debes considerar que estos preparados, al ser alternativas que muchas veces sacamos de internet y que no han sido evaluadas para prevenir reacciones adversas, existe la pequeña pero presente posibilidad de que tus ojos reaccionen de manera inesperada.

Puedes llegar a desarrollar alguna reacción alérgica, picazón, ardor, enrojecimiento o cualquier clase de síntoma desfavorable si no tienes el suficiente cuidado al untar sobre el contorno de tus ojos cualquier producto natural al cual no le hayas realizado previamente una prueba de alergias. Pero esto es muy simple de prevenir, simplemente deberás procurar prestar especial atención cuando vayas a aplicar el producto por primera vez y realizar una prueba de alergia antes de incluirlo de forma habitual en tu rutina.

Ingredientes que debes incluir

Ingredientes que debes incluir

Este es un punto que debes tener en cuenta siempre, ya sea que hayas optado por adquirir productos de marcas comerciales o prefieras fabricar tus propias mascarillas, cremas o preparados en tu casa. Y es que como seguramente habrás notado en muchas marcas comerciales, existe la costumbre de incluir ingredientes naturales para brindar a tu cuerpo los beneficios que la naturaleza nos regala en el mundo de la estética.

Y en cuanto al cuidado del contorno de los ojos, la ley sigue siendo la misma, por esto existen algunos ingredientes que puedes buscar en las etiquetas de tus productos o en la tienda para asegurar cuidar a profundidad esta delicada zona, ingredientes que si logras aplicar en tu mirada el resultado será muy favorecedor y lograrás cuidar de forma efectiva la zona.

Aceites y aceites esenciales

Argán, aguacate, coco, almendras, jojoba, rosa mosqueta, uva, son muchos los aceites que se extraen de diversas plantas y semillas, los cuales están sumamente cargados de nutrientes que pueden beneficiar la zona del contorno de tu mirada, la gran mayoría de ellos brinda diversos beneficios para algunos problemas frecuentes, siendo posible variarlos o combinarlos para obtener mejores resultados en tu rutina de cuidado del contorno de los ojos.

Junto a los aceites encontramos los llamados aceites esenciales, que aunque muchos los confundan no son la misma cosa, sino que producto de diversas plantas y flores, los cuales destacan por poseer un fuerte aroma y ser utilizados en la perfumería y algunos tratamientos en el mundo de la estética, por lo que es posible encontrarlos como ingrediente secundario en cremas para el contorno de ojos.

Vitamina E

Uno de los más grandes destacados cuando pensamos en ingredientes con los que cuidar el contorno de la mirada, la vitamina E es uno de los antioxidantes naturales más utilizados en el mundo, el cual tiene la capacidad de ayudar al cuerpo a prevenir la oxidación celular, una de las principales causad de la aparición de arrugas en la piel.

La vitamina E está presente en una gran cantidad de cremas comerciales tanto de alta como de baja calidad, pero también puedes adquirirlo en forma de pequeñas capsulas cuyo contenido puedes utilizar como ingrediente en las preparaciones caseras que vayas a realizar con el objetivo de mantener fresca y tersa la piel que rodea a tus parpados.

Colágeno o colágeno hidrolizado

El colágeno, conocido por muchos como el secreto de la juventud, una sustancia que existe en nuestro cuerpo de manera natural pero que con el paso de los años comienza poco a poco a disminuir, causando la aparición de líneas de expresión, arrugas, manchas, bolsas en los ojos, flacidez cutánea, hinchazón de los parpados y patas de gallo, todos reconocidos como los más resaltantes problemas estéticos del contorno de los ojos.

Por esta razón no te debe sorprender que muchas cremas destinadas a ser utilizadas en esta zona de la piel incluyan colágeno entre sus ingredientes, el cual puede venir también de forma hidrolizada, la cual no es más que una alteración que genera que la sustancia sea mucho más fácil de absorber por la piel, haciendo que los signos ya presentes vayan poco a poco disminuyendo y logrando prevenir su aparición.

Aloe vera

Muchas son las bondades que se le atribuyen al aloe vera, al punto de ser considerada por muchas personas como una planta milagrosa, ya que aporta un sinfín de nutrientes, cualidades desinflamatorias y un alto valor hidratante que puede ser aprovechado por todas las zonas de nuestro cuerpo, por esta razón, utilizarla como ingrediente para cuidar el contorno de la mirada es una opción que no podemos dejar pasar.

Elastina

Otro ingrediente fácil de conseguir en cremas comerciales, el cual ayuda al cuerpo a mantener y recuperar la elasticidad general de la piel, algo que debemos tener en cuenta cuando pensamos cuidar el contorno de los ojos, ya que en este lugar, donde la piel es muy delicada, la perdida de la elasticidad se va dando de forma muy natural con el paso de los años, causando la aparición de bolsas en los ojos y dando la impresión de parpados caídos.

Coenzima Q10

La favorita de los expertos, al igual que el colágeno la coenzima Q10 es una molécula que se encuentra de manera natural en el cuerpo humano, pero al cumplir 25 años comienza poco a poco a disminuir, generando una gran cantidad de consecuencias no solo estéticas sino en el funcionamiento general del cuerpo.

En la zona de al redor de la mirada, la falta de esta coenzima va generando la aparición de arrugas, por lo que lograr añadirla de forma directa en el área termina siendo la opción ideal para retrasar los efectos que produce su escases. Por esta razón cada vez vemos en el mercado muchas más cremas para contorno de ojos que incluyen Q10 entre sus ingredientes más resaltantes, algo que indudablemente querrás aprovechar.

Retinol

El retinol es un potente y bastante conocido regenerador celular, el cual ha ganado bastante fama entre los fabricantes de productos antiedad, debido a la capacidad que da a la piel de mantener e incluso recuperar la firmeza que hay perdido. Este producto no es más que la vitamina A convertida en un activo cosmético que ayuda a estimular la producción natural de colágeno, lo que también previene la formación de arrugas y ayuda a que las ya presentes sean eliminadas desde el interior.

Por esto es tan común encontrar retinol en cremas y productos para el contorno de ojos, especialmente en los destinados al tratamiento de las patas de gallo, parpados caídos y bolsas en los ojos, ya que este último suele generarse por la flacidez de la piel, algo en lo que el retinol ayuda enormemente.

Si t está gustando este artículo puedes continuar tu lectura visitando nuestro tema especial sobre Aceite de jojoba para contorno de ojos

Distintas formas de complementar el cuidado del contorno de tus ojos

Distintas formas de complementar el cuidado del contorno de tus ojos

Debes siempre tener en cuenta que si bien las cremas y otros tratamientos destacan como excelentes aliados cuando pensamos en opciones para cuidar la piel que rodea tu mirada, no puedes negar que por sí solos no solucionan los problemas, ya que estos como todos los problemas estéticos vienen dados por diversos factores, los cuales en algunos casos son imposibles de evitar, como el propio paso del tiempo que tarde o temprano cobrará factura.

Pero si bien es imposible impedir algunas causas, existen pequeñas acciones que actúan como factores extra que pueden serte de gran ayuda para mantener el contorno de tus ojos lo más saludable y bello posible. Todas estas alternativas son opcionales pero puedes comenzar a aplicarlas de manera recurrente hasta volverlas un hábito común en tu vida diaria incluso si no has comenzado a aplicar ninguna clase de tratamiento sobre la piel del contorno de tus ojos

Lava tu rostro cada día

El primer punto que necesitas conocer es una práctica que probablemente ya estás realizando con frecuencia, pero que aun así es sumamente importante recalcar por las consecuencias positivas que trae a tu cutis en general, no solo al contorno de tus ojos. Y es que la limpieza de tu rostro es un punto sumamente indispensable, ya que de ella depende que tus poros y tu piel puedan respirar con naturalidad.

Si no realizas diariamente un proceso de limpieza, poco a poco se irá acumulando una capa de contaminantes sobre tu piel, los cuales en su mayoría provienen de factores externos como la polución y el humo propio de las ciudades, pero también de la propia grasa que va soltando tu piel, causando poco a poco que aparezcan arrugas y líneas de expresión, e inclusive dando paso al temido acné.

Utiliza crema humectante o crema facial

Más arriba te hemos mencionado que la crema facial por sí sola no genera la totalidad del cuidado que el contorno de tus ojos requiere para mantenerse saludable y terso, pero esto no significa para nada que sea un paso que debas saltarte, ya que la hidratación que ofrece la crema facial o la crema humectante es un extra que siempre será necesario para lograr la suavidad deseada en esta zona.

Come balanceado

Sí, es cierto, somos lo que comemos, un dicho muy popular que muchos creen falso pero cuando hablamos del cuidado de la piel, especialmente en la apariencia general de la misma y en zonas delicadas como en el contorno de ojos no existe una frase que esté mejor diseñada.

Y es que a fin de cuentas, no importa qué clase de producto decidas utilizar, si optas por correr y adquirir la crema más costosa del mercado que incluya la última tecnología, un sérum natural o simplemente aplicar un tratamiento regular en la zona que rodea tu mirada, si esto no va acompañado con cambios reales en tu estilo de vida y el tipo de alimentación que llevas si la misma no es totalmente saludable.

Debes dar mayor prioridad al consumo de alimentos orgánicos, frutas y verduras naturales, carnes de buena calidad que posean menor contenido graso, y en general comenzar a incluir en tu dieta a la totalidad de los grupos alimenticios, siempre en la proporción adecuada. Debes recordar que los alimentos enlatados y procesados tienen en su mayoría grandes cantidades de conservantes, los cuales generan consecuencias negativas a tu organismo.

Además las frituras y comidas rápidas, las cuales son muy prácticas y deliciosas en realidad llenan tu cuerpo de sustancias dañinas, que terminan acumulándose y dando una apariencia poco saludable a tu piel en general, algo que notarás especialmente en el contorno de tus ojos.

Bebe suficiente agua

Y junto con el caso de la comida va la ingesta de líquidos. Un camino seguro a mantener el contorno de tus ojos saludable es consumir diariamente cantidades adecuadas de agua, siendo lo ideal para un adulto promedio al menos 8 vasos de agua diariamente, teniendo en cuenta que cuando nos referimos a agua, es agua pura, no jugos envasados ni bebidas gaseosas, los cuales no hacen sino añadir cantidades grandes de azúcar a nuestro organismo.

El no beber la cantidad adecuada de agua es una causa bastante común del surgimiento de ojeras y de la apariencia de tener los ojos hundidos, esto debido a que el organismo no logra cubrir la demanda de líquido que requiere. Además, la falta de agua se aprecia en la apariencia general de la piel, ya que esta se torna opaca u mucho más propensa a la resequedad, algo que se soluciona prontamente cuando comienzas a dar mayor prioridad al vital líquido.

Utiliza protector solar

El último consejo que podemos darte es uno de los más relevantes, ya que como te hemos mencionado varias veces a lo largo de nuestro artículo, la piel que rodea la zona de tus ojos es mucho más delgada y por ende más delicada que la que se encuentra cubriendo el resto de tu rostro, por lo que resulta mucho más propensa a recibir daños externos, como los generados por la exposición prolongada a la luz solar directa.

Para prevenir estos daños es esencial que comiences a aplicar sobre el contorno de tus ojos pero también en  toda tu cara, cuello, escote y cualquier zona de tu cuerpo que se vaya a encontrar directamente expuesta, un protector solar lo suficientemente fuerte, siendo como mínimo un factor de protección solar de al menos 30, siendo necesario aumentarlo hasta 50 en los meses de verano, cuando los rayos UV son mucho más fuertes.

No cubrir tu piel de estos dañinos rayos trae como consecuencia principal que se acelere el proceso de deterioro de tu piel, dando paso a la aparición mucho más prematura de los signos den envejecimiento, y acentuando más rápidamente las arrugas leves que puedas tener. Debes recordar que los daños por el sol son en su mayoría irreparables, por lo que en este caso la prevención es totalmente la clave del éxito.

Si tu piel ya presenta algunos daños visibles en el área que rodea tu mirada, nuestro artículo sobre Cómo solucionar los problemas del contorno de ojos te puede interesar.

Desde qué edad debes comenzar a prestar atención al contorno de tus ojos

Desde qué edad debes comenzar a prestar atención al contorno de tus ojos

Esta es una pregunta que muchas personas se suelen hacer muy seguido, ya que muchos creen que el cuidado del contorno de los ojos es algo exclusivo para las pieles más maduras, por ende si eres aún una persona joven, la cual no ha comenzado aún a apreciar de forma visible los signos del paso del tiempo y consideras que las arrugas son un tema que faltan años para comenzar a causarte preocupación, lo más seguro es que no estés considerando la necesidad de aplicarte productos en esta zona de tu piel.

Pero a pesar de que de cierta forma tienes algo de razón y esto no debe ser causa alguna de preocupación, si es necesario que sepas que aunque tu piel aun no presente signos visibles es muy probable que ya haya comenzado poco a poco a deteriorarse, especialmente si ya has cumplido los 25 años, que es el punto donde el colágeno y la coenzima Q10 comienzan a disminuir dentro de tu organismo.

Debes saber que aunque aún no presentes bolsas en tus ojos, arrugas, líneas de expresión o incluso nunca hayas padecido de ojeras, el uso del contorno de ojos no pierde para nada su importancia, esto debido a que siempre será mucho más fácil prevenir que tener que curar y es a partir de este momento que la prevención se vuelve la clave.

El uso de productos para el cuidado del contorno de los ojos realmente no tiene una edad estimada desde la cual sea estrictamente necesario comenzar a aplicar, sino que puedes tomar la decisión de cuidar la piel que rodea tu mirada desde cualquier punto de tu vida, cuando así lo consideres necesario, teniendo obviamente en cuenta que si aún no has alcanzado los 20 años lo mejor será evitar exponer tu piel a esta clase de cremas, ya que pueden terminar siendo contraproducente.

Y es que es importante que sepas que si bien la prevención es la mejor medicina, si aún eres muy joven y no ha comenzado a disminuir tus niveles de colágeno, el exponer a tu piel a un exceso de estímulos externos y sustancias que aún produce de forma natural puede darle señales erróneas a tu organismo, haciéndolo creer que ya no es necesario producirlas por sí mismo, causando cierta dependencia y que se acelere el deterioro de tu piel si dejas de aplicar cremas sobre ella.

¿Prevenir o tratar

¿Prevenir o tratar?

Ya hemos mencionado en el punto anterior que en la mayoría de los casos de cuidado del contorno de los ojos la prevención siempre será la clave y punto a tener muy en cuenta, pero esta es una norma que aplica todo el tiempo, ya que siempre va a depender de diversos factores como el estilo de vida, los daños que se encuentren ya presentes en la piel y el paso del tiempo, los cuales pueden varíen mucho entre una y otra persona.

Si bien la prevención es sumamente importante, existirán momentos en los que ya no será turno de dedicarse de lleno a ella, sino que acompañarla por un tratamiento más efectivo, que logre ayudarte a combatir los problemas que presente el contorno de tu mirada. Pero, aunque este punto dependa en muchos  casos de tu condición es específico, de forma general podemos agrupar los cuidados en tres grandes grupos que varían a lo largo de tu vida.

Después de los 25 años

Más arriba te mencionamos que a los 25 años tu cuerpo sufre grandes cambios, entre los que destaca que comienza a padecer la disminución del colágeno, algo que seguramente no notarás en este momento pero hace de esta etapa el punto primordial que puede definir tu apariencia general en un futuro un tanto lejano.

Y es que si no quieres que los problemas que hoy ves a años luz en 15 años se vuelvan un martirio que te quita el sueño, lo más aconsejable es que esta etapa tengas como único objetivo en el cuidado del contorno de tus ojos la prevención. Puedes dar mayor importancia al protector solar, utilizar productos humectantes y que te brinden cargas extra de nutrientes, sin ser aún necesario que pienses en utilizar los que sean más ricos en colágeno sino más bien en vitamina C.

La vitamina C es también un gran aliado en esta lucha contra el envejecimiento prematuro, ya que ella va directamente asociada a la producción de colágeno en tu cuerpo, pudiendo ser el puente que te lleve a atrasar lo más posible el inicio de la aparición de los primeros signos, que son las leves líneas de expresión que surgen en la zona inferir del parpado.

También puedes comenzar a aplicar té verde, ya que este es perfecto para combatir y prevenir las ojeras, algo bastante común en esta edad, cuando solemos llevar un estilo de vida más activo y lleno de estrés, donde es común restarle cierta importancia a las horas de sueño (algo que también te conviene cambiar para evitar problemas cuando llegues a tus 30).

Después de los 40 años

La siguiente etapa de tu vida que amerite cambios en la rutina que llevas para cuidar el estado del contorno de tus ojos comenzará aproximadamente a los 40 años, donde los productos para el contorno de ojos cobran mayor protagonismo debido a que comienza a notarse poco a poco la llegada de ciertos signos del paso de la edad, principalmente si antes de ente punto no habías tomado casi importancia a esta zona de tu piel.

Es normal que a los 4o años comiencen a surgir arrugas un poco más notorias, e incluso de un día para otro notes como aparecen las patas de gallo, por esta razón ya preocuparte exclusivamente de la prevención no será para nada suficiente, sino que será turno de alternar entre prevención y tratamiento, siendo el momento perfecto para introducir productos ricos en retinol, Q10 y colágeno sin dejar de lado el aloe vera y demás sustancias preventivas.

Otro cambio que seguramente notarás es que poco a poco tu piel se ha ido tornando más sensible, incluyendo a la piel del contorno de tus ojos, por lo que el maquillaje que apliques en ellos tendrá que ser de mejor calidad para evitar que se pueda acumular grasa en la zona inferior dando paso a la hinchazón el en área. Además que seguramente el contorno de tus ojos perderá humectación más rápido así que el camino a la prevención será cambiar tu humectante por uno más concentrado.

Después de los 50 años

El paso final es cuando hayas alcanzado la hermosa edad de 50 años, en este atrás habrán quedado las oportunidades de centrarte en prevenir y buscar retrasar lo más posible la llegada de las arrugas, ya que ellas estarán mucho más próximas a alcanzarte de forma inevitable. Aquí en esta etapa es donde sin duda terminarás por notar el esfuerzo y dedicación que habrás invertido en el cuidado del contorno de tus ojos, o la falta de atención en esta zona.

Sea cual sea el caso, las arrugas tarde o temprano surgirán en mayor o menor proporción a lo largo de esta década, ya que a fin de cuentas son el resultado inevitable de un proceso natural, lo que significa que la crema antiedad pasará a ser la indiscutible protagonista, dejando las preventivas muy atrás en importancia, pero sin tener que ser eliminadas totalmente de forma obligatoria ya que aún tendrán cierto poder en tu piel.

Sumado a esto, los aceites que mantienen la humectación en tu piel tendrán más importancia que nunca, y junto a ellos estarán los productos como la elastina, el retinol y cualquier aliado que te ayude a conservar la firmeza de la zona del contorno de tus ojos, ya que la perdida de colágeno será mucho mayor, siendo que la producción natural habrá disminuido a menos de la mitad, trayendo como evidente consecuencia la perdida de firmeza, causa principal de los parpados caídos y de las bolsas en los ojos.

Si has quedado con ganas de aprender un poco más sobre métodos para mantener saludable la zona del contorno de tu mirada, te invitamos a visitar el siguiente link: Los mejores aceites para el contorno de ojos

Como habrás notado, las maneras de cuidar el contorno de tus ojos son muchísimas, y puedes comenzar a aplicarlas desde muy joven, antes de que tu piel comience a presentar signos de envejecimiento, así que no esperes más, anímate y comienza a cuidar de manera efectiva la piel que rodea tu mirada, ya que en unos años sin duda todo tu esfuerzo será bien apreciado por tu cuerpo y tu autoestima.