Todo sobre el colágeno para la piel

Algunos de los componentes más apropiados para la piel, dentro de la amplia gama de productos cosméticos y de salud, se encuentra dentro del propio organismo de nuestro cuerpo, por lo que potenciarlo con suplementos suele ser, entre sus muchos beneficios, una opción sencilla e ideal para mejorar no solo la belleza, suavidad y firmeza del tejido, sino su nutrición y salud, así como para aprovechas sus diversas propiedades esenciales.

Todo sobre el colágeno para la piel

Sin embargo, no es posible utilizar el compuesto directamente de nuestro cuerpo, por lo que los investigadores, especialistas y farmacéuticas, suelen tener ideas de opciones sintéticas apropiadas para potenciar estos componentes. Dicho caso ocurre con el colágeno, una parte esencial de todos esos elementos que interactúan dentro de nuestro cuerpo, a niveles inimaginables, para equilibrar todas las funciones orgánicas que se pueden ver beneficiadas de forma cosmética.

Esta proteína esencial se encarga de un sinfín de procesos orgánicos, por lo que es vital en algunos elementos de la salud de nuestra piel, así como otras partes del cuerpo, que sin este compuesto no podrían funcionar de la manera debida. Por ello, si deseas aprender sobre el colágeno, sus funciones, propiedades y beneficios para la piel y el resto del organismo, te recomendamos informarte de todo lo debido sobre su consumo y presencia vital.

Antes de continuar con nuestro artículo, te invitamos a pasarte por el tema dedicado a Cómo aumentar los niveles de colágeno

¿Qué es el colágeno

¿Qué es el colágeno?

Para comprender este compuesto, primero debemos saber que, cuando se habla de colágeno, nos podemos referir a este en dos formas. Una de ellas es el colágeno en su estado natural, siendo este una molécula proteica fibrosa secretada por las células del tejido conjuntivo, presente no sólo en los seres humanos, sino también en todos los animales, en especial los vertebrados. Es de vital importancia para el organismo, pues se encuentra en la mayoría de los tenidos del cuerpo.

Esta fibra de proteína es, por mucho, la de mayor concentración en los seres vivos, representando, por ejemplo, más del 25%, o sea, una cuarta parte, del contenido de proteínas encontradas el cuerpo, que se puede ver en la piel, huesos, algunos órganos, articulaciones, tendones, ligamentos, cartílago y diferentes tejidos de las clases adiposo y hematológico. Por esto, es importante mantener el flujo de esta proteína funcional en el cuerpo, con algunos suplementos.

La otra forma por la que se conoce el colágeno, es como el nombre que se le da al ya mencionado suplemento comercial, sintetizado para su consumo en las personas, que es simplemente una mezcla de nutrientes esenciales, con base en esta proteína, que complementan y refuerzan su presencia y función en el organismo. Es este suplemento el que ayuda no solo en la producción de colágeno propio, sino que mantiene sana la piel y otros tejidos que necesitan de dicha fibra.

Su función en el organismo

Para entender la importancia del consumo de este suplemento, recomendado para todas las personas que sufran de deficiencia del mismo, debemos conocer su función en nuestro cuerpo y el por qué se encuentra en casi todo el organismo. El colágeno se encarga de mantener la unión adecuada de los tejidos conjuntivos presentes en cada parte del cuerpo que mencionamos anteriormente, por lo que no es exagerado decir que cumple un papel en todas las funciones corporales.

Esta función de sostén, que mantiene unidos los tejidos, se consiste en la formación de fibras a partir de las que se crean las estructuras de todo el organismo, por ello, es también responsable de la elasticidad y flexibilidad, así como el grado adecuado de firmeza e hidratación, cumpliendo estos últimos factores de manera visible sobre la piel, a la que otorga con su papel protagónico la forma firme, suave y estable que caracteriza un tejido superficial sano y hermoso.

Para cumplir con todas estas funciones multitudinarias, nuestra fibra protagonista tiene la capacidad de adaptarse, mezclarse y combinarse con muchos tipos de sustancias y minerales propias de la estructura orgánica. Por ejemplo, la elastina propia de la piel y el cartílago, donde también forma un gel que absorbe los impactos causados por el movimiento de las articulaciones; al igual que se mezcla con los cristales de calcio que forman la estructura dura de los huesos.

De donde proviene

Una vez que hemos comprendido que, no solo en los seres humanos, sino que en todos los animales, podemos encontrar gran cantidad de colágeno como la proteína de mayor presencia, es de entender que, cuando vas a una tienda y observas un suplemento de este material, te encuentres con que el mismo proviene del procesamiento profesional de diversas partes de animales, en especial el cerdo, res y algunas especies marinas.

Puesto que todos estos ejemplares producen y poseen esta proteína, es posible obtener las fibras directamente de ellos, mediante ciertos procesos de los que se encargan los laboratorios especializados. Sin embargo, es posible reconocer que, si hierves huesos animales, por ejemplo al hacer una sopa, esta receta se puede presentar como un platillo muy rico en colágeno, ya que los huesos, así como algunos tejidos específicos, son los que tienen la mayor cantidad de este.

Es por este proceso realizado, en base a animales criados para la producción farmacéutica, que no se recomienda el consumo de suplementos dedicados a la potenciación de esta molécula fibrosa, si eres de las personas que no ingieren productos de origen animal. Sin embargo, algunos laboratorios especializados, llevan un tiempo investigando en métodos elaborados, pensados para la protección de la vida, para sintetizar colágeno de manera eficiente y artificial.

Tipos de colágeno

Tipos de colágeno

Uno de los detalles más importantes sobre esta fibra, es que no existe una sola forma o tipo en la que se encuentra dentro del organismo, por lo que no todo el colágeno se puede sintetizar para su consumo como suplemento saludable. Por ello, lo indicado es conocer los diferentes tipos de esta proteína y el lugar del organismo donde se encuentran, así como las funciones específicas que cumplen al momento de su procesamiento.

Esto se debe a que, por ejemplo, el tipo de colágeno encargado de la dureza y rigidez de la estructura ósea, no es el apropiado para el tejido elástico de la piel y el cartílago, por lo que los procesos de fabricación de complementos dietéticos y presentaciones comerciales difieren en su uso, aunque son estas mismas las encargadas de combinar de manera apropiada los tipos de colágeno para conseguir un resultado que complemente su presencia en nuestro cuerpo.

Tipo I

Este representa casi el 90% de la cantidad de esta proteína en el organismo, encontrada sobre todo en la superficie de los huesos, la dermis, los tendones de todos los ligamentos y la córnea. Este tipo específico se presenta como una fibra con estrías, que se agrupa y forma cadenas capaces de sonar a los tejidos de la elasticidad y resistencia debida para su correcto funcionamiento.

Tipo II

El segundo tipo más común de nuestra molécula estrella, está presente en todos los cartílagos encargados de la unión ósea u el movimiento articular, así como en el humor vítreo de los ojos y en algunas de las estructuras de los embriones, en especial dentro de los huevos. Es el encargado de otorgar resistencia a estos tejidos, mientras los protege de la presión intermitente del movimiento.

Tipo III

Este tipo de colágeno, ya más común en el interior de los tejidos fuertes del cuerpo, se encuentra principalmente en los músculos, la epidermis y otras zonas de la piel, así como en las venas. Mediante la mezcla con otros componentes, es el encargado de actuar como sostén de los órganos, gracias a la capacidad de expandirse y contraerse, para mantener unidos todos estos.

Tipo IV

Otro tipo encontrado principalmente en la piel, aunque en este caso de forma más superficial, hacia el exterior de la misma. Tiene como función la firmeza y el sostén de las redes de fibras que conforman este tejido, además de darle la increíble capacidad de filtrar otras sustancias que pueda adherirse a ella de forma invasiva.

Tipo V

Para finalizar, aunque científicamente existen hasta 19 tipos de colágeno, el quinto es el último de los grandes grupos que conforman los tipos más comunes, utilizados para los suplementos farmacéuticos. Este se encuentra dentro de los órganos y muchos de los tejidos interiores del cuerpo, cuya función, asociada con el primero de esta lista, es otorgar resistencia, elasticidad y flexibilidad a estos.

¿Quieres aprender más sobre los múltiples tipos de colágeno? No te pierdas el siguiente artículo: Descubre los beneficios del colágeno marino

Presentaciones comerciales

Presentaciones comerciales

Como ya mencionamos antes, aunque hay muchos tipos diferentes, así como combinaciones posibles apropiadas para el consumo, no todos se utilizan de manera específica, sobre todo tras constatar que, mediante la investigación, análisis y desarrollo, se ha demostrado que los métodos de ingerir colágeno específicos y controlados presentan resultados mucho más ideales para la piel, así como otros dan mayores beneficios mediante otros factores.

Por ello, principalmente el mercado de suplementos ofrece dos tipos de presentaciones comerciales, cada uno con beneficios y capacidades específicas, apropiadas para uno u otro fin por el cual el público desee adquirir este producto. Aquí hablaremos de ellos, para conocer ambos en caso de que no sea solo la salud de la piel la que quieras mejorar, sino obtener otros beneficios. De igual forma, mencionaremos una presentación perfecta para los consumidores más sutiles.

Suplemento de Colágeno tipo I

Tal como su nombre lo indica, esta presentación está basada en el primer tipo mencionado en la lista anterior, aunque suele encontrarse en preparaciones especializadas combinadas con algunas moléculas de los tipos II y V. Esta proteína, extraída principalmente de huesos, pellejo y cartílago de animales como reses, bueyes y cerdos, se procesa para conseguir la ruptura de la molécula proteica, la cual suele ser absorbida por el intestino tras el consumo.

Entre sus propiedades esenciales, podemos encontrar que beneficia la firmeza y salud de la piel, mientras fortalece de manera visible articulaciones, cabello y uñas, gracias a la potencia de su presencia en estas zonas. Además, los médicos especialistas recomiendan su consumo para ayudar en tratamientos como la osteoartritis, enfermedades dérmicas y el proceso de cicatrización.

Su ingesta es recomendada en dosis de cerca de 10 gramos de suplemento al día, que se pueden combinar con las horas de la comida, de preferencia con platillos cuya receta y preparación sea rica en vitamina C, la cual aumenta y potencia los efectos del colágeno en el organismo. Por ello, es ideal, por ejemplo en el caso de presentaciones en pastillas, tomarlas con jugos cítricos como naranja o limón.

Suplemento de Colágeno tipo II

A diferencia del anterior, el suplemento de tipo II, cuya base consiste en colágeno sin desnaturalizar, se obtiene mediante procesos diferentes, con el fin de mantener las moléculas de manera más pura. Por ello, esta presentación no es apropiada para fines cosméticos, pues la función específica de sus propiedades suele ser reparadora, por lo que los médicos la recetan en casos comunes de afecciones a la salud y deficiencia de esta proteína en el cuerpo.

Fabricado, como su nombre lo indica, en base al segundo tipo de la lista anterior, por lo que se obtiene mediante el proceso directo del cartílago y las articulaciones, donde está presente en mayor concentración y ofrece las características necesarias para su uso. Suele encontrarse en presentaciones donde este se combina con los tipos III y IV para lograr una mayor eficacia.

Por ser un suplemento especializado en el fortalecimiento articular, su consumo es recomendado para tratar enfermedades de las articulaciones, como osteoartritis autoinmune, inflamaciones severas, artritis reumatoide y lesiones o rasgaduras del cartílago. Es además vital en el tratamiento de problemas y enfermedades que causan que el organismo reconozca el colágeno propio como una proteína extraña, produciendo enzimas destinadas a atacarlo y destruirlo.

Colágeno hidrolizado, especial para el consumo

Siendo nuestro suplemento tipo I el protagonista en este casi, ya que es el que, como público consumidor, buscamos para mejorar la salud y belleza de la piel, los especialistas crearon un suplemento especial llamado colágeno hidrolizado, obtenido mediante un proceso más complejo de ruptura molecular, que elimina residuos de la proteína, haciendo su peso molecular más liviano, lo que causa que el cuerpo lo asimile de manera más completa.

Aunque el proceso es complicado, el resultado, de acuerdo a los consumidores e investigadores, es simplemente maravilloso, se trata de un complejo de colágeno sintetizado, refinado para obtener una concentración mayor por dosis. Con esto, se logra que el cuerpo obtenga una mayor cantidad de beneficios por la ingesta de la misma cantidad molecular de esta fibra de proteína, por lo que se digiere y aprovecha de manera adecuada en la piel y el resto de los tejidos.

Beneficios de su consumo para el organismo

Beneficios de su consumo para el organismo

Como todo producto farmacéutico pensado para el consumo, esta proteína ofrece diferentes beneficios visibles a nuestro cuerpo, mientras ayuda a mejorar la belleza y firmeza de la piel, la cual es la razón cosmética más común para su consumo. Sin embargo, no es este el único motivo por el cual recurrir a ingerir colágeno, pues existen diversas razones por las que, quienes saben del tema, recomiendan abiertamente probar este suplemento.

Sin embargo, como en todos estos casos, se debe advertir que la auto medicación puede ser más un error que nos trae manes a la salud que una bendición, porque aumentar el nivel de colágeno del cuerpo, aunque no suele traer complicaciones severas, puede tener algunos efectos indeseados, por lo que es menester informarse bien de las consecuencias de tomar estos complementos, así como el resto de los ingredientes que pueda contener.

Belleza y salud natural de la piel

Aunque de esto, por ser el tema que nos concierne, hablaremos luego de forma más amplia, es importante destacar la acción general que tiene esta molécula sobre la piel, la cual es capaz de recuperar el tejido afectado por lesiones, mientras devuelve la elasticidad, rigidez, suavidad y belleza de la misma, por lo que es ideal en su uso cosmético, bajo dosis medias establecidas.

Aliviar el dolor de las articulaciones

El dolor articular es un problema bastante común después de cumplir los 30 años, siendo frecuente que después de realizar ejercicio o actividad física media comience a molestar las rodillas, espalda u otra zona del cuerpo. Esta incomoda sensación muchas veces se debe a la perdida de colágeno que ha comenzado a afectar tus articulaciones.

Porque, aunque muchos no lo sepan, el colágeno también tiene mucho que ver con el bienestar de esta área de tu cuerpo, y cuando comienzas a sufrir la perdida de los niveles naturales de esta proteína el deterioro es cuestión de tiempo. En este sentido, la ingesta de suplementos de colágeno hidrolizado previene el deterioro, genera su recuperación y por consecuencia disminuye cualquier tipo de dolor articular que puedas padecer.

Ayuda en la recuperación de las lesiones

Debido a la ya mencionada relación entre tus niveles de colágeno y tus músculos debemos mencionar que, cuando has sufrido alguna lesión leve o moderada, la ingesta de colágeno hidrolizado tiene la capacidad de favorecer la correcta recuperación, logrando reducir el tiempo que demora normalmente tu cuerpo el sanar.

Esto es bastante conveniente para las personas que practican cualquier deporte, principalmente de forma profesional,  quienes utilizan frecuentemente suplementos ricos en colágeno para aumentar la resistencia de sus músculos y huesos a posibles lesiones y también favorecer la ya mencionada recuperación de los mismos.

Mantener la rigidez y densidad ósea

Lo que algunos no saben es que los huesos están compuestos en gran parte por colágeno, el cual ayuda a que estos se mantengan sanos y fuertes, por esto cuando los niveles de colágeno en tu cuerpo comienzan a disminuir se vuelve más fácil sufrir de fracturas en tus huesos o incluso el comenzar a padecer enfermedades óseas, como la tan famosa osteoporosis.

Por esta razón se considera que comenzar a consumir suplementos de colágeno hidrolizado o alimentos ricos en esta proteína puede favorecer enormemente a tus huesos, logrando en poco tiempo aumentar tu densidad ósea si ya contabas con un leve deterioro, o prevenir el desgaste y la descalcificación de todos los huesos de tu cuerpo, algo que sin duda agradecerás enormemente a largo plazo.

Reducir el riesgo de enfermedades del corazón

El colágeno igual que en otras zonas del cuerpo, también ayuda a brindar estructura a las arterias, las cuales son los diversos vasos sanguíneos que se encargan de transportar toda la sangre desde el corazón hacia el resto de tu cuerpo, por esto es importante que se mantengan sanos y bien cuidados, y resulta un tema importante cuando pensamos en las consecuencias de la alteración de los niveles de colágeno en la sangre.

Y es que hay que tener en cuenta, que si el colágeno les brinda estructura, la deficiencia del mismo se las puede reducir, volviendo a tus arterias débiles y frágiles y aumentando por consecuencia las probabilidades de padecer problemas cardiacos o arteriales, que se vuelven comunes después de los 45 años. Por esto si buscas una buena razón para comenzar a consumir colágeno hidrolizado no tendrás duda que esta es una de bastante peso.

Esto porque el consumo de esta proteína de forma hidrolizada tiene la capacidad a largo plazo de retrasar el deterioro de tus arterias, logrando reducir en muchos casos el riesgo a las mencionadas enfermedades del corazón, ataques cardíacos e incluso accidentes cerebrovasculares o ACV, además aumentar tus niveles de colesterol HDL, el llamado “colesterol bueno”.

Aumento de la masa muscular

Otro punto importante y que muchos desconocen es que hasta el 10% de tu tejido muscular está compuesto por colágeno, haciendo que esta proteína también sea bastante importante y muy necesaria a la hora de mantener los músculos de tu cuerpo fuertes y que cumplan correctamente con todas las funciones para las cuales están diseñados.

Es por esto que cuando los niveles de colágeno en el cuerpo comienzan a disminuir una de las tantas consecuencias es el eventual deterioro de la masa muscular, haciendo que los grandes brazos que tantas horas de gimnasio te costó conseguir comiencen a perder volumen, y que sea más complicado mantener tanto la forma atlética de tu cuerpo como el rendimiento físico al que has estado acostumbrado.

Por esta razón se considera que si no quieres perder tu condición física o si buscas una manera natural y sencilla para poder ayudar a tu cuerpo a aumentar la masa muscular en general, la ingesta de colágeno puede ser un factor que te brindará el camino indicado para conseguir tus objetivos y así lograr mantener un estilo de vida saludable por mucho más tiempo.

Acción sobre nuestra piel

Acción sobre nuestra piel

Ahora bien, para quienes están realmente interesados en conocer los efectos de este tipo de producto sobre nuestra piel, hablaremos de ello con detalle, refiriéndonos no solo a la función específica que cumple sobre este tejido, sino a los beneficios de aumentar su presencia mediante el consumo de suplementos especiales, los cuales muchas veces podemos encontrar en presentaciones ideales sólo por su importancia cosmética.

Como ya hemos mencionado, el colágeno se encarga de la unión de tejidos conjuntivos a niveles moleculares, por lo que su presencia en la piel es la encargada de formar una especie de red interna que mantiene este órgano en forma, otorgando resistencia y elasticidad mediante su combinación con el elemento llamado elastina, reconfigurando las células del tejido, reafirmando y tersando la piel mientras reduce marchas y arrugas.

Por ello, el consumo de suplementos en base  este ingrediente, potenciará en gran medida estos factores, mientras permite una hidratación oportuna gracias a sus propiedades, sobre todo en las personas de mayor edad, ya que es bien sabido que con el paso de los años, el cuerpo deja de generar las cantidades debidas de colágeno, mientras que lo que produce resulta en una proteína de menor calidad, cuyas consecuencias son visibles.

Consumiendo este popular suplemento, en tan solo un par de meses podremos presenciar una discreta reducción de las arrugas, líneas de expresión y machas de la edad, que aparecen por la pigmentación del tejido, así como la resequedad propia de una piel deteriorada por el sol, las impurezas y la suciedad del ambiente, mientras mejora la elasticidad de manera significativa. Por esto, se recomienda recurrir a este suplemento especialmente después de los 40 años de edad.

Si quieres saber cuál es la manera más sana de aumentar tus niveles de esta proteína en el cuerpo, necesitas conocer sobre cuáles son los Alimentos ricos en colágeno

Otras ventajas de consumirlo

Otras ventajas de consumirlo

Por supuesto, no es solo la piel la que se beneficia del consumo de esta fibra específica, sino que, siendo tantos y tan variados sus beneficios, muchas otras zonas superficiales del cuerpo pueden obtener ventajas visibles, tanto a nivel de salud como estético. Por ello, siempre que se habla de colágeno, también es necesario mencionar estos otros increíbles beneficios.

Acción sobre el cabello

La utilización de colágeno, sin importar la fuente del mismo puede traer distintos beneficios al cabello que pueden ser observables en poco tiempo, para comenzar, la ingesta de colágeno tiene la capacidad de restaurar la salud general de tu cabello, volviéndolo más suave, sedoso y manejable. Esto se debe a que la estructura capilar se ve beneficiada por el agregado proteico que brinda el colágeno.

También logra aumentar su nivel de resistencia, haciendo que sea mucho menos quebradizo y disminuyendo la pérdida de cabello, por lo que si estás comenzando a notar que tu melena pierde volumen quizá el colágeno hidrolizado en cualquiera de sus presentaciones sea la solución que tanto requieres. Por otro lado, notarás como tu pelo tarda mucho menos tiempo en crecer, y lo hace con mucho más brillo y una apariencia saludable en general.

El colágeno en las uñas

Seguramente habrás escuchado de esmaltes con colágeno, y es que añadir un poco de proteína de colágeno a tus uñas, o comenzar a ingerir colágeno hidrolizado trae beneficios muy notorios a esta zona tan importante para todas las mujeres, los cuales podrás notar en tan solo 2 o 3 semanas después de comenzado tu tratamiento rico en colágeno.

Entre las ventajas que trae su ingesta sea cual sea la fuente en la que lo consumas, el colágeno logra disminuir la suavidad de las uñas, haciendo que sean mucho menos quebradizas que antes, y logrando que crezcan mucho más gruesas y fuertes que como lo harán sin la ayuda de tu gran aliado, el colágeno.

Pero también, de igual forma que como notarás en tu cabello, tras comenzar a ingerir colágeno, podrás observar como las uñas de tus manos y pies crecen con mucha mayor velocidad que antes, haciendo que en poco tiempo logres tener las largas, bellas y fuertes uñas que siempre has querido lucir.

Beneficios para el cutis, esa delicada piel del rostro

Cómo lo mencionamos en puntos anteriores, el colágeno juega un papel importante en la salud general de la piel, por lo que al ingerirlo comienzas a notar rápidamente los beneficios estéticos en la apariencia de tu cutis, esto se debe a que esta proteína ayuda a promover la regeneración constante de la piel,  causando una notoria mejoría en el aspecto y tamaño de los poros, así como la reducción de imperfecciones.

Otro beneficio importante para el cutis y que puede interesar a muchas personas, es la capacidad de ayudar a combatir el acné en el rostro, logrando reducir de forma satisfactoria el tamaño y presencia de granos y espinillas, pero también de las líneas de expresión y arrugas, logrando inclusive ayudar a prevenir la aparición de todos ellos.

Consecuencias de la deficiencia de colágeno en la piel

Consecuencias de la deficiencia de colágeno en la piel

Como mencionamos anteriormente, existen ciertos elementos en la piel que se pueden deteriorar si la cantidad de colágeno producida no es suficiente a la apropiada, lo que puede derivar no solo en problemas cosméticos, sino en la pérdida de factores de la salud del tejido. Esta deficiencia se puede deber a alguna enfermedad propia que causa ya sea la disminución de colágeno, o la destrucción de este dentro del tejido.

Esto último puede ocurrir debido a la acción del mismo organismo, el cual, por la alteración relacionada a los síntomas de dichas enfermedades, es capaz de reaccionar a esta molécula como un agente proteínico externo invasor, por lo que crea enzimas para eliminarlo. Sin embargo, los problemas más comunes suelen ocurrir simplemente por la edad, ya que, con los años, no somos capaces de generar la misma cantidad y calidad de esta proteína.

Dicha deficiencia es lo que causa la aparición de arrugas en la piel, manchas, marcas infrecuentes, resequedad, mala cicatrización (cuando esta se demora en ocurrir o, tras el proceso, termina como una marca anti estética, de color oscuro y textura diferente al resto de la piel). Además, muchas veces la aparición de estrías se debe también a una baja en los niveles de este, por lo que la debilidad de la dermis causa que se agriete y se desliguen los tejidos.

Otros problemas por la falta de esta proteína

Aunque para muchos, los problemas dérmicos por la falta de colágeno son bastante severos, se pueden dar otras consecuencias que ocurren por la poca presencia del mismo, como en el caso de las uñas, que se pueden tornar blandas y amarillentas, creciendo con marchas desde la raíz, o el cabello, que se puede tornar graso y perder brillo, abrirse en la zona de las puntas e incluso romperse o caerse debido a la debilidad de las raíces y las hebras individuales.

Sin embargo, son las consecuencias en la salud las que, con el paso del tiempo, suelen resentir más en las personas que sufren de esta deficiencia, presentando debilidad y dolores en las articulaciones, debido a la poca protección de los tendones y el cartílago. De igual forma, la falta de esta proteína puede significar huesos frágiles, incapaces de asimilar correctamente el calcio, así como en fallos leves en algunos tejidos internos que resientes la falta de este elemento.

Contraindicaciones de su consumo

Contraindicaciones de su consumo

Las muchas investigaciones, llevadas a cabo para demostrar la efectividad del colágeno como suplemento comercial, presentan este como un producto seguro para el consumo, que no afecta de manera negativa al consumidor. Esto es gracias a que el organismo se encarga por sí mismo, en caso de presentar demasiado de este componente, de eliminarlo sin que pueda causar ningún daño al cuerpo, además que son casi inexistes los problemas que puede generar.

Sin embargo, son los productos suplementarios en sí, más que su base de este ingrediente, los que pueden ocasionar problemas al consumidor, debido a la presencia de otros agentes integrados en la mezcla. Por ejemplo, en el caso de los ricos en calcio, no deben ser consumidos por aquellos que tengan problemas con este mineral, al igual que en los productos basados en colágeno marino, que pueden ocasionar problemas de salud a quienes sufren de alergia a los entes del océano.

Lo mismo ocurre con otros ingredientes, variados de acuerdo al fabricante del suplemento, que pueden causar efectos adversos, como el caso del Magnesio y la vitamina C que, aunque ambos son realmente buenos para el organismo, pueden ser problemáticos para personas con problemas de alergia, aunque los casos son muy poco comunes, al igual que con el Zinc.

Cómo y cuándo consumir el colágeno

Cómo y cuándo consumir el colágeno

Este complemento se puede encontrar de tres maneras, en pastillas y cápsulas para tomar, polvo deshidratado para preparar bebidas y en forma líquida, para añadir a otras mezclas, como agua o jugo, por lo que la forma de consumirlo depende de la presentación elegida a la hora de comprarla. Sin embargo, por los procesos de síntesis química llevados a cabo para producirlos, los especialistas suelen preferir las pastillas o cápsulas de este producto.

Si hablamos del momento de nuestra vida para probar un compuesto farmacéutico de esta proteína, se recomienda su consumo controlado, autorizado por un médico especialista, siempre que se presencien consecuencias en el cuerpo debido a la falta de colágeno, de las que hablamos anteriormente. Del mismo modo, es buena idea empezar a pensar a potenciar la producción del cuerpo con un suplemento después de los 40, para combatir la deficiencia debido a la edad.

Por último, si hablamos de a qué hora del día ingerir el compuesto, suele depender de la recomendación del especialista al que recurras, aunque casi siempre se debe tomar solo una dosis al día. Esta ingesta, para beneficiar con la digestión propia de nuestro sistema, es mejor llevarla a cabo a la hora del desayuno, combinando el suplemento con la comida, que ayudará a digerir de manera correcta cualquier cosa que llevemos al cuerpo.

Mejorar la síntesis de colágeno sobre la piel

Mejorar la síntesis de colágeno sobre la piel

Existe un elemento muy importante al momento de, tras consumir el producto, permitir que el organismo sintetice esta proteína; este es el caso de la Vitamina C, maravillosa por sí misma, pero vital en su combinación con el colágeno, pues prácticamente es la encargada de que nuestro cuerpo asimile de manera correcta este último. Por ello, se recomienda juntar cualquier presentación de este con jugos cítricos, aunque algunos suplementos traen este ingrediente.

Otros factores al momento de sintetizar la fibra molecular, son por ejemplo el Zinc y Magnesio, que ayuda a la incorporación del primero en los casos de la piel, del cartílago y los tendones; o el calcio, que cumple la misma función para los huesos. Además muchos fabricantes añaden, aparte de estos minerales, Ácido hialurónico y Coenzimas, como la Q10, para potenciar los resultados del producto para los consumidores.

Recomendaciones a la hora de conseguirlo

Recomendaciones a la hora de conseguirlo

Finalizamos este artículo con una última recomendación, siendo esta la búsqueda de la calidad de los productos originales, autorizados por laboratorios especializados y aceptados por el público que ya ha probado el suplemento. Por ello, se pide que no vayas a cualquier tienda a comprar un envase de dudosa procedencia, sino que te informes acerca de las mejores marcas.

Si te ha gustado nuestro artículo, no puedes dejar de leer sobre Qué es el colágeno hidrolizado y cuáles son sus beneficios

Aprovecha los múltiples beneficios del consumo de colágeno, en cualquiera de sus presentaciones, sin incurrir en los riesgos de llevarte al cuerpo productos que pueden ser peligrosos. Por ello, recurre a establecimiento dedicados a la venta de estos, con farmacéuticas capacitados en la recomendación de los mismos, o mejor aún, tras recurrir a la opinión de un médico de confianza, quien te dirá de forma definitiva si deberías consumir el producto y cual probar.