Desde ya os digo que esta crema me encanta y que me ha sorprendido mucho en cuanto a los resultados que me ofreció desde el primer día, así que empezaremos el artículo hablando de todo lo que adoro a la marca y al producto.

Los que me conocéis sabéis que soy un poco especial en cuanto al cuidado de la piel, no suelo tener muchos potingues en casa pero cuando me encapricho de uno en especial… ese ya no sale de mi neceser y algo así es lo que me ha pasado con esta crema de colágeno.

La compré en la web de Nezeni a un precio bastante bueno hace ya varios meses, no recuerdo muy bien el tiempo exacto pero sabiendo que es el tercer bote que uso, calculo que unos 6 meses aproximadamente, así que me ha dado tiempo a comprobar lo maravillosa que es y venir aquí para hablaros de ella.

Según todas las fuentes mediante las que me informé, mi piel apagada, flácida, acartonada, seca y con arruguitas cada vez más marcadas, necesitaba un chute de colágeno que me cambiará el aspecto por completo y consiguiera que ésta se viera bonita, iluminada, jugosa, firme y tersa.

Así que me puse manos a la obra con la búsqueda y afortunadamente me topé con esta maravillosa loción de Nezeni de la que vamos a hablar en el post de hoy.

¡Prestad atención que os voy a contar con todo detalle mi experiencia con la crema!

Si os interesa conocer más sobre esta sustancia, os recomiendo este post tan interesante: Todo sobre el colágeno para la piel.

Nezeni, el colágeno y mi piel, un combo perfecto

He querido titular este apartado con esos tres motores importantes, porque realmente os voy a hablar de ellos de forma relacionada, ya que han trabajado como ¡un gran equipo!

Nezeni, una firma que piensa en la piel, en la salud de esta y en las necesidades más básicas, utiliza elementos naturales a la hora de crear sus productos, de manera que éstos trabajarán de forma más similar a nuestra propia naturales, ofreciendo así un trato suave y seguro, a la misma vez que efectivo.

Gracias a su implicación con la dermis, la marca ha ido más allá y ha conseguido que los productos tengan unos niveles de conservantes muy bajitos, de forma que evitaremos a toda costa el temido efecto combinado que con el uso de tantos productos solemos sufrir muy frecuentemente.

Esta crema con el colágeno por banderas me prometía conseguir una piel (bajo mi punto de vista) de ensueño y ¡vaya si lo ha conseguido!

¿Qué me prometía la crema?

Lo primero en lo que me fijé fue en todo aquello que me prometía la propia marca, para saber si me ofrecía lo que necesitaba realmente, así que me informé todo lo que pude y finalmente saqué estas aclaraciones sobre lo que nos garantiza:

  1. Conseguir que la piel sea más elástica
  2. Lograr que tenga un aspecto mucho más tenso
  3. Encontrar ese punto en el que nos veamos radiantes
  4. Acabar con las arruguitas o las líneas de expresión que puedan ir apareciendo
  5. Aportar luminosidad y vida al cutis

Cuando me enteré de todo esto me quedé muy sorprendida, además pensé «pues sí que apunta alto Nezeni», porque sinceramente para mi (que apenas había cuidado mi rostro antes) conseguir que mi cutis cumpliera todas las pautas anteriores era tener una piel de ensueño… ¡y eso fue lo que conseguí!

¿Quieres conocer otras formas que enriquecerte de colágeno?, aquí verás todas las posibilidades que tienes: Cómo aumentar los niveles de colágeno.

Cómo conocí cada detalle de la Crema de Colágeno de Nezeni 

Aunque mi intención solo era comprarla y probarla cuanto antes, lo cierto es que busqué un poco de información antes para ir convencida del todo.

Ya luego si que no tuve ni una sola duda de que realmente quería utilizar esta crema y ahí es donde comenzó mi gran aventura con la mejor crema de colágeno que he probado, ahora comprenderéis el por qué.

Dicho todo, estas fueron las conclusiones que pude sacar:

El tacto de la loción en la piel

Textura crema colageno Nezeni

Para mi la textura es primordial, tanto que voy a comenzar hablando de ella, porque sé de sobra que a mi me gustaría encontrarme de lleno con ella si buscase información sobre un producto, así que ¡estáis de suerte todos aquellos que seáis como yo!

Sin dar mucho rodeo, esta crema tiene una textura maravillosa, ¿sabéis eso de que te gusta tanto el tacto de algo que necesitas estar constantemente sintiéndolo?, pues algo así me ocurrió a mi con este producto.

Muchas veces estuve muy tentada de ponerla más de dos veces al día, pero finalmente me contuve porque quería hacer las cosas bien y sacar el máximo provecho de ella.

La sensación que deja en la cara me encanta, esa jugosidad, nutrición, confort, todo junto… pues así es como describiría yo lo que siento después de usarla.

Deja el cutis muy hidratado pero sin brillos ni untuosidades, os lo digo yo que tengo la dermis bastante grasa y era uno de los mayores miedos que tenía a la hora de utilizar un cosmético tan hidratante, pero resulta que ¡fue todo un acierto!

 La textura es suave, fluye muy bien y se absorbe al instante, sin dejar ningún tipo de sensación grasa. Además deja el cutis jugoso e hidratado.

El aroma que percibimos durante la rutina

El olor es algo que me dice mucho de un producto, siempre que huelo una crema y percibo una fragancia artificial o muy fuerte, me resulta verdaderamente desagradable, así que en este cosmético al contener perfume natural iba buscando un olor agradable.

Y efectivamente, cuando vertí un poco de la loción en mi dedo y me lo acerque a la nariz, supe reconocer el olor a la perfección, huele a manzana de forma muy sutil y suave.

Aporta mucho frescor y buen ambiente al momento de la rutina, por lo que a mi personalmente me parece de lo más encantador.

Un aspecto importante es que el olor no se queda en la piel durante mucho tiempo, en cuanto la crema se extiende y se absorbe el aroma no tarda de 5 segundos en desaparecer, otro de los puntos que me parecen muy guays, ya que así la fragancia nunca se hace pesada.

El producto huele a manzanas, un aroma muy fresco y sutil que resulta de lo más encantador y reconfortante.

La formulación, a base de ingredientes naturales

Solo me hizo falta echar un vistazo al INCI para quedarme con la boca abiertahe visto muchas composiciones pero realmente esta supera a cualquier otra crema que yo haya utilizado.

Os voy a dejar la tabla de ingredientes por aquí para que podáis verlo con vuestros propios ojos, pero ya os adelanto que ¡os va a encantar!

Aqua, Cetearyl Wheat Straw Glycosides (And) Cetearyl Alcohol, Caprylic/Capric Triglyceride, Glycerin, Pentylene Glycol, Dicaprylyl Carbonate, Glyceryl Stearate SE, Silica, Hydrolyzed Collagen, Stearyl Alcohol, Benzyl Alcohol, Potassium Cetyl Phosphate, Carboxyethyl Aminobutyric Acid, Methylsilanol Mannuronate, Cetyl Alcohol, Ethylhexylglycerin, Butylene Glycol, Allantoin, Sodium Chondroitin Sulfate, Helianthus Annuus Seed Oil, Rosmarinus Officinalis Leaf Extract, Vitis Vinifera Leaf Extract, Malus Domestica Fruit Cell Culture, Euterpe Oleracea Fruit Extract, Adenosine, Lecithin, Whey Protein, Sodium Benzoate, Potassium Sorbate, Phenoxyethanol, Ceratonia Siliqua Gum, Citric Acid, Xanthan Gum, Tocopherol, Phospholipids, Sorbic Acid, Parfum, Benzyl Salicylate, Geraniol, Butylphenyl Methylpropional , Citronellol, Hexyl Cinnamic Aldehyde, Alpha-Isomethyl Ionone.

La lista es bastante extensa precisamente porque está repleta de activos muy buenos, desde que la vi por primera vez supe que sería una loción muy muy completa y que además no me causaría ningún tipo de reacción ni problema.

Aunque podéis verlo en la lista, me encantaría contaros todo lo que sé sobre los ingredientes más principales:

  • Colágeno hidrolizado. Esta sustancia es sin duda la más fundamental del producto, se encargará de aportar nutrición y conseguir que la piel se vea más lisa. A la misma vez iré rellenando las arruguitas y consiguiendo por lo tanto que la dermis se vea más joven.
  • Silicio orgánico. Este ingredientes además de ser el encargado de suavizar y aportar elasticidad a la piel, también desempeñará el papel fundamental de ayudar en la síntesis del ácido hialurónico.
  • Extracto de Vitis Vinífera. Este elemento extraído de la uva cuenta con multitud de propiedades antioxidantes e hidratante, pero no solo eso, sino que también es antifúngico. Por último también tiene la capacidad de proteger a la dermis frente a los rayos solares.
  • Extracto de Açai. Este ingrediente se encargará de mejorar o controlar el acné, prevenir posibles irritaciones o reacciones y además gracias a sus propiedades antioxidantes mantendrá a la piel protegida, por lo que se conoce que ayuda a que nos veamos más jóvenes.
  • Adenosina. Se trata de una sustancia que aportará energía e hidratación a las células cutáneas, consiguiendo que la piel adopte un aspecto más bonito. Gracias a esto podemos decir que prevendremos el envejecimiento de la dermis.
  • Glicerina. Un elemento que destaca por su capacidad a la hora de hidratar y suavizar la piel, consiguiendo así además que ésta se encuentre más nutrida, jugosa y por lo tanto más joven.
  • Células madre de manzana. Además de aportar un aroma maravilloso, también se encargará de proteger y impulsar el crecimiento y la mejora de las células de la piel.

Seguro que os ha sorprendido tanto como a mi cuanto le eché un vistazo por primera vez, ya que ¡la formulación promete y mucho!

 Su formulación me pareció muy completa, de buena calidad y efectiva. 

Para aquellos que queráis conocer todas las propiedades del ingrediente estrella, esta información os gustará: Qué es el colágeno hidrolizado y cuáles son sus beneficios

El recipiente ¿es práctico?

Envase crema colageno Nezeni Cosmetics

Ya solo me queda hablaros un poco sobre el envase, que aunque penséis que no es relevante, si que lo es, sobre todo a la hora de saber si es cómodo y práctico o si por el contrario va a resultar ser un incordio.

Yo soy de las que me llevo mis potingues a todos lados, ¡ahora que he conseguido ser constante!, así que realmente para mi es importante que el producto sea manejable, además también soy un desastre con los formatos en los que hay posibilidad de desperdicio de producto, ¡porque siempre acabo malgastando mucha loción!

El bote de esta crema de Nezeni es todo con lo que siempre he soñado en cuanto a recipientes, es cierto que el diseño… bueno, no es nada del otro mundo pero sin embargo yo lo asemejo a elegancia y sencillez,  quizás por los colores o la forma del bote.

El hecho de que sea de plástico duro opaco me parece de lo mejor, ya que eso de tener que estar guardando el bote en armarios oscuros para que no le de la luz y se estropee la loción… como que para mi (con lo despistada que soy) era un poco difícil, de esta forma puedo dejarlo en el mueble del baño a la vista y así todo me resulta más sencillo.

¡Tiene pulsador!, para mi esto siempre es una alegría, porque me resulta el formato más cómodo de todos, además ¿os he dicho que no me gustan nada los tarros en los que hay que introducir los dedos?, que luego se contaminan, se estropean, se ensucian…, pues Nezeni ha dado en el clavo con este aspecto, así que estoy encantada.

El tamaño no es ni muy grande ni muy pequeño, así que me viene genial para las veces que quiera salir de casa y llevarme la crema a todos lados.

Contiene 50 ml de crema, que a mi aproximadamente me dura  unos dos meses utilizándola de forma diaria, así que no está nada mal, eso sí, hay que poner la cantidad que corresponda (de eso ya he aprendido yo bastante, que al principio me pasaba de exagerada…)

El envase es sencillo pero seguro, cómodo y práctico, además ¡me encanta que tenga pulsador!

¿Donde se puede comprar y que precio tiene?

Ahora que ya estaba super enamorada de la crema, tenía que buscar donde comprarla y resulta que Nezeni no tiene tienda física, por lo que mejor para no estar como loca dando vueltas de un sitio a otro, la compre online en su página web y me llego muy pronto, la verdad que mucho antes de lo que me esperaba.

Además, para aquellos que no os manejéis muy bien con las compras online, ya os digo que no tienen ningún tipo de complicación, es muy sencillo y todo os va saliendo paso a paso, yo tardé literalmente 5 segundos en comprar la crema.

A mi me costó 24,90€, ese es su precio en la web de Nezeni, así que ya veis que no es nada cara para todo lo que ofrece, sobre todo sabiendo ahora que dura unos dos meses de uso constante.

Comprar es muy sencillo, se puede hacer mediante la página web de Nezeni (con un precio de 24,90€) o mediante Amazon (su precio es de 30,90€).

Hay otra opción de comprarla y es a través de Amazon, aunque aquí he buscando información y su precio es de 30,90€, su precio sube unos 6€ por cuestiones de intermediarios.

Mujer aplicando crema de colageno

Ya os digo que para mi ha sido todo un descubrimiento, ¡y no podía pasar desapercibida!, tenía que compartir con todos vosotros mi opinión, así que espero que os haya gustado y que le deis una oportunidad.

¡Ya me contaréis que tal os ha ido!