Cómo hacer una crema antiarrugas casera

Cuando pensamos en un rasgo que realmente sea característico de la edad, del paso de tiempo e incluso, de la llegada de la vejez, todos estamos de acuerdo que entre tantos existentes hay uno que resalta enormemente y se lleva el premio mayor ¡Las arrugas! Y es que la mayoría, por no decir todas las personas solemos asociar la aparición de las primeras arrugas con el final de la juventud.

Cómo hacer una crema antiarrugas casera

Y es que es tan común el pensamiento de que si vemos la primera de ellas es solo cuestión de muy poco tiempo para que nuestro rostro y piel tenga una apariencia similar a la de nuestras tiernas y amadas abuelitas y solemos entrar en una especie de pánico, buscando la mejor manera de detener o atrasar lo más posible su aparición, principalmente después de que hemos alcanzados los 40 años, que es el punto donde realmente comenzamos a notarlas.

Entre tantas posibles soluciones, las cremas resaltan por su practicidad frente a otros tratamientos, pero aunque en el mercado existe una amplia gama de opciones con algunas a precios realmente accesibles siempre está la posibilidad de elaborar tus propias cremas antiarrugas en casa, las cuales te pueden brindar los mismos resultados que las versiones comerciales, con la diferencia de que suelen ser a un precio más económico que estas.

Si te interesa conocer un poco más sobre este tema no te pierdas nuestro artículo titulado Cómo eliminar las arrugas del entrecejo

Por qué hacer tus propias cremas antiarrugas caseras

Por qué hacer tus propias cremas antiarrugas caseras

Si piensas en las razones por las cuales es mejor preparar tus propias cremas antiarrugas en casa en vez de adquirir las versiones comerciales que encontramos en supermercados y tiendas especializadas en belleza y cuidado de la piel seguramente te llegarán a la mente muchas razones diferentes, las cuales van desde unas bastante personales como las posibles alergias que puedas presentar a algunos componentes.

Entre estas también puedes conseguir entre muchas otros por ejemplo, los motivos ecológicos, ya que es bien sabido que los productos comerciales traen tras de sí una enorme cantidad de procesos que generan contaminación, desperdicios y desechos que puedes reducir enormemente evitando adquirir estos productos ni consumir con cada nueva crema un envase plástico diferente.

Pero, junto a estas razones que podemos pensar que no afectan ni importan a todos por igual, encontramos otras que son mucho más universales, las cuales son mucho más resaltantes para toda la población en general, sin importar las posibles particularidades médicas que produzca el producto en la piel de ciertas personas ni los intereses y gustos particulares de cada quien. Entre estas que llamaremos razones generales, encontramos:

Precio de preparación

La primera opción que mencionaremos, es la que resulta la más importante para muchas personas, principalmente para las que no poseen ingresos muy elevados y aun así se sienten interesados en preparar sus propios productos antiarrugas en casa y lograr de esta manera cuidar su piel, conservarla joven y radiante y retrasar la aparición de arrugas en su rostro por el mayor tiempo posible.

Y es que un hecho bastante conocido es que la mayoría de las cremas antiarrugas, principalmente las preparadas por las marcas internacionales más reconocidas y que ofrecen seguridad en su producto, ingredientes de calidad y resultados  favorables poseen precios un poco elevados, y las opciones más económicas muchas veces son productos engañosos que no brindan resultados reales o no han pasado por las debidas pruebas de calidad y alergia.

Es por esta razón que el tener la posibilidad de preparar tus productos antiarrugas en casa que si bien no te van a brindar resultados visibles en un lapso de tiempo tan corto como el ofrecido por las marcas reconocidas si te ofrecen una alternativa económica, que con seguridad en mediano plazo, si la usas de la manera correcta y con la frecuencia indicada, te brindará una disminución considerable de las arrugas presentes en tu rostro.

Esto convierte a las cremas antiarrugas caseras en una opción a tener muy en cuenta como alternativa efectiva para añadir a tu rutina diaria de belleza, y quizá darte ánimos para intentar preparar otro tipo de productos naturales en tu casa, y en algo de tiempo dejar de gastar tanto dinero en productos de belleza de alto costo, o de optar por las tan temidas imitaciones que a largo plazo generan efectos secundarios muy negativos en tu piel.

Control total de los ingredientes utilizados

En segundo lugar, tenemos la razón que puede ser el motivo principal de las personas que padecen algún tipo de alergias, y es que poder tener la posibilidad de poder tener el control real de los ingredientes que utiliza el producto que aplicas sobre tu piel puede ser la llave para lograr utilizar cremas que de tener que adquirirlas en tiendas te ocasionen ciertas reacciones adversas.

Siempre, con las cremas antiarrugas caseras y cualquier otro preparado que realices podrás lograr llevar un control real de los ingredientes tanto principales como secundarios que utilizarás, lo que te permitirá utilizar opciones diferentes a las ofrecidas por las marcas comerciales, que muchas veces utilizan conservantes y químicos que facilitan la absorción por la piel o aumentan el tiempo de vida útil del producto pero que son dañinos para pieles en extremo delicadas.

Otra ventaja de poder controlar lo que vas a utilizar es lograr brindar a tu piel de más beneficios, utilizando ingredientes que brindan mayor hidratación o que faciliten los resultados específicos que has estado buscando en tu caso en especial,  y dejando de lado los agregados que realmente no van a traer mayores beneficios sino que son utilizados por las grandes empresas como un medio eficaz para lograr disminuir los costos de producción.

Calidad general del producto final

Por ultimo dejaremos la razón de la calidad, ya que esta solo representa una razón si la comparado con las imitaciones de marcas reconocidas o con las cremas económicas de baja calidad, y es que cuando logras preparar tus propias cremas antiarrugas caseras te estás asegurando de utilizar ingredientes de calidad, los cuales darán un gran aporte nutricional a tu piel y no una enorme cantidad de químicos, complementos e ingredientes económicos

Estos ingredientes económicos que conseguimos en cremas baratas pueden generar que el producto que aplicas a tu piel no tenga los resultados que esperas sino que funcione como una crema humectante común o simplemente no brinde ningún tipo de hidratación a tu piel, lo que terminará causando que todo el tiempo y dinero que hayas invertido en el tratamiento haya sido totalmente en vano.

Las mejores recetas de cremas antiarrugas caseras

Las mejores recetas de cremas antiarrugas caseras

Ahora bien, cuando hablamos de recetas para preparar cremas antiarrugas en casa la variedad es tan amplia que no entraría en un solo artículo, por esto hemos optado por ofrecerte solo algunas de ellas, las cuales sin duda te podrán brindar excelentes resultados si las aplicas diariamente por un tiempo prolongado y las acompañas con estilo de vida saludable, que incluya una dieta balanceada y una cantidad moderada de ejercicio.

Todas estas recetas tienen un solo fin en común, combatir las arrugas, ya sea disminuyendo la presencia de las ya presentes en tu piel, principalmente las que se encuentran en tu rostro que son las primeras que solemos notar todos, como previniendo la aparición de marcas prematuras, aunque para este último resulte más aconsejable recurrir a métodos menos específicos, dándole mayor importancia a la hidratación y al estilo de vida.

De forma general, no es aconsejable utilizar esta clase de productos si eres menor de 30 años, ya que realmente no brindará casi ningún resultado favorable sobre tu piel, a menos de que poseas una piel muy reseca o que en tu familia exista cierta tendencia a la aparición de arrugas prematuras, en este caso podrás aplicarla a partir de los 25 años o cuando lo consideres necesario.

Crema antiarrugas de Rosa mosqueta

La crema antiarrugas de rosa mosqueta, posee como ingrediente principal el tan famoso aceite de rosa mosqueta, el cual ha ido adquiriendo en los últimos años una importante popularidad en esta clase de productos, ya que se ha logrado descubrir que posee importantes cualidades antiedad, perfectas para combatir este característico signo del paso del tiempo como lo son las arrugas, sean delgadas o profundas.

El aceite de rosa mosqueta destaca por poseer un contenido bastante alto de antioxidantes, vitaminas y ácidos grasos los cuales logran que este aceite permita a tu piel estimular enormemente la producción natural de colágeno, el cual nos ayuda a prevenir y reducir líneas de expresión y arrugas, principal objetivo de nuestra crema.

Pero, los beneficios del uso de este estupendo aceite no se quedan allí, ya que también brinda un importante poder para regenerar la piel y los tejidos y renovar las células cutáneas, por lo que  de igual forma nos sirve para combatir las estrías, las manchas, la irritación, resequedad y en general todos efectos nocivos de la excesiva exposición a la luz solar directa y a los rayos UV.

Ingredientes

Para preparar tu estupenda crema antiarrugas casera de aceite de rosa mosqueta vas a necesitar algunos ingredientes que no son tan complicados de conseguir, ellos son:

30 ml de cera de abeja

20 ml de aceite de coco

6 ml de aceite de rosa mosqueta

5 ml de vitamina E

5 gotas de aceite esencial de rosa

5 gotas de aceite esencial de geranio

1 envase para cremas con tapa

Preparación

Para comenzar a preparar tu crema antiarrugas de aceite de rosa mosqueta, debes comenzar por poner a hervir en una olla pequeña un poco de agua, luego en un bol mediano, de preferencia que sea de vidrio debes colocar los 30 ml de cera de abeja junto con los 20 ml de aceite de coco, para luego llevarlo a la olla que habías colocado a hervir en baño maría, esto para lograr que la cera de abeja y el aceite de coco se disuelvan totalmente.

El siguiente paso será, una vez que hayan disuelto revolverlos para logar que se mezcle de forma efectiva, y con la preparación aún caliente añadir el aceite de rosa mosqueta, la vitamina E y ambos aceites esenciales que hemos mencionado en los ingredientes, seguido de ello seguir revolviendo un poco más, hasta alcanzar una textura uniforme y que esté perfectamente integrado.

Lo último será pasar la preparación a un envase con tapa, el cual puede ser de vidrio o de plástico, prestando especial atención a que este se encuentre limpio, esterilizado y seco, una vez esté en el frasco te aconsejamos marcar en él la fecha de preparación de tu crema y el nombre del contenido para no llegar a confundirlo con otros productos, luego almacenarlo en la nevera o en un espacio donde no reciba mucho calor.

Te aconsejamos que si buscas conseguir una crema un poco más espesa o consistente añadas al comienzo un poco más de cera de abeja, la cual brinda estructura a la preparación además de servir como conservante. Esta crema tiene un tiempo de vida útil que depende de la temperatura, pero bien almacenada puede durar varios meses, por lo que deberás observar si cambia de color, textura u olor lo mejor será descartarla.

Antes de continuar, quizá te interese leer Aceite de coco para las arrugas ¿Funciona?

Crema antiarrugas de yema de huevo y miel

La miel es un estupendo alimento, muy valorado tanto en la rama de la nutrición como en el mundo de la salud, la cosmética y la belleza por sus estupendas propiedades. Este producto destaca por contener una enorme cantidad de enzimas, aminoácidos naturales y antioxidantes, los cuales cuando trabajan en conjunto regulan el pH, nutren enormemente las células y mejoran el proceso de reparación celular.

Todo esto, la convierte en un gran aliado en la lucha contra las arrugas prematuras en el rostro, ya que brinda la capacidad a la piel de regenerarse, lo que termina por reducir la apariencia de pequeñas arrugas superficiales y líneas de expresión, cuando estas ocurren antes de tiempo. Además de ayudar a crear una barrera protectora que cuida la piel y la protege de los daños que pueden ocasionar los conocidos radicales libres

Por otro lado, la yema de huevo tiene la capacidad de ayudar a tonificar la piel, regenerar los tejidos, nutrir y dar brillo, lo que lo hace, al igual que la miel, un gran aliado en la lucha contra las arrugas. Es importante mencionar que esta mascarilla no es aconsejable si tu piel es bastante madura y presenta arrugas profundas, ya que no cuenta con nivel de efectividad necesario para combatir este problema,.

Ingredientes

Para lograr preparar esta increíble crema antiarrugas en tu casa no vas a requerir de ingredientes muy costosos ni que sean difíciles de conseguir, haciendo de ella una de las alternativas más económicas y que puedes considerar como opción cuando no cuentes con el presupuesto para preparaciones más complejas. Para hacerla vas a requerir tan solo de:

1 yema de huevo

1 cucharadita de miel

1 cucharadita de aceite de oliva extra virgen o de aceite de almendras

2 cucharadas de cera de abeja

Preparación

El primer paso para preparar tu crema antiarrugas de yema de huevo y miel es, en baño maría en un bol de preferencia de vidrio, poner a derretir la cera de abeja, una vez se haya derretido totalmente deberás añadir a tu preparación aún caliente la yema de huevo, la cual deberás batir vigorosamente hasta que esté totalmente integrada a la cera de abeja.

En este punto añadir la miel y el aceite de oliva extra virgen, continuar batiendo por unos minutos más, procurando no enfriar demasiado el preparado. Cuando ya todo esté muy bien mezclado hay que colocarlo en un envase de boca ancha con tapa y almacenarlo a temperatura ambiente hasta que la crema alcance su temperatura normal y haya logrado espesar la cera.

Esta crema antiarrugas deberás utilizarla una o dos veces al día, que pueden ser en la mañana antes de salir y en la noche cuando te vayas a acostar, solo deberás considerar que es posible que aún conserve algo del olor a huevo, en ese caso puedes dar prioridad al uso nocturno, ya que este es el que favorece más la absorción por la piel.

También es importante mencionar, que esta crema al poseer huevo entre sus ingredientes no posee un tiempo de vida útil demasiado extenso y deberás utilizarla a más tardar en un par de semanas, donde comenzará a perder poco a poco sus propiedades, o incluso podría dañarse por completo generándote reacciones adversas que es mejor evitar a toda costa.

Crema antiarrugas a base de caléndula

La caléndula es una planta muy beneficiosa, que ha sido utilizada desde hace muchísimos años para tratar múltiples condiciones y además aportar al cuerpo sus estupendas cualidades en la rama de la belleza y la estética. Esta planta contiene en su interior una enorme cantidad de antioxidantes los cuales son conocidos por proteger al cuerpo del daño causado por los radicales libres.

Además la hierba de caléndula tiene la capacidad de promover la producción de colágeno natural por el cuerpo, el cual ayuda a la apariencia general de las uñas, el cabello y la piel, teniendo un papel sumamente fundamental en cuanto a la aparición de las primeras arrugas y líneas de expresión se refiere. Todo esto hace que esta planta resulte un ingrediente a tener muy en cuenta al preparar cremas y otros productos que tengan como objetivo en cuidado general de nuestra piel y la disminución de las arrugas sean estas leves o moderadas.

Ingredientes

Preparar una crema antiarrugas casera a base de caléndula es un proceso bastante simple, que aunque requiere de ingredientes muy específicos estos no son tan complicados de hayan, encontrándose fácilmente en supermercados, tiendas naturistas y tiendas especializadas en cosmética natural. Para hacerla vas a requerir de:

6 cucharaditas de aceite de caléndula

Un puñado de flores de caléndula

20 gramos de cera de abeja

9 cucharaditas de aceite de almendras

15 gotas de aceite esencial de incienso

15 gotas de aceite esencial de limón

1 ¼ tazas de agua

Preparación

Para comenzar a preparar tu crema antiarrugas a base de caléndula debes realizar una infusión con las flores de caléndula, esto se hace colocando a hervir la cantidad de agua que te hemos indicado, una vez alcanzado el punto de ebullición retirar del fuego y añadir allí las flores de caléndula previamente lavadas, dejarlas remojar por al menos 10 minutos o hasta que alcance la temperatura ambiente, es ente punto colar para retirar los sobrantes de flores.

Luego, derretir la cera de abeja en baño maría, en un recipiente de vidrio o de metal. Una vez derretida añadir el aceite de caléndula y el aceite de almendras, revolver hasta integrar totalmente, justo después añadir 2 ½ cucharadas de la infusión de caléndula que habías preparado con anterioridad y seguir mesclando.

Cuando la mezcla haya bajado un poco de temperatura será turno de añadir los aceites esenciales de incienso y de limón, volver a revolverlo todo hasta que obtengas una mezcla totalmente uniforme, la cual podrás almacenar en un lugar oscuro o en la nevera durante un máximo de 15 días en los cuales deberás aplicar la crema en tu piel cada noche sin falta.

Consideraciones a tener en cuenta antes de preparar y utilizar este tipo de productos

Consideraciones a tener en cuenta antes de preparar y utilizar este tipo de productos

A pesar de que el preparar tu propia crema antiarrugas casera sea en muchos casos un proceso simple, que no requiere de muchas habilidades y puede ser realizado por casi cualquier persono, siempre resulta un punto importante y algo que no debemos nunca dejar de mencionarte que existen cierto tipo de consideraciones que debes considerar tener en cuenta antes de embarcarte en la labor de prepararlos y utilizarlos por primera vez.

Estas consideraciones son sumamente importantes si buscas estar completamente seguro de que vas a aplicar sobre tu piel una crema que no ocasionará ningún tipo de daño, reacción alérgica o reacción adversa en ningún punto de su vida útil, esto porque por obvias razones los productos caseros no cuentan con los mismos estándares que los comerciales, los cuales han sido elaborados por expertos y siguiendo recetas exactas.

Entre tantos puntos a considerar, debes tener en cuenta que los debes aplicar siempre, cada vez que vayas a preparar una nueva crema, sin importar que ya hayas utilizado la receta con anterioridad, ya que de algunos de ellos depende totalmente la calidad de la crema antiarrugas, su tiempo de vida útil y otros factores. Entre estas consideraciones encontramos:

Que todos los implementos a utilizar se encuentren limpios y esterilizados

Este punto es de suma importancia y debe aplicarse antes de comenzar a preparar tus cremas antiarrugas caseras o cualquier otro tipo de producto natural que busques realizar en hogar para aplicar después sobre tu piel. Y es que algo que muchas personas no suelen tener en cuenta es la desinfección y esterilización, considerando que con una simple lavada con agua y jabón es suficiente para comenzar a preparar.

Pero la realidad es que este paso puede ser determinante, ya que el no hacerlo puede acortar el tiempo de vida útil de tu crema, ya que la misma, si es preparada con implementos contaminados incluirá ciertas bacterias que pueden conseguir en tu crema el ambiente ideal para proliferar y dañar el producto en muy poco tiempo.

Para evitar que esto ocurra, siempre antes de utilizar tus implementos como envases, bol, cucharas, y todo lo que sea necesario, deberás lavarlos muy bien, para luego colocarlos en una olla con agua hirviendo por al menos 1 minuto, siempre teniendo en cuenta que esté fabricado con materiales que puedan soportar las altas temperaturas como el vidrio, metal y algunos plásticos.

Otra razón de peso para hacerlo es que, al ser la crema antiarrugas un producto que vas a aplicar sobre la piel de tu cara, debes a toda costa evitar que crezcan en ella bacterias que puedan generarte la aparición de un indeseado acné, irritaciones o infecciones, las cuales pueden generar marcas permanentes que serán peor que unas simples arrugas, las cuales a la larga son el resultado de un proceso natural de tu cuerpo.

No preparar demasiada crema

Depende la receta de crema antiarrugas casera que hayas decidido seguir para preparar en casa y añadir a tu rutina de belleza, un punto muy importante que debes considerar siempre es la cantidad de producto que vas a realizar en una sola preparación, ya que estas cremas, en muchos casos no cuentan con una esperanza de vida demasiado larga, ni pueden ser almacenadas en cualquier lugar, haciendo que las cantidades sean el punto más importante.

En la mayoría de preparados, elaborar cantidades muy grandes de producto casi siempre será muy mala idea, a menos que estés pensando regalar a tus seres queridos o vender el producto final, esto porque, como lo mencionamos anteriormente cuentan con un tiempo de vida un poco reducido, pero además, se debe a que ciertos ingredientes pueden ir perdiendo fuerza con el paso del tiempo, haciendo que la crema disminuya su efectividad.

Por esta razón es muy importante que antes de probar con un nuevo ingrediente que no hayas utilizado con anterioridad para una receta de crema antiarrugas casera consultes por diferentes fuentes la información general de dicho ingrediente, para que puedas tomar sabiamente las decisiones correctas y no termines aplicando en tu piel una crema que no brindará ningún tipo de los beneficios que puedes estar esperando conseguir.

Pero esto no significa que necesariamente deberás preparar una cantidad muy pequeña de crema facial, ni hacer todo el proceso con una frecuencia sumamente alta, también existe la alternativa de añadir entre tus ingredientes algún producto que cumpla el papel de conservante, con el cual puedes extender hasta por 6 meses o incluso más la efectividad de tu crema. Para hacerlo simplemente debes asegurarte que el conservante a usar sea compatible con los demás ingredientes.

Realizarte una prueba de alergia a la crema antiarrugas casera

Este es otro punto sumamente importante y que muchos suelen dejar de lado cuando realizan preparaciones caseras o utilizan cualquier producto comercial por primera vez, pero que puede llegar a salvarte de obtener una inmensa cantidad de reacciones adversas que requieran de asistencia médica y una inversión mayor de dinero para solventarse, como lo son la aparición de manchas, quemaduras, acné, irritación o enrojecimiento, entre otros.

Realizar una prueba de alergia es algo prácticamente obligatorio y que debes hacer siempre, después de haber realizado al pie de la letra cualquier receta de crema antiarrugas, incluso si es una receta de crema que ya has utilizado con anterioridad, esto porque con cada preparación la proporción y calidad de los ingredientes puede llegar a variar un poco, causando que un producto que jamás te había causado contratiempos resulte dañino para tu piel.

Hacer una prueba de alergia es algo sumamente simple, que no te tomará mucho tiempo pero como ya lo hemos mencionado puede marcar la diferencia entre conseguir grandes beneficios u ocasionarte un desastre total en la piel que sin duda vas a lamentar. Para hacerla simplemente debes aplicar en una zona poco visible de tu rostro, cuello o escote un poco de la crema antiarrugas casera ya terminada.

Una vez la hayas aplicado lo aconsejable es dejar transcurrir por lo menos 24 horas sin añadir más cantidad ni cubrir ninguna otra zona de tu piel. Este tiempo debes dejarlo pasar siguiendo siempre las instrucciones que indica el producto que has utilizado, si pasado un día no logras sentir ni observar ningún enrojecimiento, hinchazón, sarpullido o irritación significa que la crema que has preparado es segura para tu piel y podrás usarla con total confianza y normalidad.

Pero si por el contrario, pasado el tiempo notas algún cambio, por pequeño que sea, que resulte desfavorable en cualquier sentido lo aconsejable es suspender la utilización del producto, no aplicarlo sobre el resto de tu rostro, desecharlo o regalarlo a alguien a quien no le genere reacción alguna. Por ultimo te aconsejamos prestar la debida atención a la zona afectada y de ser necesario buscar la ayuda de un dermatólogo o médico, quien te ayudará a solucionar el problema.

Si estás buscando más información acerca de eliminar las molestas arrugas te gustará leer el artículo llamado Tratamientos para las arrugas profundas que realmente funcionan

Ingredientes que no debes utilizar en tus cremas antiarrugas caseras

Ingredientes que no debes utilizar en tus cremas antiarrugas caseras

Si bien en internet existe una muy amplia variedad de recetas de cremas antiarrugas caseras, hay algunos ingredientes que pueden incluir que es mejor evitar, por lo que te aconsejamos que si en tu búsqueda de opciones para utilizar en tu rutina de belleza encuentras una receta que incluya alguno de ellos evites a toda costa prepararla ya que su uso puede generar más complicaciones que beneficios en el caso específico de las arrugas.

Fragancias artificiales o algunas naturales

El primer punto que hay que mencionar, que suele estar incluido en ciertas recetas caseras de cremas y que de ser necesario puedes fácilmente excluir de tu preparado es el uso de fragancias, principalmente las de origen artificial cuyo único objetivo es brindar a tu crema un olor que pueda resultar más agradable que el que ofrecen los ingredientes benéficos que has incluido o cualquiera de los añadidos que posea.

Las fragancias de origen natural no suelen ser dañinas para tu piel si son usadas con moderación en la mayoría de los preparados aunque para las pieles más sensibles pueden ser motivo de irritación. Pero por otro lado, las químicas o artificiales pueden llegar a contener productos que causan alergias o inclusive son considerados como cancerígenos, por esto debes evitarlas a toda costa, y preferiblemente preparar cremas con aroma neutro.

Alcohol

Para obtener una buena crema antiarrugas la hidratación en la piel es un paso muy importante, el cual se ve afectado cuando en nuestras cremas utilizamos alcohol como ingrediente, sin importar la proporción que incluyamos de este en el preparado, ni si es alcohol etílico, alcohol bencílico, alcohol isopropílico o incluso metanol.

Esto se debe a que eta sustancia tiene la capacidad de promover la resequedad en la piel, causando poco a poco la perdida de la humedad y por consiguiendo logrando causar en tu piel la terrible consecuencia del envejecimiento prematuro, la aparición de manchas, líneas de expresión y arugas, las cuales precisamente son las que buscamos evitar al utilizar este tipo de cremas.

Por ende, si consigues una receta de crema antiarrugas casera que incluya alcohol entre sus ingredientes aunque sea en poca proporción te aconsejamos intentar sustituirlo por otro producto, ya sea agua, aceites esenciales u otro. Pero, si notas que es imposible de sustituir lo mejor que puedes hacer es evitar preparar dicha crema, ya que no generará mayor beneficio a tu piel que el que te puede brindar cualquier otro preparado.

Aceites minerales

Los aceites minerales como vaselina, parafina líquida, cera de parafina, entre otros, suelen ser incluidos en las cremas caseras como un ingrediente destinado a mejorar la textura final de la preparación, pero en realidad, estos productos tienen la capacidad de obstruir los poros de tu piel, lo que termina por generar más daños que beneficios a mediano y largo plazo, por lo que es aconsejable evitar a toda costa su utilización.

Entre estas consecuencias resalta que dificultan el proceso natural que posee la piel para eliminar las toxinas, pero lo más importante es causar que los ingredientes que realmente traen beneficios no logren penetrar con facilidad a las capas profundas de tu piel, causando que obtengas resultados mucho más lento que el que conseguirías si tu crema no incluyera aceites minerales en sus ingredientes y llegues a pensar que el producto no funciona en realidad.

Estos aceites, además de generarte las consecuencias que hemos mencionado en los párrafos anteriores pueden, con el uso prolongado ocasionar irritación en la piel, enrojecimiento y promover la aparición del acné al crear una especie de capa delgada que de no ser eliminada de forma adecuada puede impedir que la piel respire de forma natural, dando la apariencia de desgaste y falta de luminosidad.

Posibles consecuencias negativas de las cremas caseras

Posibles consecuencias negativas de las cremas caseras

Las cremas antiarrugas caseras, al igual que cualquier tipo de crema casera, si bien es una alternativa económica y bastante práctica para hacerte con distintos beneficios para tu piel y lograr la apariencia deseada, también pueden acarrear ciertos peligros o consecuencias negativas que conseguimos a través de su uso indiscriminado o una preparación inadecuada y pueden terminar causando que todo nuestro esfuerzo sea totalmente en vano.

Entre estas posibles consecuencias se encuentra en primer lugar la ya mencionada reacción alérgica a alguno de los componentes que incluye o al producto en sí, esta alergia se puede dar por diversos factores que debes siempre tener en cuenta al momento de la preparación e incluso después de ella, donde debes procurar almacenar tu crema en el lugar y condiciones adecuadas y no utilizarla luego de cumplir su fecha de caducidad o si presenta alteraciones.

Otro posible peligro o consecuencia del uso de las cremas caseras es utilizar ingredientes que traigan reacciones contraproducentes, los cuales en vez de generarte una ayuda para combatir las arrugas o retrasar su aparición te generen resequedad en la piel o cualquier otra consecuencia que termine acerando la aparición de imperfecciones, lo que terminará causando que debas recurrir a tratamientos costosos para remediarlo.

Para evitarlos es estrictamente necesario que sigas al pie de la letra las instrucciones de preparación de la receta que has elegido, sin alterar las proporciones que presenta ni los ingredientes que incluye si no cuentas con los conocimientos necesarios para logarlo de manera efectiva. También deberás utilizar utensilios limpios y desinfectados, prepararlas en un espacio adecuado y procurar mantener todo siempre en orden para que no ocurran accidentes.

¿Te ha gustado este artículo? Te invitamos a leer nuestro tema sobre Arrugas en el escote: como eliminarlas

A pesar de presentar la posibilidad de conseguirte con reacciones adversas o no contar con la misma efectividad que algunas macas comerciales, el poder hacer tu propia crema antiarrugas en casa debe ser una opción que siempre debes considerar, la cual te invitamos a intentar, ya que a través de ella puedes conseguir muy fácilmente los resultados en tu piel que has estado esperando y que quizá por diversas razones aún no has logrado llegar.