coco

¿Cuántas veces habéis visto al ir al supermercado el aceite de coco, habéis querido comprarlo pero no lo habéis hecho porque no sabéis que hacer con él realmente?

Es un producto que hace algunos años pasaba por alto pero hoy en día lo escuchamos en tantas partes y vemos que tiene varios ámbitos, como son la alimentación y la cosmética.

Sí, podemos usar aceite de coco tanto para cocinas nuestras comidas favoritas de manera sana y además también podemos hacerlo para tratar con nuestra piel.

Os voy a hablar en este artículo sobre este maravilloso aceite y todas sus propiedades, concretamente como desmaquillante.

Pero antes os dejo por aquí un artículo donde os hablo de los mejores aceites desmaquillantes del mercado: Mejores aceites desmaquillantes.

Aceite de coco

El maravilloso aceite de coco

Seguro que sentís mucha curiosidad sobre esta sustancia, ya que no hay nada más bonito y deseado que hablar de un producto completamente natural y descubrir que es tan maravilloso y tan rico en propiedades.

El aceite de coco es una sustancia como bien hemos dicho ya completamente natural y vegetal, se consigue mediante el aplastamiento de la pulpa de la propia fruta, el coco.

Como os he dicho es un producto lleno de propiedades y beneficios para múltiple ámbitos de nuestro organismo, tanto interno como externo, aunque su uso en la cosmética no es tan antiguo como en el de la alimentación. Aunque hoy en día, podemos decir que cada vez tiene más auge en la cosmética.

Su pasado

No podía pasar por alto este aspecto, ya que aunque hoy sea tan querido y resulte maravilloso y lleno de propiedades, su pasado no tiene nada que ver con todo esto.

En sus orígenes el aceite de coco muy lejos de ser querido y deseado, se catalogó como un aceite de baja calidad y perjudicial para la salud.

Las personas pensaban que si consumían aceite de coco  su colesterol iba a subir por las nubes y que esta era la principal causa de los problemas del corazón. Por esta razón fue «el aceite de baja calidad y dañino para la salud«, el más barato y el que nadie quería, excepto las personas con bajos recursos.

Sin embargo, con el pasar de los años, nos hemos ido dando cuenta poco a poco que toda esa creencia había sido un error y que muy lejos de hacer daño o ser el causante de la subida de colesterol, el aceite de coco tan solo nos aportaba beneficios y cientos de propiedades.

Así es como lo conocemos hoy en día y es por este el motivo, de todo su auge y fama, además de su subida de precio y de catalogarse hoy en día, como uno de los mejores aceites.

Propiedades del aceite estrella

Os he estado hablando constantemente en lo que llevamos de artículo de sus cientos de propiedades, así que no podía irme sin hablaros de ellas, así podréis entender el porqué de su alta fama.

En este caso os voy a hablar de lo que es capaz de conseguir en nuestra piel, aunque esto no es todo, ya que como sabéis también se ingiere y en ese otro ámbito tiene otras cientos de propiedades más.

No obstante, ahora mismo nos vamos a centrar en lo que es capaz de hacer al momento de entrar en contacto con nuestra dermis.

  • Maravilloso desmaquillante

La verdad es que esto es lo que más nos interesa, y os tengo que decir que es capaz de desmaquillar el rostro con mucha eficacia.

De los desmaquillantes naturales, el mejor sin lugar a dudas es el aceite de coco, es capaz de retirar todo el maquillaje de una sola pasada, incluidos aquellos más resistentes o los llamados waterproof, incluso la máscara de pestañas de esta línea.

Además de su efectividad, no hará daño en la piel ni la irritará de ninguna manera, se trata de una sustancia natural que no tiene ningún ingrediente dañino. Podemos usarlo tranquilamente por la zona del contorno de los ojos y labios.

  • Gran hidratante

Este es otro de los usos donde tiene más protagonismo, muchas personas deciden hidratar su piel tan solo con el querido aceite de coco, ya que además de desmaquillar, irá hidratando la piel zona a zona.

No solo es bueno para hidratar el rostro, si no que podemos usarlo para hidratar todo nuestro cuerpo, de piel a cabeza y ya hay muchas personas que lo hacen, obteniendo como resultados una piel tersa y sedosa.

Ya de por sí los aceites son muy hidratantes, pero especialmente el aceite de coco lo es quizás un poco más, gracias a su composición de ácidos grasos.

Muchos expertos recomiendan que lo usemos después de una ducha, con la piel seca pero un poco húmeda (aunque podéis usarlo siempre que queráis). Las manos agrietadas son algo con fácil solución gracias a esta maravillosa sustancia.

  • Evita las estrías

Todos sabemos que las estría son algo natural de nuestro cuerpo y que no tienen nada de malo, ni siquiera simbolizan que estemos enfermos, todo lo contrario, son etapas que nuestra piel ha ido pasando a lo largo de nuestra vida y aunque a muchas personas no les importa lucirlas, incluso les gusta, hay otras que piensan que físicamente es un aspecto desagradable para ellos.

El aceite de coco gracias a que le aporta a la piel grandes niveles de hidratación, consigue que está al estar más nutrida sea más elástica y por lo tanto estaremos evitando la aparición de las estrías con los cambios en nuestra dermis.

Cada día debemos aplicar un poco en aquellas zonas donde tengamos estrías o seamos propensos a su aparición.

  • Alivia las quemaduras solares

¿Cuántas veces habéis ido a la playa y sin daros cuenta pasáis más tiempo en el sol de la cuenta y al llegar a casa veis que estáis rojos como un tomate?

Lo primero que os tengo que decir que debemos evitar esto a toda costa, ya que quemarnos no es ninguna tontería y a la larga podemos sufrir problemas de salud. Pero si alguna vez nos ha pasado, el aceite de coco nos salvará de todo el proceso doloroso.

Con aplicar un poco de aceite de coco en las zonas quemadas veremos como el dolor y el quemazón se van aliviando considerablemente.

  • Combate los labios agrietados

Seguro que los días de frío teméis despertaros o llegar a casa con los labios agrietados y despellejando, es algo que le pasa a todo el mundo y que el aceite de coco tiene una solución.

Lo ideal es llevar en el bolso siempre un botecito pequeño con aceite de coco, cuando lo necesitemos cogemos un poco, lo calentamos antes con las manos y lo ponemos como si fuese un cacao normal.

En el momento que lo pongáis en la piel del labios vais a notar como desaparece esa sensación de tirantez y sequedad y es todo un alivio.

  • Cabello suave y sedoso

Aunque el pelo no es piel, el aceite de coco puede conseguir tanto en el cabello que he decidido hablaros brevemente de ello.

Una vez a la semana es ideal usar el aceite de coco como acondicionador, debido a su riqueza en nutrientes y propiedades, conseguiremos una textura sedosa digna de anuncio.

Además conseguiremos también un extra de potencia en el crecimiento del cabello. Eso sí, lo ideal es dejar actuar durante todo un día o una noche y aclararlo al día siguiente, por esto debemos hacerlo en un momento en que no tengamos que salir de casa.

Todos estos son algunas de las propiedades de tantas que tiene esta sustancia.

Propiedades del aceite de coco

La alimentación

Como os he nombrado ya en varias ocasiones, el aceite de coco no solo se usa en cosmética, sino que tiene una gran importancia en el mundo de la alimentación y como hemos visto antes, su historia en este ámbito ha tenido dos extremos, ha pasado de ser «el aceite dañino para la salud» a ser «uno de los aceites más sanos para cocinar», como veis todo es cuestión de conocer un poco más.

Es cierto que este tema no nos interesa demasiado en el hecho de desmaquillar el rostro, pero yo soy muy fan de conocer a la perfección la sustancia que estoy poniendo en mi piel y para ello es necesario conocerlo todo.

Seguro que habéis visto que el aceite de coco se encuentra en la zona de la alimentación en cualquier supermercado, más concretamente en la zona de los aceites para cocinar.

Su uso es muy sencillo, de la misma manera que usamos el aceite de oliva podemos usar el de coco, recibiendo de él muchos beneficios como por ejemplo, mejorar el estado del corazón, el metabolismo, el rendimiento cerebral, la diabetes y además combate las bacterias que entran en nuestro organismo.

Además de todo lo que nos ofrece, tengo que deciros que al cocinar con este aceite las comidas salen riquísimas, además de sanísimas y llenas de nutrientes, así que ha llegado el momento de abrir el paladar a nuestro querido aceite de coco.

Conocer y cuidar nuestra piel

Ahora que ya hemos visto todas las propiedades del aceite de coco para nuestra piel (y además tenemos pendiente probarlo en nuestras comidas) me gustaría hablar de la necesidad que tiene nuestra dermis para que la cuidemos diariamente, donde entra entre otras cosas, la acción de desmaquillar el rostro.

La piel como todos sabréis, aunque siempre me gusta recordarlo, es un órgano de nuestro cuerpo que además de ser el más grande de todos, desempeña una función esencial para el desarrollo de nuestra vida. Es la encargada de protegernos frente a factores externos, como por ejemplo la contaminación, el humo, los rayos del sol o incluso aquello cosméticos que ponemos sobre nuestra piel y que no hemos pensado muy bien si son los más adecuados para ella.

Por este motivo, necesita que la escuchemos, entendamos sus necesidades y finalmente la cuidemos como se merece. Ya que si no lo hacemos ésta se irá debilitando poco a poco y con ella su efectividad a la hora de protegernos.

Para llegar a saber las necesidades de nuestra dermis, el factor principal, más importante y que sin él no podríamos conseguir nada, es el hecho de conocer nuestro tipo de piel. Si sabemos esto, todo lo demás ocurre de manera sencilla y fluida.

Debéis saber que existen cinco tipo de pieles, la grasa, la seca, la mixta, la sensible y la normal, cada una de ellas con sus propias peculiaridades y necesidades. No es lo mismo un producto o un tratamiento para una piel seca que para una piel grasa.

De entre ellas, debéis encontrar la vuestra y para ello tan solo debéis analizar vuestro rostro con detenimiento y tranquilidad. Conociendo las características de cada piel, llegaréis rápidamente a la vuestra y cuando lo hagáis podréis decir que tenéis prácticamente la mayor parte del proceso hecho.

Mantenerla limpia es el otro paso imprescindible, muchas personas tienen esta gran duda y es que no saben si limpiar y desmaquillar es lo mismo o por el contrario no tienen nada que ver. Y aunque lo cierto es que son procesos diferentes, se complementan al cien por cien. Si tenéis más dudas podéis visitar estar artículo: ¿Limpiar y desmaquillar es lo mismo?

Así que si todavía no conocéis vuestra piel, os aconsejo que lo hagáis cuanto antes.

Importancia de mantener el rostro desmaquillado

Lo primero que haré será dejaros por aquí un artículo con los mejores desmaquillantes del mercado: Mejores desmaquillantes.

La piel es un órgano, eso ya lo sabemos, y como todos los órganos de nuestro cuerpo necesita regenerarse y limpiarse de todo para florecer cada día.

Nuestra piel lleva a cabo la regeneración normalmente durante la noche, cuando nuestro cuerpo y mente entran en un profundo sueño y relax. Este proceso consiste en eliminar todas aquellas células muertas de la piel mediante los poros y dar lugar a otras nuevas.

Hasta aquí todo bien, el problema viene luego, cuando nuestro deseo de maquillar el rostro nos inunda y la pereza de limpiar el rostro antes de irnos a dormir hace acto de presencia.

Imaginad como se encuentran los poros en este caso, taponados y obstruidos con todo el maquillaje de todo el día más todas las impurezas y suciedad que se han ido acumulando en la dermis, por lo que el proceso de regeneración de la piel se verá afectado por todo esto, siendo imposible que se realice y con el paso del tiempo, dando lugar a problemas.

Sin embargo, si llegamos a casa después de todo el día maquillados, y aún cansados nos mentalizamos que solo serán cinco minutos y que nuestra piel nos lo agradecerá el resto de la vida, luciendo única y radiante. Desmaquillamos el rostro, nos relajamos y nos vamos a la cama con el cutis impoluto, el proceso de regeneración será satisfactorio y por lo tanto lejos de lo problemas tan solo conseguiremos beneficios y buenos resultados.

Por todo esto es muy importante que mantengamos el rostro completamente desmaquillado y limpio cada día, que adoptemos una rutina diaria y que no la saltemos nunca. El aceite de coco nos va a ayudar enormemente con todo esto, ya que es un gran desmaquillante para nuestra piel.

Aunque seguiremos hablando del aceite de coco, porque todavía me quedan cosas por contaros, tengo que deciros que existen otros productos capaces de desmaquillar el rostro con técnicas y formatos diferentes, si os interesa y queréis descubrirlo os voy a dejar por aquí un artículo con toda la información: Todos los productos con los que te puedes desmaquillar.

Importancia de desmaquillar la piel

¿Puede usar todo el mundo el aceite de coco sin importar el tipo de piel?

Esta pregunta la he escuchado cientos de veces, muchas personas reacias a poner en su piel un aceite, sobre todo aquellas que tienen una piel grasa o mixta, pensando que el aceite de coco les empeorará el rostro.

Es cierto que cada piel es un mundo y por lo tanto no todas necesitan lo mismo, por este motivo debemos conocer previamente nuestro tipo de dermis y saber que es lo más adecuado para ella.

Sin embargo, para hacer uso del aceite de coco no debe preocuparnos (entre comillas) nuestro tipo de piel, ya que se trate de la que se trate esta sustancia va a ofrecer cientos de beneficios y propiedades sin ni siquiera irritar un poco la dermis.

Por lo que la respuesta está muy clara, a pesar de las grandes diferencias entre las pieles y las necesidades de cada una de ellas, esta sustancia va a ser apta para todos los tipos de dermis y por lo tanto todo el mundo puede usarlo.

Beneficios de desmaquillar con aceite de coco

A estas alturas tenemos muy claro los cientos de beneficios que tiene el aceite de coco, pero no nos habíamos parado a hablar de lo que realmente nos interesa, ¿cómo es el aceite de coco a la hora de desmaquillar? y ¿qué beneficios nos ofrece?

Ya sabemos que desmaquillar la piel es algo diario y que no se nos debe pasar nunca, debemos cambiar el chip de esa pereza que nos da y pensar en el bien de nuestra piel y de nosotros en general. Por lo tanto esto significa que estaríamos poniendo el aceite de coco todos los días en nuestro cutis, y que de esta manera estaríamos recibiendo diariamente todos los beneficios de los que os voy a hablar ahora:

  • Limpieza profunda: Con el contacto en la piel, el aceite de coco irá limpiando cada zona del rostro, eliminando todo lo que encuentre a su paso, como impurezas, células muertas, maquillaje, etc. Ofrecerá una piel completamente lisa y libre de suciedad.
  • Previene la aparición del acné: Esta sustancia cuenta con un ingrediente que lo hace especialmente único, el ácido laúrico, natural y beneficioso para las pieles más propensas a la aparición de granitos o acné. En muchas ocasiones, cuando procesan este aceite para venderlo extraen este ácido y por lo tanto no estaríamos recibiendo este beneficio, es importante asegurarnos que lo contiene.
  • Riqueza de nutrientes: Es un producto tan rico en nutrientes que, cada movimiento hagamos en nuestra piel con esta sustancia lo estará impregnando todo, penetrando hasta lo más profundo de nuestra dermis.
  • Propiedades calmantes: Las personas con la piel sensible son muy afortunadas de usar este producto para tratar su piel, ya que además de no irritar estarán recibiendo cientos de propiedades calmantes que mejoran su aspecto y salud.
  • Ideal para el contorno de ojos: Se trata de un aceite que es totalmente respetuoso con la piel y sobre todo con esta delicada zona, por lo que podemos usarlo para desmaquillar los ojos sin problemas, es más, si cayese un poco de aceite dentro de nuestros ojos tampoco sería un problema.

Todos estos son los beneficios que conseguiremos usando el aceite de coco para desmaquillar nuestro rostro. ¡Estoy segura que estáis deseando hacerlo!

Desmaquillar correctamente con aceite de coco

En estos momento estaréis ansiosos por usarlo cuanto antes, y es por esto que quiero daros algunos pasos fundamentales a la hora de usar nuestro querido aceite de coco para desmaquillar nuestro rostro.

Es importante que sepáis que el aceite de coco dependiendo de la época del año, variará en cuando a solidez. En verano con el calo se mantendrá líquido (como un aceite normal), sin embargo en invierno con el frío se solidifica y se vuelve como una pasta sólida. Que rápidamente se vuelve líquida al entrar en contacto con nuestras manos.

  1. Primer paso: Dependiendo de su estado, vamos a ponerlo en las manos si está solido y frotamos hasta calentarlo y que se convierta en líquido, y si su estado es líquido este paso nos lo saltamos.
  2. Segundo paso: Ponemos el aceite de coco en un disco de algodón y vamos aplicándolo en la piel con movimientos circulares por todo el rostro (incluidos ojos).
  3. Tercer paso: Si nuestra piel es seca, vamos a terminar aplicando cualquier agua de extractos esenciales. Sin embargo si nuestra piel es grasa, es necesario que aclaremos el rostro con abundante agua, así retiraremos todo los restos de aceites.

Esto es todo lo que debemos realizar para usar de manera correcta un aceite de coco como desmaquillante, como veis son sencillos y rápidos de hacer.

A la hora de la elección es muy importante que nos fijemos bien en que sea aceite de coco puro y que no esté refinado, ya que perdería muchas de sus propiedades.

Si tenéis otro desmaquillante en casa y no sabéis muy bien como usarlo o incluso si se trata de un aceite de coco, también te puede servir de ayuda este artículo donde se explica con todo detalle: Pasos para desmaquillar el rostro correctamente.

Cosmética casera

La cosmética natural y casera

No quería terminar sin hablar sobre la cosmética natural y la casera, como podéis comprobar este artículo lo hemos dedicado completamente a un producto de origen cien por cien natural, se extrae de la pulpa de una fruta que encontramos en la naturaleza.

Con esto quiero recordar que usando productos de origen natural podemos conseguir los mismo o incluso mejores resultados a la hora de cuidar de nuestra piel, respetando al máximo el planeta, su sostenibilidad y por supuesto a nosotros y nuestra piel.

Lo mismo pasa con la cosmética casera, con cientos de beneficios por ofrecernos y siendo siempre una opción maravillosa, os dejo por aquí información sobre como podéis conseguir un desmaquillante casero: Pasos para hacer un desmaquillante casero.

Y hasta aquí hemos llegado con el maravilloso mundo del aceite de coco, espero que os haya servido de ayuda y podáis ¡disfrutar de él en su plenitud!