Categorías
Belleza

¿Sustituye el agua micelar al tónico?

Antes del agua micelar el mundo de la cosmética era diferente, usábamos varios productos para limpiar y desmaquillar el rostro, entre ellos el querido tónico.

Sin embargo, cuando la famosa agua micelar vio la luz, todo esto cambió, arrasó con muchos de los productos que antes usábamos, entre ellos de nuevo, el querido tónico.

Hoy en día muchas personas se encuentran perdidas entre el dilema de usar agua micelar y aparte un tónico o simplemente si esta lo sustituye y tan solo debemos usar la primera.

Por este motivo, en este artículo vamos a hablar de cada uno de ellos y de sus diferencias, además de aclarar la gran duda sobre su uso.

Antes de comenzar me gustaría dejaros por aquí un enlace que os llevará hasta un artículo donde podréis encontrar las mejores aguas micelar del mercado: Mejor agua micelar.

Agua micelar o tónico sobre mano

Lo que necesita nuestra piel

De lo primero que vamos a hablar aquí es de las necesidades de nuestra piel, como todos sabréis la piel es un órgano que al igual que los otros que tenemos necesita unos cuidados.

Se trata del más grande de todos y el que cuya función es quizás la más valiente, se encarga de protegernos de cualquier factor externo que pueda causarnos daños, es decir, es un órgano que protege a los demás órganos y al organismo en general, por lo que como imaginaréis su función es imprescindible.

Nos protege de factores externos tales como, la contaminación, los rayos del sol, el humo, cosméticos no adecuados para nuestra dermis, etc.

Para poder asegurar el buen rendimiento de la piel, debemos mantenerla cuidada y sana, ya que de lo contrario si nuestra piel está descuidada o ponemos en ella productos que nada tienen que ver con sus necesidades, lo que conseguiremos será debilitar cada vez más  la función que realiza y por lo tanto tendremos problemas en cuanto a la salud de nosotros mismos.

Por este motivo, es ideal que mantengamos a la piel a raya, cubriendo todas y cada una de sus necesidades y para ello es imprescindible saber cuales son sus necesidades, ¿cómo podemos averiguarlo?

Muy sencillo, tan solo debemos conocer nuestro tipo de piel y con ello ya tendremos la solución, para que podáis averiguarlo os hablare un poco sobre cada uno de los diferentes tipos de pieles que hay y de esta manera podréis compararlos con vuestra dermis y así conseguir saber cual es la vuestra.

Además, para mantener nuestra piel siempre sana, es imprescindible conocer a la perfección los ingredientes de cada producto que vayamos a adquirir, y asegurarnos de que estos sean sanos y adecuados para nosotros. Otra opción es la cosmética casera, os dejo por aquí toda la información sobre ella: ¿Cómo hacer un agua micelar casera?.

¿Cuántos tipos de pieles hay?

Como os he dicho, antes de empezar a contaros cosas sobre el mundo del agua micelar y el tónico, lo primero de lo que me gustaría hablaros es de cuidar nuestra piel, porque de nada sirve adquirir y aplicar en nuestro rostro cientos de productos si no conocemos que es lo adecuado para nosotros y para el buen funcionamiento de nuestra piel.

Por otro lado, es muy importante conocer nuestro tipo de piel, ya que debéis saber que es la base de cualquier proceso cosmético, sabiendo esto todo lo demás no tiene ninguna complicación, porque ya sabremos que es lo que debemos elegir con respecto a las necesidades de nuestra dermis.

Dicho esto, vamos a ver en que se diferencian los diferentes tipos de pieles que existen, estoy segura que en cuanto os hable un poco sobre el vuestro no vais a tener ninguna duda.

Piel grasa

La piel grasa es una de las más conocidas, estoy segura que en cuanto os hable un poco sobre ella vais a saber cual es rápidamente. Se trata de una piel característica con su excesiva producción de sebo, lo que le lleva a tener exceso de brillos, textura untuosa, acné, espinillas, puntos negros, etc.

Piel seca

La piel seca es igual de conocida que la anterior pero justo por ser la completa opuesta, se diferencia en su falta de hidratación, lo que hace que su aspecto sea descamado, enrojecido, etc, además de tener picores, irritaciones, etc.

Piel mixta

De entre todas las pieles, esta es quizás la más peculiar, ya que a pesar de las grandes diferencias entre las anteriores, ésta fusiona a las dos en un solo rostro, es decir, la piel mixta se caracteriza por un rostro dividido en zonas, por ejemplo la zona T (frente, nariz y barbilla) con peculiaridades de la piel grasa y el resto del rostro con las características propias de la piel seca.

Piel normal

La piel normal es sin lugar a dudas la más deseada y ansiada por todas las personas, ya que a diferencia de todas las demás, ésta es una dermis sin apenas imperfecciones, se caracteriza por su perfecto equilibrio, su textura jugosa e hidratada y su color rosado. A pesar de parecer la piel perfecta, también tiene sus necesidades y al igual que a las demás hay que cuidarla.

Piel sensible

La piel sensible es la más delicada de todas, las personas que tienen esta piel seguro que no tienen dudas, ya que más de una vez habrán sufrido de sus características. Se diferencia por sus cientos de irritaciones, alergias, rojeces, reacciones frente a productos o ambientes, picores, descamaciones, etc. Estas personas deben estar muy pendiente de los ingredientes de aquellos productos que vayan a adquirir nuevos, ya que cualquier factor puede dañarla.

Estos son todos los tipos de pieles que hay, como veis cada uno de ellos tiene sus propias características diferentes entre ellas y por lo tanto necesidades también diferentes.

Para que podáis llegar de forma rápida y segura a saber cual es vuestro tipo de piel, el proceso es muy sencillo, tan solo debéis leer detenidamente cada tipo de piel y sus características y acto seguido sentaros frente a un espejo y analizar detenidamente cada centímetro de vuestro rostro, estoy segura que en menos de un minuto habéis llegado a la conclusión del tipo de piel que tenéis.

chicas con diferentes Tipos de pieles

¿Los productos cosméticos cuidan de nuestra piel?

Después de ver las necesidades de nuestra piel y además haber encontrado nuestro tipo de dermis, y estar a punto de empezar  hablaros de la maravillosa agua micelar y el increíble tónico facial, seguramente se os venga a la cabeza la pregunta de «¿Pero realmente usando solamente estos productos estamos cuidando a nuestra piel?»

La respuesta es, que estos productos ayudarán en gran parte a mantener a nuestra piel sana, pero que sin duda no son le único paso en nuestra vida para conseguir eso.

Para mantener a nuestra piel sana, deben agruparse varios factores, que van desde acciones internas como externas. Por ejemplo, con las externas si nos referimos al cuidado diario de nuestra dermis, como el uso de cosméticos de buena calidad y con buenos ingredientes, además de efectivos resultados.

Pero no es lo único, internamente también debemos cuidarla, aquí es donde entran las acciones como la buena alimentación, la cantidad de agua que ingerimos, que mínima debe ser de entre dos y tres litros (unos ocho vasos diarios), así como evitar el estrés, que debilita y enferma a nuestra piel, entre otros factores.

Por lo tanto, volviendo al tema de si los productos cosméticos cuidan de nuestra piel, la respuesta es sí, pero con muchas objeciones, deben ser productos de buena y alta calidad, y además no solo necesitará nuestra piel eso para verse radiante, aunque sí serán una gran parte.

La gran cuestión: ¿Agua micelar o tónico?

Como os he dicho al principio, hace algunos años, justo antes de que naciera el producto estrella (agua micelar), esta duda no la había, ya que todos teníamos claro que cada producto tenía su momento en la rutina de belleza.

Pero el problema, las confusiones y el no saber que hacer vinieron luego, con la aparición en el mundo de la cosmética de la maravillosa y todoterreno agua micelar, que llegó arrasando y poniendo en duda muchos aspectos, entre ellos, la necesidad de usar tónico.

Antes de dar por finalizada esta duda, vamos a hablar detenidamente sobre cada uno de estos dos productos y todo lo que nos ofrecen cada uno, así podremos responder a esa duda con más conocimiento y además lo entenderemos todo a la perfección.

¿Agua micelar o tónico?

Todo sobre el agua micelar

He decidido hablaros primero sobre el agua micelar, para que así entendáis antes el porqué de este dilema.

Se trata de un producto cuyos orígenes nada tienen que ver con la cosmética, sino que se descubrió en el mundo de la medicina, concretamente en Francia, desempeñando la función de limpiador de heridas, es decir, los médicos usaban el agua micelar para lavar las heridas diariamente de enfermos, para así evitar una segura infección.

Su auge vino un poco después cuando se dieron cuanta de que no solo tenía cientos de propiedades como limpiador de heridas, sino que además era genial para limpiar la piel en general y que no solo limpiaba, sino que desempeñaba más funciones.

Aquí es donde viene el dilema, se descubrió que no se trataba de un producto con un único objetivo, es decir, que no realizaba una sola función, sino que realizaba más funciones, como por ejemplo, desmaquillar el rostro, limpiarlo, cerrar los poros, tonificarlo e hidratarlo.

Todo eso era capaz de hacer un simple producto, entonces muchas personas llegaron a la conclusión de que lo ideal era prescindir completamente de los demás productos y reducir la rutina a la maravillosa agua micelar. Aquí es donde entra la acción de prescindir del tónico en nuestras rutinas de belleza.

Antes de terminar y aunque os lo he contado todo sobre ella, me gustaría aprovechar para dejaros por aquí este artículo con información completa sobre este producto: Todo lo que necesitas saber sobre el agua micelar.

¿Qué la hace tan efectiva?

Después de ver todo lo que es capaz de conseguir, estoy segura que no se os puede venir otra cosa a la cabeza que la siguiente pregunta «¿cómo es capaz de conseguir todo eso un solo cosmético?

La realidad es que lo que es capaz de conseguir no lo hace por un milagro, ni es algo que no tenga explicación. Todo se lo debe a su exquisita composición, donde podemos encontrar unas pequeñas partículas que se encargan de todo ese trabajo, las micelas (de ahí su nombre)

Estas pequeñas partículas o mejor llamarlas por su nombre, micelas son las encargadas de entrar en contacto con la piel y como si de un imán se tratasen, atraer hasta ellas toda la suciedad, maquillaje, impurezas, etc de la piel, conducirlas por el agua hasta que finalmente las sacan fuera mediante el disco de algodón.

A diferencia de otros productos no arrastra la suciedad por todo el rostro, sino que la atrapa y la retira sin dejar rastro. Su proceso es tan eficaz y rápido que sin duda se ha convertido en el cosmético estrella, poniendo en duda a otros, como por ejemplo, a nuestro querido tónico.

Todo sobre el tónico

A diferencia del agua micelar, el tónico es un producto que lleva muchos más años en el mundo de la cosmética y además desde que apareció siempre ha estado en este.

De manera general es un cosmético olvidado por muchas personas, es decir, en muchas ocasiones las personas se saltan el paso del tónico y directamente no lo usan, aún así la gran mayoría si lo hace y se benefician de todas sus propiedades.

Desde siempre y hasta el día de hoy la función que desempeña el tónico en nuestra vida es imprescindible y por lo tanto el tónico era imprescindible, hasta que llegó la querida agua micelar y arrasó con él de manera inminente.

La función del tónico es equilibrar el pH de nuestra piel, ya que como sabréis siempre que ponemos cualquier producto en nuestro rostro el equilibrio de este se ve alterado y el tónico ayudará a mejorar esto, además también culmina con la limpieza facial, se encarga de cerrar los poros de la dermis y terminar de retirar algunas impurezas que se han quedado en el cutis.

Como ya hemos dicho, una función imprescindible, no obstante, muchas personas han decidido prescindir del producto, gracias a que el agua micelar nos ofrece también la realización de este proceso. De ahí el gran dilema de si estaremos haciendo bien en prescindir del tónico y sustituirlo con el agua micelar.

Todo sobre el tónico

Propiedades de cada uno de ellos

Ahora que ya sabemos con exactitud que son tanto el tónico como el agua micelar, vamos a ver que nos ofrece cada uno de ellos y entonces nos daremos cuenta realmente de que es lo que deberíamos hacer.

Una vez que hablemos sobre lo que son capaces de ofrecer uno y otro, pasaremos directamente a responder la gran duda y entonces ya aclararemos nuestra mente y las rutinas de belleza serán realmente maravillosas.

Pero primero, vamos a hablar de las propiedades de cada uno de ellos:

¿Qué nos ofrece el agua micelar?

El agua micelar es ese producto al que todos llaman «todoterreno» o también con el título de «todo en uno«, solo con esto ya imaginamos que lo que nos ofrece no es ninguna tontería, sino que es todo lo contrario. Tiene innumerables usos, algunos de ellos nada que ver con la piel, os sorprendería conocerlos. Para ello os dejo por aquí este artículo donde os hablo de todos ellos: Usos del agua micelar.

Ahora mismo, aquí vamos a hablar de lo que es capaz de  hacer en nuestra piel, así que por lo tanto estad atentos y no os perdáis ningún detalle:

  • Acción de desmaquillar

¿Cuántas veces habremos buscado desesperadamente un producto que desmaquillará nuestro rostro de manera efectiva y sin tener que pasar cintos de veces el algodón por la zona maquillada?

El agua micelar nos ofrece justamente eso, es capaz de eliminar todo el maquillaje (sin importar como sea) de una o dos pasadas como mucho, si este es waterproof. Lo hace sin irritar la piel y puede hacerlo en todos los tipos de pieles, todo ello gracias a que sus ingredientes son todos maravillosos y totalmente inofensivos para el trato en cualquier dermis.

  • Limpieza facial 

A la hora de limpiar la piel se lleva la medalla de oro, es capaz de limpiarla de manera profunda y efectiva. Se recomienda usarla diariamente y además gracias a su respeto hacía la piel en cuanto a sus ingredientes podemos usarla más de una vez al día, incluso más de dos si lo necesitamos.

Además de ofrecer una limpieza profunda que dejará nuestro rostro impoluto, nos estará beneficiando hasta el punto de dejar la piel completamente preparada para una mejor absorción de los siguientes cosméticos.

  • Respetuosa con la piel

Como ya os he recalcado en los puntos anteriores, quizás lo que la hace tan maravillosa es su composición, la cual es completamente respetuosa con todas las pieles, gracias a que no contiene sustancias como alcoholes o otras del mismo estilo, tan perjudiciales para la salud y el estado de la dermis.

Además un claro ejemplo es lo que os conté al principio del artículo, su origen se encuentra en la medicina, para limpiar y ayudar en la curación de la heridas, así que solo con esto nos podemos hacer una idea de lo inofensiva y respetuosa que es con la piel.

  • Tonificar el cutis

Efectivamente este es el gran dilema, el agua micelar nos ofrece la función del tónico. Ayuda a equilibra el pH de la piel gracias a la función que desempeñan las famosas micelas. Además de contribuir a cerrar los poros y a limpiar la piel por completo.

  • Hidratación 

Además de todo lo que ya es capaz de conseguir, también nos beneficiará terminando la rutina con una hidratación completa. No importa que tipo de piel sea, le ofrecerá los parámetros exactos de la hidratación que cada dermis necesita, por lo que las personas con la piel grasa no deben preocuparse, ya que no empeorará en ningún caso la apariencia de esta.

  • No necesita aclarado

Lo más sorprendente de todo y lo que la hace ultra cómoda es este aspecto, podemos usarla en cualquier momento y cualquier lugar, sin necesidad de que tengamos que aclarar el rostro.

Por todo esto, es un producto maravilloso, además de completo y cómodo. Como podéis ver, tan solo usando un agua micelar podríamos conseguir prácticamente todo lo que necesitamos en una rutina diaria.

Propiedades del agua micelar

¿Qué nos ofrece el tónico?

En segundo lugar, nos toca hablar del tónico, ya hemos visto con detenimiento y de manera extendida todo lo que nos ofrece el agua micelar, así que ahora vamos a ver que es lo que hace el tónico y entonces acto seguido llegará el momento de responder a la gran pregunta.

Atentos, no os perdáis ningún detalle de las funciones de nuestro querido tónico:

  • Equilibrar el pH de la piel

Como sabréis esta es su principal función, aunque tiene otras más, de lo primero que se encarga y lo que más llama su atención es de esto.

Hoy en día aplicamos cientos de productos en nuestra piel, cosméticos de todo tipo y con objetivos diferentes, por lo tanto a causa de esto, nuestra dermis sufre y se ve alterada, por lo que es completamente necesario que el tónico equilibre los parámetros de esta.

  • Ofrece elasticidad a la piel

Para equilibrar nuestra piel, el tónico penetra en nuestra dermis cientos de propiedades que a su vez va consiguiendo más cosas, como por ejemplo el hecho de ofrecer una mayor elasticidad a la piel, viéndose está mucho más bonita y joven.

  • Ofrece calma a la dermis

La piel no solo necesita propiedades para verse bonita como elasticidad, brillo, textura sedosa, etc, también necesita calma para que todo este en orden y el tónico nos la ofrece, aspecto que agradecemos enormemente, sobre todo las personas con la piel más sensible.

Además también ofrece una sensación de frescor y confort única.

  • Limpieza facial

Al igual que el agua micelar, una de las funciones principales (junto con equilibrar el ph) del tónico es la limpieza del rostro, es un producto que atrapa las impurezas que se encuentran en las zonas de más difícil acceso de nuestra piel y las retira.

También (al igual que el agua micelar) nos dejará el rostro preparado para los cosméticos que vayamos a poner en el cutis con posterioridad.

  • Cierra los poros

Además de limpiar y equilibrar la piel, otro de los aspectos más famosos y queridos de este maravilloso producto es que nos desobstruirá y a la misma vez cerrará los poros del rostro.

El tónico junto con otros productos que incluimos en la rutina diaria de belleza nos ofrece una cara libre de poros visibles o dilatados.

Propiedades del tónico

Desenlace final, ¿es buena idea sustituir el tónico por el agua micelar?

Para finalizar con este gran artículo donde hemos hablado de la vida de dos grandes cosméticos, como son el agua micelar y el tónico y de todo lo que nos pueden ofrecer ambos, lo único que nos queda es dejar claro el gran dilema que hay entre ellos desde hace años.

Lo primero que os diré es que no, no es buena idea sustituir el tónico por el agua micelar, aunque ésta realice la función de tonificar la piel, os explico el porqué.

El agua micelar es capaz de tonificar la piel, pero sin embargo no lo hará de manera tan profesional como lo haría el tónico, un producto especialmente diseñado para realizar esa función. Por lo tanto, es cierto que para algunas ocasiones, podemos hacerlo solamente con agua micelar pero si lo que buscamos es un proceso mucho más profesional, os aconsejo no sustituirlo nunca y por lo tanto hacer uso de los dos cosméticos.

En definitiva, si tenemos dos cosméticos maravillosos a nuestro alcance, ¿por qué tendríamos que renunciar a uno de ellos, pudiendo usar los dos y conseguir una completa rutina que nos dejará el rostro como nuevo? Aunque también existen productos que tienen las propiedades del agua micelar y el tónico juntos, entonces ya es diferente, pero si sólo es agua micelar, entonces no es mejor cambiarlo.

Aquellos momentos en los que tengáis más prisa, podéis usar sin problemas el agua micelar y prescindir totalmente del tónico y de los demás cosméticos, pero si tenéis tiempo, lo ideal es aprovechar las propiedades de ambos productos.

Espero que toda esta información os haya servido de ayuda para comprender todo este gran dilema que hay desde hace años y que a partir de ahora podáis disfrutar de los dos por igual.